Triumph Rocket 3 R - Ducati Diavel 1260 S - Comparativo de Muscle Bike's

Triumph Rocket 3 R vs Ducati Diavel 1260 S: Desde otra postura

Víctor Maciel

Comparamos las dos mejores Muscle Bike del momento: La Triumph Rocket 3 R y su brutal tricilíndrico en línea de 2458 cc, 167 CV y 22,5 Kgm de par contra la Ducati Diavel 1260 S y su bicilíndrico Testastretta de 1.262 cc y distribución variable que proporciona 159 CV y 13,1 kgm de par a una moto que pesa casi 60 kilos menos.

A los que ya tenemos una edad, el futuro se nos echa encima a pasos agigantados. Se avecinan cambios necesarios, algunos incentivados por la incertidumbre que nos trajo el coronavirus, que me hacen sentir una especie de nostalgia del presente, quizás por la certeza de que motos como estas, sobredimensionadas, apasionantes y brutales no durarán para siempre en los catálogos de las marcas.
Durarán un tiempo sí, porque algunas -como la nueva Rocket 3- acaba de ser lanzadas, pero difícilmente serán reemplazadas por algo mejor. Normativas medioambientales, que ya amenazan la continuidad de la Diavel tal cual la conocemos -porque es Euro 4- harán que vehículos que hoy son una novedad, pronto sean una rareza que las motos del futuro difícilmente puedan repetir.
No habrá motos tan brutales como estas y si las hay… no sonarán igual, no vibrarán de forma similar ni estremecerán a propios y extraños con su bramido cuando demos gas.
En un futuro no muy lejano, cuando los que hemos disfrutado las motos del final del siglo XX y comienzos del XXI contemos batallitas, habrá un montón de motos buenas que recordar con nostalgia. Discutiremos con pasión acerca de cuál fue la mejor deportiva, o la mejor turística. Nos aguardan charlas eternas, que bien pueden dar para litros de cerveza u “hondonadas de hostias”, pero cuando lleguemos a las Muscle Bikes… la discusión se habrá acabado.
ver galeríaTriumph Rocket 3 R - Ducati Diavel 1260 S - Comparativo de Muscle Bike'sFotos: Aitor LamadridQuizás la Yamaha VMAX 1200 original, tenga un lugar reservado en la Wikipedia, junto a la Rocket 3 R que es, a día de hoy -y desgraciadamente puede que para siempre- la muscle bike más brutal que se haya fabricado jamás.
La Ducati Diavel 1260 no estará a su altura y puede que una futura Diavel V4 tampoco lo esté…. y no será porque no puedan ser incluso superiores en muchos aspectos, sino porque a Ducati nunca le ha interesado competir en otra liga que no sea en la de motos deportivas.
Para construir una auténtica muscle bike hay que mantener un punto desproporcionado, ilógico y ligeramente irracional que los italianos no persiguen, porque hacerlo supondría traicionar una tradición que empezó cuando fabricaron el primer motor de dos cilindros hace casi 50 años.
Da igual lo que Ducati fabrique, o como lo empaque. Lo mismo da que tenga apariencia de trail asfáltica a moto custom. El resultado… o “lo que hay por debajo” es siempre una brutal máquina deportiva.
Las de este comparativo, son motos muy diferentes, sobre todo porque quieren serlo. En cuanto a cuál es mejor o peor… eso dependerá sobre todo del uso que quieras darles. Lo que sí puedo hacer sin más trámite es contarte “de qué pie cojean”, para que sepas que puedes esperar de ellas
¿Cómo es la Ducati Diavel 1260 S?

La Ducati Diavel 1260 S es una máquina más deportiva de lo que aparenta… y como tampoco es que aparente ser una moto tranquila, decir sólo esto puede dar una idea de “a qué nos enfrentamos” cuando nos ponemos a sus mandos.
ver galeríaTriumph Rocket 3 R - Ducati Diavel 1260 S - Comparativo de Muscle Bike'sLa Ducati Diavel 1260 S y la Triumph Rocket 3 R cuentan con ABS con asistencia en curva, arranque y bloqueo de la dirección sin llaveSu motor es nervioso, como buena Ducati y aunque la distribución variable -al menos en la teoría- debería haberle dado algo más de suavidad a bajo régimen, lo cierto es que el “paso lento” hasta se le atraganta un poco. Ir a 30 km por ciudad -una velocidad que en las grandes urbes era una rareza pero que cada vez es más común- es un poco desconcertante para ella. La primera (primera!) se enrosca un poco y la segunda exige un ralentí tan bajo que la moto no sabe muy bien qué es lo que estás intentando hacer.
