Mini Trails de 250 y 300

Mini Trails de 250 y 300: BMW, Honda, Kawasaki y Suzuki

Javi Millán

9 votos

El segmento de las “mini trails” está en plena ebullición y buena muestra de ello son nuestras cuatro protagonistas: la BMW G 310 GS que llegó al mercado pocos meses atrás, la espectacular Honda CRF 250 Rally derivada de la CRF 250L, también la Kawasaki Versys-X 300 con su estampa de moto grande y por último la Suzuki V-Strom 250 que comparte muchos de sus elementos con la conocida Inazuma o incluso la deportiva GSX250R…

Estas cuatro opciones pertenecen a un pequeño nicho de mercado que, sin llegar a la potencia máxima de 48 CV establecida por el A2, permiten unas prestaciones dignas para aventurarse sin problemas por todo tipo de caminos. No obstante, sus limitaciones están ahí dadas sus cilindradas y potencia -entre los 250 y 300 cc para unas potencias desde los 25 a los 40 CV- donde las velocidades de crucero pueden verse resentidas y la carga hará los viajes algo más lentos… Pero lo que está claro es que la mayoría de las veces no hace falta más para emprender viajes incluso más lejos de lo pensado. ¿No hay gente que ha dado la vuelta al mundo con una 125cc? ¿O incluso un ciclomotor? Pues eso, que a veces los frenos nos los ponemos nosotros mismos.ver galeríaMini Trails de 250 y 300Fotos: María Puyol

De menos a más 

Pero antes de ir a la acción, repasemos cómo se posiciona cada una de estas alternativas en este comparativo. Y es que para considerarlas más o menos asfálticas existen algunos parámetros importantes a tener en cuenta: la altura libre al suelo, el recorrido de las suspensiones, el tipo de neumáticos, el peso -por supuesto- y otros factores como las protecciones ante impactos o la posibilidad de desconectar sistemas como el ABS. 

Así pues, tomando como referencia dichos factores y a priori, podríamos catalogar a la Suzuki como la más enfocada al asfalto dadas las dimensiones de sus llantas, la altura total y unos neumáticos de serie sin tacos. Después estarían la BMW y la Kawasaki, modelos que comparten las mismas medidas de llantas; situándose la Honda como la más aventurera para circular sobre pistas y caminos en peor estado gracias a sus suspensiones de mayor recorrido, los neumáticos y un peso más ligero. ver galeríaMini Trails de 250 y 300

Evidentemente esta última no está preparada para equipar maletas y viajar con carga. Su apellido Rally denota el enfoque más deportivo de una versión que, desde cualquier vista, nos recuerda a las máquinas utilizadas en competición. Por su parte la BMW es, la que podríamos considerar, como la más moderna de líneas, con aristas afiladas y un cuidado diseño en cada elemento funcional, aunque tampoco se ofrecen maletas en su catálogo de accesorios…

En el caso de la Versys parece una motocicleta de mayor cilindrada, con un estilo también moderno a la vez que funcional y además con un equipamiento que, en nuestra unidad de pruebas, estaba completado por muchos elementos como las maletas laterales, barras de protección, faros auxiliares e incluso el caballete central. Y por último la Suzuki, la más “clásica” considerando esa óptica delantera circular y sus líneas fluidas, compactada en volúmenes y en este caso, equipada con las voluminosas maletas opcionales que también equipa su hermana la 650…ver galeríaMini Trails de 250 y 300

La más potente y con mayor cilindrada

La Kawasaki juega a su favor con una mecánica de mayor potencia que estira hasta un régimen más alto en comparación a sus rivales. Así pues, los 40 CV que ofrece el bicilíndrico de doble árbol de levas y 4 válvulas por cilindro, son suficientes para mover los 175 kg de peso en orden de marcha sin problemas. Además, cuenta con un depósito de combustible de gran capacidad… Aunque es la más cara del comparativo, la diferencia de precio ya está justificada por su mayor rendimiento mecánico. 

En el caso de la V-Strom también equipa un bicilíndrico en paralelo, pero más sencillo de configuración con un simple árbol de levas y dos válvulas por cilindro. Su potencia es de las más bajas, 25 CV y también es la más pesada dados sus 188 kg. A favor está su depósito de 17,3 litros y un precio más ajustado que no llega a los 5.800€.

