BMW G 310 GS: Aventurera y urbana

BMW G 310 GS: Aventurera y urbana

Jaume Gustems

8 votos

Probamos la versión de acceso a la gama GS en BMW, la G 310 GS, una trail con motor monociíndrico de 313cc.y 34 CV, que se confirma como una excelente moto de iniciación, para uso en ciudad y excursiones on y off-road. 

ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaLa BMW G 310 GS es el modelo de acceso a la gama GS. Una moto lógica, económica y ciudadana ideal para el que quiera iniciarse en el mundo del trail. Fotos: Félix RomeroCuando BMW presentó en 1980 la R80 G/S difícilmente podía imaginarse que esa motocicleta que mezclaba los conceptos de una moto de enduro y una moto de turismo daría pie a una saga de modelos tan longeva y variada. Han pasado casi cuarenta años y los modelos GS en BMW han sido muchos, la mayoría fieles al motor bóxer, aunque otros lo han sido a los motores bicilíndricos en paralelo o monocilíndricos. BMW siempre ha recurrido a estos últimos cuando se ha tratado de hacer modelos de acceso a la gama GS (recordad aquellas BMW F 650 GS o la F 800 GS), y ahora vuelve a hacerlo con el lanzamiento de la nueva BMW G 310 GS, que monta un monocilíndrico de sólo 313 cc. y 34 CV.

ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaLa posición de conducción es muy natural, erguida y cómoda. Su ancho manillar facilita el manejo de la moto y su bajo asiento gustará a los más bajitos. Opcionalmente puede pedirse otro de más altura.La G 310 GS es el único modelo en el catálogo de BMW, junto con la BMW G 310 R, con la que comparte motor y chasis, con un propulsor inferior a 500 cc.. Podéis pensar que 313 cc. son pocos, pero en realidad dan para mucho, ya que han permitido crear una BMW ideal para moverse por la ciudad, hacer alguna escapada el fin de semana e incluso irse de vacaciones si se opta por una mínima preparación, a un precio muy asequible.

Se posiciona también como la trail más adecuada en la marca alemana para aquellos que acaban de sacarse el carnet A2 y buscan una moto lógica y económica, tanto de compra como de mantenimiento diario. O para aquellos que quieren entrar en la gama GS pero tienen un presupuesto limitado.

ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaEl frontal de tipo pico de pato recuerda al de su hermana mayor, la R 1200 GS.Esta G 310 GS cuesta casi 3.000 euros menos que la BMW F 700 GS, la que hasta ahora era la GS de entrada a la gama. Una cantidad nada despreciable y que estimulará a más de uno a optar por este modelo de menor cilindrada. 

Por otro lado, vale 850 euros más que la BMW G 310 R, justificables por sus suspensiones con mayor recorrido (40 mm. más en la horquilla y 49 mm. más en el amortiguador) pequeños detalles estéticos y algunos cambios mecánicos como el colector modificado precisamente para adaptarse a este mayor recorrido de suspensión, entre otros.  

ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaEl cuadro de instrumentos ofrece buena y completa información. La cúpula es demasiado pequeña, y no protege del todo frente al aire. La BMW G 310 GS es, claramente, un modelo de entrada, a imagen y semejanza de la estrella de la gama, la R 1200 GS, con la que comparte filosofía y algunos detalles estéticos. Su guardabarros superior delantero con forma de pico, es uno de ellos. Las tapas frontales, junto con la forma del depósito y la disposición del asiento en una trasera corta y elevada, también recuerdan la estética de su hermana mayor. Los diseñadores han creado una BMW que convence a primer golpe de vista por la simplicidad de sus líneas y a la vez por la familiaridad de su estética con el resto de la gama trail de BMW. 

Nuestra unidad de pruebas venía acabada en un discreto color Negro Cósmico. Hay otros dos en catálogo: Blanco Perlado Metalizado y Rojo Racing. 

Manejable y cómoda
ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaEl motor de 313 cc. tiene un funcionamiento silencioso, suave y refinado, no habitual en un monocilíndrico. Su relativamente reducido tamaño la hace muy manejable en parado, sobre todo para personas, como es mi caso, de poco volumen físico. La altura de su asiento en posición estándar, 835 mm. hace fácil hacerse con ella desde el primer momento gracias a su estrechez. Yo mido 1,65 m. y no encontré especial dificultad ni para subir a la moto ni para apoyar los pies en los semáforos. No obstante, si queremos un asiento más bajo o más alto, BMW ofrece de 820mm. y 850mm. de altura respectivamente.

El manejo del caballete lateral me resultó incómodo. Está en una posición algo alejada y, además, como podéis ver en las fotos, queda muy poco integrada en la estética de la moto. Un punto a revisar. El caballete central que no aportaba nuestra unidad de pruebas, lamentablemente, hay que pagarlo aparte. 

ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaEl basculante, de fundición de aluminio, es muy largo, y esto favorece la estabilidad en línea recta. Esta es una trail con una vocación muy urbana. La baja altura de su asiento, su contenido peso, 169 kilos, y su buen radio de giro, facilitan su manejo en la ciudad. Desde el primer momento te sientes muy integrado en la moto, cómodo y seguro. Su manillar es bastante elevado y ancho, al estilo de una moto de enduro, y esto permite un buen brazo de palanca para guiar la moto entre coches o moverla en parado.

Los mandos tienen un buen tacto, y el cuadro de instrumentos ofrece una información bastante completa que se lee fácil. Lo habitual en él es ver reflejada una cifra de consumo medio de 3,8 l/100 km., que es lo que registró durante la prueba. Es bastante realista, ya que el homologado que señala BMW es de 3,3 l/100km. Es, sin duda, una cifra excelente para tratarse de una trail, y confirma una vez más sus aptitudes como moto ciudadana. 

Monocilíndrico que no lo parece
ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaLa BMW G 310 GS es una trail con vocación urbana. Una moto para uso diario y que pide poco combustible. El mérito de esta cifra de consumo lo tiene el motor monocilíndrico con doble árbol de levas y cuatro válvulas e inyección electrónica, construido con materiales de baja fricción, como el revestimiento de Nikasil del cilindro, por ejemplo.

Este motor tiene  su cilindro inclinado hacia atrás, la admisión en la parte delantera y el escape en la trasera, al revés de lo convencional. Según afirma BMW, con esto se consigue un centro de gravedad más bajo y desplazado hacia la rueda delantera, de forma que se beneficia la manejabilidad de la moto.  

ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaEn carretera se nota ágil y segura. Es divertida en rutas reviradas. Esta disposición también permite alargar el basculante (que en esta moto es de fundición de aluminio) para conseguir una mayor estabilidad de marcha sin necesidad de alargar la distancia entre ejes de la moto. Esto en la práctica hace que la moto se perciba muy aplomada y a la vez ágil en los cambios de trayectoria, lo que contribuye a una conducción segura y fácil.

Es una moto muy cómoda, gracias en parte al tarado blando de su suspensión, que facilita la absorción de los baches. Son unas suspensiones adecuadas para un uso general de la moto en ciudad, pero si se desea conducir a fuerte ritmo en carretera pecan de exceso de morbidez. La horquilla oscila en exceso en las frenadas y aceleraciones, y el amortiguador trasero se percibe falto de precarga. Éste puede regularse en este aspecto, pero la horquilla no es ajustable. 

Cierto carácter rutero
ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaLas suspensiones tienen un tarado muy blando, que hacen muy cómodo su rodar por carretera. Pero si subimos el ritmo, pecan de exceso de morbidez. La filosofía de esta trail está lejos de ser deportiva, si bien su conjunto motor-chasis da bastante juego dentro y fuera de carretera. En autopista puedes rodar a la velocidad máxima permitida sin problemas, ya que el motor deja bastante margen hasta alcanzar el régimen máximo de revoluciones, a 9.500 vueltas. Además, vibra muy poco, sorprendentemente. Lo habitual en un monocilíndrico es recibir más vibraciones y ruidos mecánicos de los que transmite el motor de esta BMW. Este es un aspecto muy importante cuando se trata de hacer largos desplazamientos, ya que influye notablemente en el confort. Al bajar después de un buen número de kilómetros por carretera y autopista, solo noté un pequeño hormigueo que desapareció rápidamente. 

ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaLa BMW G 310 GS comparte bastidor y motor con la G 310 R, pero se percibe más grande y resulta más versátil, gracias a su filosofía trail. Este motor tiene un carácter tranquilo, se ha diseñado para dar una respuesta dulce y progresiva desde el primer recorrido del acelerador. No es estridente, y tiene buenos bajos, se nota lleno de par en un amplio rango de revoluciones. Es un motor que se lleva muy bien a medio régimen, aprovechando su buena entrega de par. Sin duda, es uno de los puntos clave de la moto que garantizan el placer de conducirla, ya sea en ciudad, carretera o off-road.  

La caja de cambios, de seis velocidades, es algo tosca y ruidosa en su funcionamiento. Y aunque es precisa, la holgura que presentan las rótulas del mecanismo de la palanca de cambios tampoco ayuda a mejorar las sensaciones. Este es un detalle que he podido ver en dos unidades de prueba de este modelo, que empobrecen unos acabados que en general son buenos. 

