Brixton Felsberg 250, Scrambler urbana y económica, 250cc, Carnet A2

Brixton Felsberg 250: Ideal para ciudad

Víctor Maciel

Probamos la Brixton Felsberg 250 -antes llamada Brixton Glanville-. Una scrambler urbana y económica que tiene pocos rivales en el mercado actual. Por 3.699 € viene a medirse contra otras monocilíndricas como la Benelli Leoncino 250 (3.299€) y la Mash Two Fifty 250 (3.545€).
ver galeríaBrixton Felsberg 250, Scrambler urbana y económica, 250cc, Carnet A2Fotos: Félix Romero - Moto: Brixton Felsberg 250Tardé en entender a la Brixton Felsberg 250. Cuando uno se encuentra nadando contra la corriente, antes o después debería valorar la posibilidad de que, quizás, el equivocado sea uno. Este pensamiento, que así… “en abstracto” es hasta bonito, en la práctica es bastante difícil de aplicar.
No estaba muy conforme con un montón de características de la Brixton, no me volvía -ni me vuelve- loco su diseño y estaba solo a un par de días de sentarme a desplumarla en el texto que ahora escribo, cuando pasó algo que no tenía previsto. Tenía la moto aparcada en la puerta de la oficina y podía verla desde la ventana.
ver galeríaBrixton Felsberg 250, Scrambler urbana y económica, 250cc, Carnet A2Iluminación full LED para la Brixton Felsberg 250Siempre aparco las motos “a la vista”, sean “de prensa” o de mi propiedad… porque es la única forma que tenemos los fanáticos de estar tranquilos cuando el vehículo en el que nos desplazamos no está encerrado en un parking protegido.
Por la acera de la oficina pasaron dos chavales, de unos 20 años… bien vestidos, muy pulidos ellos, y hasta podría decir -asumiendo que no me leen- que eran un poco pijos. Se quedaron flipando con la Brixton. Hasta sacaron el móvil y empezaron a hacerle fotos.
Estoy relativamente acostumbrado a que los vecinos fotografíen la moto que tengo aparcada en la acera. Siempre, o casi siempre, son novedades que acaban de salir y muchas veces son máquinas brutales, caras y difíciles de ver en el tráfico urbano, como la Indian Challenger, la Ducati Diavel, o la Triumph Rocket 3. Pero espiar a dos chavales sacando fotos a una 250 que apenas cuesta 3.699 € es algo que sin más: no me esperaba.
Los escuchaba desde el interior con incredulidad mientras empecé a pensar que quizás -por improbable que pudiera parecerle a mi ego made in Argentina- el que no estuviera entendiendo la moto fuera yo… y eso para bien o para mal puso la semilla de lo que probablemente habría sido un reportaje diferente, de seguir obsesionado en reflejar las carencias deportivas de una moto, que nunca ha pretendido tenerlas.
ver galeríaBrixton Felsberg 250, Scrambler urbana y económica, 250cc, Carnet A2Menos de 3 litros a los 100 cuando rodamos en ciudadLa Brixton Felsberg 250 es una moto 100% urbana. Tiene neumáticos de tacos… sí, porque están de moda, pero no está en absoluto pensada para un uso scrambler. Si lo pienso con frialdad… pasa exactamente lo mismo con el resto de las scrambler que he probado, sean de la cilindrada que sean. Siendo realistas los que tengan una Brixton Felsberg 250 rara vez pisarán la tierra y los que tengan una Ducati Scrambler 1100 Sport Pro o una BMW R nineT Scrambler… tampoco, por mucho que se hayan gastado más de 10.000 euros más de lo que vale la Brixton.
No es justo comparar a la Brixton Felsberg 250 con motos de porte, precio y cilindrada superior, pero tampoco es fácil encontrar motos de cilindrada similar con las que compararla, si revisamos los catálogos de las primeras marcas.
No hay motos japonesas de 250 cc. BMW, Triumph, Ducati y KTM tampoco tienen en España nada en sus catálogos, que pueda usar como referencia… y es una auténtica pena, porque las motos de 4 tiempos y 250 cc son perfectas para cubrir el hueco que dejaron las 125 cc de 2 tiempos, cuando las normas medioambientales las retiraron del mercado.
ver galeríaBrixton Felsberg 250, Scrambler urbana y económica, 250cc, Carnet A2El cambio de nombre a Felsberg -sin explicación por parte de la marca- ha sido precipitado, tanto que en los laterales de esta unidad 2020 todavía pone "Glanville".Las 125 actuales de 4 tiempos… pueden llevarse con el carnet de coche sí. Un hurra por todos los que no se han sacado el carnet de moto, pero no tienen ni la mitad de la chispa que tenían aquellas ruidosas y humeantes 125 de los 90.
A una 125 de cuatro tiempos le falta “chicha” para poder con un tipo de mi tamaño… y a una 250 no le sobra, pero le alcanza. Si pesas casi 95 kg como yo… no podrás correr mucho con ella, pero puedes animarte a hacer cosas que con una moto más grande, quizás no te atreverías a hacer.
Hay fotos que hicimos en la sesión… que simplemente: me encantan.
Rodábamos por una finca privada, cuado encontramos una ligera pendiente que acaba de forma abrupta, y le dije a Félix Romero -el fotógrafo encargado de esta sesión- que se tumbara allí con el gran angular. Mi intención era levantar la rueda solo unos centímetros. Cogí carrerilla, pero no calculé bien lo ligera que puede resultar una monocilíndrica. Las ruedas se levantaron mucho más de lo que esperaba. Tengo cara de susto en la foto, lo sé… pero de haber retratado el aterrizaje, estarían viendo una cara completamente diferente. Me había dado la risa… porque me estaba divirtiendo como si fuera un chaval, en una moto a la que un par de días atrás, sin más la valoraba como un simple medio de transporte.
