Ruta 47 (7º etapa): De Foz a Santiago

Motos.net

Al entrar en Galicia nos recibió su clima (estoy empezando a hablar en plural) y a esta BMW S 1000 XR hay que ponerle un nombre ya. Y a la lluvia se le unió un problema con el GPS. Está claro que para llegar a los paisajes más bellos hay que sufrir un poco. Me he ganado "La Compostelana", pero como ya la tenía de un viaje anterior, he sellado mi pasaporte de La Ruta 47. Puedes verlo y encargar el tuyo en www.laruta47.com  Además de descubrir todos los detalles de la ruta.

Rumbo a Santiago: ¿Bajo la lluvia?

ver galería¿Cómo no? Cerca de Finisterre me acompaña la lluvia y la nieblaRuta 47: 7º Etapa de Foz a Santiago de Compostela. Faro de Finisterre.La etapa de hoy es muy larga y no puedo parar a comer de restaurante así que tras desayunar en el bufet, decido coger una manzana, un plátano y una magdalena para no desfallecer si me entra hambre. Me despido del director que hace las veces de recepcionista y salgo de Foz siguiendo la línea de la Costa Cantábrica. El inicio de la ruta lo ameniza “The Brosas”, con quizá la canción más cañera de mi banda sonora. Me anima a acelerar un poco.

Hoy quiero visitar dos faros: el de Estaca de Bares, que es el que está más al norte de la Península Ibérica y el archiconocido Faro de Finisterre. Me gustaría ver la puesta de sol en Finisterre pero después me esperan más de 100 km hasta Santiago de Compostela y no me apetece viajar de noche después de estar todo el día montado en la moto.

Bordeando la costa, llego a un área de descanso donde hay unas bonitas vistas del mar y decido parar a hacer una sesión de fotos para los patrocinadores. Estoy en el Mirador de San Román. Meto la BMW hasta la zona peatonal y comienzo a disparar fotos de guantes, casco, moto… con el mar de fondo. Estoy solo en el mirador.

Dos de los cuatro faros más emblemáticos de España

ver galería¿Cómo no? Cerca de Finisterre me acompaña la lluvia y la nieblaRuta 47: 7º Etapa de Foz a Santiago de CompostelaEstos son dos de los 4 faros obligados en la Ruta 47: Llego al de Estaca de Bares, el punto más al norte situado en la Península Ibérica tras tomar un desvío de 7 km. Me hubiese gustado acceder hasta el mismo faro con la moto para hacer unas fotos a la BMW S 1000 XR en un escenario con el faro y el mar de fondo, pero no puede ser, así que me conformo con sacar unas instantáneas desde la pista que accede hasta el edificio. Unos minutos más tarde aprovecho para fotografiar detalles curiosos de la zona, como una enorme cuerda anudada al más puro estilo marinero que pende de un larguero sobre una puerta.

Allí dedico unos minutos a sentarme sobre una piedra y disfrutar de la solitaria calma y las bonitas vistas de esta parte de la costa gallega.

Abandono este lugar tan mágico y regresando sobre mis pasos, vuelvo a incorporarme al trazado de La Ruta 47 para continuar ruta hacia el Oeste. Hace ya un rato que me ha entrado hambre y decido buscar un lugar solitario para comer la fruta que he cogido en el hotel. No quiero perder mucho tiempo porque solamente he hecho 150 km y todavía me quedan otros 300 para llegar a Santiago de Compostela. Además, tengo que hacer otra parada en el Faro de Finisterre y esta me llevará tiempo, así que me desvío 400 metros para acceder a la pequeña y coqueta Playa de O Villar. 

Accedo con la moto por una pequeña y empinada rampa hasta la arena y allí me como mi fruta a la vez que aprovecho para sacar más fotos para los patrocinadores.

No hay nadie en la playa. Tengo el bañador en la moto y me dan ganas de catar esta playa, pero me da que el agua va a estar bastante fría a pesar de la buena climatología, y no tengo tiempo. Una pena.

Me acompañará la lluvia: Si o sí

ver galería¿Cómo no? Cerca de Finisterre me acompaña la lluvia y la nieblaRuta 47: 7º Etapa de Foz a Santiago de Compostela. La tierra se acaba... Finisterre.He cruzado A Coruña y el cielo se ha encapotado. Cada vez tiene peor pinta aunque no acaba de llover. Es una pena porque hace la temperatura perfecta, sin calor pero sin lluvia. 

Hago una parada para repostar y no me doy cuenta que el GPS se me ha movido un poco. Prácticamente en parado giro bruscamente el manillar de la moto para apartarla del surtidor y la llave del contacto choca con el conector de corriente del GPS deformándolo. Me doy cuenta que me he quedado sin alimentación y a partir de ahora tendré que tirar de pilas. No es muy agradable porque sin la alimentación, la pantalla no va iluminada y se ve peor, pero puedo subsistir. Más miedo me da, el hecho de que este mismo conector es el que necesito para introducir la ruta del día siguiente y obtener el track de la jornada, donde voy teniendo un registro de los lugares por donde paso. Un escalofrío recorre mi cuerpo. 

No puedo hacer nada, al menos el GPS sigue funcionando así que compro unas pilas de repuesto en la misma gasolinera y ya veremos cuando llegue al hotel. A lo mejor mañana tengo que comprar otro GPS. 

