Viaje con BMW R 1200 RT: 25 años del boxer 4 válvulas

Paulino Arroyo

Una BMW R1200 RT, Montse mi pareja desde hace 25 años, ambos a lomos de una moto con motor bóxer cuatro válvulas (la motorización que cumple 25 años este 2018). Hemos viajado juntos siempre, por Francia, por Alemania, por España, aunque un viaje “nunca es un viaje más” y este ha tenido una trascendencia especial por la coincidencia de aniversarios. 

Homenaje al motor boxer 4 válvulas

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: La Sagrada Familia de BarcelonaEl motor bóxer de BMW cumple este 2018 los 25 años, su primer cuarto de siglo, pues vio la luz en 1993. A falta aun de cinco años para el centenario de la marca bávara –será en 2023- este otro acontecimiento del presente 2018 tal vez menos celebrado, no es por ello menos transcendente: La aparición del “nuevo” bóxer supuso la reconciliación con el cliente BMW de siempre (algunos reticentes a aceptar los motores K) y hoy ese bóxer es el mayor estandarte comercial de la marca, con permiso del K 1600, que aun escribirá muchas páginas en la historia de la Bayerischer Motoren Werke (o fábrica bávara de motores). ¿Quién lo iba a decir?

La RT parece haber dejado su espacio privilegiado en el catálogo de BMW al éxito de ventas más relevante que la marca BMW ha vivido en su historia: las GS. Conozco ambos modelos, su evolución, sus orígenes y el de sus siglas, y también el uso al que mayoritariamente la destinan sus propietarios.

En este caso sobre la RT tocaba recorrer unos cuantos miles de kilómetros, de ida y vuelta hasta llegar al sur (a Garmisch-Partenkirchen), justo donde anualmente se reúnen los aficionados de la marca y hacer un recorrido turístico visitando lugares interesantes. El motivo era doble y la cifra de 25 años tiene un protagonismo especial en mi decisión pues con ella se conmemora además, que apareció el primer modelo con un motor bóxer de cuatro válvulas, la BMW R 1200 RS. 

Objetivo cumplido

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: el Circo Romano de Nimes, FranciaUn pensamiento que siempre tengo presente es que un viaje nunca es lo suficientemente largo. Es como la vida: siempre dejarás algo por hacer, un anhelo que cumplir, un lugar que visitar. Y eso ocurre cuanto más kilómetros recorras sea cual sea el plan preconcebido. La solución a esa realidad es que da igual el destino, da igual el origen, da igual el lugar, el momento es lo importante y eso solo se consigue cuando se vive el día a día. Y no conozco otro modo de viajar, tal vez la bicicleta o hacerlo a pie, que mejor se complemente con ese modo de ver las cosas. Y aunque siempre defiendo que incluso da igual la motocicleta, he de adelantar que la BMW R 1200 RT ha sido la compañera perfecta, tanto para mi como conductor como para Montse como pasajera.

Va por etapas: Preparación

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: Hotel en Bad Bayersoien, AlemaniaVaya por delante que el verano no es la mejor época del año para viajar en moto (demasiados turistas, calor excesivo, carreteras y autopistas colapsadas, establecimientos hoteleros más caros), pero un acontecimiento como el BMW Motorrad Days merecía el esfuerzo extra.

Soportar el calor y el tráfico “de vacaciones” habitual del periodo estival, he de decir, que con la R1200 RT no fue, en absoluto, un esfuerzo extra. Incluso entre el tráfico detenido de una autopista a 38º C, el calor del motor no molestaba en absoluto. Y viajar en verano tiene sus ventajas: lo mejor son las largas jornadas de sol que, desde las 6 de la mañana -y hasta más allá de las 9 de la noche-, invitan a salir a carretera. Y así lo hicimos.