ver galeríaBrixton Felsberg 250, Scrambler urbana y económica, 250cc, Carnet A2El motor es muy similar al de la Suzuki TU 250 -Volty para algunos países-Después de abandonar la pista nos fuimos a hacer un par de curvas y una vez más me vine arriba, animado por la ligereza de la pequeña Brixton Felsberg 250.
Los neumáticos de tacos son de carcasa blanda. En quinta a fondo por autopista la moto no es todo lo estable que podría ser, de montar neumáticos específicos para asfalto. Ninguna moto con neumáticos como estos va a tener un comportamiento ejemplar en carretera, pero la Brixton pesa 155 kg en orden de marcha y -sorprendentemente- cuando “hacemos curvas” se mueve con mucha agilidad.
El motor, un monocilíndrico Euro 4 de 249 CC claramente inspirado en el de la desaparecida Suzuki TU 250 -Volty para algunos países- entrega 13 kW (algo menos de 18 CV) conseguidos a 7.500 rpm y no puede permitirse aceleraciones de vértigo, pero para moverse por ciudad alcanza y sobra, y para divertirse en una carretera sinuosa también, siempre que no intentes picarte con motos de más cilindrada, que van a escaparse sí o sí a poco que encuentren un tramo recto.
ver galeríaBrixton Felsberg 250, Scrambler urbana y económica, 250cc, Carnet A2La nueva Brixton Felsberg 250, antes conocida como Brixton GlanvilleLa suspensión delantera tiene mucho recorrido -notablemente más que la trasera- y no es regulable… pero en una moto con pocos caballos no puedes permitirte frenar mucho antes de entrar a la trazada, si no quieres que la salida sea excesivamente lenta. Lo “natural” es dibujarlas intentando no perder mucha velocidad y conduciendo así, las suspensiones influyen bastante menos de lo que lo harían si tiráramos de frenos.
Los estribos, completamente metálicos, tienen un poco de tendencia a despintarse… algo que, después de todo, también hemos visto en piezas de motos más caras que esta. Son altos y no tienen avisadores con lo que hay que girar realmente rápido para rozarlos contra el pavimento.
En línea recta, la velocidad máxima es muy justa. La caja de 5 marchas le permite llegar enseguida a los 105 km/h pero tarda bastante más en ponerse a 120… y no va mucho más allá por mucho que la aprietes. Aun siendo una cifra baja, es más de los 114 km/h que anuncia la marca -que debe ser que la velocidad real cuando se elimina el porcentaje del error del velocímetro-.
Las revoluciones, se muestran siempre por debajo de las 8.000 rpm en un velocímetro con algunas peculiaridades. El rango llega hasta unas optimistas 16.000 revoluciones que no tiene zona roja delimitada. Su diseño es extremadamente minimalista y aunque tiene cosas muy útiles, como el nivel de gasolina, prescinde de cuentakilómetros parcial, que siempre es útil para calcular el consumo.
ver galeríaBrixton Felsberg 250, Scrambler urbana y económica, 250cc, Carnet A2Una scrambler urbana y económica por 3.699 €El consumo homologado -en la línea con lo que gastaría cualquier 250 cc de 4 tiempos- es de 2,7 litros a los 100. Aún estrujándola es ridículamente bajo y se mantiene en 3,5 litros a los 100 km.
Gasta poco, tiene un buen radio de giro y no hace falta estar ni cerca del 1.85 que hago yo, para llegar al suelo con ambos pies con facilidad. Es una moto que cualquiera puede llevar, lo que no quita que la altura condicione un poco. A mí, por ejemplo, el display digital que muestra la velocidad me quedaba completamente oculto por la barra que sirve refuerzo del manillar. Puse a los mandos de la Brixton Felsberg 250 a una persona de 1.90 y esta leía la velocidad sin problemas y también senté a alguien de 1.70, que al tener los brazos más cortos se veía obligado a sentarse más adelante y tampoco tenía problemas para ver el display. Podría aportar que quien diseñó esta Brixton, o bien era más alto, o bastante más bajo que yo.
El diseño tiene detalles que me gustan, como la iluminación completamente LED o ese minimalismo llevado al extremo, que ha simplificado tanto elementos como el velocímetro… y otras que llaman la atención sin llegar a enamorarme, como el curioso tapón de gasolina con un asa que descansa sobre un injerto de madera, que es más original que cómodo, ya que una vez quitado, se devuelve a su sitio con bastante dificultad. Por suerte en una moto que gasta tan poco, la maniobra de repostaje es bastante poco frecuente.
ver galeríaBrixton Felsberg 250, Scrambler urbana y económica, 250cc, Carnet A2Amortiguadores traseros ajustables de serieNo hay botón de corte de corriente. En su lugar hay una tecla que enciende la luz diurna y a la vez quita las cortas o las largas, que se escogen desde el puño izquierdo. Llama la atención que en un exceso de minimalismo, prescindieran del corte de corriente y después montaran un puerto USB, mucho más útil que delicado.
En una moto tan minimalista me habría ahorrado el enchufe USB, pero soy de los que llevan el móvil siempre cargado y lo mismo es la moto completa, la que está pensada para ser atractiva a moteros de la nueva generación.


Los que han leído esta noticia, también han leído...