Comparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCS

Ducati Multistrada 950 S vs MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCS

Jose María Marfil

Hoy enfrentaremos a la Ducati Multistrada 950 S con la MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCS. Las dos son italianas, las dos están por debajo de los 1000 cc, las dos tienen un claro ascendente trail deportivo de carretera y las dos están en la cúspide del diseño, la exclusividad y el precio.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSFotos Arnau Puig. Multistrada 950 S versus Turismo Veloce Lusso. La cúspide del diseño y la exclusividad en la categoría de las trail de menos de 1000 cc.

Y ahí tienen pocos rivales: 21.490€ para la Turismo Veloce Lusso SCS y 17.418,50€ para la Multistrada 950 S que, con el paquete turístico (maletas, caballete y puños), se equipara a la MV Agusta y sus maletas de serie.

Batalla estética

Siendo italianas, qué menos que empezar hablando de la estética. MV Agusta no puede renunciar a hacer motos bonitas; no sabe hacerlas feas. Su logo incluye, con todo mérito y derecho, la leyenda “Motorcycle Art”. Aunque Ducati tampoco suele quedarse atrás.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSDuelo en la cumbre: la Ducati Multistrada 950 S y su consistente diseño frente a los trazos atrevidos y originales de la MV Agusta 800 Turismo Veloce Lusso. Es más, el diseño de la Multistrada, para mi gusto, es uno de los más consistentes y logrados de la categoría. Pero esta MV Agusta, con esos trazos estéticos tan atrevidos y originales, te deja con la boca abierta. Ahí está el espacio bajo el asiento trasero jugando con la ausencia del volumen, las líneas del piloto trasero o las sutiles aletas del frontal por poner algunos ejemplos. Singularidades que, la mayoría de las veces, han acabado marcando tendencia en los despachos de diseño. El faro de la primera Brutale o los escapes de la F4, serían algunos ejemplos.

Si tuviera que decidir la compra por cuestiones puramente estéticas creo que sería incapaz de resolver. Me parecen demasiado bonitas como para renunciar a ninguna.

Dotación motriz

El motor de la MV Agusta tiene más cilindros y menos cilindrada. Tres contra dos y 937 cc por 798 cc. La potencia máxima declarada es prácticamente la misma (112/110 CV).ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSMotor de la MV Agusta. Un tres cilindros calado a 120º con soluciones técnicas propias de MotoGP.No sucede lo mismo con el par motor. El valor máximo de la Ducati es un 17% superior (9,78 g·f/m por 8,15 kg) aunque, contra todo pronóstico, la Ducati debe subir 650 rpm más (7.750 rpm) para obtenerlo. Y es que en Varese han decidido apaciguar a su tres cilindros para hacerlo más elástico. Y han hecho bien. Los 140 CV de su alocada Naked, la Brutale, con la que comparte motor, hubieran hecho de esta moto con maletas una propuesta casi sin sentido.

Técnicamente, el tres cilindros calado a 120º de la MV Agusta incorpora soluciones propias de MotoGP. Lo vemos con la inversión del giro del cigüeñal, que reduce las inercias en los cambios de dirección o con la caja de cambios tipo casete que facilita el acceso a los engranajes sin tener abrir los cárteres.

En la Ducati nos encontramos con el conocido 937; un dos cilindros en V a 90º, estrecho, largo y alto, dotado de su famosa distribución desmodrómica; un sistema que cierra las válvulas sin tener que recurrir a los muelles.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSDucati monta el conocido 937, un dos cilindros en V a 90º, estrecho, largo y alto dotado de su famosa distribución desmodrómica.

La gestión de la alimentación, en ambos motores, corre por cuenta de un acelerador electrónico. En las dos, el paquete de control electrónico es completísimo. Cuentan con infinidad de modos de conducción, sofisticados controles de tracción, anti caballitos, etc. Aquí no hay grandes diferencias.

Parte ciclo

Ambos fabricantes recurren al tubo de acero para el chasis y al aluminio para el basculante, solo que MV Agusta, con ese glamuroso mono brazo, marca la diferencia frente al convencional doble brazo de la Multistrada.