Puesto que no llevábamos navegador (BMW dispone de soluciones perfectas, pero decidimos ir a nuestro aire), habíamos preparado un road book de los de antes, algunas ciudades, pueblos de referencia y la ayuda de mapas antiguos, los consultados en casa, y nuevos una vez en marcha. La intuición (el recorrido más o menos lo conozco) sustituyó a las coordenadas y a los puntos de paso o Waypoints. Y no nos fue mal. Aunque en ocasiones te dejas llevar y consigues llegar no sabes muy bien cómo pero siempre con la actitud de descubrir nuevas carreteras, nuevos paisajes. 

Sobre la mesa del comedor extendimos viejos mapas, y con el ordenador visitamos diversas webs de los destinos parciales, de hoteles, de campings por si acaso. Todo es útil para hacerse una composición de lugar, conocer horarios, posibles rutas y otras alternativas que pueden ser de utilidad.

Cargamos la moto la noche anterior con lo imprescindible pues el equipaje se redujo a un par de pantalones vaqueros, ropa interior, otro calzado además de las botas de moto, los trajes de lluvia y la cámara de fotos. Esto permitió avanzar un poco la hora de salida y al final del día nos fue muy útil… recordad, por ejemplo, que las comidas de medio día en el resto de Europa no se sirven a las tres de la tarde (aunque siempre se dispone de la opción de un lugar de comida rápida)… y las cenas no más allá de las 21 h. Y salimos.

De Barcelona a Lyon

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: La ribera del rio Saone en Lyon, FranciaLos primeros rayos de sol se filtraban entre las montañas de la Sierra de Collserola dando la espalda a la ciudad de Barcelona. La rueda delantera de la moto se emparejó con la aguja de la brújula indicando el Norte sobre el asfalto de la autopista AP-7. Fue este el primer momento de relajación y de recordar las horas de planificación esperando que estás hubieran servido de algo. Los 156 Km hasta La Junquera pasaron lentos sin más referencias que el repostaje en la última gasolinera antes de pisar suelo francés. Quienes hemos vivido la trascendencia del cruce de fronteras, con registros, presentación de documentos, equipaje sospechoso, hemos vivido un pasado que tal vez no regrese. Pero resulta inevitable tener la sensación de que algo cambia cuando llegas a lo que fue el paso fronterizo. Con la BMW R 1200 RT no sufriría el efecto sauna que, en moto, se vive viajando en verano

La ciudad de Nimes ya a medio día y pensando en los horarios de las comidas del país vecino, fue el segundo punto en el que nos detuvimos sobre suelo francés… el primero, el correspondiente café. Tras superar los 237 km que nos separaban desde La Junquera descubrí que, a pesar del intenso calor con la BMW R 1200 RT no sufriría el efecto sauna que, en moto, se vive viajando en verano. Tras detenernos junto al gran circo romano de Nimes, comer algo con este monumento milenario a la vista y evaluar si era conveniente mantener el plan de intentar acercarnos al acueducto sobre el rio Gard, conocido como Pont du Gard, optamos por seguir la ruta. Lo intentamos pero no hubo suerte pues el acceso a ese monumento ha sido regulado y si antes se llegaba sin problemas ahora hay un “peaje” que, disponiendo de poco tiempo, decido no afrontar. Volveré con más calma…

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: Hileras de árboles antes y después de muchos pequeños pueblos.

La primera larga jornada con luz diurna la vivimos toda ella sobre la moto. La ciudad de Lyon nos esperaba al final del día. Bañada por los ríos Ródano y Saona, las barcazas siguen siendo un importante medio de transporte de mercancías. Esta es la tercera gran ciudad de Francia si tenemos en cuenta su población, su capacidad industrial y activa zona metropolitana y por ella deambulamos tras instalarnos en un F1. Me guardo los comentarios de este hotel para mañana. 645 Km desde Barcelona a Lyon, la etapa más larga de todo el viaje