Puede parecer una crítica pero no lo es. Lo que pasa es que este motor no está hecho para ir muy lento, sino para correr… y está dispuesto a demostrarlo si te decides a abrir gas.
Pasadas las 6000 rpm y durante el brevísimo lapso de tiempo que transcurre hasta que el motor alcanza las 9.500 rpm (y los 159 cv de su potencia máxima), el bicilíndrico en L Testastretta DVT 1262 empuja con una agresividad propia de motos cuyo hábitat natural es el circuito.
Da igual en cuál de los 3 modos de conducción circules, o como los hayas configurado (porque cada mapa se puede personalizar). Si le pides mucho te da mucho… y hasta la mesura del mapa de motor más dócil, está reservada solo para cuando das gas con moderación.
El cambio rápido es algo tosco pero eficiente y permite subir las 3 primeras marchas sin dejar de apretar los dientes mientras el mundo se acelera a tu alrededor.
No es que a partir de la cuarta marcha actúe diferente, pero cuando te atreves a acercarte a  la zona roja de la tercera marcha, abandonas por mucho los límites legales y yo estaba disfrutando como un niño mi primera prueba de vuelta del confinamiento, como para imaginarme perdiendo todos los puntos del carnet de una sentada.
ver galeríaTriumph Rocket 3 R - Ducati Diavel 1260 S - Comparativo de Muscle Bike'sMono-amortiguador Showa completamente ajustable con depósito independiente y ajuste hidráulico remoto de la precarga El punto muerto, en esta unidad en concreto era un auténtico incordio, pero me animo a pensar que es un tema de regulación, porque la Ducati XDiavel 1260 S que probamos a hace poco tenía el mismo motor y detenerse en un semáforo con ella era una tarea mucho menos engorrosa que hacerlo con la moto utilizada en esta prueba.
Gracias a una postura más elevada, pero -a mi gusto- no menos cómoda, que en la XDiavel  los 233 kilos que pesa cuando los 17 de litros de su depósito aún están vacíos, se sienten muy ligeros y no solo si la comparamos con la Triumph Rocket 3 R y los 291 kilos que pesa en las mismas condiciones. Todas las muscle bikes de la historia, desde los 270 kilos de la primera VMAX, la superan, a excepción de la Diavel de la generación anterior, que con una mecánica un poco más simple -pero no menos potente- detenía la báscula 4 kilos antes.
Si la nueva Diavel 1260 S es mejor o no que la anterior: eso da para muchas discusiones. Desde luego, la instrumentación “no ha mejorado” y los intermitentes traseros (antes integrados en los faros) tampoco… pero las diferencias entre ambas probablemente se podrían abordar en un comparativo diferente.
¿Cómo es la Triumph Rocket 3 R?
En la Rocket 3 R no hay discusión posible acerca de si esta moto es o no mejor que la de la generación anterior. El motor ha ganado 17 caballos y el chasis de aluminio ha permitido reducir 40 kilos con respecto a la Rocket original. El cambio es sustancial, pero no tengo muy claro que las comparaciones con esa moto siquiera vengan a cuento, después de todo: La Rocket original no era una Muscle Bike sino un custom con un gran motor y una estética bastante discutible.
ver galeríaTriumph Rocket 3 R - Ducati Diavel 1260 S - Comparativo de Muscle Bike'sTricilíndrico en línea, con refrigeración líquida y doble árbol de levas en cabezaHaber bajado 40 kilos tampoco la convierte en una moto ligera. Sientes su peso y su volumen nada más ponerte a sus mandos. Cuesta un poco moverla en parado y, al igual que en su hermana, la Rocket 3 GT, las piernas quedan abiertas al esquivar el gigantesco motor tricilíndrico de 2458 cc… aunque esta vez bastante más retrasadas.
El cambio asistido, ni se llama, ni termina de ser un cambio rápido, pero la Triumph compensa su lentitud con una suavidad envidiable, que no hace otra cosa que incrementar el confort que es capaz de proporcionar un motor -sobredimensionado sí- pero capaz de responder bien a muy bajas vueltas y en cualquier marcha.
Recuerdo haber cogido hace poco la GT con bastante prudencia, porque su peso y su brutal cifra de par -22.5 Kg a 4000 rpm o 221 Nm- me habían hecho dudar de si sería capaz de controlar semejante potencial. La Rocket 3 R desde el primer momento -y gracias a una postura de conducción más apta para una conducción deportiva- se percibe y se conduce como una moto más ágil que su hermana custom.
Los mejores detalles de cada una.
