Motos neo-clásicas 125: Moto hipster

Motos neo-clásicas 125: ¡Sino tienes una, es porque no quieres!

Jordi Hernández Farguell

5 votos

Uno de los aspectos más valorados en una moto de 125 cc económica es su funcionalidad; que sea práctica, que cueste poco y que gaste menos son deseos recurrentes a la hora de adquirir una de estas máquinas. Pero hoy en día no son los únicos argumentos existentes, sin renunciar a todo ello, existe un grupo de motos llamadas retro o neo-clásicas que pueden ofrecernos algo más. Sus estéticas, muy de moda, inspiradas en modelos del pasado y rematadas con elementos de cierta modernidad, pueden ser el argumento que estabas buscando.

No hay en el mercado una categoría de motos con más nombres que la que hoy nos atañe. Se las conoce como clásicas, retros, vintaje, heritage y un sin fin de combinaciones más dependiendo de la marca o el importador. La forma de llamarles no es lo único que ha cambiado, el tipo de cliente que accede ellas también lo ha hecho, ya que si hace unos pocos años este tipo de motos (principalmente de media y alta cilindrada), iban destinadas a un pequeño grupo de nostálgicos que solía pagar unos precios bastante elevados por ellas, ahora, muchos son jóvenes con el carné recién sacado y que buscan una moto de 125 cc atractiva pero, ante todo, con un precio interesante.

En los últimos tiempos, las motos neo-clásicas como tal se podría decir que han ido quedándose a un lado para dejar paso a una nueva generación. Esta nueva hornada ha sabido reinterpretar estilos tan apreciados como el Scrambler o Cafe Racer (añadiéndoles ciertos toques de modernidad en su equipación y acabados) que se ha expandido hacía cilindradas cada vez más bajas. En ellas, lo habitual es que nos encontremos con un producto "Made in China" y con motocicletas prácticamente iguales en cuanto a su base (chasis, suspensiones, frenos) que, más tarde, cada fabricante va personalizando en mayor o menor medida.

Hoy hemos querido reunir, a modo de informe, una pequeña muestra de lo que nos ofrece el mercado. Obviamente existen muchas más alternativas, pero hemos decidido centrarnos en lo más conocido para que vayáis cogiéndole el pulso a la categoría. Una categoría que se caracteriza por su diversidad, ya que cuenta con múltiples posibilidades de elección ya sea en aspectos como la calidad de acabados, los estilos y, por supuesto, el precio.

Múltiples posibilidadesver galeríaMotos neo-clásicas 125: Moto hipsterFotos: María Pujol

A la hora de clasificar a nuestras invitadas lo podemos hacer de muchas maneras, pero uno de los aspectos que mejor define su carácter es su motorización. Por un lado tenemos propulsores más sencillos y económicos como los de la Brixton, la Hanway y la MH que diferenciaremos por su distribución SOHC, 2 válvulas y refrigeradas por aire. Estos, en su mayoría, comparten la misma base que, dependiendo de la fábrica de procedencia, están desarrolladas a partir de veteranas plataformas heredadas, hace muchos años, de fabricantes como Honda o Yamaha.

Frente ellas, un paso por encima evolutivamente hablando, están la FB Mondial y la Rieju, que se decantan por la alternativa de mayor calidad -pero también más cara-, en favor de un monocilíndrico con culata DOHC, cuatro válvulas y refrigeración por líquido. Esta base, compartida por ambos modelos, proviene de la factoría de Zongsheng en China, este fabricante ha colaborado en varias ocasiones con el Grupo Piaggio, de hecho, el diseño del motor que podéis ver en nuestras invitadas es del fabricante italiano y se ha montado en multitud de vehículos del grupo transalpino.

Como cabría esperar, las prestaciones de nuestras invitadas dependen mucho del tipo de motor utilizado, las que optan por la alternativa de una culata DOHC con 4 válvulas (con cambio de 6 velocidades) están un poco por encima. Trabajan mejor en la zona alta del cuentavueltas, superan más fácilmente los 100 km/h y alcanzan una mayor velocidad punta que sus rivales. Las motocicletas con mecánicas dos válvulas tienen una buena aceleración, de hecho, modelos como la Bogga, la BX o la Raw igualan e incluso superan a las 4V en los primeros metros de arrancada. No son nada perezosas partiendo desde parado, pero cuando las agujas de sus cuentakilómetros se aproximan a la zona de los 80 o 90 km/h, es cuando los motores 4V comienzan a "respirar" mejor y toman ventaja.Los motores con culata DOHC y 4 válvulas rinden mucho mejor en la zona alta de RPM

En general, las mecánicas 4V también funcionan un poco más finas, desprenden menos vibraciones y mecánicamente son menos rumorosas. Otra ventaja es su sexta marcha, ya que les permite funcionar mucho más relajadas cuando tenemos que circular por vías rápidas o salir de la ciudad. Un modelo que nos sorprendió muy gratamente por su suavidad de funcionamiento fue la Brixton BX 125, rivaliza claramente en este aspecto con la HPS y la Century y se muestra muy superior a sus iguales con motores dos válvulas. Un dato a tener en cuenta si solemos utilizar la moto durante mucho tiempo al día...

