Tecnología futura de BMW: Secretos desvelados

Tecnología futura de BMW: Secretos desvelados

Paulino Arroyo

Bajo el nombre de BMW Tech Day 2019 hemos conocido algunos secretos de la marca bávara: El prototipo BMW E-Power Roadster con el equivalente a 134 CV, la integración de la moto en el tráfico inter conectado y la ropa motorista del futuro, además de los costosos esfuerzos por desarrollar, mejorar sus motocicletas y ofrecer productos más seguros. 

Tech Day 2019: Apuesta de futuro

ver galeríaTecnología futura de BMWBMW Tech Day 2019Cuando BMW convoca a la prensa para hablar del futuro es que algo importante se trae entre manos. El futuro se fragua en el presente, con los pies en el suelo pero también con la capacidad para prever por donde va a ir el mercado y los deseos y necesidades de los futuros usuarios. Y las motos eléctricas están en el punto de mira de algunos, así como la tecnología en la conducción y la integración de las motos en el tráfico interconectado.

Estos han sido los temas tratados en los Tech Day de Miramas al Sur de Francia, además de la revolución del motor bóxer BMW R 18 que ya tratamos en otro artículo, hablando de la preparación de estilo custom conocida como BMW R18/2.

BMW E-Power Roadster: El futuro ya está aquí

ver galeríaTecnología futura de BMWBMW Tech Day 2019La BMW E-Power Roadster es aun un prototipo, que comparte componentes estéticos y de parte ciclo con la S 1000 RR contra la que tuvimos ocasión de probarla en una prueba de aceleración. Pero más allá del resultado de la prueba (lógicamente a favor de la E-Power), esta resultó corta, solo una toma de contacto para realizar unas fotos y una charla con los responsables del proyecto. 

Las sensaciones fueron francamente positivas, intensas y esclarecedoras de lo que es capaz una moto de estas características. No en vano entrega 134 CV (o su equivalente en Kw), con 290 kg de peso, 2,9 segundos en alcanzar los 100 Km/h (0,2 más rápida que la S1000 RR) y más de 20 Kgm de par. Y... por cierto... la autonomía ronda entre los 200 y los 300 km: ¡una cifra excelente! El proyecto saldrá adelante, sea cual sea la estética final, en este caso roadster, pero podría tratarse de un acabado más deportivo o más ciudadano: las motos eléctricas de BMW tienen un importante paso dado.

Aspectos de vital importancia

ver galeríaTecnología futura de BMWBMW Tech Day 2019Hay algunas consideraciones muy importantes a tener en cuenta en un vehículo eléctrico y llegar a solucionarlas es la motivación del equipo que lleva adelante la E-Power Roadster. Entre ellos es controlar el incremento de temperatura que se genera en el periodo de carga rápida así como evitar el calentamiento al detenernos. Un potente sistema de refrigeración de la batería es crucial para una velocidad de carga suficiente. 

El sistema de carga de la E-Power Roadster es el CCS (Combined Charger System) es el standard para Europa y EE.UU. compatible con todos los cargadores rápidos incluidos los del modelo 3 de Tesla.  

La carga solicitada ronda entre los 40-50 kW y alcanza el 80% de carga en solo 30 minutos. En el Estado de Bavaria hay infinidad de puntos de carga, en las ciudades y cerca de las autopistas tanto al Sur de Munich, junto a Suiza ya en los Alpes, como en el Centro y el Norte cerca de Chequia y de Austria al Este. En Alemania ya no hay problemas de suministro eléctrico para los futuros usuarios de la BMW E-Power Roadster, ¡o de cualquier otro vehículo eléctrico!

El momento de la verdad

ver galeríaTecnología futura de BMWBMW Tech Day 2019A sus mandos notas la súbita aceleración como uno de sus puntos fuertes aunque en velocidad punta la limitación estaba situada en los 164 km/h aunque con esa potencia y peso se auguran cifras muchísimo más elevadas. Pero también es cierto que dispone de una excelente capacidad de retención al cerrar el gas (¿puede decirse así?). Las sensaciones son buenas también al frenar con el delantero accionado con la mano derecha y el trasero con la izquierda. La posición sobre esta Roadster es más propia de una streetfighter, con el manillar amplio, estriberas altas y retrasadas pero sin excesos y una sensación de familiaridad que permite encontrarse a gusto enseguida. Esta BMW E-Power Roadster está aun en fase de experimentación, pero no serán pocos los que empiecen a hacerse preguntas. ¿cuánto cuesta? Esa es una de las que aun no tiene respuesta. Pero os aseguramos que intentaremos seguirla muy de cerca. 

