Bultaco Albero 4.5: urbanita 100x100

Bultaco Albero: La opción más urbana

David Remón Paracuellos

3 votos

Cualquiera que viva en una gran ciudad es conocedor de lo compleja que es la movilidad cotidiana. Desplazarse de casa al trabajo, colegios e incluso a aquellos recados habituales en hora punta, son un auténtico suplicio. Bultaco nos lo pone fácil con la Albero, un concepto Moto-Bike donde se unen lo mejor de dos mundos, el de la utilidad del ciclomotor con el de la dinámica de la bicicleta, todo con CERO emisiones gracias a su propulsión eléctrica.

Si además por tu estilo de vida o la misma necesidad te exige no estar pendiente de un transporte urbano, por comodidad, por complejas combinaciones o por el mismo tiempo que hay que invertir en algunos recorridos, por no entrar en costes, un vehículo compacto, cómodo y práctico para este menester puede ser un simple ciclomotor. De ahí la fórmula de su éxito durante tantos años y precisamente por ello muchas ciudades europeas están atestados de su presencia.
Pero hoy las exigencias del guion piden algo más. Siguen precisando de comodidad de uso y bajo mantenimiento, pero a ser posible de emisiones muy bajas y puestos a pedir cero emisiones si hablamos de convivir con miles de personas a nuestro alrededor. Las normativas anti polución europeas transformaron la oferta de las mecánicas de 2T de los ’90 a la de los 4T a partir de 2000, pero seguimos en la eterna evolución. Si la mejor movilidad ya la disfrutamos los que nos movemos sobre dos ruedas, conseguir que sea además la más limpia en el desplazamiento urbano se encuentra en la electricidad.

Bultaco nos presenta su gran apuesta que va dirigida precisamente a esa necesidad. Se trata del modelo Albero, la conocida Brinco, pero modificada, para ajustarse así de la mejor manera al medio urbano. Pisando el concepto ciclomotor pero también aportando más, ahora en esta Bultaco es necesaria la matrícula para poder circular en ella, dado que su potente motor de 2KW pretende dar suficientes prestaciones para moverse por ciudad, sin olvidar la faceta de “fun” que brinda la naturaleza de su diseño. No es una bicicleta, pero tampoco es un ciclomotor puro y duro, aunque combina las dos experiencias: moverse bajo un consumo irrisorio de energía eléctrica, con la posibilidad de tener si se precisa y se requiere, una movilidad a pedales asistida por la energía eléctrica. Para que nos entendamos, algo así como un automóvil híbrido enchufable, donde tú decides si la energía de las baterías las consumirás de una atacada sin pedir que el motor de combustión ni tan solo arranque, que en el caso de la Albero correspondería a la energía que aportarías tu pedaleando. Obviamente ya hablamos del correspondiente seguro para circular, al igual que el impuesto, pero todo indica por lo comentado por los responsables de la marca, que las tasa son bajísimas.ver galeríaBultaco Albero 4.5: urbanita 100x100Fotos: Sergio Iglesias

Comentar que Bultaco comercializa dos versiones con la homologación europea L1e. La Albero 4.5, la probada de 2kW de potencia máxima y 45 km/h de velocidad punta homologada que la categoriza como ciclomotor, así como la Albero 2.5, con unas prestaciones de 250W de potencia nominal y limitada a 25 km/h, ajustándose así a lo que marca la normativa europea en lo que se refiere a vehículos eléctricos de dos ruedas con pedaleo no asistido. Esta última versión es un planteamiento muy interesante para muchos países donde se busque una movilidad más enfocada a bicicleta, con menos prestaciones, pero esquivando impuestos de circulación, carnets o seguros de circulación. El precio es idéntico porque ambas Albero son como dos gotas de agua excepto en la programación, pero la pequeña que seguramente superará en autonomía a la grande solo por el hecho de consumir menos...

Un paso al frente: Moto-Bike

La Albero se ha pensado en el uso cotidiano, en los desplazamientos por las vías abiertas para los vehículos motorizados. Evidentemente y a pesar de ser del mismo tamaño y peso que la Brinco de la cual deriva, ahora la Albero es un ciclomotor, o sea, con la misma legislación por lo que no podrá circular por el carril de bicicleta de muchas ciudades: la Albero 2.5 sí…

La gran diferencia con lo que hay en el mercado, es que su propulsión se puede extraer simplemente con el puño del gas, sin tener que mover ni un giro de sus pedales, independizándose completamente de ellos. Si se requiere, en cualquier momento se puede pedalear, asistiendo al motor eléctrico y superando sin problema su velocidad máxima; eso ya dependerá del desnivel y de tu estado de forma física.
ver galeríaBultaco Albero 4.5: urbanita 100x100Pres. Bultaco Albero

Pero describamos sus especificaciones estéticas y técnicas. Lo primero que llama la atención de la Albero respecto a las Brinco es el cambio que ha habido en el diseño de los guardabarros, lo mismo que el porta matrículas respecto a la Brinco S, la versión ciudadana bautizada como “Street” que con la presencia de la Albero está condenada a desaparecer. Tampoco viene el porta número delantero que cubría el faro de las Brinco, dejando a la vista el claxon obligado para la homologación. Pierde el agarradero sobre el robusto bastidor de aluminio mono viga de la saga Brinco, no olvidemos que el basculante banana es del mismo material, pero mantiene de las Brinco RE, C y S, el piloto trasero LED con luz de freno incluida, así como faro delantero también de la misma tecnología de bajo consumo, con DRL (luz diurna), 1100 Lumen de visibilidad, sin olvidar que cambia automáticamente gracias al sensor de luz que tiene, de los LED diurnos a la luz de cruce.

