Comparativo MaxiTrail BMW vs KTM

BMW R 1200 GS Adventure vs KTM 1290 Super Adventure

Simón Saura

17 votos

Más allá del Touringver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

El motivo de esta comparativa es la llegada al mercado de la KTM 1290 Super Adventure, una nueva versión de la conocida 1190 Adventure pero ahora con un aire mucho más viajero que se advierte con la nueva silueta vitaminada y también por el completísimo equipamiento, donde como en la germana, los listados de equipamiento y accesorios son muy amplios para ajustarse a las necesidades de comprador. Hemos decidido compararla con la BMW R 1200 GS porque pensamos que la nueva KTM es un ataque directo a la soberanía alemana. Además, ambas representan lo mejor del selectivo mercado de las grandes trail-viajeras. Son unas motos con gran capacidad para los grandes viajes, con una autonomía que ronda los 500 kilómetros y donde en marcha además, son muchísimo más eficaces que las grandes GT.

La KTM Super Adventure no me ha cogido por sorpresa. Ya la he probado en otras ocasiones. La parte ciclo es la misma que la 1190 Adventure y para la ocasión, se le ha acoplado el bestial motor de la Super Duke. Aún y así, cada vez que me subo en ella le encuentro más puntos positivos y mejor me lo paso con ella. Es como si tuviera infinitas posibilidades y que, a medida que se le va poniendo a prueba y se va subiendo la exigencia, sigue respondiendo de forma increíblemente natural. Por otro lado, la BMW como Adventure, no la había probado y era para mí una novedad, por lo que he tenido que hacerle kilómetros para estar a su altura. El resultado también ha sido fantástico y sorprendente. Va muy bien en diferentes terrenos y mucho mejor de lo que, a priori, uno se puede imaginar de una moto tan grandota y de un concepto de un poco más turístico.ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

Antes de entrar en detalles, decir también que lo que menos favorable de ambas motos es sin duda, el tamaño y el precio. Porque para gastarse más de 18.000€ en la KTM o los más de 20.000€ en la BMW, hay que pensarlo bien. Curiosamente, la más cara ha ido batiendo récords de ventas por toda Europa.

Decir también que en este comparativo no buscamos cual es la mejor moto. Lo que se pretende es definir bien los dos modelos, explicar sus mejores virtudes, lo que más nos ha gustado y los que nos gustaría que cambiaran, porque parece como si ambas marcas se observaran de reojo para acercarse una a la otra sin perder la personalidad que las caracteriza.

Grandes por fuera, poderosas por dentro

Escribir una comparativa como la que hoy tengo por delante, tiene como todo, dos caras. Puede ser una tarea muy fácil o bien muy complicada. ¿Qué decir de dos motos que representan el top de la categoría maxi trail y que pueden ser lo mejor también como moto GT (Gran Turismo)? Porque estas motos son increíbles, atractivas, brutales, impresionantes, sorprendentes y completísimas. Ambas marcas han sabido crear unos modelos ultra modernos y que rayan la lujuria, a la vez que mantienen la esencia -casi filosófica- de su propia historia. Por todo esto, pueden gustar más o menos, pero nadie en su sano juicio puede dudar de ellas.ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

Por su parte KTM empezó a fabricar motos mixtas o trail hace 12 o 13 años. La experiencia y sobretodo la fama que adquirió gracias los buenos resultados en el rallye París-Dakar les abrió las puertas del mercado. Más allá de la propia configuración del motor bicilíndrico a 75º grados, ya nada tiene que ver la Adventure de hoy con las trail de entonces. Ahora, con 160 CV y una tecnología vanguardista, esta moto es la gran bestia en cuanto a turismo por carretera. Combina como ningún otro modelo la potencia, el confort y la agilidad. A este nivel es insuperable. El concepto Adventure viene dado, sobre todo, por las llantas de radios y por la medida delantera, de 19”. A su favor tiene el modo de conducción “enduro”, que facilita la conducción por pistas a los más osados. Tampoco se nos escapa que la moto austriaca es, de entrada, menos espectacular que su rival, pero en realidad es más efectiva en cuanto a conducción pura. Su conducción es más dinámica y si el conductor es experimentado y se aplica un poco, la sensación puede incluso parecer deportiva. Además es mucho más potente, con 35 CV más que la moto alemana.