Tecnología BMW: Simulación, prueba y producto final

ver galeríaTecnología futura de BMWBMW Tech Day 2019El desarrollo de un nuevo vehículo implica complejos estudios que permiten conocer todo aquello que pasa durante la conducción. Esto puede realizarse simulando las situaciones en un ordenador (sin necesidad de construir el prototipo real) pero también en la práctica, situando sensores en todos los lugares imaginables de la motocicleta durante la fase de experimentación, prueba y desarrollo.

Desde la llanta hasta el chasis pasando por los soportes del motor, la horquilla, los ejes de las ruedas, los amortiguadores, y por supuesto un completo seguimiento del motor, de las marchas engranadas, de la posición del puño del gas, las revoluciones… todo queda bajo control, registrado y analizado dando resultados muy relevantes que se utilizan para actuar en consecuencia y mejorar este o aquel apartado. El orden es el siguiente: 1º diseño de nuevo productos; 2º periodo de pruebas, 3º control de calidad para después pasar a la definitiva de producción (4º paso) y cerrar de este modo el círculo.

De hecho en buena parte cuando el cliente va al taller con su motocicleta para una simple operación de mantenimiento y revisión, aparecen en la pantalla del ordenador al que se conecta la motocicleta datos reveladores (que son siempre confidenciales). Con ellos pueden realizarse estudios estadísticos y determinar, por ejemplo, en qué países se circula durante más tiempo con el puño del gas abierto al máximo, con qué modelos, tipos de averías más comunes…

Los costes… impresionantes

ver galeríaTecnología futura de BMWBMW Tech Day 2019En las instalaciones de Miramas se realizan 3.000.000 de Km (tres millones de Kilómetros) al año, se testan 180 vehículos y se provocan 150 incidencias de mal uso en la búsqueda de averías, daños en el motor, en las llantas, en el chasis, las suspensiones… En ocasiones son pruebas simuladas tanto en las autopistas, como en ciudad, o en cualquier otra circunstancia pues bajo la lupa de los ingenieros y expertos pasan todos los vehículos de la marca. 

En la zona de trabajo encontramos (además del interesante despiece del motor R 18), un scooter C 400 X, una 1200 GS y una S 1000 RR. En las llantas y en cualquier otro rincón de este modelo (así como en la 1200 GS), se encontraban transductores capaces de enviar información compleja y exacta de infinidad de datos. La suma de todos los sensores permiten determinar averías que, de otro modo, serían indetectables, invisibles (como las que se producen al impactar con baches, obstáculos, subir bordillos…). Se trata de electrónica capaz de mesurar una mínima deformación en una llanta, un eje de rueda, un muelle de suspensión o el amortiguador, pues los lectores se sitúan en esos elementos y en otros muchos: tijas, soportes, bastidor, reenvíos, tirantes, eje del basculante, eje de dirección, subchasis. La inteligencia artificial al máximo nivel (las cifras de costes son astronómicas) puesta al servicio de la producción para conseguir la máxima seguridad y eficiencia en la conducción. 

Una vez los datos se encuentran en la centralita que recoge todas las incidencias estos son analizados de modo escrupuloso. Allí aparecen por ejemplo la inclinación máxima en el transcurso de las curvas, la superficie de contacto del neumático, pero también la calidad de la gasolina utilizada pues en muchos países se utiliza alcohol junto al combustible y esto afecta notablemente a las prestaciones y al buen funcionamiento del motor. En definitiva la telemetría utilizada al máximo nivel y puesta al servicio de la seguridad pero también de la eficacia, durabilidad, ausencia de averías y con ello conseguir la plena satisfacción del cliente final. Todo ello con solo tres expertos operarios (que reciben ayuda externa de probadores ocasionales) cuando llega la avalancha de nuevos modelos. Mucho ha cambiado todo desde que se realizó la primera prueba en Miramas –Francia-: fue con la BMW R 100 GS en 1987 y desde entonces, tanto sobre asfalto como con motos de enduro, la simulación de uso en ciudad, autopista y competición, son pasos obligados del diseño y desarrollo previos a la fabricación del producto definitivo. 

La moto entre el tráfico interconectado

ver galeríaTecnología futura de BMWBMW Tech Day 2019Este es un aspecto no exento de fuertes controversias que deben ser estudiadas con sumo cuidado. No es lo mismo un sistema de seguimiento adaptativo a la velocidad del vehículo que nos precede si vamos en coche o si lo hacemos en moto. Pero hay aspectos que son de obligado estudio. Se busca disminuir las emisiones, disminuir las cifras de accidentes y disminuir los efectos del tráfico. Para ello se trabaja en la seguridad, pero también en la comodidad.