Nada más empezar el comparativo tuve claro que me costaría decidir si tuviera que escoger entre la Triumph Rocket 3 R y la Ducati Diavel 1260 S de este comparativo o la Triumph Rocket 3 GT y la XDiavel 1260 S del que hicimos antes del confinamiento.
Escoger la Ducati XDiavel 1260 S o la Diavel 1260 S es más una cuestión de preferencias que de prestaciones, porque la postura es diferente pero ambas pueden llevarse prácticamente igual de rápido en una carretera de curvas. Para un uso deportivo, me gusta más la postura de la Diavel, pero la XDiavel tiene una transmisión por correa, que mejora ligeramente el sonido de la moto (a la cadena de la Diavel 1260 S se la oye, y más a esta que estaba un poco destensada) y simplifica enormemente el mantenimiento. Además el basculante de la XDiavel me recuerda en cierto modo al de la MH 900 y la Monster S4R y solo por eso suma infinitos puntos extra.
El punto a favor de la Diavel contra la XDiavel está en la plaza del pasajero, no solo porque el espacio destinado es mayor sino por el asa escamoteable que es mucho más estética que el respaldo de su hermana custom que -por no romper con la estética de la moto- funciona más como un efecto placebo que como una sujeción real.
Plegar el asa requiere sacar el asiento y devolverlo a su sitio requiere un ligero toque de “convicción” que suele acabar con la llave por el suelo si no has tenido la precaución de sujetarla mientras realizas la maniobra, pero esto es más una peculiaridad a la que requiere acostumbrarse, que un problema real.
ver galeríaTriumph Rocket 3 R - Ducati Diavel 1260 S - Comparativo de Muscle Bike'sDucati Testastretta DVT 1262 con arbol de levas variable, 4 válvulas y 2 bujías por cilindroEl único problema de la postura de la Diavel 1260 S es la forma de las estriberas delanteras. Terminan en punta y tienen tendencia a afilarse si sueles tomarte con intensidad las carreteras de curvas. Yo -que rondo el 1.85- las golpeé unas cuantas veces, y David que mide algo menos, creo que no dejó casi ninguna parada sin golperse con ellas.
Cada cual tiene las aficiones que quiere y como el tiene más experiencia no se las discuto, pero no estaba contento y eso me llevó a reservarme un par de comentarios irónicos que quizás no pueda gastar hasta el próximo comparativo...
En cierto modo la Triumph Rocket 3 R y la Rocket 3 GT son más difíciles de distinguir entre sí por un neófito que las dos Ducati’s. Esto se debe a que, en gran parte, son exactamente la misma moto. Los radios pulidos de las llantas de la Rocket 3 GT me gustaban bastante más que las llantas completamente negras de la Rocket 3 R, pero estos pequeños detalles pueden pasar desapercibidos para cualquiera que no las mire con suficiente atención.
No hay que prestar mucha atención para apreciar que: en general los acabados de la Rocket 3 R están por encima de los de la Diavel 1260 S. Desde la elegancia con la que se han escondido los cables hasta la finura con la que se pliegan los estribos traseros… todo en esta moto está exquisitamente resuelto.
En defensa de los italianos he de decir, que -a excepción de los mandos retroiluminados- que son discretos y funcionales en la Triumph y parecen dar intencionadamente el cante en la Ducati, la diferencia de detalles y acabados responde más a una divergencia de conceptos que a una disparidad de calidad.
ver galeríaTriumph Rocket 3 R - Ducati Diavel 1260 S - Comparativo de Muscle Bike'sInyección de combustible con acelerador electrónico "Ride-by-Wire" tanto en la Triumph Rocket 3 R como en la Ducati Diavel 1260 SEs tan simple como que los ingenieros de la marca italiana han priorizado la ligereza y las prestaciones mientras que los ingleses centraron su esfuerzo en que hasta la última tuerca estuviera perfectamente integrada.
Si hasta el cuadro de mandos, compartido con una moto tan diferente -conceptualmente hablando- como es la Triumph Scrambler 1200, parece diseñado específicamente para la gama Rocket.
Las Rocket comparten chasis, motor y parte ciclo, pero, al contrario de lo que me ocurre con las Ducati’s, aquí sí tengo una preferencia clara: me quedo con la postura de la Rocket 3 R, que convierte a una moto pesada y algo lenta de reacciones en una máquina mucho más entretenida y fácil de conducir en una carretera de curvas. No lo hace sacrificando comodidad y la posición de las estriberas no supone un problema, al menos: no hasta que llega la hora de plegar.
