Buell 1125 R: La pistolera

Buell 1125 R: La pistolera

1 votos

ver galeríaBuell 1125 R: La pistolera




Eric Buell creó una marca de motos propia. Los modelos que desarrolló eran deportivos, pero como Eric era americano de pura cepa eligió para propulsarlos el único motor que podía elegir un defensor de las barras y estrellas. O sea, el V-Twin de la Harley Davidson. A pesar de que no es, ni mucho menos, el más adecuado para dar vida a una moto de espíritu sport o Street Fighter como son las Buell, lo cierto es que las excelentes ideas de su creador (que además de piloto es ingeniero) lograron hacer de las Buell unos modelos muy especiales y particularmente efectivos por su corta distancia entre ejes y sus soluciones técnicas revolucionarias.

No obstante, la trepidante evolución del mercado ha obligado a la fábrica americana más deportiva a hacer algo que puede parecer una herejía, pero que es necesario para mantener la evolución de sus motos: desarrollar un nuevo motor, incluso fuera de sus fronteras si es necesario. Así, se ha recurrido a la austriaca Rotax para crear un excelente bicilíndrico con toda la tecnología moderna necesaria para empujar la moto más deportiva fabricada nunca por Buell. Aquí la tenemos.

Texto y Lofer Photopress

Ver más fotos









1 votos