El avance, un dato que suele darnos pistas sobre las reacciones de la dirección, es prácticamente calcado (106 mm por 108 mm en la MV). No sucede lo mismo con la distancia entre ejes. Ducati apuesta por una larga batalla (1.594 mm), pensando en la estabilidad en línea recta con pasajero y equipaje, mientras que MV Agusta ha optado por un valor sensiblemente más corto (1.445 mm), casi de Naked. ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSEspectacular vista de la zaga de la MV Agusta como resultado de sumar el basculante mono brazo a la espectacular salida de escapes. El peso en orden de marcha es 227 kg en la Ducati por los 217 kg en la MV Agusta. Una diferencia a tener en cuenta.

La llanta delantera de la Ducati es de 19 y la de la MV Agusta de 17. Coinciden, eso sí, en la anchura y la altura del neumático (120/70). Detrás no. Ducati elige un 170/60-17 y MV Agusta apuesta por un espectacular “donut” de 190/55-17.

La Ducati, más larga entre ejes, con diez kilos más y con una llanta delantera de mayor diámetro, empieza a darnos algunas pistas. Veremos qué pasa en marcha.

Las dos montan las mismas pinzas de freno delantero: unas Brembo Mono Bloc. Lo mismo sucede con el mecanismo del ABS: un 9.1ME de Bosch. El programa de gestión de la MV Agusta incorpora el sistema “Lift-Up Mitigation”, que controla el levantamiento de la rueda trasera. Ducati, además, le ha añadido el “Cornering” o ABS en curva, situando a la Multistrada en lo más alto en cuanto a seguridad.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSMismas pinzas de freno, unas Brembo Mono Bloc con resultado dispar.

En ambas, las suspensiones son electrónicas, por lo que los ajustes de la compresión y la extensión se van efectuándose de forma constante y automática en función de las circunstancias (vía y tipo de conducción). No obstante, el sistema de la Ducati parece más adaptado al conjunto ya que los programas de trabajo de los hidráulicos se han asociado a los modos de conducción –potencia, tracción, etc.-, mientras que en la MV Agusta se han vinculado a la carga (conducción en solitario, solitario con equipaje, dos ocupantes y dos ocupantes con equipaje). Además, el reglaje de la precarga del muelle trasero de la Ducati lo ejecuta un servo motor con las indicaciones que le vas dando desde la botonera (lo de los iconitos de solo, pasajero, maletas, etc.). En la MV Agusta la precarga deberás regularla, de forma manual, desde un rodillo de control remoto.

Decir que MV Agusta acopla el amortiguador trasero a un sistema de bieletas de progresividad variable. Ducati ha hilado menos fino anclándolo directamente al basculante.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSDetalle de las bieletas de anclaje del amortiguador trasero del sistema de progresividad variable de la Turismo Veloce 800 Lusso SCS.

Los recorridos de suspensiones son parejos. Ambas apuestan por valores contenidos tratándose de Trails: 170 mm, en ambos ejes, en la Ducati por 160 y 165 mm (detrás) en la MV Agusta.

Equipamiento

Pocos reproches podemos hacerle a los acabados de la Ducati. Lo mismo sucede con la MV Agusta, aunque en la Turismo Lusso notas ciertos toques de distinción que le dan un aire más refinado. Lo vemos en la pintura, en las lacas o en algunos remates.

Con todo, hay un importante elemento sobre el que MV Agusta debería trabajar más. Me refiero al cuadro de relojes. El diseño es elegante y su manejo intuitivo, pero le falta algo más de espacio y una mejor definición y ubicación de las grafías para facilitar su interpretación. Con la Ducati hay menos problemas en ese aspecto. Además, a la MV Agusta le falta el dato de consumo y el de los kilómetros de autonomía disponibles. Eso sí, al menos el cuadro está bien sujeto y no vibra como el de la Ducati que, al llegar a las 3.000 rpm, le entra tal tembleque, que apenas te permite leer los datos. Se estabiliza al seguir subiendo de vueltas, pero como ya dije en el comparativo de la BMW F 850 y la Multistrada, me ha parecido un detalle impropio de una moto de esta categoría.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSDucati ha tenido que sacrificar espacio en la maleta derecha para adaptarla a la cola del escape.

En cuanto a la capacidad de carga, la MV Agusta está un poquito mejor dotada ya que su maleta derecha no sufre merma en su volumen. Un sacrificio obligado en la Ducati por culpa del silencioso.