Fácil de llevar
ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaLa goma de las estriberas es extraíble, una operación del todo recomendable cuando se va a circular con la moto por la montaña. En carretera de montaña la moto se lleva de forma fácil, los cambios de apoyo son rápidos y la dirección se nota precisa y aplomada. Frena muy bien, ayudada por un único disco delantero de 300mm. y pinza de 4 pistones, y un disco trasero de 240 mm. y pinza de doble pistón, marca Bybre, una subsidiaria de Brembo. El sistema ABS viene de serie y puede desconectarse para circular fuera de carretera, algo que no todas las trail del segmento permiten. Bien. 

El pasajero también viaja cómodo, aunque el asiento quede en una posición un poco elevada. Las estriberas para el acompañante también están a una altura correcta. El único punto débil viajando por autopista es la poca protección que aporta la mini cúpula, que no evita turbulencias a alta velocidad. Algunas de sus rivales resuelven mejor este aspecto. 

Versátil y apta para caminos en buen estado
ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaLa ventaja de tener una trail en las manos es que te permite salir de las rutas habituales por carretera y adentrarte en caminos desconocidos, siempre que éstos estén en buen estado. Como buena GS, es una trail apta para circular fuera de carretera, siempre por pistas en buen estado y sin excesivas complicaciones. Monta unas llantas de palos que le quedan bien estéticamente, aunque creo que unas de radios tampoco hubieran sido una mala elección, ya que le darían una imagen más campera.

La rueda trasera es de 17 pulgadas y la delantera de 19, unas medidas que sobre el papel no resultan ideales para hacer off-road, pero que representan un buen compromiso para un uso mixto on y off-road. Los neumáticos son unos Metzeler Tourance diseñados precisamente para esta versatilidad de uso. 

Afortunadamente, esta es una de las pocas trail de su segmento que permite desconectar el ABS para circular fuera de carretera. Otro buen detalle es la posibilidad de desmontar la goma de las estriberas para mejorar el agarre de las botas, algo muy de agradecer cuando se hace off-road por pistas mojadas o en un día de lluvia.

ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaLa BMW G 310 GS es relativamente pequeña y ligera, y da bastante juego por el campo. Sólo hay que vigilar con el peso y el límite de agarre de los neumáticos. Las suspensiones absorben bastante bien. Un detalle: en esta moto es obligado regular la posición de la palanca de cambio si se circula con botas de montaña, ya que de lo contrario el accionamiento del cambio se hace difícil. Si se conduce de pie, el manillar queda demasiado bajo y el depósito se nota muy ancho, nada que no encontremos en la mayoría de trails. La cosa mejora un poco si se ajusta la inclinación del manillar hacia adelante, ya que se elevan un poco sus puntas. 

Yo suelo montar asiduamente en moto de enduro, y la primera impresión al circular por caminos con la BMW es la que tengo habitualmente con muchas trail: necesito un periodo de adaptación a su mayor peso, volumen y lentitud de reacciones en comparación con una moto específica de montaña. Pero una vez realizados los ajustes que os comentaba anteriormente y después de algunos kilómetros, la G 310 GS demuetra ser más noble y fiable de lo que aparenta en un principio.

ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaPor poco más de 6.000 euros BMW ofrece una trail muy versátil y divertida, tanto para uso diario en ciudad como escapadas fuera de carretera. Precisamente la configuración del conjunto motor-chasis con el centro de gravedad bajo hace que las reacciones de las moto en campo sean seguras y previsibles. Como en toda trail, sólo hay que tener cuidado con el peso y el límite de adherencia de los neumáticos, que llega rápido si la pista está deslizante. 

Circulando por pistas en buen estado puede ir al fin del mundo si te lo planteas, eso sí, preservando los neumáticos de un posible pinchazo y la carrocería de los golpes. Sería deseable, por ejemplo, un protector de radiador, que en esta moto queda claramente expuesto a las piedras que lance la moto que nos precede o a algún golpe fortuito. 

Precio competitivo
ver galeríaBMW G 310 GS: Aventurera y urbanaEl segmento de las trail de baja cilindrada está creciendo, ya que hay usuarios que desean cubrir sus necesidades con motos más lógicas y económicas. Tampoco podemos pedir mucho más en una moto que cuesta 6.050 euros, el precio de un scooter de gama media. No pone las cosas fáciles a algunos de sus rivales, como la Kawasaki Versys X-300 o la Suzuki V-Strom 250.

Como éstas, la BMW tiene un precio muy competitivo, que BMW ha conseguido gracias a la globalización. Y es que la G 310 GS se fabrica en Bangalore (India) en las instalaciones de TVS Motor Company, bajo la supervisión de BMW. Según la marca alemana, para la construcción de la G 310 GS se ha delimitado un área de producción exclusiva dentro de la fábrica, sujeta a los mismos criterios de calidad que se aplican a la producción de cualquier otra BMW en la fábrica de Berlin-Spandau. Así que este aspecto queda en simple anécdota y no debería condicionar una decisión o un análisis sobre una trail que permite acceder a la gama GS como nunca hasta ahora había sido posible. 

8 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...