Lyon es una ciudad que impresiona, por la constante presencia fluvial, la incidencia de los rios en el paisaje y por disponer de muchos espacio peatonales como la Place Bellecour, sencillamente enorme. Además siempre es una suerte poder elevarse sobre una ciudad y evaluarla desde las alturas. Desde el Viejo Lyon, la zona más antigua de la ciudad, subimos hasta la Basílica de Fourvière. No son pocos los que ascienden a pie o en funicular y el premio no es otro que las vistas pues desde allí Lyon se nos muestra casi en su totalidad. Fueron 645 Km desde Barcelona a Lyon, la etapa más larga de todo el viaje…

De Lyon a Mulhouse

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: Ayuntamiento de Mulhouse, FranciaLa R.N. 83, carretera nacional con un único carril para cada sentido permite unir la A6 con la A9 pero evitando más de 300 kilómetros de aburrida autopista. Tras pasar la noche en Lyon, en un denigrado Hotel F1 al que solo la necesidad extrema me llevaría de nuevo, busco el modo de salir del entorno urbano, por la mañana y con el lógico tránsito matutino. Conozco la salida hacia el norte dirección Paris, está próxima al Hotel, así que elegimos esa opción hasta Villefranche S. Saône (son solo 32 Km de autopista) para después dirigirnos hacia Bourg-en-Bresse ya por nacional. Con ello me evito también el largo e improductivo rodeo de Lyon para integrarme de inmediato en un ambiente más propicio. Infinidad de carreteras de segundo y tercer orden unen pequeños núcleos de población y la nomenclatura de la vía es muy variable… igual estas rodando sobre la 83 que sobre la D1083, pero pronto se normaliza y tras unas cuantas rotondas (estamos en el país que las inventó) conseguimos orientarnos bien. 

Los campos están plagados de plantaciones de vid que dará el fruto que, en la sombra de una bodega, aportará aroma a los reputados caldos franceses. La sombra de los árboles nos recibe a lado y lado de la carretera justo antes, y después, de un pequeño pueblo, de apenas cuatro casas. Pasamos junto a Bourg-en-Bresse pensando ya en llegar a un buen lugar para comer algo… y en esta ocasión poder optar por algo tradicional. El lugar, elegido al azar de entre otras opciones todas ellas perfectamente válidas, es la pintoresca localidad de Coligny. La carretera pasa ante un pequeño restaurante con terraza exterior, justo frente a la iglesia que, en esos momentos, deja oír sus campanas. ¿Nos reciben? No lo sé, pero tenemos hambre y lo cierto es que el lugar promete y no nos defrauda. Al contrario. Por un menú de 14 € disponemos de primer y segundo plato, bebida, pan y postre. No falta una bandeja de buenos quesos y un trato cuidado y atento, como motivo extra, para despedirnos con una sonrisa de agradecimiento a los propietarios del Restaurant Ginette en Coligny.

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: Iglesia de Coligny, Francia

En la paz y la serenidad vivida minutos antes no había lugar para pensar en lo que la meteorología nos reservó solo tras recorrer unos kilómetros. La carretera R.N. 83 asciende entre bosques frondosos, los camiones aparecen como salidos de la nada y las obras se unen al panorama… junto a la lluvia. Nos detenemos para protegernos de esta inclemencia, por otro lado agradecida pues la temperatura desciende una decena de grados. Visto la visto, con la carretera colapsada, decidí no llegar a Besançon por esa ruta y dirigirme tras pasar por Lons Le Saunier hacia la autopista A36. Fueron poco más de 200 Km por nacional a ritmo tranquilo en el que el consumo se redujo aun más. El carenado protege bastante bien de la lluvia a poco que se circula sobre los 80 o 90 km/h, y un detalle que no pasó desapercibido es que la pantalla del carenado –que se eleva electrónicamente- no distorsiona la imagen. Incluso con la lluvia es posible viajar con ella en su altura máxima. Solo en momentos muy puntuales, tras las estelas de agua que levantan el resto de usuarios, la detengo un poco por debajo de la altura de mis ojos para mirar lejos, pero justo por encima. 

