Harley Davidson Sportster Iron 1200 2018

Harley Davidson Sportster Iron 1200: Los números no mienten

Víctor Maciel

Como amante del custom que soy, que vive rodeado de tíos a los que les van las R, suelo adornar mis artículos con cientos de alegatos que rozan lo indefendible para discutir algo que en realidad no tiene discusión. Y sobre nueva Sportster Iron 1200 lo que no tiene discusión son algunas cifras a compartir con vosotros...

A los que les gustan las R no voy a convencerles de un carisma difícil de cuantificar, ni van a entender esta moto mejor por mucho que yo se lo explique desde mi punto de vista. Y a los que nos gusta el custom, puede que muchos de mis argumentos “de venta” les sean superfluos. Después de todo, no hace falta convencer a quien ya está convencido.
Por eso esta vez lo he hecho diferente. He reservado el vídeo para mis alegatos y voy a destinar este texto a los fríos y duros datos. ¡Si se os hace muy pesado… id a ver el video!

30 años

¡Hace 30 años que Harley fabrica la Sportster 1200! Es un número sí, y aún así es difícil de poner en contexto. Para que os hagáis una idea: Robert Palmer lanzaba Simply Irresistible, Fiat vendía la primera generación del Panda… y la Sagrada Familia era una capilla en construcción. Vale, a lo mejor estoy exagerando… pero el ´88, que musicalmente hablando fue un gran año, ha quedado en la prehistoria para los cuatro que me estáis leyendo que, en aquel momento, grabábamos en cintas la música que ponían en la radio y solo nos limitábamos a soñar con motos como esta.
ver galeríaHarley Davidson Sportster Iron 1200 2018Fotos: María PujolNo voy a entrar a discutir si el hecho de que un modelo haya permanecido prácticamente inalterado tanto tiempo es bueno o es malo ¡lo que no me podréis negar es que es una pasada! ¡Han pasado 30 añacos! Y eso desde la Sportster es 1200, ya que el modelo es del 57, y antes de que yo soñara con ella, soñó mi padre.

1200 cc

Harley tiene unas pocas cilindradas míticas que se han hecho seña de identidad de sus productos, porque han permanecido inamovibles a lo largo de la historia. El 1340 centímetros cúbicos de los primeros Evo "Big Twin" era una de las más conocidas y 883 desde luego también lo era, pero esa cilindrada se ha ido quedando pequeña a medida que las restricciones medioambientales fueron lastrando el potencial de los motores, sobre todo porque la mayoría de las marcas de la competencia se negaron a ir perdiendo caballos a medida que evolucionaban sus motores para adaptarse a cada nueva normativa. Sin más, porque lo consideraban un mal argumento de venta.
ver galeríaHarley Davidson Sportster Iron 1200 2018A Harley no le preocupan demasiado los caballos de sus motores, de hecho es una de las pocas marcas que no los declara en sus fichas de producto. Es consciente de que nadie compra una moto custom para correr. Pero ahora que cualquier hijo de vecino fabrica motores 1200 (esto hace 30 años no pasaba) era necesario engordar el 883 para no quedarse atrás.

Harley Davidson no ha inventado nada pasando una moto que ya era exitosa, como la Iron 883 a 1200; Ha seguido su evolución natural. Era el paso que tenía que dar para no quedarse atrás… y no podía moverse a ninguna otra cilindrada que no fuera 1200, porque sus más acérrimos seguidores que llevan el 1340, el 883 y el 1200 marcado a fuego, quizás no se lo habrían perdonado.

45 grados

Odio cometer errores (que no quita que los cometa constantemente) por eso, cuando escribo un dato técnico, lo compruebo con la ficha de la moto, porque odio decir “45 grados” y que realmente sean “cuarenta y cinco coma tres”, o 1202… que es la cilindrada real de este bicilíndrico. Con Harley puedo escribir 45 grados sin chequearlo. No creo que llegue el día que Harley monte un bicilíndrico en una Sportster con un motor con una separación de cilindros diferente, pero si pasara: todo habría cambiado, porque tanto el sonido clásico hasta las vibraciones características, nacen de esta arquitectura que es seña de identidad de los motores de la marca.
ver galeríaHarley Davidson Sportster Iron 1200 2018Ahora que hablo de 45 grados, recuerdo que probé esta moto en pleno verano (ya vendrá algún puntilloso a recordarme que los grados de temperatura no tienen nada que ver con los de separación). Puede que no hicieran exactamente 45 grados, pero hacía un calor de morirse y en esas circunstancias el cilindro trasero te calienta la entrepierna con insufrible tenacidad. Es incómodo en atascos y semáforos y aunque no sea agradable, es mejor que en los bicilíndricos refrigerados por líquido. En esos motores, que quizás sean un futuro inevitable con la adopción de la Euro 5. El calor no lo absorbe el motor (que es malo para la eficiencia) sino que un electro ventilador lo envía directo a las piernas de quien conduce (lo que es malo para él y para sus futuros hijos).

En definitva, si el bicilíndrico en V de Harley da calor, los refrigerado por líquido -que este momento son: todos los demás- terminan dando bastante más cuando se encienden los ventiladores.

27 grados de inclinación (a derecha)

Ya que estamos hablando de grados, no podía dejarme los grados de inclinación (he mezclado peras con manzanas, lo sé… pero aceptadme barco como animal acuático).

