Ducati Monster 821 vs Yamaha MT-09

Ducati Monster 821 vs Yamaha MT-09: Personalidades opuestas

Javi Millán

7 votos

El segmento de las naked está cada vez más competido y las marcas se han puesto las pilas en ofrecer productos muy atractivos en todos los sentidos. Tanto la Ducati Monster 821 como la Yamaha MT-09 son dos exponentes actualizados si hablamos de cilindradas en torno a los 800-900cc, un nicho donde existen muchas e interesantes opciones…

Ducati renovó a finales del pasado 2017 su 821, una Monster que, en sus primeros años de vida, no pudo llevar el peso de la ausencia de la 696, la naked de acceso retirada del catálogo por la firma italiana en 2014. Más cara y un poco más potente que la pequeña de la familia y sin un equipamiento más allá del elemental, hicieron de la 821 poco atractiva para el público “ducatista”. Pero en la marca italiana decidieron dar un nuevo aire a la familia y aprovechando la entrada de la normativa Euro4, la 1200 recibió cambios y llegó de nuevo la “pequeña” de la familia, esta vez renombrada 797. Así pues, solo quedaba por actualizar la 821. Una 821 que recibió ligeros cambios estéticos, funcionales y de equipamiento donde ahora no faltan ni el depósito con cierre al estilo de las primeras Monster, la pantalla en color o un rediseñado colín… Además, la Monster puede equipar como accesorio un Quickshifter o asistente de cambio sin necesidad de accionar el embrague tanto para subir como para bajar de marchas.

Unos meses antes de que Ducati hiciera el lavado de cara a su Monster, Yamaha había hecho lo propio con una de las más aclamadas de la gama. La MT-09 también recibía cambios importantes, sobre todo en cuanto al diseño, donde el frontal pasaba a contar con doble óptica de LED, la zaga recibía un porta matrícula ubicado en la zona baja y la ergonomía se veía también algo mejorada. Además, la incorporación del “necesario” control de tracción o el Quickshifter de serie, hacían de la japonesa aún más atractiva si cabe. Un atractivo que, desde la primera generación presentada en 2013, venía de la mano de su mecánica de tres cilindros de gran temperamento unida a un ligero conjunto, todos ellos ingredientes que hacían de ella una auténtica naked deportiva. ver galeríaDucati Monster 821 vs Yamaha MT-09Fotos: Sebas Romero. Agradecimiento a Construcciones y explanaciones GRAS s.a.

Entre el A2 y el A

Es importante decir que, aunque se quedaron un poco en el limbo tras la llegada del permiso A2, las motocicletas entre los 750 y 1.000 cc se han mantenido fuertes en el concurrido segmento naked. Un segmento que ha ido evolucionando de manera notable durante los últimos años y modelos como las Aprilia Shiver, BMW F800 R, Kawasaki Z900, Triumph Street Triple, incluso otras más exclusivas como las MV Agusta Brutale, se han ido adaptando a los tiempos actuales. Más electrónica, equipamiento y por supuesto mecánicas de rendimiento más que suficiente para todo tipo de utilización y con motores que, en la mayoría de los casos se sitúan en torno a los 100 CV.

Sin llegar a cifras astronómicas, el pasado año 2017 Ducati vendió unas 350 unidades de su 821 mientras que Yamaha por su parte logró alcanzar las 500 de su MT-09. Cifras que para este 2018 pretenden llegar a las 450 y 580 respectivamente. Cifras que para este 2018 pretenden llegar a las 450 y 580 respectivamente...Quizás nos parezcan pocas, pero es que, en cualquiera de estas dos marcas existen alternativas como las Monster 797 o la MT-07, sin duda alguna más atractivas desde el punto de vista económico y, por supuesto, de cara a los más jóvenes. En este caso Ducati juega con la ventaja ofrecer para esta 821 la limitación para el permiso de conducción A2, cosa que en la Yamaha no está disponible. Así que los clientes de Yamaha deberán decantarse por la superventas MT-07 que esta temporada también recibirá mejoras.ver galeríaDucati Monster 821 vs Yamaha MT-09Ducati Monster 821 vs Yamaha MT-09

Muy diferentes…

Si bien es cierto que nuestras dos protagonistas no son las más versátiles de la categoría, podríamos decir que sí están entre las más deseadas por muchos… En Ducati han sido fieles a su filosofía de líneas fluidas, delicadas, pero sin perder esa agresividad propia de las Monster, esa imagen musculosa. Por su parte Yamaha tomó el camino hacia el lado más “manga” el del cómic japonés, con aristas y líneas rectas por todos los lados e incluso -y aquí creo que se equivocaron- habiéndola quitado algo de su personalidad sobre todo en el frontal de esta última generación.

