Ducati Panigale V2: Como la 1299, pero terrenal

Eduard Fernández Masó

Tradicionalmente ducati se desmarcaba de la competencia por su peculiar sistema Desmodromico y también por sus motores bicilindricos a 90º. Este ha sido símbolo identificativo durante muchos años en el mundial de SBK y en sus motos de calle. Al entrar en la máxima competición de MotoGP se dio el paso a los motores de cuatro cilindros V4 por un tema exclusivamente de máxima potencia.ver galeríaPanigale V2

La llegada del V4 a sus deportivas de calle ocurrió a principios de 2018, cuando presentaron su espectacular Panigale V4 con un motor de 1.103 c.c. y 214CV. De esa forma se terminaba una extirpe de exitosas motos bicilíndricas al darse por cerrada la producción de la 1299 Panigale.

Muchos ducatistas acérrimos añoraban tener esa majestuosa bicilíndrica en catálogo y no se contentaban con la pequeña de la casa, la 959 Panigale. La 959 no era considerada una Panigale con todas las letras y se tenia que conformar con ser la hermana pequeña. Precisamente la 959 es la moto de la que hoy estamos hablando, pero con muchísimos cambios que “permiten merecer” la importantísima nomenclatura de V2 como referente. ver galeríaPanigale V2

La nueva Panigale V2 es totalmente nueva en su estética y también en un gran número de componentes. El motor utilizado es el conocido Superquadro de 955c.c., que en esta ocasión estrena la característica de ser Euro5, la primera moto de la marca de Borgo Panigale en ser Euro 5. 

La llegada del Euro5 no ha afectado negativamente a este motor sino todo lo contrario ya que se ha conseguido aumentar la potencia en 5CV, quedando ahora una potencia final de 155CV a 10.750rpm. Sin ninguna duda con esta potencia la mayoría de mortales tenemos suficiente para un uso mixto carretera y circuito. 

Una "1299" terrenal

Realmente la 1299 Panigale era un tanto exagerada en su uso para carretera, recuerdo que a mediados del año 2015 la estuve probando durante una semana entera y sí, me encantó, pero ya empezaba a ser un tanto exagerado un motor bicilíndrico de tanta cilindrada y potencia. Realmente la lucha que hay por tener la SBK más potente y efectiva en pista a veces va en contra de lo que realmente necesitamos como moto usable. ver galeríaPanigale V2

Con la V2 podremos disfrutar de esa espectacular SBK pero sin tener que sufrir las contradicciones de una moto tan potente y extrema. La anterior 959 era una moto muy lógica pero quizá no era tan atractiva como su hermana mayor. La intención de Ducati ha sido clara, acercar esa ya descatalogada 1299 Panigale a un usuario que no precisa de tanta potencia o que tampoco no quiere gastar 25.000€.

Y lo mejor de todo es que no tendremos que renunciar absolutamente a ningún elemento tecnológico de esa moto icónica ya que la nueva Panigale V2 va cargada de electrónica y no una cualquiera, sino de la última evolución en cuanto a tecnología electrónica se refiere. 

El paquete electrónico de la Panigale V2 es realmente interesante y completo, resultando uno de los mejores y más avanzados en cuanto a motos deportivas se refiere. El ABS Cornering en su versión EVO nos salvará de una caída por pánico si tiramos de freno muy fuerte ante una situación de peligro. Este es uno de los más interesantes ya que puede salvarte ante cualquier caída.  Otro de los controles electrónicos que pueden salvarte de una caída es el DTC, Ducati Traction Control EVO2.ver galeríaPanigale V2

Tanto en circuito como en carretera abierta el DTC es casi un imprescindible a día de hoy. El DWC (Ducati Wheelie Control) es más imprescindible en circuito que en carretera, pero con una potencia de 155CV también te puede ahorrar algún que otro susto si tu conducción es alegre. Otro de los sistemas electrónicos que incluye la V2 es el Quick Shift up/down (DQS) EVO2 que te deja olvidarte de la maneta de embrague. 

Este sistema es comodísimo sea cual sea tu ritmo el sistema se adapta, y más este EVO2 que ya casi que te lee el pensamiento. Otra de las opciones electrónicas interesantes es poder regular el freno motor. Con el EBC Engine Brake Control podremos decidir un paso por curva más o menos lanzado ya que es capaz de dejarte notar más o menos la retención en la rueda trasera al cortar gas. 

¡Tres, dos, uno, gas!ver galeríaPanigale V2

Pero ya basta de tanta descripción de la moto y pasemos a la acción, que es lo que importa. Para esta ocasión la gente de Ducati nos citó en el circuito de Jerez Ángel Nieto. Allí nos esperaban 5 tandas de 15 minutos para poder poner a prueba la nueva apuesta de Ducati. El día se presentaba nublado a primera hora de la mañana y la predicción no era la mejor. 

