Cardo Freecom 4+: Una opción muy completa

Javi Millán

Llevaba tiempo con ganas de probar un intercomunicador de este tipo y qué mejor ocasión que la temporada estival donde, aún más que nunca, damos un mayor uso a nuestras preciadas monturas de dos (o tres) ruedas… Daba la casualidad que había recibido como regalo de cumpleaños uno similar -de una marca competidora- y, por tanto, podría valorar con mayor conocimiento este producto de Cardo, concretamente el Freecom 4+ Duo, o lo que viene a ser un pack para instalar en dos cascos y que a su vez permite el emparejamiento con otros dos adicionales, es decir, hacer una red de cuatro. ver galeríaCardo Freecom 4+ intercomunicadoresFotos: Javi Millán (Producto) / Arnau Puig (Acción)

Contenido y continente

Antes de entrar de lleno con la prueba en sí, hagamos un breve repaso de lo que podréis encontrar en el embalaje de este completo modelo. Un producto que ofrece multitud de posibilidades tanto de comunicación como de entretenimiento y conectividad para la navegación. Aquí os dejo todas y cada una de las características resumidas y que, de entrada, apabullan si no estás muy puesto en el tema. 

El caso es que cada usuario tendrá unas necesidades concretas y el Freecom 4+ cumple en muchos de los aspectos importantes que se necesitan para el día a día o viajar. A modo de resumen, ofrece Radio FM, conectividad con el móvil, también con intercomunicadores de otras marcas, conectividad con un navegador GPS, además comandos de voz manos libres. 

Ahora sí. El embalaje llama bastante la atención ya de por sí, notándose el especial cuidado en remarcar que se trata de un pack “duo” y que el audio está firmado por la reconocida marca JBL. Una solapa plegable hace las funciones de tapa y en el fondo aparece una bonita imagen de una Yamaha XSR 700 60 Aniversario. Ya en el interior presiden los dos módulos principales, algunos folletos informativos tanto de seguridad como de instalación y falta el extenso manual del usuario que podrás descargártelo desde la web de la marca . Bajo la bandeja de los módulos aparecen dos cajas con el resto de los elementos necesarios: las bases con sus soportes de anclaje (por pinza o mediante base con adhesivo), el cable de carga, los dos auriculares, así como dos tipos de micrófono, uno para cascos integrales y otro para abiertos o modulares. El resto son diferentes almohadillas y velcros para acoplar todos los elementos en el interior del casco. ver galeríaCardo Freecom 4+ intercomunicadoresCardo Freecom 4+ Duo 2019

Antes de ponerme a instalar el primero en uno de nuestros cascos de pruebas, decidí comprobar si había alguna actualización de Firmware disponible y descargarla en ambos aparatos. Y efectivamente, existía una nueva la cual tardó unos pocos minutos en estar lista. Durante el proceso me di cuenta de que la marca cuenta con una aplicación móvil bastante sencilla – Cardo Connect- y que permite una serie de ajustes importantes. Los más -a mi entender-, son la posibilidad de añadir un número de marcación rápida en caso de emergencia (también se puede hacer a través del ordenador) y preseleccionar emisoras de radio, así como conectar o desconectar los comandos por voz. 

El montaje en un Shoei NXR

Como soy un poco lanzado y ya había instalado unas semanas uno en mi casco personal, decidí hacerlo también sin mirar ni leer una guía específica. Primer error, porque Corver, importador y distribuidor del esta marca en España dispone de vídeos tutoriales en su que y que aquí os dejo. Habiéndolo visto después, tampoco me salió mal la jugada y tan solo se me pasó redondear algo los velcros para los auriculares y guardar algo mejor los cables de la base principal por debajo de las almohadillas. El resto es bastante sencillo, aunque faltarían más vídeos o una guía más extensa, porque no todos los cascos son iguales y su instalación puede resultar algo más complicada si no se tiene toda la información de montaje. ver galeríaCardo Freecom 4+ intercomunicadoresCardo Freecom 4+ Duo 2019

Una vez todo en orden de marcha decidí ponerme el caso y comprobar cómo me sentía. En un par de días lo pondría a prueba en un largo viaje y debía sentirme cómodo. Si bien los auriculares sobresalen algo más de lo deseado, en un primer momento los sentí bastante cómodos, aunque algo ajustados a las orejas. Ya emparejado a mi móvil sin muchos problemas, decidí escuchar música y el sonido me resultó muy bueno. También es cierto que no esperaba menos de una marca como JBL y aquí no defraudan. 