Hoy en moto el control sigue en manos integramente del usuario, salvo por las ayudas en control de tracción y ABS, básicamente. Pero no existen aun elementos como los de detección de cambio de carril accidental, deteccion de sueño en el conductor durante la conducción o el que mencionaba de adaptación a la velocidad del tránsito. Pero mañana (en el futuro) se impondrá el control automático de muchos vehículos con los que compartiremos las vías públicas. Es fácil instalar cámaras en un turismo que ayudan incluso a aparcar, pero también detectan todo aquello que ocurre a su alrededor, adelantamientos, aproximación a otros vehículos, etc, etc. BMW estudia el impacto -y la posibilidad- de adaptar estos elementos de seguridad a la motocicleta. Para ello ¡tranquilo! aun tiene que implementarse la tecnología 5G en las vías públicas, pero BMW ya le ha puesto nombre: Conected Safety 360º y ACC o Active Cruise Control. El Driving Car Assistance ya tiene forma y margen de mejora, pero hay que desarrollar el Riding Assistance Motorcycle. 

¿Cuál será el impacto en la conducción de la motocicleta de la tecnología automática que se instale en los automóviles? La moto debe integrarse en el tráfico del modo más seguro posible para su conductor pero sin afectar al resto de usuarios. Su vulnerabilidad es superior, pero también su agilidad y complejidad de las maniobras posibles. En las últimas décadas se ha demostrado que la tecnología tanto pasiva como activa ha ayudado a la seguridad, pero en el futuro hay que esperar un paso más allá que incorporará nuevos sistema de seguridad.

Hablamos de los años 2024 o 2025. Tenemos tiempo para ir haciéndonos a la idea. Aunque hay otros modos de incrementar nuestra seguridad que están más próximos en el tiempo.

Ropa conectada: Seguridad en el futuro

ver galeríaTecnología futura de BMWBMW Tech Day 2019La palabra "conectividad" ya no extraña a nadie. Es tan común llevar un Smartphone o móvil en el bolsillo que conectarlo al vehículo, pronto si no lo es ya, será un acto intuitivo como lo era hace años, insertar una llave en la cerradura. 

La conexión entre la indumentaria del conductor, el teléfono móvil y la motocicleta es algo que incrementa la seguridad. Ver y ser vistos. Para integrarse con seguridad en el tránsito de una ciudad o en el de una carretera en fin de semana, rodeado de miles de usuarios, la experiencia en la conducción (y en ocasiones la intuición adquirida durante años) era el mejor salvavidas. Sumarle a ello nuevas aplicaciones y uso a nuestra indumentaria y a nuestro teléfono aporta un extra que, en el futuro puede resultar imprescindible, como lo es ya el cinturón y el airbag en los automóviles, o el casco y el ABS en las motocicletas.

Esta experiencia de conducción de 360°, llega al piloto a través de impresiones visuales y auditivas que, de momento, toman como base unas gafas un tanto ortopédicas pero que en el futuro pueden mostrarse en la pantalla de nuestro casco o en la del carenado de la moto que conducimos. Será una nueva de experiencia de conducción, más segura y cómoda.

La información a modo de navegador (con el ya disponible sistema Conected Ride), con la velocidad máxima de cada tramo y otros muchos aspectos se proyectan directamente en el campo de visión. Esta nos informa de peligros en la carretera, e incluso puede incluir la visual trasera a modo de retrovisor, por ejemplo.

Prendas iluminadas

ver galeríaTecnología futura de BMWBMW Tech Day 2019¿En cuantas ocasiones hemos oído aquello de “no te he visto”? La indumentaria ayuda a ser detectados por el resto de usuarios por lo que aumentar nuestra visibilidad, ayudará a ser vistos. Las prendas pueden incluir luz de advertencia, cambios de intensidad en caso de entrar en un túnel, en conducción nocturna, cuando realizamos adelantamientos y ser la advertencia previa a nuestra presencia. 

Y la comodidad también ayuda a la seguridad: Si podemos cargar nuestro dispositivo móvil conectado a la motocicleta, también podemos disfrutar de funciones de calefacción y refrigeración que tanto en invierno como en verano nos ayuden a circular más cómodos. Se trata de conjuntar la seguridad pasiva con la activa para entre ambas hacer de la experiencia de la conducción una actividad cada vez más segura. La ropa de alta tecnología en la que está trabajando BMW será sin duda de gran ayuda. La conectividad total no es ya un capricho (no es solo recibir llamadas de teléfono) y pronto será una necesidad por infinidad de otros muchos aspectos que ayudarán a hacer de la conducción un acto más placentero.

Durante décadas el sector de la automoción ha demostrado grandes resultados gracias a las ayudas de las nuevas tecnologías. En moto el futuro está aun por llegar pero BMW trabaja a varias años vista: ¿2024? ¿2025? A tocar con los dedos.