Después de un interesante breefing técnico donde refrescaron la memoria de lo que han sido los “modelos pequeños” de SBK, donde en el pasado se consideraban técnicamente SuperSport, analizaron la nueva V2. Desde esa primera 748 seguido de la 749, 848 y 959 la V2 entra en una nueva era de moto de más alta gama según mi opinión. Ahora va super cargada de electrónica, basculante mono brazo, una pantalla digital y una parte ciclo de muy alto nivel. Todos estos argumentos son más que suficientes para enamorar y sobre todo convencer. ver galeríaPanigale V2

Por fin llegó la hora de saltar a pista con la V2 y ver la practica después de tanta teoría. La moto es estrecha y muy compacta, parece de menos cilindrada de lo que realmente es. Al arrancar el motor se percibe la esencia de su V2. No es un sonido tan fuerte como en la 1299, es mucho más suave. El escape corto es menos voluminoso que el anterior de la 959, pero su sonido se oye bastante al estar relativamente cerca del puesto de conducción. Es una buena solución para dar sensaciones al conductor, pero sin ser escandaloso con los que ven la moto pasar. 

Saliendo del Pit-Lane subo el motor de vueltas para ganar velocidad rápidamente. La moto empuja con ganas, se notan los caballos. Las dos primeras vueltas son de reconocimiento y calentamiento, ya que hace bastantes meses que no entro a circuito. La moto se siente bastante ágil y rápida, es fácil de llevar a ritmo alegre. A medida que van pasando las vueltas y ya forzando un poco las frenadas y el paso por curva, la moto sigue portándose muy bien. 

 

Rodando en Jerezver galeríaPanigale V2

En la segunda tanda las cosas ya se ven distintas, ya sabes por donde puedes trazar y por donde no, las marchas puedes apurarlas un poco más y en general vas más cómodo. No hay duda: la Panigale V2 es una muy buena moto para circuito. La moto corre mucho, no es una SBK de 200CV pero ni mucho menos le falta potencia. El motor cuando lo subes de vueltas empuja con ganas y si te pasas con el gas y tienes el control de tracción a nivel muy bajo te puedes llevar un buen susto. Empieza a llover, a chispear por el momento. 

El motor Superquadro tiene muy buen tacto y siempre entrega potencia suficiente. Girando muy alto de vueltas se nota que es un bicilíndrico y vibra tímidamente, nada molesto pero lo hace. La frenada es buena también, las pinzas brembo M4 muerden con suficiente potencia los discos de 320 mm y el ABS cornering es toda una garantía de seguridad y permite frenar incluso estando muy tumbado. “No me puedo permitir demasiados excesos ya que la pista está delicada… susurro dentro del casco”  poco después un compañero periodista ya rueda por los suelos…, sin consecuencias, unas risas en el box y todo olvidado.  ver galeríaPanigale V2

 Cosas que me vienen a la cabeza cuando te bajas de la moto: La V2 tiene un buen paso por curva y permite ir realmente rápido, pero tienes que tener las cosas claras ya que si no vas bien colocado encima de la moto esta puede tender a hacer movimientos. Según nos comentaron los ingenieros el chasis es el mismo monocasco de aluminio de la 959 pero con una puesta a punto un poco más agresiva, que pasa por una parte trasera más elevada “mas picada” en el argot motero.

Esta nueva puesta a punto beneficia la agilidad por encima de la estabilidad, pero en ningún momento noté falta de aplomo yendo muy tumbado. Lo que es una gozada es el cambio semi automático shifter que funciona incluso si reduces sin embrague. Lo suyo es usar la leva al bajar las marchas pero se puede llegar a rodar sin tocar ni una sola vez el embrague.  

Reflexionesver galeríaPanigale V2

La tercera y cuanta tanda sirvieron para darme cuenta de dos o tres cosas: la primera es que con 155CV y una buena parte ciclo se puede ir muy muy rápido. No han falta esos 200 CV que tienen las SBK actuales ya que tanta potencia solo sirve para meter algún “hachazo” a alguien que tenga menos motor que tú y sobretodo sirve para cansarte mucho más y para gastar más rueda. También me di cuenta que los 18.500€ que costará esta Panigale V2 no son para nada exagerados si los comparas con lo que valía una Ducati 749 o una 848 hace 15 o 10 años atrás ya que costaban entre 12.000 y 14.000€. 

Si se tiene en cuenta la cantidad de electrónica que tiene esta V2 y las prestaciones que ofrece, realmente está mucho mejor de precio que si la comparamos con la 1299 Panigale ya que costaba sobre los 25.000€ y ofrecía poco más que la V2.ver galeríaPanigale V2

La última tanda me la guardé para probar algunas cosas como el control de tracción. Realmente el DTC EVO2 está a un nivel de perfección muy elevado. Con un poco de tiempo y práctica se podría llegar a confiar en él casi a ciegas por la confianza que me dio solamente con un día de pruebas. No pudimos probar ninguno de los extras importantes que Ducati ofrece como opción como podría ser el sistema de escape completo Akrapovic (4.300€) o el kit de estribos (1.270€). Si el precio de estos dos ejemplos os parecen prohibitivos, también hay el silenciador, que solamente son 2.900€…ver galeríaPanigale V2

Me gustó mucho el ancho manillar y el control que si tiene sobre la moto a sus mandos. La moto es de un tamaño muy contenido pero hay espacio suficiente para moverse encima de ella. Me gustaron mucho los acabados, son de mucha calidad. Empezando por los plásticos, siguiendo por los metales y tornillería y siguiendo por las  piñas y display. Es una moto que desprende calidad, deportividad y belleza además de magnetismo… Lástima que tendré que esperar a tener una unidad de pruebas para probarla por carretera, ¡que larga se me va a hacer la espera!