En las suspensiones hereda las de las Brinco C y S, es decir, una robusta horquilla invertida con 130 mm de recorrido, con doble pletina como en las motos y con posibilidad de trabajar la precarga de muelle e hidráulico, recayendo para cada una de sus barras una función concreta: aporta cómodos mandos para ajustarla sin herrajes. Detrás un mono amortiguador central de 150 mm que se ajusta en precarga, extensión y compresión de hidráulicos. En el apartado llantas, como en la Brinco S, equipa unas más anchas y específicas de 24” de diámetro, con cubiertas Schwalbe equipadas con cámara de dibujo muy rallado, tanto, que se come hasta el mismo perfil de la cubierta buscando la imagen de tener mucho más balón.

Recirculandover galeríaBultaco Albero 4.5: urbanita 100x100Pres. Bultaco Albero

Qué duda cabe que, en la movilidad urbana, un vehículo ligero y limpio es la movilidad ideal. Si además es silencioso y no genera polución, será la simpatía de ayuntamientos y peatones.
Nuestra convocatoria fue en la ciudad de Málaga y allí a través de 25 kilómetros, podríamos probar las cualidades de este nuevo andar de la marca del dedo rampante. Delante del hotel nos tenían preparadas las Albero 4.5, apoyadas sobre su pata de cabra, que por cierto es retráctil de forma automática, ahorrándose el desconectador como en las motos. Llama la atención este detalle en un vehículo avanzado a su tiempo, lo mismo que el no aportar intermitentes ni que fueran por LED… Mediante la pulsera que se entrega con la Moto-Bike bautizada como Biker Manager (Keyless), como en las Brinco, la Bultaco cobra vida. En el cuadro de mandos nos indica la velocidad, el nivel de carga mediante barriletes, cuentakilómetros total y uno parcial, así como los tres modos de conducción: Sport, Tour y Eco. Pero también hay testigos luminosos, el que indica que el puño de gas está activado para evitar sustos, indicador de reserva, otro de alerta y verificación del sistema, así como dos pulsadores, uno para poner a cero el parcial y el otro para escoger los modos de conducción.

ver galeríaBultaco Albero 4.5: urbanita 100x100Pres. Bultaco Albero

El Sport ofrece la máxima potencia y nos deja la autonomía en 50 kilómetros, el Tour baja el rendimiento hasta los 1’5 kW y amplía su rendimiento hasta los 75 kilómetros, mientras que el modo Eco solo entrega 0’8 kW pero llega a realizar unos 100 kilómetros. Lo que está claro es que estas autonomías son sensibles dependientemente de la aerografía del terreno, así como lo que uno colabore en forma de pedaleo. Tened en cuenta que la Albero no tiene sistema alguno de recuperación de energía, con lo que la sensación de ir a piñón libre es total. Con sus 42,26 kilos solo de peso, la inercia es sorprendente y le cuesta pararse porque apenas hay rozamiento. Menos mal que el prestigioso fabricante alemán Magura, se ha encargado de que para detenerte se asegure todo con calidad gracias a los dos discos hidráulicos de 203 mm, con pinza de anclaje radial de 4 pistones delante y de 2 detrás. De buen tacto y alta potencia, solo le eché de menos poder graduar las levas porque no todas las manos son igual de grandes… Pero imaginad con esta potencia detener una moto de su peso: en mi época de los ciclomotores como Vespino o Variant, con sus 55 kilos máximos que marcaba la ley, se conformaban con frenos de tambor de 140 mm.

La ciudad como diversión

Fuera de lo cómoda que es extraer la batería asegurada por la llave que se entrega con la Albero, creo que no sería una buena idea dejarla en la calle, aunque optes por la opción de su candado. Además de que no se puede bloquear la dirección, es muy llamativa independientemente del color en el que se escoja: plateado o marrón. 

La batería es de Ion de Litio de máxima calidad firmada por Samsung, pudiéndola cargar cómodamente en casa dado que pesa 8 kilos, mientras que el cargador otros 1,6 kg.

ver galeríaBultaco Albero 4.5: urbanita 100x100Pres. Bultaco Albero

Aunque la Albero aporta esa virtud de la tracción combinada donde alternas pedalear o no, la verdad es que si no lo haces, el tacto del suave gas electrónico y el de los frenos consigue que te sientas sobre una moto. Llama la atención que además aporte a su cambio de marchas de bici de 9 velocidades SRAM con cambio en el puño (Grip Shift), llegue con un ingenioso sistema de desmultiplicador bautizado como Overdrive y que duplica los desarrollos consiguiendo si estas fuerte, rodar realmente rápido. Para activarlo se realiza mediante el mismo tacón de tu calzado, puesto que está justamente en el eje del pedalier (bielas)… Pero también para mantener la potencia constante, optimizar el consumo de la energía alargando así la autonomía, podemos hacer que el sistema solo nos asista hasta el valor predeterminado con el pulsador azul del puño de la izquierda, una especie de “control cruise” que además nos ayudará a estar en forma…ver galeríaBultaco Albero 4.5: urbanita 100x100Pres. Bultaco Albero

No cabe duda que rodar en Albero es moverse de forma muy diferente. Acelera más de lo esperado, lo mismo que frena y su agarre también sorprende. Es ágil, muy ágil entre coches y hace la movilidad urbanita muy agradable. Es difícil que pases desapercibido, por diseño y prestaciones, porque los conductores se sorprenden de lo que acelera. Con sus dos años de garantía, sus apenas tres horas de carga para salir lleno, junto con el número de accesorios que hay en su haber, hacen de la Albero un producto fresco y diferenciador, eso sí, tampoco es barato. Conscientes de que sus 5.800€ no son pocos euros, Bultaco nos propone la fórmula de la financiación a través de Cofidis para que desde el primer momento podamos difrutar de esta fresca aventura ciudadana. 

3 votos