Los kilómetros sobre la A36 –dirección Mulhouse- pasan realmente rápidos pues el tráfico se dirige más en dirección opuesta, hacia el Sur, buscando el enlace con la autopista de Paris, a la altura de Dole, ciudad que al regreso me deparó una excelente sorpresa. Pero eso fue en el trayecto de regreso…

De Mulhouse al BMW Motorrad Days

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: carreteras desiertas del centro de AlemaniaHe de reconocer que este recorrido me ha dejado un sabor especial. Era la primera vez que llegaba a Garmisch dejando la autopista A5 y escogiendo, un poco al azar, las rutas que, dirección Este, me llevaron hacia el Uberlingen See que baña el Sur de Alemania. El lago que bordea el Norte de Suiza (se le conoce como Zeller See) y en el Oeste ya vislumbrando Austria (el Boden See) y por su tamaño e importancia podemos considerarlo -exagerando un poco- un mar interior.

Dejamos Mulhouse dirección Norte por la A5 hasta Freiburg, y ya por nacional seguimos por un tramo que, hace muchos años hice en dirección contraria, regresando de los Elefantentreffen, la reunión motorista invernal y centro europea más conocida. Este tramo pasa por pueblos minúsculos y asciende varios puertos de montaña, por frondosos bosques y... el tráfico de camiones no lo recordaba. Nos dirigimos hacia Engen por la 31 y sin dejarla alcanzamos a ver los lagos mencionados, tomando como referencias las ciudades de Stockach, Uberlingen y Friedrichshafen, todas ellas bordeando la gran extensión de agua. 

Kempten y después dirección a Füssen ya en la autopista 7, por las indicaciones de Innsbruck (en Austria) deducimos que no queda lejos, pero nuestro destino es Garmish. Entramos en Austria por Füssen y descubrimos que la carretera elegida es la 179... dirección a Reutte y de ahí a Garmisch-Partenkirchen que está ya muy cerca. La llegada a esta bella población durante la celebración del BMW Motorrad Days es un recordatorio de que estamos en Bavaria, cuna de las BMW. Un baño de multitudes loca por su marca más internacional. Si quieres leer el artículo del BMW Motorrad Days 2018 clica aquí. Allí explico algunos puntos interesantes para visitar como el lago Eibsee y el imponente pico Zugspitze de 2.962 metros de altura.

De Garmisch-Partenkirchen a Marburg

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: castillo de MarburgDesde Garmisch o más concretamente desde la población en la que se encuentra el Hotel Metzgerwirt, en Bad Bayersoien, el recorrido era bastante intuitivo. Siempre hacia el Norte, o casi por la B23. Como primer destino había que alcanzar la ciudad de Ulm, y seguir la carretera 8 pasar junto a la industrial y automovilística ciudad de Stuttgart (con las factorías de Porsche y Mercedes-Benz) hasta llegar a Karlsruhe y desde allí, ahora si, hacia el Norte por la autobahn 5 dirección Heidelberg, Frankfurt. Salimos en la indicación, grande y elocuente de Hockenheim Ring, nos situamos, cogemos referencias y  dejamos la visita a su espléndido museo para las fecha del regreso.

Desde Garmisch-Partenkirchen hasta el Museo habrá unos 350 kilómetros, por lo que es una visita muy recomendable. Por supuesto el Museo BMW de Munich lo esta también, así como el Museo de la Ciencia y la Tecnología de la ciudad bávara, o el que se encuentra en Sinsheim, el Museo de la Automoción y la Tecnología. Todos ellos precisan de largas horas de disfrute. De ahí que optáramos por dejar el de Hockenheim Ring para otro día… pues ya era algo tarde.

La autopista A5 sigue hacia el Norte, y tras poco menos de 200 Km llegábamos a Rauschenberg a pocos kilómetros de la interesante ciudad de Marburg.

