Comparativo:BMW K1600 GT vs BMW R1200 RT

Comparativo: BMW K1600 GT vs BMW R1200 RT

David Remón Paracuellos

1 votos

 El valor seguro

Cuando se trata de hablar de motos de ruta, de grandes vuelos y además nos centramos en BMW, es difícil no caer en la tentación de fijarse en estas dos grandes. Grandes en tamaños, pesos y precios, pero sobre todo en placer de conducción, en confort y sensaciones que se pueden compartir con un pasajero que vibrará como nosotros de la pasión de la moto a este nivel.

Sí lo reconozco. Después de la presentación del motor de agua/aire en la exitosa trail R1200 GS, la referencia mundial entre las trail de alta cilindrada, estaba cantado que llegaría a la RT, la rutera por excelencia entre los bóxer. Pero la presencia de la K1600 en el mercado, por comportamiento dinámico y cualidades sport, rompieron esquemas a muchos, tanto es así que los amantes de la bóxer con maletas, fieles consumidores y muchos repetidores del concepto, cayeron en las redes de la K1600. Pero no sólo ellos, porque también los de las japonesas vieron algo en ella y más después probarla, porque en BMW ya se encargaron de que fuera así para acabar de decidirse a través de las unidades de pruebas disponibles en su red de concesionarios.

Tengo claro que ahora que han anunciado la llegada la nueva RT refrigerada por líquido, la K1600 ya no marcará tan claramente las diferencias, pero creo que será más en equipamiento y en las mejoradas prestaciones, supongo que con mejora de respuesta a bajas vueltas, que en diferencias dinámicas con nuestra RT. La nueva dicen que será más aplomada que la nuestra por buscar referencias con las seis cilindros, pero lo que es cierto es que esta RT es una referencia desde hace muchos años entre las motos con maletas.

Entre las grandes diferencias

Ninguna de estas dos motos son livianas, pero lo que está claro es que la diferencia de 90 kilos se notan y eso para muchos ruteros es un hándicap a la hora de decidirse… Pero dejemos claro que es un problema siempre en maniobra, porque rodando con la seis cilindros, la diferencia de peso es inapreciable. Otra cosa en cargada con la maletas hasta las cejas, pero entonces la RT también es como una tanque maniobrando, porque además con los cilindros a la altura de las espinillas es todavía más incómoda que con la bancada de seis cilindros transversal. La marcha atrás no existe para ninguna de ellas y ya os adelanto que tampoco en la nueva RT de agua… En esta futura RT además de la incorporación del cuadro de mandos de la seis cilindros a todo color gracias a la tecnología TFT, el sistema audio ha mejorado aunque será ya opción, y aportará el navegador extraíble como en la 1600. Pero centrémonos en la nuestra que comparte mucha tecnología también con la GT.
ver galeríaComparativo:BMW K1600 GT vs BMW R1200 RT

Ambas monturas vienen con las maletas de serie de gran capacidad, entre otras cosas porque el escape no merma espacio a una de ellas como en el caso de la GS que tiene el escape en alto. La K aporta cierre centralizado de serie para guanteras y maletas, así el equipo de música que en la RT se ha de pedir. Ambas también vienen  de serie con pantallas eléctricas, así como ABS y control de tracción ASC. En la K1600 se gestiona mediante tres mapas la programación del motor con sus 160 CV, mientras que eso llegará en la nueva generación de la próxima RT. El sistema ESA opcional en la actual bóxer y de serie en la K, es uno de los mejores sistemas actualmente para una moto rutera, consiguiendo que algo laborioso se vuelva sumamente sencillo en función de la carga y conducción que busquemos: hay que hacerlo en parado cuando se trata de endurecer la precarga de muelle del tren trasero.

El pasajero en estas dos motos no es un estorbo. Me explico. Las motos livianas tienen el problema que son rápidamente afectadas en su conducción por el sobre peso en la parte posterior y aquí uno ni se entera. Sus transmisiones por cardan son sumamente suaves y colaboran junto al reparto de pesos y sus taras, a que llevar pasajero siga siendo un placer para el conductor y toda una experiencia para el de atrás: fácil que quiera repetir… 

De cerca y de lejos

Observar cualquiera de estas dos motos de cerca es impresionar a los neófitos o incluso a los motociclistas que valoran en una moto la ligereza y la simplicidad. Pero es como todo, una vez que te acostumbras a cualquiera de ellas tomándoles el margen de seguridad en maniobras y en paso de curva consigues, siempre que no sea por ciudad en hora punta, rodar con cualquiera de las dos con suma comodidad y despreocupación de sus pesos. Ambas optan por calibrado de asiento para conseguir que altos y bajos lleguen al suelo y aportan caballete central y lateral para asegurarse de que no tendremos problemas en calles inclinadas. Ninguna de las dos tampoco aporta ni de forma opcional el caballete central de accionamiento eléctrico que en su día presentó aquella versión de K 1200 LT…
ver galeríaComparativo:BMW K1600 GT vs BMW R1200 RT

Sin duda y aunque la ciudad no son su medio, las maletas son precisamente los puntos flacos de sus abultadas carrocerías. Si en el caso de la RT los retrovisores son buen argumento de protección para las manos en duros días de invierno, apoyado por los puños térmicos como en el caso de la K, por la urbe son más un impedimento si al final rodamos sin maletas, cosa que en la seis cilindros anclados al carenado pero de clásicos brazos, dejan más libertad de movimiento… sin contar con los vehículos industriales donde con ésta hay que ir con más cuidado porque están más altos. Si hace calor, que ya no es el caso, las dos motos están bien aisladas de sus motores, pero mejor en la más potente, desviando mejor el aire caliente de su gran radiador, mientras que a la bóxer le cuesta más, principalmente porque no hay radiador y los pies así como piernas se resienten: ahora es todo lo contrario, se agradece.