No voy a entrar a discutir si 27 grados son mucho o son pocos. Marc Márquez llega a 68 grados, pero claro… no lo hace con una Sportster, ni podría hacerlo… porque a partir de los 27 grados rozan las estriberas y si apuras un poquitín más: el escape.

Yo no llego a ser como Marc Márquez, o mejor dicho: Marc no llega a ser como yo, porque yo hago dos como él... al menos en tamaño y en peso.
ver galeríaHarley Davidson Sportster Iron 1200 2018No soy la delicadeza personificada… ni físicamente, ni conduciendo. También he hablado muchas veces con gente que tiene una Sportster y jura no haber dado con el escape en su vida. Y como son más de uno y más de cien, estoy obligado a creerles. Yo no he ganado en mi vida un partido de pádel, lo que no quiere decir que no pueda hacerse.
A la que hagas un poco el bestia rozarás los escapes contra el pavimento. La buena noticia es que la moto es lo suficientemente estable como para que hacerlo no suponga un susto monumental, pero si -como un servidor- acabas rascando el negro impecable de la petaca, no quería ser yo el que no te habiera avisado.

480 euros

No voy a entrar a juzgar si 11.480 euros es mucho o es poco, porque eso depende -sobre todo- del presupuesto de cada uno. Lo que sí está claro, es que los 480 euros de más que cuesta con respecto a la Iron 883, o los 680 euros en los que sobrepasa a la Superlow son poca diferencia, con respecto a la disparidad de empuje de este motor con el 883 que propulsa a sus hermanas menores.
ver galeríaHarley Davidson Sportster Iron 1200 2018Tenga sentido o no: hubo un tiempo en el que cualquier Sportster 1200 era mucho más cara que la “ocho ocho tres”. Ahora la diferencia es prácticamente inapreciable, lo que sin duda es una suerte para los amantes de las aceleraciones fulgurantes.

5 velocidades y 96 Nm de par a 3.500 rpm

Un momento, esto no es una cifra ¡son tres! Y no hay que ser un genio de la mecánica para saber que no tienen relación directa… pero indirectamente sí que la tienen.
Lo cierto es que las motos de la competencia, en su inmensa mayoría, ofrecen caja de 6 velocidades. Con 96 Nm de par, a sólo 3.500 rpm, está claro que este motor podría acelerar prácticamente lo mismo si sólo tuviera tres marchas.
ver galeríaHarley Davidson Sportster Iron 1200 2018Este motor no “necesita” una caja de 6 velocidades. Una marcha más, podría mejorar el consumo, aunque no creo que nadie deje de comprarse una moto como esta para ahorrarse unos céntimos cada vez que reposta. Lo que probablemente sí se beneficiaría bastante es la autonomía.

12,5 litros

Con un depósito de 12,5 litros no irás muy lejos con un motor 1.200cc. Si estás en tu día de suerte, el viento sopla a tu favor y desmontas los retrovisores (mejor no dar ideas que el combustible está caro) puede que incluso mejores el consumo homologado, que es de 5.2 litros a los 100 Km. Yo no me acerqué ni un poquito… porque soy de apretar y cuando das gas el gasto se acerca mucho a los 6 litros.

Aunque hubiese ido “de puntillas” todo el rato, la diferencia de consumo estiraría la autonomía pero no hace milagros. Con los 5,98 litros a los 100 km que medí, no llegas a hacer 210 km antes de quedarte tirado y, gastando lo que indica la marca solo haces unos 30 kilómetros más.
ver galeríaHarley Davidson Sportster Iron 1200 2018Harley monta en la gama Sportster depósitos de varias dimensiones. Existe uno mucho más pequeño de solo 7,9 litros (el de la Forty-Eight) y también hay uno mas grande (el de la Custom), pero no tiene esta forma característica. Y la forma del depósito -independientemente de su capacidad- es uno de los sellos de identidad de la familia Sportster, con lo que podrías ir un poco más lejos en una Harley 1200, pero tendrías que renunciar a esos laterales planos que, para muchos, son parte de un listado de características innegociables y que cualquier moto debe tener para ser una auténtica Harley Davidson.

La idea de "autenticidad", ahora que Harley quiere incursionarse en otras aventuras como motos trail o eléctricas, a veces se vuelve en contra de la propia marca, porque la lista de características esenciales es tan estricta como difícil de satisfacer con las normativas actuales.

En qué podría mejorar sin perder su esencia

La electrónica es básica y minimalista y para los amantes de las motos clásicas, está bien que sea así, pero un indicador de combustible que marcara los kilómetros que puedes hacer con la reserva, o al menos los kilómetros que lleva activa la reserva (como tiene la BMW R nineT) no supondría un cambio radical y sí un beneficio para una moto con una autonomía bastante ajustada.
ver galeríaHarley Davidson Sportster Iron 1200 2018¿Solo en eso podría mejorar? Me habéis leído quejándome del roce contra el pavimento y sin embargo no quiero una Sportster con más distancia al suelo. Soy de los que piensan que algunas cosas no son perfectas, pero están bien como están… y creo que no soy el único.

No hay hordas de harlistas pidiendo refrigeración líquida, consumos super ajustados y pantallas led. La Harley Sportster Iron 1200 no es solo “como ha sido siempre”, también es justo “como debería ser”.


Los que han leído esta noticia, también han leído...