Fantic Caballero Flat Track 125

Fantic Caballero Flat Track 125: Bodas de oro

Eduard Fernández Masó

Fantic ya es una realidad, con importador en España y con una gama realmente interesante a punto de desembarcar. Por el momento en Motos.net hemos probado la cilindrada más emblemática de la Caballero. Concretamente ha sido la versión Flat Track 125 y realmente es una moto que sorprende a la vista y también cuando la pruebas.

Cuando la tuve delante entendí muchas cosas que había leído de la marca. Hasta el mismo momento que no la vi en directo no me había hecho una idea del producto que ha creado Fantic. La calidad ha sido una de las premisas para la Caballero y eso salta a la vista cuando te fijas en sus detalles.

Piezas como las tijas, son más propias de una MotoGP que de una moto de producción. Están confeccionadas mecanizando un bloque de aluminio, la misma técnica ha sido utilizada para otras partes de la moto vitales. Los acabados sorprenden en una moto de estas características sobretodo por ser una 125 convalidada para el carné A1. Pero no es de extrañar encontrar estos detalles de calidad cuando se comparte prácticamente la totalidad de componentes y parte ciclo con los modelos 250 y 500. No hay componente que no esté bien diseñado y con una excelente terminación. La calidad ha sido una de las premisas para la Caballero y eso salta a la vista

La intención de Fantic es clara, ofrecer productos de alta calidad para los que saben apreciar un producto hecho con cariño, sea cual sea el carnet que tengan y con la premisa de querer disfrutar de un pedazo de historia motociclista. Está claro, no será por no tener el carnet grande, si quieres una moto de calidad y diferente, Fantic te la ofrece a tu medida.ver galeríaFantic Caballero Flat Track 125

Y si aun quieres una moto más peculiar, la Flat track no dista demasiado de su hermana la Caballero normal, que se inclina más por una estética Scramler, pero es de lo más original del mercado. Estos modelos serán por el momento los punta de lanza de la vitaminada marca italiana. Sin ningún tipo de duda los modelos de 250 y 500 estarán a un nivel prestacional que nada tendrá que ver con la pequeña octavo de litro. 

Sello de calidad

El modelo Flat Track que probamos en primicia se caracteriza por montar en ambos ejes unas llantas de 19 pulgadas con unos anchos y blandos neumáticos firmados por Mitas, perfectos para la práctica del Flat Track y que en asfalto tienen un “grip” espectacular. La horquilla invertida es muy robusta y junto con las tijas y un ancho manillar permiten tener un tacto del tren delantero realmente sorprendente.  Los neumáticos agarran tanto y son tan anchos que incluso parece que lleves un amortiguador de dirección. Pero el enorme balón hace a la vez de amortiguador y la verdad es que se va muy cómodo. ver galeríaFantic Caballero Flat Track 125

Las sensaciones que ofrece el modelo más pequeño de la nueva saga Caballero, es va totalmente sobrada en cuanto a componentes y parte ciclo. Un amortiguador trasero Ollé y unos frenos ByBre con ABS de doble canal y desconectable, completan un equipamiento más propio de una moto de gran cilindrada que de una 125cc.

En lo que concierne al motor de 125 cc, es suficiente para moverse, pero se tendrá que ir alto de vueltas para sacar lo mejor del 4 válvulas en culata. Esta moto está claramente pensada para los que están limitados por carné convalidado, ya que si dispones del carnet de moto grande lo suyo sería la 250 o 500. 

Personalmente se me quedaron un poco cortos los 15CV, pero he de reconocer que son suficientes para un uso como medio de transporte corriente por ciudad y extrarradio ya que por carretera se queda algo corto. Por autopista será necesario ir al límite de sus prestaciones para llevar una velocidad de 120 km/h y no hay mucho margen para adelantar… ver galeríaFantic Caballero Flat Track 125

Su escape de doble salida está firmado por Arrow y nos deleita con un sonido muy excitante cuando se sube de vueltas el motor. Incluso tiende a petardear si se corta gas si vas alto de vueltas. Pero en general las sensaciones encima de la Caballero son muy agradables, no es una moto que estrese en absoluto.

La anchura de su manillar y un asiento de generosas dimensiones permitirán una posición cómoda y agradable. Es una moto que se puede usar cada día. Las estriberas tipo enduro también son de alta calidad y agarran a las mil maravillas las suelas de botas o zapatos.  Los consumos son realmente contenidos y la capacidad de su depósito permite olvidarse de repostar por lo menos en 300 km ya que el consumo está en unos 4 litros a los 100 km.