Las cualidades de ambas en la carretera son extraordinarias aunque cada una a su manera. Los que las tienen hablan muy bien de ellas, menos del coste de mantenimiento de la red, pero no hay que olvidar que BMW es un producto premium y además estas dos motos son precisamente lo mejor de su catálogo. También tienen modelos más económicos que funcionan muy bien, pero no tiene ni las prestaciones ni las cualidades dinámicas de estas dos. Hay que decir que conseguir altas prestaciones dinámicas sobre motos de estas dimensiones y pesos, no es nada fácil, al contrario, de ahí que esté la seguridad de serie del ABS y el control de tracción.

Personalmente el bicilíndrico es un motor que siempre me cautivó, un derroche de personalidad encontrado sólo en las motos, por lo menos hasta hace poco... Concretamente el bicilíndrico germano es un virtuoso rodando por debajo de las 2.500 revoluciones sin que tosa como otras de su competencia, haciendo fácil rodar lento a bajas vueltas, eso sí, teniendo que aceptar la falta de respuesta en bajos, sobre todo en marchas largas. Sus 110 CV de la culata multiválvulas sació la sed de más prestaciones que tanto reclamaban los ruteros de vías rápidas o aquellos que les gusta la zona alta del cuentarrevoluciones, pero se quedó con falta de par motor: es de suponer que en los 125CV de la nueva RT eso habrá cambiado y de hecho anuncia ajustes en los desarrollos de la caja de cambios… Por otra parte es más reacia a las turbulencias, sobre todo en la parte de las piernas, algo que en la K se notan más.
ver galeríaComparativo:BMW K1600 GT vs BMW R1200 RT

La K1600 es muy difícil que no agrade por parte de su mecánica, aunque tiene una forma de hacer que a algunos no les cuadra, entre ellos a mí. El motor es impresionante en empuje y en sonido, capaz de dejarte sin habla en recuperaciones en directa desde régimen de ralentí, sin ni inmutarse ni toser. Puede ser muy temperamental si le buscas las cosquillas con el programa “Dynamic” lo que exigía una parte ciclo de alta calidad, que la tiene. Hasta el punto que con una GT como la nuestra pones en aprietos los 90 kilos menos de la RT, algo que cuesta trabajo creer; supongo que ha sido argumento suficiente para que la futura RT aporte mejor aplomo y geometrías cercanas a esta K. En cuanto a esos puntos a los que no te acostumbras o que por lo menos es menos natural que en la RT y que exige un tiempo de ajuste, es el tacto del gas electrónico y el del embrague hidráulico que aporta anti rebote de serie como en las mejores deportivas: evita bloqueos de la rueda trasera si reducimos con demasiadas prisas a altas revoluciones. Al gas le falta inmediatez, algo que al final entiendes con los kilómetros, mientras que el embrague ofrece un recorrido muerto de leva que no es estable, variable en función de si se está acelerando o cortando gas. Estos detalles contrastan con una caja de cambios suave y precisa, que hace que convivir con la peculiaridad de los mandos comentados, uno se llegue a acostumbrar y hasta olvidar.

Encuentra tu estilo

Como bien comentamos en el vídeo, las dos motos hacen fácil lo que es complicado, mover de forma rápidas sus taras por muy revirada que sea la carretera. Los frenos y suspensiones así como motores, hacen que a cualquier experimentado a sus mandos se lo pase de miedo, siendo dos motos que se tragan las vías rápidas con un confort que te hacen ver estas vías aburridas, como una zona de entretenimiento de sus gadgets; el equipo de música, el control de velocidad automático o la posibilidad de quedar mejor protegido por la cúpula eléctrica.
ver galeríaComparativo:BMW K1600 GT vs BMW R1200 RT

La K1600 es impresionante en funcionamiento, lo mimo que es comiéndose el enorme balón de 190mm que aporta su llanta trasera, principal queja de sus propietarios. La potencia, peso y gran valor de par motor no son el mejor aliado de la duración en una goma de altas prestaciones y en la K se necesitan porque su motor empuja como una guerrera. Lo curioso de todo es que su estabilidad está a prueba de bombas incluso rodando fuerte, por frenos y suspensiones, lo mismo que la RT que más ligera en los cambios de apoyo, también se menea más. Si en la K la admisión y sonido “low” de sus recuperaciones agradará y mucho, en la RT su estilo de sentir cada pistonada pero sin vibraciones estridentes con su también personal sonido, es muy embriagador. Te envuelve en una atmosfera histórica que se ha ajustado a los nuevos tiempos y de que manera…
ver galeríaComparativo:BMW K1600 GT vs BMW R1200 RT

Nuevas versiones de K están apareciendo y la nueva RT se presentará en breve para la prensa internacional a la que seguramente asistiremos. Sin duda uno cuando rueda en ellas entiende porque son tan aclamadas y tan codiciadas entre los más bregados ruteros. Hoy se tiene una rutera BMW, pero se tiene también  la vez una buena Sport con maletas. Sin duda, valores seguros para los que viajen y se quieran divertir los fines de semana.

1 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...