H-D Road Glide y Street Glide

H-D Road Glide y Street Glide: Un cómodo viaje

Paulino Arroyo

5 votos

Viajar tiene siempre un componente que parece que, en ocasiones, olvidamos: el vehículo modifica el destino. Si alguien responde afirmativamente a la pregunta, ¿te gusta viajar? La siguiente pregunta debería ser… ¿A pie, en bicicleta, en coche, en tren, en avión o… en qué tipo de moto?

En Touring por Croacia

He viajado gracias a Harley-Davidson alternando tramos con sendas H-D Road Glide y Street Glide. En total unos 500 km por Croacia (las Sportster ocuparon buena parte de ellos y solo han sido 300 Km sobre los modelos Glide). Esta jornada de pruebas me ha dado una idea muy aproximada de lo que significa ampliar horizontes con dos modelos de la gama Touring de H-D, aunque, repito… 300 km son pocos. Un largo viaje sería el mejor modo de ponerlas a prueba.
Las carreteras croatas próximas a Split tienen un encanto especial con poco tránsito en cuanto nos alejamos de las zonas más turísticas. La meteorología es cierto que nos ha obsequiado con un tiempo primaveral ideal para rodar en moto, consiguiendo que la frase Ride, Ride, Slide, con la que nos recibió H-D se cumpliera en su totalidad, con actividades distintas cada jornada. Y una de ellas fue probar estos dos modelos de la familia Touring.

H-D Road Glide
ver galeríaH-D Road Glide y Street GlideHarley-Davidson Road GlideEl carenado anclado directamente al chasis –con profusas entradas de aire regulables- distingue claramente el modelo Road Glide, pues se diferencia con facilidad del tradicional Batwing de la Street Glide. El del modelo Road Glide incluye doble faro con tecnología Led Daymaker y es de mayor tamaño. No gira solidario a las tijas y su aspecto es, cuando menos, inconfundible, aunque pueda ser definido también como intimidante, por su tamaño y no tanto por su forma de “morro de tiburón”. Por lo demás ambos modelos comparten un alto nivel de equipamiento, desde el equipo de música Infoocio Boom! Box 6.5 Premium a frenos y amortiguación y motor, el Milwaukee-Eight 107 de ocho válvulas, cuatro por cilindro y 1.745 cc, con seis relaciones de marcha y transmisión por correa que entrega más de 15 Kgm de par a 3.250 rpm.
Aunque por su presencia y, más aun si conoces la cifra de 372 Kg de peso en seco, pueda parecer lo contrario, estas H-D no son difíciles de conducir. Apoyar ambos pies en el suelo ayuda a coger confianza, pues el asiento se encuentra a 695 mm de altura. La longitud total es de 2.430 mm (como anécdota 2 cm más corta que su hermana Street Glide), mientras que la distancia entre ejes es la misma, de 1.625 mm. Con un ángulo de dirección de 26º y un avance de 173 mm –de 170 mm en la Street Glide- aquí se acaban las diferencias en la parte ciclo. Bueno… no es del todo cierto… la llanta delantera del modelo Road Glide es de 19” -de 18” en la Street Glide-, con neumático 130/60. Detrás si que son idénticas con 180/65-16. Estas pequeñas diferencias son apenas imperceptibles durante la conducción. Te puedes sentir más identificado, incluso a priori, con una u otra pero no marcarán la decisión de compra.
El buen comportamiento de marcha se debe a las modificaciones en el chasis que H-D ha adoptado a lo largo de los últimos años y también en gran medida a las mejoras en la frenada y las suspensiones. De ahí las pinzas de cuatro pistones de 32 mm mordiendo la pareja de discos delanteros. Sobre el disco trasero actúa una pinza idéntica a la delantera y ambas están conectadas electrónicamente (con el sistema Reflex Linked Brembo) por lo que actúan al unísono, tanto si accionamos el freno del disco trasero como el del delantero. Para la suspensión delantera se confía a una robusta horquilla de doble válvula interna que consigue filtrar las irregularidades de las carreteras croatas… sin hundirse en exceso en las frenadas. Y detrás una pareja de amortiguadores de fácil regulación en precarga de muelle y sin necesidad de herramientas se encargan de la suspensión.
Su precio parte desde los 29.500 € el acabado Vivid Black. Es de 29.750 € con el acabado en color y asciende a 30.500 € si optamos por el Hard Candy Custom.