Entre las monocilíndricas la Honda es la menos potente, también con 25 CV al igual que la Suzuki, pero en el caso de la CRF su motor dispone de doble árbol de levas. Es la más ligera de las cuatro con sus 157 kg de peso, también es la que tiene un depósito de combustible más pequeño y su precio supera por poco los 6.000€.ver galeríaMini Trails de 250 y 300

La más moderna y última en llegar a nuestro mercado es la GS. La pequeña trail de la firma bávara incorpora una mecánica de un solo cilindro, doble árbol de levas y cuatro válvulas que desarrolla hasta 34 CV de potencia para sus 170 Kg de peso en orden de marcha. Su depósito se queda lejos de la capacidad de las Kawasaki y Suzuki, teniendo sólo 0,7 litros más de capacidad respecto a la Honda y con la cual comparte el precio final.

Aunque diferentes, llegarás al mismo destino

En esta ocasión preparamos un comparativo especial y donde la idea fue rodar por pistas desde Barcelona a Zaragoza, pisando el asfalto lo menos posible y mucho menos vías rápidas. El ejercicio más duro sin duda sería atravesar el desierto de los Monegros, una zona bastante dura, sobre todo en cuanto al polvo y que personalmente conocía algo tras haber participado en dos ocasiones en la Baja España, prueba internacional de Raids. 

Pero con nuestras protagonistas la intención no era correr, ni ganar una carrera. El objetivo era disfrutar lo máximo a ritmo tranquilo, disfrutando del entorno e intentar corroborar que, con cualquiera de ellas, es posible recorrer terrenos más allá del asfalto sin el mínimo problema. ver galeríaMini Trails de 250 y 300

Y esas sensaciones se fueron corroborando nada más comenzar nuestra aventura. Si bien es cierto que en marcha cada una de ellas es muy diferente en cuanto a comportamiento, comodidad, manejabilidad y rendimiento mecánico, a ritmo tranquilo cualquiera cumple sin problemas, incluso con mucha piedra suelta y donde la preocupación principal es no pinchar los neumáticos. 

La Rally, ¿más preparada?

La Honda con su mayor altura libre al suelo y unas suspensiones con más recorrido, está preparada para este tipo de terrenos sin problemas, eso sí, le faltan unos cuantos caballos para elevar la diversión aún más. Por ejemplo, los 40 CV de la Kawasaki que, sin ser la que más recorrido de suspensiones tiene o altura libre al suelo, cumple con un equilibrio general muy bueno. Además, aun sin disponer de la desconexión del ABS, el tacto de los frenos en tierra es muy bueno, actuando cuando de verdad es necesario y sin la sensación de alargar las frenadas.

La BMW le va a la zaga. Con algo más de altura libre al suelo y también más recorrido de suspensiones la germana cumple también gracias a unos neumáticos más mixtos aún y firmados por Metzeler a diferencia de las otras tres rivales que incorporan IRC. Su moderno motor monocilíndrico ofrece un rendimiento muy bueno y estira con soltura, permitiendo jugar con la rueda trasera en marchas cortas. Por su parte la Suzuki, sin ser la más excitante, cumple con un motor muy suave, un aplomo general muy bueno y un gran confort a pesar de sus características en la parte ciclo. Sorprendentemente los neumáticos equipados cumplen, eso sí, sin pedirles mucho más…ver galeríaMini Trails de 250 y 300

La CRF es la más larga, la que mayor distancia entre ejes posee, la más alta y dispone de unos neumáticos de tacos. Sus suspensiones combinan una horquilla delantera con barras de 43 mm y 250 mm de recorrido y un monoamortiguador trasero con 265 mm de recorrido. No, no hay posibilidad de regulación alguna. Eso sí, en el equipamiento nos encontramos con detalles como el ABS desconectable en la rueda trasera o la óptica frontal de LED. La pantalla de información digital y un motor carenado completan un conjunto muy vistoso…

La Versys-X 300 es la segunda más larga y alta, con una distancia entre ejes tan solo 5 mm menor a la Honda. Sus suspensiones recurren a una horquilla convencional con barras de 41 mm y 130 mm de recorrido, permitiendo, el amortiguador trasero, un recorrido de la rueda de 148 mm. En este caso sí existe posibilidad de regulación de la precarga del muelle… Es la única que combina información digital con analógica en el cuadro de mandos y además existen diferentes packs de equipamiento disponibles entre los que destacan las maletas laterales, sin mucha capacidad, todo sea dicho…ver galeríaMini Trails de 250 y 300

En el caso de la alemana nos encontramos con un asiento de serie 10 mm más bajo respecto a la Kawasaki, pero con la posibilidad de elegir otras dos opciones, una más baja de 820 y otra más alta de 850 mm. En cuanto a las suspensiones equipa una horquilla invertida con barras de 41 mm y 180 mm de recorrido. Detrás el monoamortiguador permite los mismos 180 mm de recorrido y dispone de regulación en precarga de muelle. Cabe destacar en la GS la incorporación de una pinza delantera de anclaje radial y ABS desconectable en ambas ruedas. Su pantalla es totalmente digital. 