La BMW GS Adventure tiene bastante más años de historia a sus espaldas. Cuando yo era adolescente, hace más de 30 años, ya alucinaba con la mejor moto aventurera del mundo. Obviamente, ahora, el motor bóxer no tiene nada que ver, salvo también en la configuración de los cilindros. A lo largo de su historia, BMW ha evolucionado la GS hacia lo que yo llamo el gran turismo de acción, que con una llanta delantera también de 19“, le permite ciertas dosis de off road. La gran virtud es el altísimo nivel de confort, y detalles que ofrece sin mermar mucho en la agilidad y efectividad. Es un todo terreno lujoso, pero de dos ruedas.

ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super AdventureAdemás de la imagen moderna, esta moto es mucho más efectiva y equilibrada que antes. En cuanto al propulsor bicilíndrico refrigerado por aire/líquido, es curioso ver como en BMW aplican todo su saber en evolucionar un concepto basado en el motor bóxer. Cuando parece que va a quedar obsoleto, lo vuelven a convertir en un propulsor de vanguardia, manteniéndose así durante unos años más en la élite de las mejores motos del mercado. El único pero de esta nueva GS Adventure, es que se encarece con los accesorios, que muchos de ellos son opcionales.

Bestias domésticas

Empecemos por la primera impresión que dan estas motos cuando las tienes una frente a otra. Lo que creo que queda claro es que ambas tienen una imagen imponente y brutal. Es una mezcal de amor-odio. Por un lado te atraen por su potencial y por otro puedes pensar: “vaya mastodontes, atractivos, pero indomables”.

Para mi, la BMW tiene una imagen más moderna y es más atractiva. Es puramente una cuestión de estética. Supongo que me gustan las motos llenas de detalles. El frontal de la BMW me encanta, con su faro rectangular, los faros auxiliares bien presentes, una cúpula moderna y con un cuadro de mandos modernísimo –el más bonito que he visto en cualquier moto-. También ofrece una gama de colores más atractivos. En comparación, la KTM tiene un diseño algo más austero. Después se descubre, y es en muchos aspectos superior a la GS, pero en la cuestión estética, marcan claramente diferencias. Sea como sea, como este es un tema subjetivo, os aconsejo os entretengáis un rato en mirar las súper fotos que acompañan este comparativo y que  cada uno saque sus propias conclusiones. Sí tengo que añadir a este tema que cuando me he paseado con estas motos, es sin duda la BMW la que atrae más miradas. Tanto es así, que –al menos a mí- me ha llegado a incomodar. Con la KTM, daba la sensación que el “público” era menor, pero más entendido y ha despertado interés entre motoristas –aunque sean comentarios de semáforo- más que atracción entre los transeúntes. ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

Esto, que puede parecer una tontería, entiendo que también puede decantar la balanza de los posibles compradores. Si te gusta “fardar” y ser un foco de atención, la BMW colmará tus expectativas. Si quieres ir de motorista entendido, la KTM da juego a más conversaciones entre motards. Al menos, esta ha sido mi experiencia en este tema.

Carretera y manta

Subir a estas motos, sin ser muy complicado, requiere de cierta experiencia en motos voluminosas. Curiosamente la KTM, con el asiento a 860mm, es un poco más bajita que la BMW, que tiene una altura variable entre 890 y 910mm. Y digo curiosamente, porque en la moto alemana es más fácil subir que en la austriaca, más todavía si como éstas, llevan las maletas laterales montadas. Además puedes conseguir en función de cada uno, tocar con los pies planos en el suelo en la BMW por el diseño de su asiento muy estrecho, el gran logro respecto a la anterior generación de Adventure (la de motor de aire).

Una vez “arriba” descubrimos que en la GS prima el confort. El mullido y la forma del asiento hacen que el conductor esté totalmente integrado al conjunto y convierten esta moto en una rutera de altos vuelos e infatigable, sobre todo si se viaja a dúo. Si bien es cierto que ambas coinciden en montar unas excelentes cúpulas fácilmente regulables en altura de forma manual. En la Super Adventure la sensación de control es total. El conductor va encima de la moto y si no fuera por la cúpula alta, uno se podría olvidar fácilmente que va en una moto de talla maxi.

ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super AdventureLuego está el tema de la maniobrabilidad. Queda clarísimo que ambas motos son un verdadero hierro difícil de aparcar o maniobrar en parado, sobre todo la BMW, que con el Telever no permite el juego de vaivén de comprimir la horquilla para ayudarnos a sacar la moto hacia atrás. Ninguna cabe, o lo hace muy justito, en los típicos parkings de motos públicos que abundan en las ciudades, pero se agradece mucho el buen ángulo de giro la BMW. Pero si lo que necesitas o quieres es una moto para circular en ciudad a diario, mejor búscate un scooter de segunda mano y espera el fin de semana para disfrutar de estas bestias. Estas motos están diseñadas para ir de excursión o dar la vuelta al mundo con total confianza. Por tanto, es ahí donde las vamos a disfrutar de lo lindo y es ahí donde más kilómetros les hemos hecho.

Una de las grandes ventajas de estas motos es que, pese a su opulencia, son motos fáciles, seguras y efectivas. Esto es gracias a las suspensiones electrónicas y las diferentes opciones de reglaje, marcando una clara ventaja respecto a cualquier otra moto, además de no importar de si se va acompañado o con las maletas a tope de equipaje. Tan sólo hay que seleccionar la opción adecuada y darle al “OK”, para que se ajusten a las pretensiones. Es fácil de hacer -mediante la manipulación a través de la piña izquierda del ordenador de a bordo- pero sobre todo, facilísimo de entender: uno o dos pasajeros, maletas llenas o vacías, se selecciona el tipo de conducción que se está haciendo, aprietas al botoncito correspondiente y ya está regulado.

Calidad de vidaver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTM

Pero hay que sumarle muchas más cosas para confirmar la supremacía de estas motos en el ámbito touring. Como hemos comentado, la cúpula de ambas es regulable en altura mediante un sencillo sistema mecánico de anclaje. En la BMW he ido manipulando este sistema según me convenía, es decir, en autopista un poco más alta y en conducción deportiva más bajita ganando visibilidad. La cúpula de la KTM es un poco más alta y en mi caso no ha sido necesario graduarla en ningún momento.

Viajar por autopista o autovías no tiene grandes complicaciones, por eso todo lo que nos llega como accesorios es puro placer que de paso, aumenta la seguridad. Por ejemplo, la cantidad de equipaje que cabe en las diferentes maletas y lo bien sujeto que queda a la moto nos deja sorprendidos. Las maletas de la moto alemana son las mejores, además que nuestra unidad de pruebas venía con baúl. El ingenioso sistema de cierre con apertura de doble hoja por su parte superior así como los enganches, son mucho más prácticos que el de su vecina. Hay que tener en cuenta que para la GS también existe un equipo de maletas más turísticas, no tan aventureras y tan rígidas, más del corte de la KTM, que además de ser bastante más económicas, cuando se extraen no dejan los soportes de aluminio a la vista que tanto perjudican a su silueta de perfil. Además con esas, el acceso al interior es por tapas laterales como en la Super Adventure.

El ordenador de abordo es tan completo que hay que poner consciencia para no entretenerte mientras se va en marcha. Lo más destacable es el comentado ajuste de las suspensiones y los diferentes modos posibles del motor. Ambas tienen cuatro curvas de potencia que aunque con nominaciones diferentes, coinciden: deportiva, carretera, enduro y lluvia. Hay que tener en cuenta que en la BMW este mapa de cuatro posibilidades es opcional. El control de tracción y el ABS son otros sistemas que el conductor puede modificar a su gusto.ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

Ya en marcha, las diferencias entre estos dos modelos se acentúan. El resumen es que, la KTM tiene un tacto general más deportivo y permite disfrutar más de la conducción alegre  y le hace un guiño al gran touring. Por el contrario, la BMW busca su aliado en el confort de marcha con innumerables posibilidades de accesorios de alto standing y con una buena dosis de efectividad en carreteras reviradas e incluso en conducción bastante rápida. Me atrevería incluso a decir que en porcentajes, la KTM podría tener un 60/40 % en deportiva/touring, y la BMW a la inversa, un 40/60% y que estas diferencias vienen dadas básicamente por tres motivos: posición de los viajeros, suspensiones y  motor.

El cardán, una particularidad de la moto alemana, ha ido perdiendo personalidad y ya no tiene que ser definitivo a la hora de decidirse por una u otra moto. Parece increíble como se ha minimizado la rigidez y las inercias típicas de este sistema, en gran parte de culpa por el sistema de suspensión delantero alternativo Telelever. Donde más se nota la diferencia con la KTM es en carreteras de segunda o tercera velocidad, donde esta última es claramente superior. Pero si nos movemos por curvones un poco más rápidos, la GS no se mueve en absoluto y puedes conseguir increíble velocidad de paso por curva, a base de inclinar fuerte y “sin moverte del sofá”. Lo que está claro es que el mantenimiento de la cadena siempre es más alto y más sucio, pero también aporta un comportamiento y reacciones perfectas, por algo las motos deportivas lo llevan.