Comportamiento en curvas, de la Diavel 1260 S y la Rocket 3 GT
Antes del comparativo anterior y después de probar la Softail Fat Boy y la FXDR creadas por Harley Davidson, no albergaba grandes esperanzas en cuanto a lo que un gigantesco neumático de 240 milímetros de ancho pudiera aportar al comportamiento dinámico de una moto, sino más bien lo contrario: me las esperaba algo torpes… y con tendencia a entrar en las curvas con dificultad.
La realidad de ambas motos es diferente, y -sobre todo- es bien distinta a la que pueda presuponer cualquiera que haya conducido una moto -distinta a éstas- con un 240 trasero.
La Ducati Diavel 1260 S monta un Pirelli Diablo Rosso III muy blando en su llanta trasera de 17 pulgadas. Favorecida por un motor estrecho, estribos altos y peso contenido, es ágil y tiene un paso por curva brutal.
La Triumph Rocket 3 R calza un Avon Cobra Chrome -también muy blando- en una llanta de 16 pulgadas, pero la moto es ancha y baja lo que provoca que los estribos rocen contra el pavimento con mucha facilidad. El paso por curva es necesariamente más lento que en la Ducati, aunque esto no es responsabilidad del enorme balón trasero, sino más bien al contrario.
ver galeríaTriumph Rocket 3 R - Ducati Diavel 1260 S - Comparativo de Muscle Bike'sLa Ducati Diavel 1260 S permite 27 grados de inclinaciónLa Triumph Rocket 3 R es una de las pocas motos -sino la única- que he visto con pinza trasera de anclaje radial. El poder de frenada de las 2 motos comparadas es excelente pero la Ducati tiene dos ventajas muy claras: Por un lado dispone de la capacidad de modificar a voluntad la intervención del control de tracción y el ABS (con asistencia en curva en ambas motos) por cada modo de conducción; y por el otro, la obvia e indisimulable diferencia de inercias, ante las cuales, no existe un tipo de frenos o de neumáticos capaz de hacer milagros.
Los neumáticos de cada una, diseñados específicamente para ser montados en ambas, transmiten confianza sin entorpecer los cambios de dirección que las motos son capaces de hacer, limitadas únicamente por sus propias cotas y, aunque el de la Triumph -a mi gusto- tiene un poco más de mérito, solo por soportar con entereza el par brutal del tricilíndrico, ninguno de los dos compromete la entrada, la salida o el comportamiento en curva.
Es cierto que, en manos de pilotos igualados, la inglesa no puede permitirse un duelo en una carretera revirada con la italiana…. pero esto no se debe a los neumáticos ni la hace para nada una moto aburrida. Después de todo, siempre existirá una moto más rápida, o un piloto más veloz.
Previsiblemente, viendo el estado de los neumáticos traseros de ambas después de rodar un par de horas apretando en una carretera de curvas, la duración en estado óptimo difícilmente alcance los 5000 km si son sometidos a un castigo constante, pero para mi sorpresa, ni el Pirelli ni el Avon alcanzan los 200 euros si te dedicas un rato a buscarlos por internet.
Lo que sí cambia bastante, si te dedicas a apretar, es el consumo, porque en la Ducati Diavel 1260 S se mantiene por debajo de 6 litros a los 100 “hagas lo que hagas” mientras que en la Triumph Rocket 3 R es fácil superar los 8 si no te cortas un poco a la hora de dar gas.
ver galeríaTriumph Rocket 3 R - Ducati Diavel 1260 S - Comparativo de Muscle Bike'sEstriberas con dos posiciones de ajuste vertical en la Triumph Rocket 3 RTambién es relativamente fácil, mantener un consumo ligeramente inferior a los 6 litros en la Rocket 3 R, manteniendo las RPM por debajo de las 3.000, utilizando marchas largas, o tirando del control de velocidad.
Curiosamente, el control de velocidad crucero de la Ducati admite cosas que otras motos no permiten, como subir una marcha sin desconectarse o mantenerse activo después de cerrar intencionadamente el puño de gas. No me pareció muy amigable, aunque el de la Triumph, en la que todas las configuraciones electrónicas de la moto son un poco más simples e intuitivas que en la Ducati, tampoco terminara de ser del todo intuitivo.
Si bien no son motos para correr carreras, pero tampoco es lo suyo poner el control de velocidad y olvidarse. Lo ideal es disfrutar del placer de conducirlas. Difícilmente alguien escoja una u otra pensando lo que se ahorrará de gasolina. Tampoco dependerá del precio, porque los 23.890 € de la Ducati Diavel 1260 S no están demasiado lejos de los 23.000 € que cuesta la Triumph Rocket 3 R.
Quien pueda decidirse por cualquiera de las dos, eso sí, estará escogiendo una de las mejores Muscle Bikes que vayan a fabricarse jamás.


Los que han leído esta noticia, también han leído...