La instrumentación es parca, hay lo justo para estar informado. En un pequeño reloj de formato digital y moderno, nos informará de la hora, nivel de gasolina, temperatura, velocidad y cuenta rpm. El faro es de lo más original de la moto, una esfera cilíndrica de led con un elipsoidal y cinco esferas coronando a éstas, es sin duda un diseño especial pero muy atractivo y efectivo. ver galeríaFantic Caballero Flat Track 125

El piloto trasero está muy escondido, como buena moto Café Racer y el soporte de matrícula es una continuación tubular del sub-chasis.  Los retrovisores e intermitentes son más comunes pero muy efectivos igualmente. Llama la atención una parrilla porta objetos encima del depósito con unas gomas transversales para colocar una bolsa o algún otro objeto. Con 130 kg en seco la moto se siente muy ligera, es un juguete

Toda la moto es bastante minimalista y eso permite que se vea limpia y estilizada. El tener el motor tan pequeño permite que el conjunto sea muy ligero. Con 130 kg en seco la moto se siente muy ligera, es un juguete. A pesar de ser tan ligera y de llamarse Flat Track, la escasa potencia para hacerla derrapar a puro gas, la limitarán para esta especialidad, por lo que para derrapar mejor otra moto.

¿De donde viene Fantic?ver galeríaFantic Caballero Flat Track 125

Ahora que ya he explicado un poco la moto, explicaré de donde viene la marca. La historia de Fantic se remonta a los años 60 cuando el dr.Mario Agrati se desvincula de Garelli el que era su negocio familiar,  y se asocia Henry Keppel para crear una nueva marca que producirían : mini bicicletas, karts y motos de enduro para el mercado americano pero que finalmente sería a nivel global. En 1968 se pone nombre a Fantic Motor y la producción empieza a ser efectiva en la población de lombarda de Barzago. 

A mediados de los años 70 sus motos de off road van ganado fama y a partir de los años 80 sus motos de trial empiezan a despuntar. Consiguen sus mayores éxitos deportivos en los años 85, 86 y 88 de manos de Tierry Michaud, llevándose tres campeonatos mundiales además de siete victorias en los Six Days de Escocia de Trial. 

En el apartado comercial la moto que arrancó la producción fue la Caballero 50 que equipaba un motor Minarelli de 2 tiempos y 49 cc en dos versiones, uno de 4 marchas y otro de 6 marchas. Se trataba de una moto de Enduro a todas luces, especialmente diseñada para ganar campeonatos en la categoría pequeña de la época. ver galeríaFantic Caballero Flat Track 125

Pero el Trial es la espacialidad que más alegrías y éxitos dio a Fantic. La entrada a la especialidad fue asombrosa también en lo comercial. No se anduvieron con medias tintas y para crear los primeros modelos se contrató al campeón de Europa Don Smith, experto en el desarrollos de otros modelos históricos como la Montesa Cota 247 de 1968 o la Kawasaki KT de 1972. Las Fantic Caballero 125 fueron consideradas las mejores motos de la especialidad

Las Fantic Caballero 125 fueron consideradas las mejores motos de la especialidad durante mucho tiempo. En especial la 125 pero también la 200 eran motos de una gran calidad y muy bien hechas. A estas aclamadas motos se sumaron fichajes de contrastada calidad como nuestro Jaume Subirà en 1980 y Gilles Burgat en 1982.Thierry Michaud ganaría los tres campeonatos mundiales con las Fantic 301, 303 y 305.  

En 1995 Fantic entra en quiebra y cesa su actividad en 1997. En el 2003 Massimo Bianchi y el industrial veneciano Federico Fregnan adquiren los derechos de la marca con la intención de hacerla renacer. Se empieza a fabricar una completa gama de Enduro con cilindradas pequeñas como marca la tradición de la marca. También se empiezan a producir bicicletas eléctricas de alta gama. 

Futuro esperanzadorver galeríaFantic Caballero Flat Track 125

En 2014 se inicia un nuevo capitulo en la historia de Fantic cuando es adquirida por Venetwork, un grupo de inversores italianos que consiguen darle un buen empujón a la marca con nuevas inversiones en tecnología. Es fichado como nuevo CEO Mario Roman con una experiencia de más de 20 años en Aprilia y Moto Guzzi. 

Desde entonces Fantic apuesta por la calidad y el diseño con una producción hecha en Italia. La nueva gama Caballero en 125, 250 y 500 empieza a producirse para lanzarse al mercado este 2018. 

La Flat Track me ha dejado muy buenas sensaciones en el cuerpo y a la espera de probar sus hermanas mayores, creo que Fantic está en lo más alto que la categoría A1 podría aspirar. Realmente Fantic ha vuelto con más fuerza y vista la 125 estoy seguro que los modelos que vengan serán de lo más sugerentes. Esperemos que su 50 aniversario traiga algunos modelos más y que la “nueva” marca dure otros tantos más.