El gasto medio es otro de los factores importantes cuando barajamos la compra de una moto de estas características, cuya escasa exigencia en este sentido es muy valorada por los usuarios. Con unas potencias que rondan los 10 CV de media es obvio que el consumo no va a ser muy disparatado, a pesar de ello, si lo que queremos es gastar poco no deberemos excedernos con el puño del gas. En cifras, a un ritmo alto, la media del comparativo se dispara un poco por encima de los 4 litros si utilizamos el acelerador en modo on/off, pero si cambiamos pronto y nos mantenemos por la franja media del puño del gas, podemos ahorrar hasta más de un litro de media por cada 100 km en todas ellas.

Facilidad de conducciónver galeríaMotos neo-clásicas 125: Moto hipsterInforme Motocicletas neo-clásicas 125

Dinámicamente son motos muy condicionadas por su diseño, es cierto que en lo básico son muy similares a las naked 125 convencionales o económicas, pero tanto la altura y disposición de los manillares, como sobre todo la moda de montar neumáticos mixtos o de tacos, condicionan notablemente el comportamiento de este tipo de motos. Se mire por donde se mire, no son la mejor opción para el asfalto, ya que repercuten en la estabilidad, frenada o maniobrabilidad. Pero ya se sabe, las modas muchas veces se muestran indiferentes en cuanto al comportamiento.

Lo primero que hemos de tener en cuenta es que se trata de modelos muy livianos y controlables, pensados para ser utilizados por todo tipo de usuarios, incluidos los noveles. Son muy ligeras (su peso ronda los 130 kg), la altura de sus asientos no excede de los 800 mm y estos son tan estrechos que incluso en el caso de la Bogga, la que tiene el asiento más alto, se llega extraordinariamente bien al suelo con los dos pies firmemente aposentados.

Otros de los aspectos que nos ayudarían a tomar una decisión es qué tipo de manillar se ajusta más a nuestras necesidades o preferencias. Como ya hemos comentado, dos de los estilos utilizados por nuestras invitadas son el Scrambler y el Cafe Racer que, desde el punto de vista ergonómico, son claramente distintos.La colocación del manillar es la principal diferencia ergonómica entre los dos estilos 

Defendiendo la estética Scrambler contamos con la Brixton BX 125 y la Rieju Century 125. Una de sus características principales es que sus manillares están situados bastante por encima de su tija de dirección (también son algo más anchos), lo que dará lugar a una posición con la espalda más erguida y los brazos más elevados. Igualmente, lo habitual en ellas es que las estriberas se coloquen más centradas como en el caso de la Brixton (en la Rieju se han retrasado un poco más), de este modo, el equilibrio del cuerpo queda aún más estabilizado. 

Lo bueno de esta posición es que resulta muy cómoda a largo plazo, no se fuerzan los brazos y la postura que adoptamos favorece las maniobras a baja velocidad y el control de la moto en espacios cerrados. En cierto modo el estilo Scrambler, al menos en sus inicios, se asociaba mucho a la conducción por tierra, de ahí que en ciertos matices las posiciones de conducción de la RX y la Century recuerden a las trail aunque, eso sí, sin ser tan elevadas como en estas.

Toque sportver galeríaMotos neo-clásicas 125: Moto hipsterInforme Motocicletas neo-clásicas 125

Por parte de las Cafe Racer contamos con la presencia de la FB Mondial HPS 125, la Hanway Raw 125 Cafe Racer y la MH Bogga 125 que, a diferencia de las anteriores,  se caracterizan precisamente por lo contrario: la baja colocación de los manillares. Ante las Cafe Racer, aunque no lo parezca en un primer momento, no estamos frente a motos con una posición de conducción extrema o poco confortable, comparativamente hablando, el conductor se inclina bastante más sobre el manillar que en las Scrambler, pero en ninguna de las tres se llegará a sentir que su posición de conducción sea incómoda o forzada.

Las Café Racer son perfectas para los que les gustan las motos con un toque "deportivo", la postura cargando peso hacia el eje anterior invita a la conducción sport, de hecho, por carretera reviradas resulta muy eficiente y motivadora. 

