BMW K1600 GT: La nueva referencia

David Remón Paracuellos

2 votos

BMW ha acertado de pleno en el mercado de las grandes tourers. Su tradición en la creación de motos de gran ruta tanto en formato de dos cilindros bóxer como en cuatro cilindros, longitudinales en aquella antigua generación K pero transversales en la actualidad, ha dado paso a un nuevo concepto K con mecánica de seis cilindros de idéntica disposición. Ya nos quedó bien claro en el transcurso de la pasada presentación, que esta K1600 GT no aporta un motor K con dos cilindros más, ni mucho menos, sino una mecánica completamente nueva donde los valores de par motor, suavidad de funcionamiento y dinamismo, quitan el hipo a aquellos usuarios de BMW que creen tener la montura ideal para rutear. Pero ya no sólo para ellos, sino también para aquellos que creen que rodar sobre una moto de ruta es tener que renunciar al placer del dinamismo que aporta sólo las dos ruedas, por sentirse encima de un "barco" torpe, aburrido y con un millón de inercias que lo único que consiguen es mitigar la pasión del rodar en moto en una carretera repleta de curvas. ¡No señores!, porque BMW ha conseguido romper con ese pensamiento. La nueva GT de BMW por muchos motivos es una referencia en disfrute, en placer de conducción y por qué no decirlo, en diversión, porque a BMW le está sentando de maravilla crear motos con genes deportivos, que al fin y al cabo se transmiten a los modelos que van presentando y su GT no se escapa a ello.

Y que mejor manera de valorar un producto como este, que además de la impresión del probador que suscribe, optar por el buen criterio de dos usuarios acérrimos a la marca y defensores, cada uno en su estilo, de la filosofía de la marca germana. Ambos son integrantes del BMW Motorrad Club Pirineo Aragonés, José Manuel como amante de la mecánica bóxer y Sergio Espinosa de los motores K cuatro cilindros en línea. Con ellos compartimos una jornada de test disfrutando de los bellos parajes que nos envolvieron por tierras aragonesas, con sus opiniones precisamente al final del reportaje...

PVP:
BMW K1600 GT 22.300 €

Tiempo de adaptación

ver galeríaBMW K1600 GTBMW K1600 GT

Los tiempos cambian y se aprecia mucho en pruebas de motos como esta BMW K1600; su tecnología abre las puertas a la facilidad de conducción. Hoy en día con los continuos cambios y remodelaciones de las deportivas más actuales (cada dos temporadas aproximadamente), no apreciamos de forma tan contrastada como en esta K1600 lo que ha llegado a conseguir la tecnología aplicada en motos de calle. Sobre una moto como esta K y aunque las referencias no estén en el cronómetro como en las deportivas, el amplio espacio de tiempo entre cambio y cambio en estos modelos hace que se aprecien de forma mayúscula los avances tecnológicos. La tecnología que nos aborda en esta GT dejando aparte los "gadgets" del puesto de mando, es abismal respecto a su antecesora K1300 GT. En esta hablamos de sistema de control de tracción DTC, posibilidad de ajustar en tres posiciones la programación de su motor para variar su gigantesco valor de par motor, suspensiones programables ESA, iluminación por xenón con faro adaptativo y nivelador de carga, ABS, embrague antibloqueo, llantas de la gama deportiva con 190mm. en la goma trasera o sistema Duolever sustituyendo al Telelever en el tren delantero, en definitiva, una cantidad de aportaciones tecnológicas que abruman. No es de extrañar entonces que cuando te subes a ella y ruedas, te deje anonadado, haciéndose difícil que llevas casi 1.700 cc. y seis cilindros con menos peso que una moto de un litro de hace unos años.