Por último, la Suzuki. Es la más bajita, pero no la que menos recorrido de suspensiones tiene. Su horquilla delantera con barras de 37 mm ofrece 150 mm de recorrido y el monoamortiguador trasero 160 mm. Éste es regulable en precarga de muelle. A diferencia de sus competidoras, la V-Strom dispone de un protector de bajos metálico…ver galeríaMini Trails de 250 y 300

Sus pros y sus contras

Con todo ello el dinamismo de la Honda sobre este tipo de terreno es indudablemente superior, y aunque las suspensiones podrían ser algo más firmes, el poco peso juega a su favor a pesar de la potencia disponible. De pie -y al contrario de lo que podría parecer- la CRF no es demasiado cómoda para tallas que superen el 1,80, sobre todo por la postura del manillar. 

Un detalle que se reproduce en la BMW y que también es algo a mejorar. En la G 310 es complicado encontrar la postura adecuada y la mayoría de las veces terminas por sentarte. En el caso de la Kawasaki y la Suzuki, la postura queda algo más natural, algo más quizás en la Versys, permitiendo un control del tren delantero impecable. Eso sí, a veces las suspensiones hacen tope y el confort se ve reducido. La V-Strom sin hacer mucho ruido cumple perfectamente y sigue el ritmo de las demás sin mayores problemas… Bueno con algunos sustillos por el agarre de los neumáticos de serie que, en zonas con más piedra suelta, ya avisan. Además, los kilos de más se notan y las maniobras son algo menos ágiles también influenciadas por un ángulo de la dirección más limitado.ver galeríaMini Trails de 250 y 300

En cuanto a los motores, el que más estira es el de la Versys. Con una zona alta muy superior a sus rivales. Es muy “eléctrico” a bajas y medias revoluciones y arriba del tacómetro es donde se encuentra mejor. En el caso de la BMW se muestra agradable también a alto régimen, sin excesivas vibraciones para tratarse de un monocilíndrico al igual que el de la Honda. Seguramente el premio a la suavidad se lo lleve el de la Suzuki, que mantiene el tipo a base de equilibrio, independientemente del ritmo o de la marcha engranda. 

Potencia suficiente

Pero de lejos de ser motocicletas poco divertidas, la realidad es que llevándolas al límite de sus posibilidades te hacen esbozar una sonrisa bajo el casco. Vas como riéndote de incredulidad, disfrutando mucho más de lo esperado. Y eso es en lo que todos nosotros coincidimos al finalizar uno de los tramos más tortuosos del recorrido. Una sucesión de curvas de un lado a otro con infinitos cambios de rasante y donde todas ellas cumplieron sin problema alguno. Ni un solo pinchazo, ni una sola caída, ni un solo susto a pesar de las numerosas piedras sueltas. Lo mejor de todo incluso, es que las motos no sufrieron arañazo alguno ni en la carrocería, ni en los bajos. 

Sinceramente, me hubiera gustado volver a hacer el mismo recorrido, pero en sentido contrario, aunque lamentablemente la noche se acercaba y al fondo se divisaba la ciudad de Zaragoza. Nuestra ruta estaba a punto de acabar, casi habíamos llegado tras realizar cerca de 500 km…ver galeríaMini Trails de 250 y 300

Hasta el infinito y más allá

En definitiva, quizás alguna de ellas nos gustaría con un poco más de potencia, con una postura de conducción más “off-road” incluso con neumáticos aún más preparados para todo. Pero como lo que hay, es lo que hay, decidirse por una u otra no fue sencillo, porque en líneas generales cumplen de sobra y con unos consumos muy ajustados de entre 3,26 litros a los 100 Km en el caso de la Honda, 3,7 litros en el de la Suzuki, la BMW con sus 3,76 litros a los 100 km fue la tercera y la más potente Kawasaki derrochó 4,06 litros a los 100.ver galeríaMini Trails de 250 y 300

Con todo ello las autonomías estimadas fueron de 322 Km, 468, 293 y 419 para todas ellas respectivamente. Cifras más que suficientes para viajar sin problemas, más aún en el caso de las Kawasaki o Suzuki que con sus descomunales depósitos de combustible permiten ir casi hasta el infinito y más allá…

9 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...