Bicilíndricos al poderver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

A mi entender, el típico bóxer bicilíndrico, con sus 125 CV a 7.750 rpm y de 12,7 Kgm a 6.500 rpm, es toda una declaración de principios de la marca, demostrando que si se lo proponen, pueden hacer maravillas. Me explico. Que la revolución de este motor haya sido la refrigeración líquida, no significa que este motor sea la bomba. Hasta ahora y por filosofía no necesitaba de este sistema de refrigeración, puesto que ahora se empeñan en convertir en ultramoderno un concepto que nació en el París Motor Show de 1923 con el modelo R32. Lo que sí es cierto que desde entonces, estos motores se han ganado el prestigio de indestructibles, una galardón que todavía hoy vende y mucho. Y supongo que con lo que cuesta el diseño y producción de la nueva GS todavía le quedan bastantes años de vida.

KTM utiliza un bastidor derivado de las motos de competición. Sabiendo que esta fórmula funciona, consigue que una moto aparatosa vaya bien en conducción deportiva y el placer se eleva hasta niveles muy cercanos a una moto mucho más “racing”. Esto, que pasa en todas las KTM y que es parte de la identidad de la marca, sorprende más en esta Adventure porque todavía es una moto más grande, pesada y con gran capacidad para viajar con comodidad.

Luego está el motor austríaco. Se puede definir muy fácilmente: una pasada. Son 160 CV que gracias a toda la tecnología y electrónica aplicada, se conducen sin espanto. Es un placer acelerar a fondo sin contemplaciones, sabiendo que no te vas a descabalgar. Lo es también el aplomo que tiene en carreteras comarcales de “tercera velocidad”, lo bien que está pensada la posición del conductor para los cambios rápidos de inclinación o para rectificar a media curva como si lleváramos una 990.ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

Con ambos motores, la curva de par motor permite unas recuperaciones muy dignas. En 6ª velocidad vas des 70/80 km/h sin titubeos hasta bastante más allá de los 200 km/h. Han conseguido que no vibren apenas y aunque el régimen de giro no sea muy alto, en comparación a modelos tetracilíndricos de igual potencia, tienen carácter y se les nota una “patada” a medio régimen.

"Adventure-ras"

No veo a mucha gente subiendo dunas con motos que pesan más de 250 kilos, por eso, el concepto Adventure del cual se vanaglorian las dos hay que contextualizarlo dentro de la lógica. En ambas motos la aventura se disfruta en pistas anchas, sin grandes baches ni grandes exigencias. A no ser que uno sea un especialista, tan sólo permiten hacer kilómetros en este terreno a velocidades de paseo. La KTM es más fácil de manejar y más efectiva, sobre todo si empezamos a subir el ritmo y el nivel, ya que como hemos comentado, el conductor va más encima de la moto que dentro. Las dos tienen para este terreno un modo motor “off road” y un modo de frenos también menos intrusivo. Aun y así, sorprende una vez más la GS lo bien que se defiende y la sensación de un centro de gravedad relativamente bajo. De esta moto me gustan las estriberas sin protección de goma que sujetan muy bien las botas. ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

Los neumáticos que montan de serie están también pensados, con la llanta de 19 delantera, para esta utilización mixta. Las medidas de 120/70-19 delante y 170 /60-17 traseras son también un buen compromiso para poder aprovechar del todo las peculiaridades de estas motos. Si algo sorprende es lo bien que van también en lluvia, sobre todo la seguridad que da los Continental montados en la KTM. A modo de nota, ambas marcas optan por los mismos Conti TKC80 como equipos opcionales de fábrica de sorprendente funcionamiento por pista y carretera. Son gomas con un dominante 70% para off road pero que en carretera impresionan también por su agarre.