En su caso, las estriberas se colocan algo más retrasadas y elevadas respecto al asfalto, lo que obliga al cuerpo a inclinarse un poco más hacia delante pero, también, favorece un mayor ángulo de inclinación en curva. Es por ello que a la hora de inclinar nos solemos sentir más a gusto sobre una Cafe Racer, el paso por curva es un poco mejor y, muy importante, cuando aprovechamos el máximo de inclinación sus estriberas tardan un poco más en rozar con el asfalto.

Como comentábamos unas líneas más arriba, uno de los factores que más condiciona a esta nueva generación de motos neo-retro son sus neumáticos, concretamente su tan de moda estilo mixto con tacos. Delante, estos balones hacen que sintamos la dirección más pesada y lenta, con tanta sección del neumático en contacto con el asfalto se pierde un poco de la agilidad típica de las 125 cc y, aunque no supone un problema gravísimo, deberemos acostumbrarnos a lidiar con esta situación en maniobras cerradas, giros bruscos, cambios de peso, etc.Los neumáticos mixtos con taco y de gran sección, no son la mejor elección para el asfalto

Por otro lado, en motos de este tipo la inversión en neumáticos tampoco suele ser una prioridad, de hecho, lo habitual teniendo en cuenta su procedencia es que se confíe en firmas chinas como los CST de la mayoría o los desconocidos Kingstone de la MH para cubrir la primera monta y, como muchos sabréis, el estándar de calidad o el nivel de exigencia de los usuarios asiáticos no es precisamente el de los europeos. Además, como mandan los cánones, todas montan llantas de radios de unas 17 pulgadas detrás y, delante, de entre 17 y 18 dependiendo del modelo. Hay que reconocer que estéticamente quedan muy bien, pero al no ser tubeless la exposición a los pinchazos es mucho más alta que en una llanta de aleación. 

Respecto a su comportamiento, en seco el agarre es bastante bueno en todas, las gomas demuestran unas prestaciones aceptables, pero sobre asfaltos más desgastados o mojados es donde se echa en falta un neumático de mayor calidad. Por contra, si por alguna casualidad debemos circular fuera de carretera, por trazados tipo pista de tierra o similar, aunque nos son motos off-road nos llegaran a sorprender. Especialmente en el caso de los modelos Scrambler como la Brixton o la Rieju, en las que el generoso taco de los neumáticos, combinados con su posición de conducción y anchos manillares, nos ayuda a conducir con mayor seguridad sobre este terreno.

Parte ciclo clásicaver galeríaMotos neo-clásicas 125: Moto hipsterInforme Motocicletas neo-clásicas 125 - FB Mondial HPS 125

Echando un vistazo general podremos observar que tecnológicamente hablando, estamos ante motocicletas bastante estándar, a decir verdad, entre muchas de ellas comparten muchos de sus componentes, lo que, como podéis imaginar, da como resultado unos comportamientos muy similares entre los modelos de los mismos estilos.

En cuestión de chasis, la estructura más utilizada es la de simple cuna abierta salvo en el caso de las 4V que es cerrada. Esta es una forma eficiente tanto en el ahorro de espacio como de peso, ya que este tipo de bastidor montado en este tipo de motos forman el binomio perfecto. En ninguna observaremos una carencia de rigidez o estabilidad por culpa del chasis, más bien todo lo contrario, pues las prestaciones mecánicas de nuestras invitadas en ningún momento son suficientes para ponerlos en apuros.

Las suspensiones son otro detalle que puede marcar alguna diferencia entre ellas, delante, lo más utilizado es la horquilla de tipo invertida, ya que solo la Brixton opta por una convencional y, algo muy bueno, monta unos guardapolvos (también le dan un toque muy retro) para que no se rayen las botellas. Las más sólidas son las de FB Mondial y Rieju, su compresión es más consistente y minimizan en mayor medida la transferencia de peso al frenar. Por su lado, las de la MH, la Brixton y la Hanway demostraron un comportamiento más suave y una tendencia a comprimir un poco más rápido.

Detrás, todas coinciden en ofrecernos un par de amortiguadores anclados directamente del chasis al basculante y, en la mayoría, estos disponen de un depósito aparte que ayudan a mantener una presión estable en el funcionamiento de los hidráulicos. La HPS 125, la Century y la Bogga encabezan el grupo de preferidas en este sentido, y aunque su comportamiento no está muy por encima del la Brixton o la Hanway, se notaba una mejor retención de sus hidráulicos.  

Cuestión de frenosver galeríaMotos neo-clásicas 125: Moto hipsterInforme Motocicletas neo-clásicas 125 - Hanway Raw 125 Café Racer

Además de los cambios realizados a nivel motor, la llegada de la normativa Euro4 también trajo consigo algunas mejoras en apartados como el de frenada, donde las motocicletas estaban obligadas a equipar el ABS de serie, salvo en las inferiores a 125 cc, que tendrán como alternativa el CBS. Esta es la opción más sencilla y la más asequible, por lo que es comprensible que también sea la elegida por nuestras invitadas que mantienen una línea de ahorro en cuanto a costes.