La dotación de cachivaches electrónicos, tanto en la MV Agusta como en la Ducati, es de primera: inmovilizador, puños, bluetooth, control de crucero, caballete central, parabrisas ajustable, las maletas antes comentadas, etc. A la MV Agusta solo le ha faltado la llave de contacto a distancia y los puños retro iluminados para empatar con la Ducati.

En marcha

En la ciudad, maniobrando entre los coches, la MV Agusta me ha parecido algo más torpona. Gira menos y es un poquito más cabezona. El peso lo notas más arriba.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSDucati Multistrada 950 S versus MV Agusta 800 Turismo Veloce Lusso SCS. Nos ponemos en marcha.

Esta Turismo Veloce Lusso, en versión SCS, equipa un embrague semi automático desarrollado en colaboración con los de Rekluse. Con este sistema no hace falta accionar la maneta del embrague –que la lleva- ni al arrancar ni al parar. Nunca se te calará, por lo que tampoco necesitarás seleccionar el punto muerto. Decir que el sistema ha inhibido el efecto del freno motor en parado. Al aparcarla en pendiente, deberás accionar el “freno de mano”, en este caso situado en el pie.

A la pregunta de cómo va el SCS, te diré que bien. Es curioso. Incluso cómodo, aunque no siendo un modelo eminentemente ciudadano, por no decir lo contrario, no acabo de verle el sentido salvo por lo del lujo. Y ahí todo siempre va a ser poco.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSEmbrague semi automático desarrollado junto a Rekluse. Permite arrancar o detenerte sin necesidad de accionar el embrague. No se calará nunca.

Entre semáforos, las dos son calurosas. En la Ducati el calor sube por la entrepierna y en la MV Agusta, fundamentalmente, por los pies. Posiblemente en el norte de Italia no sea un problema. Pero aquí, en Barcelona, con estos veranos eternos, no deja de ser una incomodidad. Ducati debería trabajar un poco en el aislamiento térmico del cilindro trasero y MV Agusta en la zona de los escapes.

De viaje

La posición de conducción, en las dos, es agradable. Nada que decir. Aunque me he sentido un poquito más a gusto, con una posición algo más natural, en la MV Agusta. Con la plaza trasera la cosa cambia. En la MV Agusta el pasajero dispone de menos espacio y de una posición algo más forzada. Si piensas viajar con pareja mejor la Multistrada.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSLa Ducati Multistrada 950 S ofrece una protección aerodinámica un poco más completa y con menos ruidos aerodinámicos.

La Ducati ofrece una protección aerodinámica más completa. En la MV Agusta recibes más aire en el casco, el ruido aerodinámico es mayor y las extremidades inferiores quedan más expuestas a las inclemencias; el motor del a MV, siendo más ancho, te abre más las piernas. Ambos parabrisas son regulables en altura y su mecanismo de accionamiento es muy parecido, pero en la MV Agusta su manejo es más suave y cómodo.

A 120 por hora, el motor de la Ducati va a 4.800 rpm y el de la MV Agusta alrededor de las 5.200 rpm (difícil de concretar por las grafías del tacómetro). La Ducati, a esa velocidad, más que vibrar late. En la MV Agusta empiezas a notar pequeñas vibraciones, de cierta frecuencia, en la zona de las estriberas. Nada del otro mundo. Las dos equipan control de crucero. Decir que en la MV Agusta solo funciona con la sexta engranada.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSLa MV Agusta Turismo Veloce Lusso ofrece una posición de conducción natural y agradable.

Para accionar el caballete central de la MV Agusta necesitarás ir al gimnasio. En la Ducati es más sencillo. En Varese deberían replantearse la cinemática del caballete.

Llega la diversión

La MV Agusta es más directa entre curvas. Hay una mayor comunión entre tus deseos y sus reacciones. Definitivamente, es más divertida. Lo que intuimos con los datos (llanta delantera, peso y distancia entre ejes) se confirma en marcha. Tampoco es que la Ducati sea un “cepo”. Al contrario. Su posición de conducción te hace sentir dentro, acoplado y muy a gusto, con una sensación de aplomo y estabilidad en medio de la trazada que enamora, pero no llega a la inmediatez de reacciones, casi felina, de la MV Agusta.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSLa sensación de aplomo y estabilidad entre curvas de la Ducati Multistrada 950 S te acaba enamorando.