El debate

Tengo claro que en un comparativo como el de hoy es muy difícil dar una moto ganadora. Aquí hay dos modelos que persiguen la misma finalidad: ser las mejores motos viajeras, divertidas, efectivas y con alguna dosis de “aventura” por pistas. Luego depende mucho de las preferencias de cada motorista el elegir una u otra. Para completar esta comparativa, hay que leerse las pruebas individuales de cada una de estas motos (BMW R 1200 GS Adventure / KTM 1290 Super Adventure) que tenemos publicadas en Motos.net. Son lógicamente algo más completas y pueden entrar más en detalle. ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

Por mi parte, lo tengo claro. A mi me gusta dar gas, divertirme mucho en las curvas, moverme encima de la moto y no hago grandes viajes a dúo. Pero comentando la jugada con un muy buen amigo motorista, también lo tiene claro (de hecho tiene una GS y ahora se la cambia por la versión Adventure). A él le gusta ir cómodo y disfruta más del alto confort que de si puede ir más o menos rápido en carreteras reviradas. Y lo bueno, es que los dos, con nuestros diferentes estilos, salimos juntos y llegamos exactamente al mismo lugar e igual de contentos.

La opinión del pasajero (Núria Genebat)ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

Tengo la suerte de haber probado como pasajero infinidad de motos. En la KTM ya me había subido y he realizado infinidad de kilómetros. Es una moto que me gusta y con la que me siento muy segura. Aún y así, se nota que a KTM le gustan las motos deportivas. El asiento es estrecho y un poco duro. Cuando llevas ya unos kilómetros, tienes ganas de parar y descansar un poco. En autopista o carreteras sin frenadas fuertes, me puedo relajar y ocuparme del paisaje. Pero si la carretera se complica un poco, hay que estar pendiente de las frenadas para no irme hacia delante, rectificando la posición.

La BMW es otra historia y deja un paso por detrás a la KTM. Con esta moto me siento más integrada en el conjunto y con el conductor. A mí me encantan los baúles traseros y en esta unidad de pruebas lo llevaba montado. El asiento es un poco más ancho, pero sobre todo, más redondeado en los cantos y con un mullido más cómodo. Es una moto que no cansa, ni de cervicales ni de espalda, ni de trasero. Lo que menos me ha gustado, es que todo el mundo te observa, poco discreta, hasta el punto de incomodarme… Además, yo sí lo puedo decir, estéticamente a mi me gusta más. Me da igual si corre más o menos, me da igual qué si el motor o qué si los cilindros. Priorizo la comodidad, y eso también lo valoro en si me puedo relajar y disfrutar del paisaje o si tengo que estar pendiente de si hay curvas o no.

La opinión del invitado (Pere Segura)ver galeríaComparativo MaxiTrail BMW vs KTMComparativo BMW R 1200 GS Adventure/KTM 1290 Super Adventure

Nuestro invitado de las fotos, es un experimentado motorista que adora el concepto trail para viajar. También ama las deportivas que tuvo en el pasado, pero sabe que son para lo que son, así que su moto es una Ducati Multistrada de 2013. Con su criterio de propietario de moto de gran cilindrada bicilíndrica, nos da la opinión de dos referencias del mercado en motos de “gran crucero”.

La BMW impacta por imagen y envergadura. En marcha sorprende y es más manejable de lo que puede parecer, pero a moto parada y con el depósito lleno hay que tener mucha precaución, entre otras cosas porque además se suma el hecho de que los cilindros te dan en las espinillas.

El paso de curva es muy fácil, tanto que no te lo esperas. En mi opinión es demasiado rápido para lo que transmite la horquilla y creo que es fácil tener imprevistos si vienes de una horquilla convencional.

Es una moto muy equilibrada que transmite buena sensación al conducirla. Se nota que es la trail líder mundial y los años de experiencia se ven y se notan en ella. De todas maneras le falta algo de velocidad si la llevas cargada hasta las cejas y con todos los extras de las maletas y más tomando de referencia con el impresionante motor de la KTM.
El cambio semi automático se agradece y me ha encantado, sobre todo en conducción relajada donde no falla en precisión. Lo que encontré demasiado cargante fue el sonido del escape, muy excitante, pero que con los kilómetros carga…

 La KTM me gustó, puesto que la veo más fina de imagen, no tan abrupta y de carácter más enduro. El motor es excitante, pero mucho más nervioso: no puede disimular sus genes deportivos. El conjunto en general es muy correcto pero algún acabado es excesivamente espartano para la aspiraciones del mercado al que va dirigido.

Una gran pega es su excesiva altura a pesar de su asiento estrecho y me dio más problemas maniobrando incluso que la alemana.

En carretera a pesar del tamaño, peso y altura, transmite sensaciones de pura moto, que te animan y ofrece más confianza a rodar por caminos para aquel que no es experto.

El carácter del motor y el sonido del escape que no molesta, consiguen que sea muy agradable de viajar.

 

17 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...