Lo bueno es que no han escatimado en aspectos básicos como el hecho de contar con dos discos de freno. Poco a poco se van descartando elementos como los tambores posteriores, muy superados por los discos en rendimiento y, desde el punto de vista económico, su adopción supone un incremento irrisorio en el precio final.

Las motocicletas con mayor coste del quinteto son las que disponen de los materiales más sofisticados, nos referimos a discos de tipo lobulado y pinzas anteriores de cuatro pistones, en las demás, encontramos pinzas de dos o tres pistones dependiendo del tipo de CBS seleccionado. El funcionamiento de estos es muy básico, a groso modo, lo que obtendremos es una ligera ayuda del disco delantero aunque, por miedo o desconocimiento, únicamente frenemos con el pedal trasero. Gracias a ello, la frenada se convierte en algo mucho más sencillo, ya que sin saberlo, estamos extrayendo un mejor rendimiento del material disponible.

En cuestión de tacto, aunque en ninguna es una locura, la Century, la HPS y la Raw demostraron ser un poco más precisas, se nota que los latiguillos metálicos que las tres equipan de serie nos ayudan a tener un mejor control sobre el mordiente de las pinzas anteriores. Por otro lado, en lo que respecta a potencia, no se observan carencias importantes en ninguna de las cinco, las pinzas de 4 pistones de la FB Mondial y la Rieju seducen desde el primer momento, pero cualquiera de las otras tres es capaz de detenerse con un margen de seguridad muy amplio.

Neo-clásicasver galeríaMotos neo-clásicas 125: Moto hipsterInforme Motocicletas neo-clásicas 125 - MH Bogga 125

Al fijarnos en su equipamiento de serie, es cuando comprendemos realmente porque se les llama neo-clásicas o neo-retro, ya que en este sentido, se combinan muy bien elementos de una estética vintage como el veterano aspecto de sus motores con láminas de refrigeración o los asientos de colores elegantes con tapizados acolchados, con otros más modernos como las luces de LED o los cuadros de instrumentos digitales.

La verdad es que estéticamente son muy llamativas, son de ese tipo de motos que la gente mira al pasar y que capta la atención en los semáforos. Vistas con detenimiento observaremos que algunos de sus acabados son francamente mejorables; cableados inexplicables, cierta anarquía en la colocación de algunas piezas o partes mal terminadas con zonas cortantes. Como siempre, cuanto más estemos dispuestos a pagar más calidad obtendremos, así que en esto el presupuesto también cuenta.

Lo del equipamiento es más relativo, por ejemplo, los cuadros de instrumentos con mejor presencia son los totalmente digitales de la HPS o la Century, pero a la hora de combinar pantallas LCD y cuentavueltas analógico, el de la Bogga es el más acertado y vistoso. Un dato interesante respecto a su nivel de información es que, a pesar de ser bastante ajustada, tenemos modelos como la FB Mondial, la MH y la Rieju que se desmarcan un poco incluyendo el avisador de marcha insertada.ver galeríaMotos neo-clásicas 125: Moto hipsterInforme Motocicletas neo-clásicas 125 - Rieju Century 125

El listado de equipamiento se acaba pronto en el caso de nuestras invitadas, como mucho se podría sumar los caballetes centrales de serie de las Brixton o la MH, las luces LED posteriores en todos (también la de posición delantera de la BX 125), los retrovisores colocados en los puños como en la FB Mondial o Bogga, los porta-matriculas satélites de la Century y la HPS, el cubre-carter de serie en la Rieju o el pedal de arranque en la Bogga. Verdaderamente el equipamiento de serie no es uno de los puntos fuertes de las neo-clásicas, pero todo cuenta cuando de lo que se trata es ofrecer un buen precio.

El rango de precios entre las motocicletas de estilo retro es amplísimo, por ello, disponer de un P.V.P que puede seducir al público es fundamental. En ello, como casi siempre, Hanway es una auténtica especialista, como demuestra una vez más con su Raw 125 Cafe Racer que es la más barata con un precio de 1.845 €. Superando la barrera psicológica de los 2.000 €, le siguen la MH Bogga (2.495 €) y la Brixton BX 125 (2.599 €) que representan un magnífico punto intermedio. Mientras, a una distancia de casi 1.000 € de las dos anteriores y superando ampliamente los 3.000 €, se sitúa el dueto formado por la FB Mondial HPS 125 (3.495 €) y la Rieju Century 125 (3.499 €) que son lo máximo a lo que se puede aspirar en la categoría. Como siempre, os corresponde valorar a vosotros cuál de ellos es el precio justo.

5 votos