Marburg (estado de Hessen)

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RTLa ciudad de Marburg, el destino de esa jornada, tiene unos 80.000 habitantes de los cuales cerca de 30.000 entre universitarios y personas vinculadas a la Universidad. Es una gran “Universitätsstadt” como dicen allí, fundada en 1527 y de ella cabe mencionar las de Medicina por ejemplo y la de Química, la primera del Mundo. Solo hay que remarcar que en ella han estudiado nueve premios Nobel.

Marburg (o Marburg-Lahn por el rio que la cruza) conserva mucho de su pasado medieval, sus calles, el castillo que data del siglo X, la iglesia de Santa Elisabeth, la plaza del Ayuntamiento y bellos rincones que vale la pena descubrir.

Tras algunos días en esta bella ciudad, recorrer las carreteras colindantes y visitar algunos pueblos, Kirchhain, Rauschenberg, Amonerburg… que más parecen salidos de los cuentos de los Hermanos Grimm, por cierto naturales de Hanau cerca de Marburg y residentes y estudiantes también en la ciudad, decidí que era el momento de visitar el Museo del circuito Hockenheim… Ahora hacia el Sur.

El Museo del circuito de Hockenheim

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: La moto del alemán Gottlieb DaimlerTras la gradería de una de las curvas, en el acceso que se utiliza para aquellos que deseen ir al hotel o apuntarse a unas tandas, se encuentra el Museo Hockenheim Ring, una muestra bastante completa y sustancial de vehículos de todas épocas. Es en realidad una mirada a la industria de la motocicleta, un repaso que nos deja ver una unida del alemán Gottlieb Daimler, además de vehículos realmente especiales como los Quasar por ejemplo o el caza records patrocinado por Hein Gericke. Pero puesto que estamos junto al circuito la competición tiene un protagonismo sobresaliente de ahí que no falten motos míticas, como las Kreidler que se enfrentaron a nuestras Derbi en los años setenta y otras marcas alemanas como NSU, Horex, BMW, Munch, MZ... sin faltar las inglesas, Ariel, Norton, Triumph, Vincent, norteamericanas como Buell y H-D e italianas como Aprilia, Ducati, Moto Guzzi, Gilera y BimotaLa 350 con la que reinó un piloto, Anton Mang y una moto, la Kawasaki KR

Mención especial merecen las motos japonesas, en las competiciones de resistencia y en categorias como la 250 y 350 con la que reinó un piloto, Anton Mang y una moto, la Kawasaki KR. La colección de Honda (incluidas una ELF completa y una unidad seccionada), Suzuki (con las patrocinadas por HB) y Yamaha (las TZ de competición) también atrajeron nuestra atención. 

Los automóviles de Fórmula 1 tienen un espacio menor al de las motocicletas pero no por ello menos interesante, espacio compartido con algún coche de circuito, antiguos Pace Car y un monumental dragster. Su presencia está más que justificada porque cada año, en el mes de agosto, en Hockenheimring se celebran las Drag Racing de nombre Nitrolympx (www.nitrolympx.de).

Dole y Carcassone

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: los canales de la ciudad de Dole, FranciaLa sorpresa es mayúscula… es el día grande de Francia y junto a la ciudad fortificada de Carcassone se celebra un gran encuentro de vehículos históricos, la mayoría automóviles. Si Dole nos sorprendió por muchos motivos, tanto históricos como paisajísticos y monumentales, lo de Carcassone supera, siempre, mis vivencias anteriores, en esta ocasión alojados en un Hotel Campanile y cenando junto al castillo en el Restaurante La Rapiere 

El recorrido hasta esta parte ya muy próxima a lo Pirineos desde el Norte de Francia fue lento, pues la autopista se colapsó en tantas ocasiones que opté por la mejor solución, acertada siempre… seguir por carretera, concretamente la N7 que acaba en la N86 y así va cambiando de nombre hasta alcanzar ciudades como Montpellier por la D113 y otras pequeñas que serpentean sin cesar, sin cruzarse con un solo coche durante decenas de kilómetro, cuando a pocos minutos la autopista es insufrible. Con el cambio de ruta además el consumo se reduce y los kilómetros pasan más deprísa.