Después está la diferencia en la filosofía de los motores. Pistonadas broncas y un sonido trepidante al abrir gas desde las 3.500 rpm en la Ducati, frente a las subidas de régimen fulgurantes, capaces de llevarte al éxtasis, entre las 7.000 y las casi 12.000 rpm en la MV Agusta.

Son dos mundos. Dos estilos que poco o nada tienen que ver: sensación de par y puño lleno contra vueltas y patada arriba. Universos distintos para gustos distintos. Verdaderamente, a los dos motores les sobra carácter. No sabría con cual quedarme. Si estuviéramos hablando de un tetra de 800/900, me quedaría con el “twin” de la Ducati, pero con ese pellizco de elasticidad en medios y esa excitante pegada final, dejo de tenerlo tan claro. Y es que un buen tri…ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSLa MV Agusta Turismo Veloce Lusso ofrece una inmediatez de reacciones casi felina.

El embrague SCS no me ha convencido en carretera. En algunos momentos, a poca velocidad, sentí cierta imprecisión, parecido a un desembrague. El funcionamiento del kick shifter de la MV Agusta es increíblemente excitante gracias a esos “golpecitos” de gas automáticos –para sincronizar velocidades de piñones- que da el sistema al reducir. Me encanta. En la transmisión de la Ducati todo es más suave, aunque el recorrido de la palanca de cambios me ha parecido un poco más largo; a veces tienes que acompañarla para asegurarte de que no te entre un punto muerto.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSDucati Multistrada 950 S y MV Agusta 800 Turismo Veloce, o como hacer compatible el curveo con el turismo.

Ambas montan las mismas pinzas de freno delante, pero la Ducati frena sensiblemente mejor. El tacto es más preciso y el mordiente más contundente. Ducati monta una bomba radial firmada por Brembo y MV Agusta una por Nissin. Quizá, ahí podría estar la diferencia.

Mantenimiento y consumos

Los períodos de mantenimiento, en ambas, acontecen cada 15.000 km. Las operaciones son prácticamente las mismas salvo por lo del ajuste del sistema Desmodrómico en la Ducati que debe acometerse cada 30.000 km.

El consumo promedio nos ha dado 5,2 l/100 en la Ducati por 6,2 l/100 en la MV Agusta. Con esos datos, la autonomía de la Ducati se acerca a los 380 km y la de la MV Agusta a los 340 km.

Conclusión

La Ducati cuesta 4.000 euros menos. Si tomamos el dinero como referencia, no hay más que hablar.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSLa Ducati ofrece una mayor autonomía gracias a unos consumos más contenidos: 5,2 l/100 frente a los 6,2 l/100 de la MV Agusta.

Si entramos en detalles, la Ducati se sigue llevando el gato al agua con un equipamiento electrónico y ayudas a la conducción más completas y elaboradas (ABS en curva, suspensiones electro mecánicas, más datos en la instrumentación, etc.).

A la hora de viajar, la Ducati también está un paso por delante: ofrece una mejor protección aerodinámica, es algo más silenciosa con el aire, trata algo mejor al acompañante y llaneando a velocidades inconfesables transmite una mayor sensación de aplomo.

Entre curvas, las dos son divertidas hasta aburrir, pero la MV Agusta se queda más cerca de una moto deportiva.ver galeríaComparativo Ducati Multistrada 950 S y MV Agusta Turismo Veloce Lusso SCSMV Agusta Turismo Veloce Lusso SCS, una moto para pilotos viajeros.

Y en el terreno de la sensualidad, creo que la MV Agusta consigue superar, que ya es difícil, a la Ducati. Hablo de intangibles como la sensación de deportividad a sus mandos o el magnetismo que desprende su exclusividad, algo que incluso llegas a percibir a través de las miradas de la gente en los semáforos o al repostar. Intangibles, eso sí, difíciles de aquilatar y que, para algunos, bien podrían justificar la diferencia de precio.

En cualquier caso, creo que todo se podría resumir diciendo que la MV Agusta es una moto para pilotos viajeros y la Ducati una moto para viajeros pilotos. Podría parecer lo mismo, pero tú y yo sabemos que no.


Los que han leído esta noticia, también han leído...