H-D Street Glide
ver galeríaH-D Road Glide y Street GlideHarley-Davidson Street GlideEl perfil inconfundible de la Street Glide se lo debemos, en primer lugar al carenado Batwing anclado directamente en el manillar. Es su sello, el mejor modo de reconocerla e identificarla entre las Touring de Harley-Davidson, pues sus hermanas Road Glide Ultra y Ultra Limited incorporan un gran baúl que las hace inconfundibles. En este caso disponemos de dos alforjas de fácil apertura con una sola mano, posible incluso desde el puesto de conducción, pero cuya capacidad es limitada.
El carenado Batwing –en este caso con pantalla baja- incluye unas entradas de aire practicables que podemos accionar desde el puesto de conducción y cuya función es disminuir la entrada de aire frío, pero también, evitar el efecto de vacío tras la pantalla y la succión que ejerce el amplio frontal. Por el contrario este favorece la audición de la música que nos aporta el sistema Infoocio Boom! Box 6.5 Premium cuya presencia se hace palpable tras girar el mando del contacto que ejerce de llave.
Una pantalla táctil de 165 mm y a todo color se ilumina ante nuestros ojos y nos da la bienvenida. Con este sistema podemos realizar llamadas pues se activa por voz, a modo de móvil con manos libres, pero los usos más generalizados son, sin duda la elección de nuestra emisora preferida, la reproducción de archivos multimedia y el sistema de navegación. La calidad del sonido es más que notable a las velocidades habituales y el volumen se incrementa o desciende a medida que nos movemos, incluso podemos retirar y detener la lectura de nuestro USB con un interruptor Mute situado muy a mano. Este es el primer paso… elegir nuestra música preferida. Pero viajar en moto es otra cosa.

Sobre carreteras croatas
ver galeríaH-D Road Glide y Street GlideHarley-Davidson Street GlideEn el entorno turístico con el tráfico habitual de esas zonas colapsadas en época estival tal vez los 376 kilos en orden de marcha de la Street Glide no sean los más adecuados para moverse en esas condiciones, pero por el contrario la altura de asiento, de 695 mm, facilita las maniobras a baja velocidad. También hay que mencionar que la agilidad de estas grandes motos se deben a su centro de gravedad muy bajo y a que es posible girar en poco espacio. En el caso de la Street Glide en parte por los 26 grados del ángulo de dirección y el avance de 170 mm. Hay que reconocer que 2.450 mm de longitud total y los 1.625 mm entre ejes no son pocos pero tampoco son cifras que dificulten la conducción en exceso. Aunque en carretera abierta es donde mejor nos demuestra sus cualidades.
Ambas motos comparten el motor Milwaukee-Eight de ocho válvulas, cuatro por cilindro, de 107 pulgadas o 1.745 cc y este es el responsable, tanto en aceleración como en recuperación de las buenas sensaciones de conducción. Pero tan importante es el cuánto como el cómo y lo consigue sin vibraciones, de modo lineal gracias en buena parte a la cifra de par a bajas vueltas, más de 15 kgm a solo 3.250 rpm y todo ello con un consumo estimado por la marca de menos de seis litros a los 100 km que permite que, con los 22,7 litros de capacidad, supere los 300 kilómetros de autonomía.

Medidas de neumáticos, frenos y amortiguadores
ver galeríaH-D Road Glide y Street GlideHarley-Davidson Street GlideEl neumático delantero es un 130/70-18 mientras que el trasero es un 180/65-16 una pareja que se complementa muy bien, visto lo visto en carretera abierta y en curvas de todo tipo de radio. La mejora a nivel de la parte ciclo de las grandes touring de H-D se debe a los refuerzos en las zonas del chasis más vulnerables, algo que ya se tuvo en cuenta incluso antes de aparecer las mejoras que implicaron el Proyecto Rushmore. Y esto implicó también mejoras a nivel de frenos, montando pinzas de cuatro pistones de 32 mm que aportaban no solo más potencia si no también la capacidad de modular esta, dosificando la frenada. El ABS junto al sistema Reflex Linked Brembo une ambos frenos de modo electrónico por lo que se produce al accionarlos un reparto de la frenada.
Y si en el chasis y en los frenos las actuales H-D son motos que se muestran fáciles de conducir, las suspensiones siguen esta tendencia con progresividad tanto delante como detrás. Ahí dos amortiguadores traseros regulables a mano –sin herramientas- y delante una horquilla robusta de doble válvula filtran bien desde pequeños rizados a grandes baches incluso en curva. Pero no olvidemos los 400 kg con conductor y equipaje que, en esas situaciones, conviene tener en cuenta en cualquier motocicleta.
El precio básico del modelo Street Glide es de 29.100 €, el de un único faro…

Turismo en moto
ver galeríaH-D Road Glide y Street GlideHarley-Davidson Road GlideLas sensaciones sobre el asfalto de carreteras desconocidas y hago hincapié en ello, es distinto al de aquel en el que rodamos a diario, y no me refiero tanto a sus cualidades de agarre y estado. Existen otros aspectos más o menos intangibles, pues no todos los países mantienen o habilitan por igual los arcenes, señalizan los cruces, las curvas, los peligros puntuales y hay que familiarizarse con ese nuevo modo de “vivir” la carretera.
Aunque han sido pocos los kilómetros recorridos con la Road Glide y la Street Glide -300 km no son muchos-, Croacia se me antoja un destino muy recomendable. La costa junto al Mar Adriático tiene una orografía que me resulta familiar, con notable parecido a algunos puntos de la costa Mediterránea por lo que el clima y por lo tanto la vegetación también son comparables.

Y la alimentación reconocible, sabrosa… empecé hablando sobre viajar y acabo haciéndolo de gastronomía, pero además espero haber conseguido transmitir lo fácil que resulta hacerlo de modo relajado, dejarse llevar por un modo de conducción sosegado y descubrir parte de un país con estos modelos de HD, la Street Glide y la Road Glide, dos significativos modelos de la familia Touring de Harley-Davidson.

5 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...