Ducati Monster 821: Fiel a su historia

Ducati Monster 821: Fiel a su historia

Jordi Hernández Farguell

14 votos

Cuando nos encontramos a escasas fechas de la edición 2017 del EICMA de Milán, Ducati nos sorprende con la presentación internacional de la nueva Monster 821, que, tras la renovación el año pasado de sus hermanas 1200 y 797, era la única de la familia que todavía no había pasado por el proceso de actualización a la Euro4. Aprovechando la ocasión, los directivos de la firma boloñesa no sólo han aplicado los cambios necesarios para cumplir con esta normativa, sino que también, han decidido otorgarle un nuevo estilo fiel a su historia. 

Para darnos a conocer a su preciosa criatura, los dirigentes de la firma boloñesa nos invitaron a la presentación internacional que tuvo lugar en la Riviera de Rimini, una zona muy conocida en el mundo de las dos ruedas, ya que además de estar relativamente cerca de la casa madre de Ducati en Borgo Panigale, cada año acoge el Gran Premio de San Marino. El escenario no podía ser mejor, la ruta transcurrió por serpenteantes carreteras que, en la mayoría de ocasiones, estaban terriblemente bacheadas y desgastadas. Lejos de ser un inconveniente, estas circunstancias sacaron a relucir lo mejor de la nueva y preciosa Monster 821 que, como veréis más adelante, nos dejó gratamente sorprendidos.

Poniéndonos en situaciónver galeríaDucati Monster 821: Fiel a su historiaDucati Monster 821

La Monster 821 llega en un momento muy concreto en la historia Monster, dado que 2018 será el año de su 25 aniversario: en 1993 vio la luz la mítica Monster 900 diseñada por el genial Miguel Ángel Galluzzi. Sin duda alguna, esta es una fecha importantísima para la marca italiana, ya que su lanzamiento dio inicio a una de las sagas con mayor éxito -se han vendido más de 320.000 unidades-, mejor acogidas y más prolíficas de su dilatada historia. Por cierto, un modelo el Monster 900 que nosotros, en su dia, también homenajeamos con la prueba clásica de su primera edición. ¿La quieres ver?. Clica aquí.

Como ya sucediera en la versión anterior, la recién presentada está destinada a ocupar un lugar intermedio dentro de la gama Monster; con la 797 como puerta de entrada a la marca y modelo principalmente de iniciación para los jóvenes conductores con carné A2, y, la 1200 en sus distintas versiones, como el máximo exponente al que se puede aspirar dentro de la familia Monster. También se anunció la llegada de un modelo A2, algo que sin duda gustará a los más atrevidos, pues una moto como la Monster 821, aún limitada, siempre exige lo mejor de quien la conduce.

Posiblemente, el principal motivo para la renovación de la actual 821 ha sido la necesidad de actualizarla a la rigurosa normativa Euro4, y es que tras la puesta al día de sus compañeras de gama el año pasado, ahora le tocaba el turno a nuestra invitada, lo que han aprovechado los directivos de la marca para mejorarla, aún más, tanto a nivel de estética, como de equipamiento y ergonomía.

Imagen de familia

ver galeríaDucati Monster 821: Fiel a su historiaDucati Monster 821

En esta ocasión, los diseñadores de la firma boloñesa no han tenido que buscar muy lejos para encontrar una buena inspiración, simplemente han tenido que fijar el foco de atención en la M1200, ya que es un claro y magnífico ejemplo de cómo ha de ser una Monster de calidad. Obviamente, todo lo que ya funcionada en la 821 anterior, que vio la luz por primera vez en 2014, no se ha cambiado, ello incluye prácticamente toda la parte ciclo y motor, aunque este último, como ya hemos comentado, solo se diferencia en los poco relevantes cambios que ha precisado la Euro4.

De este modo, si comparamos a la unidad presentada, con su predecesora, exteriormente, las principales diferencias son el nuevo depósito de combustible con 16,5 litros de capacidad –ha perdido un poco en el camino-, el asiento –de formas realmente acogedoras y regulable en dos alturas-, y la parte posterior, incluido colín y sub-chasis. Igualmente, ahora también gozaremos de los servicios de un llamativo cuadro de instrumentos en forma de pantalla TFT a color que integra un potente ordenador de abordo con información que va mucho más allá de los distintos consumos, kilometrajes o temperaturas de la mayoría. Y es que debido a su superdotada electrónica, con sistemas de ayudas y gestión por doquier, se necesita un extenso menú al que, eso sí, se accede cómodamente desde el manillar a través de los pulsadores situados en las nuevas piñas.

Equilibrio excelente

ver galeríaDucati Monster 821: Fiel a su historiaDucati Monster 821

Como ye hemos comentado, en lo que se refiere a parte ciclo y motor, la Monster 821 no cambia demasiado de su predecesora, y, la verdad, no es ni mucho menos un inconveniente. Los responsables de confeccionar la ruta, desde luego no se lo pusieron nada fácil, ya que prácticamente toda transcurrió por carreteras en un pésimo estado con baches, grietas, asfalto deslizante… La verdad es que, de forma un tanto inesperada por mi parte, la 821 dio la talla, la posición de conducción resultó ser cómoda y nos permitió llegar al final de la jornada en perfectas condiciones.