Desierta, solitaria, con pequeños pueblos en los que comer por poco dinero, con trato personal, las rutas rurales alejadas de grandes nucleos de población son siempre acogedoras, por lo que son una buena solución a los meses de más tránsito en autopista.

De Carcassone a Barcelona

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: ciudad fortificada de CarcassoneCruzarse continuamente con el saludo de miles de motoristas a lo largo de la ruta elegida es el síntoma de que la afición a la moto es mucho más que un simple modo de movilidad. Y me reconforta, pues distintos estilos y marcas motociclistas se hermanan. Ha sido una tónica habitual durante todo el viaje, y se hace palpable especialmente en los más de 1.500 kilómetros en carretera, de los 3.860 recorridos en el total de este viaje hasta el BMW Motorrad Days, algunos días de turismo, sin rumbo fijo, y el regreso a casa.

La última etapa la vivimos despacio, como si no quisiéramos que acabara nunca. Y así fue. La carretera que desde Carcassone atraviesa Los Pirineos es la D118, transcurre en una estrecha garganta con el río Aude al fondo, una vegetación frondosa y una pared de roca a nuestra derecha que, en ocasiones, pone en riesgo la integridad de vehículos altos. Limoges, Couiza, Quillan, Axat, El Col de la Quillane de 1.713 metros de altura son testigos del paso de la RT, y desde el trazado podemos ver las pistas de varias estaciones de esquí como las de Font Romeu… y al fondo la cumbre del Pic Carlit de 2.921 metros de altura y el Puigmal de 2.910 m. El día es claro... pero el ambiente cambia al entrar por Bourg Madame (en Francia) y Puigcerdà (ya en España) en nuestro país. La temperatura ascendió algunos grados ¿o subió la humedad?, la sensación de calor se acrecentó en segundos y… ya en el uso y costumbre del horario español, decidimos comer en la capital de la comarca de La Cerdanya: ¡pasadas las 14,30 horas! 

Nuestras emisoras, nuestra música

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT: espectacular carretera entre Carcassone y Bourg Madame, Francia

La opción Collada de Toses, quedó relegada a otro momento. Había obras y las indicaciones eran inequívocas por lo que el Túnel del Cadí, de peaje, me permitió acortar notablemente este último día de viaje. Pasar junto a la ciudad de Manresa y seguir junto al Río Llobregat hasta la ciudad de Barcelona es un recorrido que se torna alternativa a otra autopista de peaje cuyo trazado me deja al Norte de la ciudad… y yo resido al Sur… Llego a la N-II y aquí, las notas de una canción de Paco España y mi apreciado grupo La Guardia –con los guitarras Jean Louise Barragan, Paco Villamayor y al bajo Javi Cano- siempre acaban inundando el silencio del casco integral.

ver galeríaBMW R 1200 RT: 25 Aniv. del boxer 4 vViaje BMW R 1200 RT

Un buen final, con la sensación de haber vivido un viaje que el cuerpo y el espíritu me agradecerán durante meses. Con la mejor compañía y hablo ahora de mi compañera sentimental desde hace 25 años, (justo los mismos que cumple el bóxer BMW de cuatro válvulas).

Por cierto... el gasto de combustible ha sido bastante reducido, pues conseguía recorrer más de 350 kilómetros con un solo depósito de 25 litros y siempre quedaban más de cinco litros aun por consumir. Es decir unos 5,7 litros a los 100 Km por autopista con cruceros cercanos a los 140 Km/h. Por carretera se reducía notablemente, no alcanzando ni los 5 litros... Sorprendente. Una verdadera moto GT, cómoda, rápida y que gasta poco: ¿qué más se puede pedir?