Desde la oficina hasta mi casa intenté familiarizarme un poco con los botones y las órdenes por voz. Si bien los pulsadores y la rueda del módulo se manejan con facilidad el resalte o el relieve me resultó excesivo desde el principio, con un tacto demasiado duro incluso con guantes. Es cierto que, para el invierno, y con unos guantes más “gordos” el tacto no resultará tan tosco. Por otro lado, las órdenes por voz no terminaban de funcionar del todo bien y diciendo “Hey Cardo, poner música”, lo único que conseguía era escuchar el nivel de la batería o se ponía a marcar el número de teléfono de elegido como favorito. Eso mismo pasaba incluso en marcha y sin decir nada, por lo que al llegar a casa decidí, a través de la aplicación móvil, desactivar la opción. Creo que no nos entendimos bien del todo. Supongo que con un poco más de paciencia lo hubiera conseguido, pero no fue el caso…ver galeríaCardo Freecom 4+ intercomunicadoresCardo Freecom 4+ Duo 2019

Autonomía de viaje

Tenía por delante un largo viaje de unas siete horas, unos 700 km la mayoría por autopista a velocidad de crucero, escuchando canciones de mis grupos favoritos y recibiendo llamadas básicamente. Aunque este Freecom 4+ también se puede conectar a un GPS y escuchar las indicaciones simultáneamente a la música. Una música que se oye perfectamente hasta unos 100 Km/h en una motocicleta trail y donde las turbulencias son acusadas. A partir de esa velocidad la calidad escucha va mermando y subir el volumen por encima de lo recomendable es la única opción, aunque el sistema se va adaptando al ruido ambiental. En cuanto a las llamadas, el sonido también es muy bueno. Sobre todo, el funcionamiento del micro, ya que nuestro interlocutor solo escucha el ruido ambiente cuando hablamos, es decir, algo así como comunicarse por un Walkie-Talkie. Eso hace más agradable las conversaciones. En este sentido destacaría la demasiada sensibilidad o poca resistencia que ofrece la rueda giratoria de volumen, siendo necesario actuar sobre ella con suavidad.

Una carga de batería me duró alrededor de 12 horas escuchando música sin parar, una cifra más que suficiente para no tener que estar pensando en tenerlo enchufado continuamente. Eso sí, con el paso de los kilómetros mis orejas empezaron a sufrir un poco la presión de los altavoces y debí reubicarlos un poco más hacia adelante para cambiar los puntos de presión. ver galeríaCardo Freecom 4+ intercomunicadoresCardo Freecom 4+ Duo 2019

Entre curvas de montaña

Tocaba del turno de instalar el segundo módulo en otro casco y con el fin de probar el sistema de intercomunicación. En este caso decidí hacerlo en un Givi X.33 modular. 

Con la lección aprendida del montaje en el Shoei NXR, hacerlo en el modelo italiano fue una tarea más sencilla aún. La diferencia fue el no tener que pegar los velcros en el interior ya que los huecos de los auriculares están forrados y no como en el NXR que dispone de un fondo de plástico rígido agujereado. 

Otra diferencia fue también el tipo de micrófono. En este caso, al ser un casco con mentonera móvil, tuve que instalar el micro híbrido. En el Givi los JBL quedan algo menos salientes y ello hace que resulte un poco más cómodo de llevar durante horas. Evidentemente todo va en función también de la forma de tu cráneo y, por supuesto, de tus orejas. ver galeríaCardo Freecom 4+ intercomunicadoresCardo Freecom 4+ Duo 2019

Después de emparejarlos pulsando el botón superior durante unos segundos, se establece la conexión. Sonido alto y claro, con algo así como medio segundo de retraso en la voz, es lo que te ofrece en Freecom 4+. Aprovechando un comparativo de dos trail de media cilindrada, los estuvimos probando durante toda la jornada y al final de la misma comentamos lo duro que sería no tenerlos en la siguiente. Porque todo se hace más ameno. Comentando cosas de las máquinas que vas probando, hablando del tiempo, de lo bien que se escuchan. Tan solo en zonas con muchas curvas y cuando nos separamos algo más de 200 o 300 metros se empezaban a escuchar pérdidas de conexión y algún que otro crujido de audio. Eso sí, a medida que las zonas son más abiertas, la cobertura es mucho más amplia. Hubo rectas donde superamos el kilómetro de distancia y la voz se oía perfecta. 

En definitiva, los Freecom 4+ Duo son una muy buena opción para viajar solo o acompañado, con una calidad de sonido muy destacable y una gran cantidad de funcionalidades para adaptarse a los requerimiento de la mayoría de los moteros, aquellos que lo necesiten para el día a día o escapadas de kilómetros y kilómetros. ver galeríaCardo Freecom 4+ intercomunicadoresCardo Freecom 4+ Duo 2019