Pero la adaptación a los nuevos tiempos no se limita a la aplicación de la tecnología en el segmento de las grandes tourers, sino sobre el mismo conductor que ha de mentalizarse que ha de aprender toda la técnica de la imponente K 1600, abrumado por la cantidad de botonería, combinaciones de los menús, submenús y sub-submenús por el equipamiento que brinda. Nuestra unidad de pruebas aportaba dos paquetes de opciones, el de seguridad (faro de xenón autoadaptable, DTC (control de tracción) y RDC (control de presión neumáticos) valorado en 975 € (IVA incluido), así como el de confort (faros antiniebla, ESA (ajuste electrónico de suspensiones), cierre centralizado y alarma por control remoto: este por 1600€ (IVA incluido). Los escapes opcionales firmados por la prestigiosa casa Akrapovic, grandes protagonistas cuando se extraen las maletas y realizados en costoso titanio-carbono, quitan mucho peso a la K pero ni enfatizan el sonido ni aumentan las prestaciones: su precio 2.164,45€ (IVA incluido). Para finalizar comentar que el navegador son 531,84€ (IVA no incluido), los deflectores cromados 91,63€ x2 (IVA no incluido) y los embellecedores en pantalla, también cromados, por 36,64€ (IVA no incluido), complementando así el listado de opciones de nuestra unidad de pruebas. Sin duda y como buen producto BMW te puedes perder en el inmenso mundo de los accesorios, con las ventajas de la personalización pero con la desventaja del aumento del precio de producto final. Pero lo que está claro y en mi modesta opinión, puestos a hacer la inversión por la impresionante mecánica de seis cilindros, existen paquetes como los instalados en nuestra unidad de pruebas que son más que recomendables y que la hacen exclusiva en tecnología a una moto ya de por sí única...

Primer entretenimiento

ver galeríaBMW K1600 GTBMW K1600 GT

Llevo muchos años probando las mejores motos diseñadas para rutear, desde Goldwings 1000/1500/1800, pasando por toda la gama desde los '90 de BMW en forma de RT/RS/GT/LT o RT, por no mencionar rarezas como aquella Yamaha GTS de chasis omega, peculiaridades como la Honda Pacific Coast o las más conocidas PanEuropean o europeas como la Triumph Trophy 900/1200. No he tenido la satisfacción de subirme a una Morbidelli V8, Suzuki Cabalgade, Yamaha Venture o Kawasaki Voyager, pero estoy seguro que aquellas motos no pudieron aportar la dinámica de esta K1600 GT, por lo que confirmo que es única aunando placer de conducción con comportamiento dinámico.

Durante la presentación de este modelo no la probamos más que con agua y por suerte esta prueba fue mayoritariamente sin agua. De entrada lo primero que te das cuenta es que te has de dar tu tiempo para entender el funcionamiento de tanto menú en su control de gestión, porque conduciendo es fácil despistarse por no llegar a la función que deseas con el respectivo susto. Así que después de estudiar bien su funcionamiento a moto parada y escoger bien la información que deseamos tener a mano mientras rodamos, te das cuenta que a esta moto no le falta detalle en datos. Has de tener claro que la pantalla principal se divide por seis grandes bloques, el de la información del ordenador que es donde te estacionas más, el ESA que pierde su pulsador exclusivo de todas las BMW, el de navegación, calefacción asiento, puños térmicos (tampoco tiene su pulsador exclusivo) y el de ajustes generales, que sólo se puede hacer a moto parada por cuestiones de seguridad. Aún así y teniéndolo claro, viene a nuestra vista la avalancha de botones que en conducción nocturna es fácil errar en la orden por pulsar uno por otro: mover la cúpula cuando quieres ir al menú, no es difícil... No estaría de más, como en aquellas Goldwing 1500 SE, aportar los pulsadores iluminados, algo normalísimo en el mundo de los automóviles y que parece que en las motos es sólo cosa de series especiales (SE)... Con la información preferente en el puesto de mando y sin abrir el gas contundentemente para quitarle protagonismo a la música de su equipo de audio, la K 1600 GT con la pantalla alta y hasta los 120 km/h te hace sentirte el rey de la carretera, aunque sea de curvas... Superando esa velocidad tendremos que optar por escuchar la música a través de los auriculares de tu casco que BMW brinda también en forma de opción, lo mismo que el teléfono móvil, que podemos o gestionarlo directamente por el casco a través del Bluetooth o por el mismo navegador: este último canal nos dejará controlar nuestra agenda a través de la pantalla táctil...

Segundo entretenimiento

ver galeríaBMW K1600 GTBMW K1600 GT

Si el primero es el que impresiona a transeúntes y curiosos por la presencia y sonido de esta K 1600 GT, la verdad es que tomando como referencia una LT o una misma Goldwing, esta BMW pasa más desapercibida. Sin estridencias en la música de sus cuatro altavoces (dos medios con sus respectivos twiters) y sin dar golpes de gas del portentoso sonido mecánico "surround", esta moto no llama la atención de forma especial. Y es que su tamaño de carrocería no es mucho más amplio que el de un modelo de cuatro cilindros, aunque toda la anchura de su frontal está relleno por la amplitud del motor: comentar que aún así las maletas siguen siendo más anchas que el frontal de la moto; cuidado entonces al circular por ciudad.

