Gilera GP 800 2010

Gilera GP 800 2010: Que la fuerza te acompañe

5 votos

ver galería  Gilera GP 800 2010Gilera GP 800

La verdad es que tenía mis prejuicios. Hasta ahora, pensaba que conducir un scooter de casi 850 cc (aunque la denominación redondee por defecto) y 75 CV de potencia era una aberración, pero lo cierto es que, después de haber probado la nueva Gilera GP 800, te puedo asegurar que es más dócil de lo que parece y que, a velocidades más que prohibidas, no hace extraños y se tiene con total seguridad. Todo depende de lo que seas capaz de enroscar su puño derecho.


PVP:
GILERA GP 800 2010 9.154 €


Puesto de conducción

ver galería  Gilera GP 800 2010Gilera GP 800

Nada que objetar. La GP 800 es un scooter de muy grandes dimensiones y ofrece un puesto de conducción bastante amplio, por alto que seas, pudiendo adoptar indistintamente una postura con la espalda erguida y piernas en ángulo recto, para dominar el tráfico urbano, o más relajada en carretera abierta con las piernas estiradas, en plan custom, apoyando los pies en las plataformas inclinadas de detrás del escudo frontal y sentado aprovechando el respaldo que deja la diferencia de niveles del asiento. Y pese a lo que pueda parecer, la Gilera GP 800 mantiene una altura de asiento muy contenida, de 780 mm, más propia de un scooter de pequeña cilindrada, lo que permite llegar al suelo con facilidad, sobre todo en el uso urbano.

Mecánica

ver galería  Gilera GP 800 2010Gilera GP 800

El motor tiene muchos puntos en común con el que utiliza la Aprilia Mana 850: un bicilíndrico en V a 90º (más bien el "L"), con culatas de cuatro válvulas y doble bujía por cilindro. Una disposición diferente a la que emplean otros scooters bicilíndricos (Yamaha T-Max, Honda SW-T400 y Suzuki Burgman 650) con estructuras Twin (cilindros en paralelo). Para alojar el bicilíndrico, se dispone el cilindro más adelantado en posición casi horizontal y el trasero justo debajo del asiento del conductor y por delante del hueco del casco, adaptando el vano de la "L" a la estructura abierta típica del concepto scooter. En lo que respecta a la transmisión, es donde se encuentran las diferencias con el modelo de Aprilia, ya que se emplea un variador de funcionamiento completamente mecánico, adoptando esta última versión unos nuevos rodillos de perfil trapezoidal y no redondos, para soportar mejor el desgaste y esfuerzos al que se someten por la elevada cilindrada. Para el embrague automático se recurre a soluciones tradicionales de funcionamiento centrífugo, mientras que la transmisión final o secundaria se realiza por cadena, una decisión poco acertada por el mantenimiento que conlleva (mejor hubiese sido una correa dentada, como la Mana).

Comportamiento

ver galería  Gilera GP 800 2010Gilera GP 800

Pese a ser un scooter, su hábitat natural no se encuentra en las ciudades. Es obvio: los casi 250 kilos declarados en vacío (que serán más en orden de marcha) son un lastre a la hora de maniobrar a baja velocidad o remar con las piernas. Pero gira bien y, en cuanto coges un poco de velocidad, cambia de dirección con simples insinuaciones de cadera. A esto ayuda el nuevo ángulo de dirección un poco más cerrado que cuenta la última versión y que, afortunadamente, no resta estabilidad en carretera abierta. Acelera con ganas y corre hasta donde tú quieras. Y es dócil, pese a que la marca y las siglas GP (más bien Gilera-Piaggio) parezcan insinuar que le va la marcha. El motor no te incita a llevarlo a tope; todo lo contrario, se pueden mantener en autopista a velocidades "legales" sin riesgo a despistarte y a que un rádar acabe con los puntos de tu carnet (y el dinero de tu cuenta corriente). El parabrisas, ahora ahumado, cuenta con un servo con mando en la piña derecha para regularlo en altura; muy efectivo para quitar presión del aire en su posición alta, pero te aseguro que terminarás por dejarlo ahí arriba, porque no estorba la visión, ni siquiera en conducción urbana. Por carreteras de montaña se siente también a gusto, pero hay que meterla a base de bíceps en las curvas, y con 73 Nm de par motor sale con energía desde muy bajas vueltas. Por frenos va sobradísima. Van firmados por Brembo y en serie "oro", por delante con dos discos semiflotantes de 300 mm de diámetro sobre "rueda alta" de 16 pulgadas, y detrás, de 280 mm adosado a una rueda de 15 pulgadas con la pinza flotante, en este caso apoyada en el basculante de aluminio que va ahora pintado en negro. Hay potencia para detener a esta locomotora capaz de lanzarse a unos 200 km/h de velocidad máxima, pero en situaciones de pánico puedes llegar a poner en aprieto su horquilla de 41 mm de barras con ¡una sola tija! Insuficiente rigidez para estos niveles. También conviene plantearse disponer de ABS, aunque sea de manera opcional.

A dúo

ver galería  Gilera GP 800 2010Gilera GP 800

La Gilera GP 800 es un scooter para hacer turismo solo o acompañado. Y Gilera cuida muy bien al pasajero ofreciéndole un puesto también amplio y cómodo por el mullido del asiento, y con estriberas plegables para apoyar los pies y asideras laterales para agarrar las manos. La única dificultad que pone es su altura, que obligará a "trepar" apoyando un pie en la estribera, por lo que el conductor deberá estar bien preparado -sobre todo con los acompañantes de peso- para soportar el desequilibrio. Se echa de menos un respaldo de serie.

Valoración Final

ver galería  Gilera GP 800 2010Gilera GP 800

Con estas cilindradas, el concepto de scooter se funde casi con el de una moto de uso turístico, con la ventaja (depende de la mentalidad de cada uno) de olvidarse de manejar el cambio de marchas, estar bien protegido de las inclemencias meteorológicas y contar con la funcionalidad típica de un scooter, sobre todo por el hueco para el casco integral iluminado y forrado con alfombrilla bajo el asiento, que ahora, precisamente, estrena un hidráulico que lo mantiene abierto. Si estabas pensando en utilizarlo sobre todo en ciudad, te aconsejamos que lo olvides y elijas un scooter de menor cilindrada, porque tanto peso cansa y su maniobrabilidad no es su punto fuerte. En cuestión de precio, poco más de "kilo y medio" es mucho dinero, pero resulta muy competitiva si la comparamos con sus rivales japonesas bicilíndricas. Tan sólo es más barata la 400 de Honda, pero cubica menos de la mitad de su cilindrada. También puede ser una buena opción para el nuevo carnet A2, para lo cual se dispone de un kit de limitación oficial.

5 votos