Esa imagen se ve un poco difuminada en nuestra unidad de pruebas que viene con accesorios extras como la pantalla de protección, el portamatrícula trasero recortado, el asiento confort, los soportes de sobreelevación del manillar, además unos intermitentes de LED. Por su parte la italiana contaba entre sus extras con el colín a juego con la carrocería – de serie en los colores rojo y amarillo- además del asistente de cambio rápido o Quick Shifter, elemento que sí lleva la Yamaha de serie, aunque tan solo para subir marchas, al contrario de la Monster que también está preparado para las reducciones. ver galeríaDucati Monster 821 vs Yamaha MT-09Ducati Monster 821 vs Yamaha MT-09

Eso, por lo que respecta a un equipamiento opcional que se suma al que ya tienen de serie y en cual nos encontramos con los modos de potencia, el control de tracción o el obligatorio ABS. Después de ello, cada una ofrece diferentes alternativas en otros apartados. La Monster ofrece una pantalla digital en color que está a años luz...Mientras la japonesa cuenta con una doble óptica delantera full LED, la italiana recurre a esa tecnología solo en la luz de posición y no lleva regulaciones en la horquilla delantera como sí encontramos en la japonesa. Por el contrario, la Monster ofrece una pantalla digital en color que está a años luz de la ofrecida en su rival japonesa en cuanto a vistosidad, información y manejo a través de los botones en la piña izquierda. 

En el caso de la Yamaha para cambiar los modos de potencia debemos pulsar el botón “Mode” de la piña derecha mientras que para hacer lo propio con el control de tracción habrá que accionar el “TCS” situado en la izquierda. Todo ello manipulable en marcha, salvo la desconexión total de este último. No obstante, si queremos cambiar para visualizar los consumos, temperatura, etc. habrá que tocar en los propios botones de la pantalla… Sí, algo engorroso yendo en marcha. ver galeríaDucati Monster 821 vs Yamaha MT-09Ducati Monster 821 vs Yamaha MT-09

Mucha marcha

En la Ducati la postura de conducción es algo más encogida, con las rodillas tocando algo los tacos de protección del chasis y aunque tiene la ventaja de la regulación de su asiento en dos alturas, posiblemente la ergonomía de la Yamaha esté más adaptada para todo tipo de utilización. Es cierto que el asiento opcional de nuestra unidad de pruebas junto con el manillar algo más elevado, hacían llevar una postura más alta incluso que la versión de serie. Respecto al manillar, éste se nota más ancho y estrecho de puños en la Monster y hace falta menos palanca para mover la dirección comparada con la MT-09 que requiere un poco más de fuerza de contramanillar para guiar la trazada. 

Ya en marcha cada configuración mecánica ofrece un tacto bastante diferente y mientras que la Ducati es algo perezosa a bajas revoluciones, la Yamaha es puro poderío. En la gama media ya se igualan, con unas cifras de par muy similares tanto en números como en régimen al que la logran y quizás, la Monster sea más agradable cuando se lleva al límite, hasta el corte de encendido, mientras que la MT-09 requiere una marcha superior para evitar que el tren delantero pierda algo de contacto con el suelo si llevamos el control de tracción en el 1 o desconectado, ya que en el 2 evita el levantamiento de un tren que, por cierto, se nota más asentado en la italiana, con un aplomo que no encuentras en la japonesa. No, no es un inconveniente y cualquiera de ellas es muy ágil en todo tipo de carreteras, aunque algo menos en ciudad, donde la Yamaha juega a su favor con un mayor ángulo de giro de su dirección. ver galeríaDucati Monster 821 vs Yamaha MT-09Ducati Monster 821 vs Yamaha MT-09

Sí, ambas suenan muy bien, sin estridencias, pero lo suficiente como para acelerarte el pulso… Y ahí, cuando empiezas a aumentar el ritmo los frenos sobredimensionados en la Ducati -320 mm contra 298 mm- ofrecen algo más de mordiente y salvo el tarado de la horquilla delantera que hunde en exceso apurando las frenadas, se nota en general más aplomada y en cualquier modo de potencia el tacto de su acelerador electrónico es más gratificante… no así el tacto del embrague y el cambio, sobre todo ya en frio pega tirones y el punto muerto es difícil de encontrar. Los frenos sobredimensionados en la Ducati ofrecen algo más de mordientePor su parte en la MT el modo A de conducción es algo brusco y abriendo y cerrando gas de manera deliberada se nota la agresividad de su potencia, siendo difícil su dosificación. En los modos B y STD la cosa, es más, digamos, “llevadera”, haciendo de la conducción más relajada. 

En definitiva, ambas cumplen con las expectativas y con unos consumos que no se disparan en exceso. Si bien la Ducati se mostró algo más tragona con 5,5 litros a los 100 km, con la Yamaha por su parte logramos rebajar el consumo hasta los 5,15 l/100 km, cifra bastante contenida dado el mayor potencial de su motor de tres cilindros…ver galeríaDucati Monster 821 vs Yamaha MT-09Ducati Monster 821 vs Yamaha MT-09

Dos estilos con mucha personalidad

Queda claro que estas dos evoluciones mejoran o, mejor dicho, pulen aspectos mejorables de sus anteriores versiones, aunque en la Yamaha, tanto el precio más ajustado como el equipamiento superior, además de una mecánica con mucho temperamento, han hecho de ella una de las mejores alternativas. Ducati por su parte juega con la desventaja de no contar con elementos que sí vemos en su rival japonesa, vuelve a recuperar algo del terreno perdido, además de un valor seguro o precio de reventa algo menos depreciado que en la japonesa. Veremos hasta dónde puede llegar. 

7 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...