Pero lo mejor de ella se encuentra a sus manillares, donde hemos podido rodar en todo tipo de medios y situaciones. No siendo su mejor hábitat como es la urbe, nos ha sorprendido lo bien que se mueve. Las maletas si se le extraen te da la libertad de moverte más o menos cómodo con sus retrovisores pasando por encima del de los automóviles, con la posibilidad de que siempre se pueden mover si hay sitios especialmente estrechos por donde pasar. Uno de los temas especialmente escabrosos en est tipo de motos, la maniobrabilidad, pasa con buena nota. Os podemos decir que con la posibilidad que tiene de serie de poder ajustar de 810 a 830 mm. su asiento, el tema se alivia, pero aún sorprende más cuando la mueves fuera de su asiento, moviéndose casi igual de bien que una RT: sólo su gran depósito de 24 litros lleno nos puede comprometer... El consumo en este medio nos sorprendió, dado que no llegó ni a la cifra de los 7 litros, todo gracias a un par motor que apenas deja que abras ni medio gas... Quizás en ciudad lo que menos me convenció, aunque te acostumbras, es el primer toque del mando del gas, algo esponjoso y poco directo que junto a un cambio de marchas preciso pero ruidoso, rompe con la dulzura de todo el conjunto mecánico. Por cierto. El indicador del cambio nunca lo había utilizado tanto en una moto, porque con tanta empuje a todo régimen, nunca sabes en que marcha circulas y es fácil pararte en un semáforo y hacerlo en cuarta o quinta marcha, creyendo que están en segunda...

Aquí no te aburres nunca

ver galeríaBMW K1600 GTBMW K1600 GT

SDe camino a Jaca pudimos rodar por vías rápidas, como son autovías y autopistas. A velocidad permitida basta con subir la cúpula hasta arriba y conectar el control de velocidad automático que viene de serie, para disfrutar de la música y de un consumo que se quedó en tan sólo 5,8 litros. Si las rectas te seducen y aumentas el ritmo, mejor que bajes la cúpula un poco para que no se genere ese desagradable vacío que te empuja hacia los relojes todo el cuerpo, porque sin llegar a tocarte todavía el aire en el casco, apreciarás como los brazos ya no tiene que hacer tanta fuerza. La música a este ritmo ya no se oye bien, ni tampoco las órdenes del navegador (te avisa también de los radares fijos y posibles móviles) a no ser que lo pases todo al casco Bluetooth, pero la mejor música sustituta, es la mecánica... El consumo sube hasta los 6,6 l. en este aumento de ritmo, observando que hasta las 4.000 rpm en sexta ruedas a unos 140 km/h, siendo a partir de entonces patente el cambio de carácter y subiendo alegremente de velocidad. No quiero decir con eso que haya cambios de carácter, porque la curva es muy plana en la entrega de potencia, más bien es una sensación, porque trabajando siempre en marchas largas, la impresión de su empuje no es tan acentuado como pasar de ese régimen medio en cualquier marcha. En este medio hubo dos detalles que me llamaron la atención. El primero es la efectividad de los deflectores cuando ruedas con mucho calor, puesto que además de sencillos de accionar en marcha, son sumamente notables incluso para el pasajero. Otro que no me convenció fue la ubicación de las guanteras, situadas demasiado bajas, aunque ideales en capacidad y en el bloqueo de las mismas si optamos por el cierre centralizado de las maletas. Si la acción de cambio de marchas a bajas vueltas es un poco tosco, a partir de las 4.000 rpm la moto cambia con más suavidad y si eres rápido como en una deportiva, lo acepta sin rechistar, es más, con una precisión que agrada y a la vez sorprende.

En carreteras de curvas es donde te rompe esquemas. Todo lo grande que se ve y todo lo que anuncian en peso los señores de BMW, la K1600 GT no tiene problemas a moverse y seguir el ritmo de cualquier moto del mercado con aptitudes ruteras. Los estribos pueden llegar a tocar pero estaremos a un ritmo sin duda muy alto y más si ajustamos las suspensiones en Sport, donde los tarados sin ser incómodos sí que se aprecian más enérgicos, sobre todo si el suelo empeora. En comportamiento y a este divertido ritmo quizás pediría más potencia de frenos pero no retención de motor que es la justa. El Duolever se comporta de forma impresionante, lo mismo que ese gran Metzeler Z8 trasero de 190 mm que le sienta muy bien por permitir abrir mucho gas con la moto bien inclinada.