Pero lo mejor fue como actuó su parte ciclo, basada, cómo no, en el bastidor Trelllis multitubular que va anclado los cilindros y que, con un estilo parecido al autoportante, comparte sus funciones con el mismo bloque motor. Os lo podemos asegurar, no lo tuvo fácil, pero en todo momento se mantuvo imperturbable, aportando al conjunto rigidez y una base estable donde aposentarse.Mecánicamente y a nivel ciclo, apenas cambia respecto a la versión de 2014

Las que sí pasaron un auténtico calvario fueron las suspensiones, tanto la horquilla invertida de 43/130 mm como el amortiguador de 140 mm tuvieron que sacar a relucir lo mejor de sí mismos e, incluso, en algunas ocasiones puntuales, prácticamente aprovechar todo su recorrido. Nos gustó mucho la consistencia de la horquilla, suave y progresiva en el primer tramo pero consistente cuando se le exige un extra en las frenadas fuertes. El amortiguador destaca por su firmeza, el sistema progresivo que lo acompaña le aporta una capacidad de trabajo excepcional en estas circunstancias, logrando que incluso los baches de mayor calado no afectaran de forma peligrosa a nuestra conducción.

En frenada no hay absolutamente nada que objetar, el conjunto propuesto por Brembo es una auténtica maravilla, con buenas sensaciones extraídas desde el tren posterior, pero, sobre todo, muy brillante en el eje anterior donde se encuentran las pinzas Monoblock de anclaje radial de cuatro pistones M4-32. Unas bestias que muerden con verdadera fuerza los discos de 320 mm que las acompañan, aunque, eso sí, gozando en todo momento de un tacto del alta precisión que ni siquiera necesita de más de dos dedos para que podamos extraerles todo el jugo.

Todo bajo control

ver galeríaDucati Monster 821: Fiel a su historiaDucati Monster 821

El ya conocido propulsor Testastretta 11º continua siendo el corazón que da vida a esta máquina, tras la Euro4, sus 109 CV de potencia y los 8,8 kgm de par mueven con soltura un conjunto que, en orden de marcha, no excede los 206 kilos. Esta buena relación peso potencia hay que controlarla, de ahí que la naked italiana llegue con un sofisticado pack electrónico que es la envidia de su categoría. Tenemos varios niveles de actuación tanto en el ABS Bosch (tiene 3), como en el control de tracción (con 8), ambos englobados en el Ducati Safety Pack. Además, disponemos de tres diferentes modalidades de uso y tres distintas entregas de potencia, por lo que si lo sumamos todo, será muy difícil que una situación, por complicada que sea, pille desprevenida a nuestra M821.Electrónicamente es una superdotada, una de las más completas de su categoría

A pesar de todo el Testastretta 11º no es precisamente una bestia dócil, sobre todo en la modalidad Sport, será capaz de demostrarnos que su empuje es imponente y que puede disparar nuestra adrenalina en cualquier momento. Pese a todo funciona con mucha suavidad y aunque aun se nota el tacto habitual en los motores Ducati, como decimos, se han suavizado muchísimo las vibraciones tanto en marcha como parado.

La entrega de potencia es inmediata, lineal y contundente si así lo deseamos, tiene una capacidad de tracción excelente; en tramos muy revirados, con un solo golpe de gas, podemos salir catapultados de una curva a otra y sentir como el manillar tira de nosotros con fuerza. Mientras, en lo que respecta a la acción conjunta de cambio y embrague, hay que decir que demuestran una muy buena sintonía, no será la misma que con el Quick Shifter que Ducati nos ofrece de forma opcional, pero en cualquier caso es muy buena. Un apunte importante en este sentido es que, con los kilómetros, mi unidad fue perdiendo precisión para encontrar en punto muerto en caliente, algo molesto, sí, pero que se solucionaba poniendo el neutral antes de parar del todo.

Ducati nos lo pone fácil

ver galeríaDucati Monster 821: Fiel a su historiaDucati Monster 821

Es tal la confianza que la firma italiana tiene en su nueva Monster 821 que no duda en ofrecernos las máximas facilidades posibles para que nos hagamos con una de ellas. Se venderá en tres colores: rojo, negro y amarillo. El precio las dos primeras -así como el de la versión A2-, será de 11.890 euros, mientras que la amarilla -en honor a la primera Monster 900-, costará 100 € más. En lo que se refiere a la fecha de venta, todas menos la Dark estarán disponibles desde diciembre, ya que para comprar la versión más sobria de todas habrá que esperar hasta principios de enero.

Desde su aparición podemos beneficiarnos de una interesante oferta de lanzamiento con la que nos ahorraremos 915 €, pero si en realidad queremos gastar lo mínimo, podremos escoger dos fórmulas; u optamos por financiar un mínimo de 7.500 euros en tres años o nos acogemos al plan Ducati Active, en ambos casos nos ahorraremos 1.100 € en la compra de nuestra Monster y, en el caso del Ducati Active, además nos regalaran un tercer año de garantía. ¿No es para pensárselo?

14 votos