Empieza a llover: Calabobos o Txirimiri

ver galería¿Cómo no? Cerca de Finisterre me acompaña la lluvia y la nieblaRuta 47: 7º Etapa de Foz a Santiago de Compostela. Un momento de paz...El tiempo va empeorando y empieza el calabobos (Txirimiri que llamamos en mi tierra). Aparece la niebla y cada vez llueve más. Estoy muy cansado y por un momento se me cruza el pensamiento de tirar directamente hacia Santiago de Compostela pero no puedo irme de aquí sin visitar el Faro de Finisterre así que el pensamiento se va como ha venido y decido continuar la ruta prevista. El Tourland 3 de Garibaldi responde perfectamente y no me voy a mojar así que continúo hacia el faro.

Llego al Faro de Finisterre. El tiempo ha mejorado y ha dejado de llover. El traje esta mojado pero yo estoy seco. Aparco la moto junto a un autobús turístico en una raya amarilla y enseguida aparece el chofer diciéndome entre bromas que me cambia la moto por el autobús. Yo le sigo el rollo y le digo que a gusto lo haría pero la moto no es mía así que no puedo decidir. Le cuento el proyecto y le encanta. 

Al poco aparece un policía y echándome la bronca me dice: ¿Usted sabe lo que significa esta raya amarilla? ¡El parking de motos está allí! Señala con el dedo, e inmediatamente se va.

Yo me quedo hablando con el chofer del autobús y cuando me despido de él, quiero entrar con la moto hasta el faro pero una señal de prohibido el paso lo impide. El caso es que pone: ”excepto clientes del hotel”, así que ni corto ni perezoso me adentro con la excusa si me para alguien, de que voy al hotel a ver si hay sitio para alojarse. 

Faro de Finisterre

ver galería¿Cómo no? Cerca de Finisterre me acompaña la lluvia y la nieblaRuta 47: 7º Etapa de Foz a Santiago de Compostela. Conseguí una foto siendo protagonistas únicos la moto y yo.Abriéndome paso entre los numerosos turistas llego hasta el mismo faro y hago las correspondientes fotos de recuerdo con otra sesión para los patrocinadores. Le pido a algún turista que me haga alguna foto para no perder tiempo colocando mi mini trípode y me voy pitando hacia Santiago de Compostela. Mi improvisado fotógrafo consigue hacerme una instantánea sin gente alrededor, cosa que le agradezco.

Me hubiera gustado ver la puesta de Sol pero todavía falta una hora para que anochezca, el cielo esta nublado e intuyo que no va a haber una puesta de sol bonita. Por otro lado todavía me quedan 100 km hasta mi destino.

Abandono el Faro de Finisterre y continúo hacia Santiago. Ya solo me queda un faro pero tardaré tiempo en visitarlo, porque para ello deberé estar al Sur de Andalucía.

Según mi planing, ya debería estar en el hotel y no llegaré hasta al menos dentro de una hora y media. En el trayecto vuelve a llover esta vez con lluvia intensa pero el traje sigue portándose muy bien y consigo llegar seco. Debido al cansancio, al acercarme a Santiago de Compostela ya en autovía, me salto la salida y tengo que continuar durante 20 km hasta poder dar la vuelta, con lo que hago 40 km más de la cuenta. Me da bastante rabia porque intuyo que voy a llegar justo con los neumáticos al final de toda la Ruta 47 y pienso: ¿cómo puedo ser tan bobo?

Llego al Gran Hotel Los Abetos, también de la cadena Sercotel. ¡Por fin! Sigue cayendo Txirimiri. Me acerco a recepción para hacer el check in y mi reserva no aparece por ningún lado. Da igual les comento. Voy a darme una ducha, comer algo y después ya lo arreglaremos. 

Accidente ¡con el móvil!

ver galería¿Cómo no? Cerca de Finisterre me acompaña la lluvia y la nieblaRuta 47: 7º Etapa de Foz a Santiago de Compostela. Playas solitarias... llevo el bañador pero... ¡el agua está fría!Subo a la habitación. Cojo el teléfono para llamar a Elena y algo pasa. Esta pegajoso y hay un charco en el bolsillo. ¡Mier…! La ropa ha respondido perfectamente pero me he dejado abierto el bolsillo lateral de la cazadora donde llevo el teléfono y me ha entrado agua. Para más inri llevaba un caramelo junto al teléfono y se ha deshecho con el agua formándose una pasta pegajosa.

Lo limpio como puedo y tras secarlo con el secador veo que funciona. Tiene varias secuelas: El micrófono ha dejado de funcionar y el giro automático de las imágenes también se ha resentido.

Tras una ducha, busco el email de la reserva, lo reenvío a recepción y salgo a cenar algo en el mismo hotel. No me apetece salir porque este hotel esta en las afueras de Santiago y con lo cansado que estoy y el mal tiempo que hace, lo que menos me seduce es coger la moto. Por otra parte, ya tengo la Compostelana. Vine hasta aquí hace tiempo, siguiendo el Camino de Santiago, pero en bici.

Preparo la ruta de mañana: Llegaré a León

ver galería¿Cómo no? Cerca de Finisterre me acompaña la lluvia y la nieblaRuta 47: 7º Etapa de Foz a Santiago de Compostela. Camino asfaltado hasta el faro.Vuelvo a recepción y ya ha aparecido mi reserva. Subo a la habitación y compruebo los daños en el GPS. No puedo fiarme pero al menos, con sumo cuidado y haciendo malabares con el cable de conexión al ordenador, puedo extraer e introducir los tracks. En la conversación que mantengo con Elena por whatsapp le digo que me envíe un teléfono y un viejo GPS al Sercotel Boulevard en Vitoria, donde llegaré en un par de días. Las etapas de las próximas jornadas las conozco bien. He rodado mucho por esas tierras y no necesito el GPS. La próxima etapa, la 8º de esta Ruta 47 me llevará desde Santiago de Compostela a León...