Buena elección

ver galeríaBMW K1600 GTBMW K1600 GT

He de reconocer que después de muchos kilómetros sobre esta BMW, es la rutera que a nivel dinámico me ha sorprendido más: esos valores de alto confort junto a un comportamiento dinámico de primera no dejan duda que será la referencia de su competencia. Está claro que su precio es elevado como rutera, pero proporcionalmente a lo que aporta no lo es tanto. Aquello que no me agradó en la presentación como fue el tacto del gas y embrague, después de esta relación de prueba más longeva, lo he encontrado como punto de su personalidad, aunque sigo pensando que se puede pulir y mejorar. Su refinadísima mecánica se merece un tacto más exquisito y preciso en estos mandos, porque el motor es una joya de extrema suavidad y sólo por eso, uno se lo perdona casi todo...

Por cierto: por fin probé la iluminación adaptativa de noche y funciona... Si ruedas en carreteras de curvas abiertas es fantástico el sistema y muy sensible al mínimo cambio de trayectoria. Eso sí, en curvas muy cerradas, tipo paella y con la moto muy inclinada, su haz de luz no puede abrirse tanto y te quedas con la iluminación conocida en estos casos...

La opinión de los invitados

ver galeríaBMW K1600 GT

José Manuel Navarro (Jaca-Huesca)

Su perfil:

Empresa: Snow-Tech
Cargo: Agente comercial
Otros: Profesor de esquí en Astún
Edad: 54 años (1 hija)
Motos anteriores: BMW R1100RT/R1200GS (2 modelos)/G650X-CrossChallenge
Moto actual: BMW HP2 Megamoto

¿Tenías idea de cambiar de moto?
-"Pues la verdad es que sí. Ahora tengo la Megamoto porqué en las carreteras del pirineo busqué una moto divertida, pero ahora vuelvo a rodar con pasajero a menudo y quería esperar a ver esta GT, puesto que mi idea era optar por la RT con mecánica de doble árbol de levas, que en curvas es una maravilla, pero eso era hasta hoy... En directo la GT me ha gustado más y busco confort pero sin sacrificar mi diversión por estas carreteras del Pirineo y esta moto lo consigue."-
¿Que te ha gustado de la GT?
-"Me ha impresionado su motor... Es lo que le brinda esa personalidad tan marcada. Está siempre omnipresente, repleto de par hasta en ralentí... El diseño me ha encantado y se ve todo realmente cuidado así como muy bien estudiado en ergonomía. Las llantas deportivas le quedan perfectas. Me ha encantado su funcionamiento tan manejable y te sientes rápidamente seguro sobre ella, como si no fuese la primera vez que la coges..."
¿Que no te ha gustado de la GT?
"-La caja de cambios no la encuentro exquisita para esta mecánica y el embrague tiene un tacto peculiar."
¿Que cambiarías de ella?
"-El efecto succión de la pantalla cuando está levantada o la posición de las guanteras que están poco accesibles en marcha.
¿Te la comprarías?
"- Sin duda. Queda como mi nueva moto."

ver galeríaBMW K1600 GT

Sergio Espinosa (Zaragoza)

Perfil
Empresa:
GEVS Ingeniería
Cargo: Gerente (Ingeniero industrial)
Edad: 40 años (2 hijos)
Motos anteriores: BMW K75/ R1100RT/R1200RT/G650X-CrossChallenge
Motos actual: BMW1200 GT

¿Tenías idea de cambiar de moto?
"- Sí tenía pensado en cambiar de moto y esperaba verla en directo para decidirme, dado que ya en fotografía me gustó desde el primer día. Ahora en directo me ha gustado mucho más, gana enteros y además es menos pesada que una LT estando a su nivel de confort."-
¿Que te ha gustado de la GT?
-"De entrada lo que me ha impresionado es maniobrar con ella. ¡Qué fácil es accionar el caballete central!. También lo ligera que la he encontrado en conducción. Con este motor no te equivocas nunca de marcha y siempre está repleto de respuesta. Por cierto. Yo la música ni la pondría, porque la buena música sale de sus escapes...
¿Que no te ha gustado de la GT?
El tacto del embrague es raro, pero no me ha molestado. Con un comportamiento tan bueno a nivel sport, preferiría un manillar un poco más corto, con más carga en el tren delantero, más como en mi GT actual. La posición de las guanteras las encuentro poco lógicas.
¿Que cambiarías de ella?
"-Puestos a pedir me hubiese gustado que el manillar se pudiese calibrar como en mi K1200 GT.
¿Te la comprarías?
"-Después de probarla, esta será mi nueva moto."-

ND: Después del test llamó al concesionario para que le tasasen su moto a cambio de una GT...

2 votos