BMW F 850 GS

BMW F 850 GS: Merecida actualización

Eduard Fernández Masó

Un escalón por debajo de la superventas 1200, se encontraba hasta ahora la 800 GS, que ha funcionado muy bien en cuanto a ventas, pero lejos del producto "Top Premium" de BMW Motorrad R 1200 GS. Cuando una marca tiene un modelo superventas, sus beneficios crecen exponencialmente y pueden destinar muchos más recursos a otros proyectos.

Además, y como ha sido en este caso, un gran número de componentes de la Boxer serán compartidos con la 850 a partir de ahora. Eso abre un poco más el abanico y automáticamente la nueva 850 sube un escalón acercándose mucho a la calidad de la hermana mayor 1200. 

ver galeríaBMW F 850 GSFotos: Arnau Puig

Hasta el momento, la bicilíndrica en paralelo más ligera y terrenal también ha enamorado a muchísimos moteros que quizás no necesitaban tanta moto como una 1200 y que querían una moto sensiblemente menos elitista. Pero quizás el salto entre ambos modelos trail era demasiado y el cliente BMW tenía que escoger entre un modelo que partía en algo menos de los 10.000€ o directamente irse a los 17.200€ extras aparte, de la 1200, sin duda una distancia demasiado grande. 

Con el nuevo modelo de F 850 GS, la hermana menor recorta distancias en infinidad de puntos y se pone al nivel "Top Premium" en cuanto a calidad y opciones de equipamiento. En BMW Motorrad lo tienen muy claro y han sabido jugar sus cartas justo en el momento que la competencia había contraatacado, léase como competencia la Honda Africa Twin, la Triumph Tiger 800 y la Suzuki V-Strom 1000

Auténtica trail mediaver galeríaBMW F 850 GS

Recuerdo muy bien el lanzamiento internacional de la F 800 GS. Corría el año 2010 cuando BMW Motorrad lanzaba al mercado su nueva gama de trails bicilíndricas. La F 650 GS y la F 800 GS ambas con motor de 798 cc a pesar de sus denominaciones comerciales. La prensa fuimos invitados a viajar a Sudáfrica a probar ambas motos, en lo que fue un viaje breve, pero con un escenario precioso.El éxito de esta “best seller” ha influido muy positivamente sobre otros modelos de BMW

Por aquel entonces un servidor era de los más jóvenes de la prensa nacional, por lo que me tocaba escuchar y aprender de los más veteranos. Las motos gustaron bastante, en off road se podía disfrutar y por carretera eran motos lógicas y equilibradas.

La fiebre del trail que ahora vivimos estaba aún por llegar, pero BMW ya había visto el potencial de la categoría y estaba apostando fuerte, no se equivocó. Los más veteranos no dudaron en calificar a la F 800 GS como la heredera de la esencia de la Africa Twin y la Ténéré de los 90, años después de dejarse de producir estos modelos y mucho antes de su reedición. ver galeríaBMW F 850 GS

Desde entonces, han pasado ya 8 años y la F 800 GS con muchas unidades vendidas no había cambiado demasiado. Por tanto, es lógico que la renovación fuera importante. Como siempre solemos hacer, todas las novedades técnicas importantes están explicadas en la presentación que ya os ofrecimos hará unos meses. La prueba que hoy os mostramos son las sensaciones que el que escribe el artículo y unos cuantos usuarios actuales de F 800 GS os ofrecemos para tener diversos puntos de vista distintos. 

Totalmente nueva

Primeramente, diremos que la F 850 GS es una moto totalmente nueva. Todo parecido con la F 800 GS es pura estética ya que la moto ha cambiado muchísimo dando un paso adelante importantísimo respecto su predecesora. A primera vista se puede apreciar que la moto está mejor terminada.

Sus componentes están más recogidos y la moto se ve más esbelta. El escape y su catalizador están mejor integrados en el conjunto. El motor también se ve más arropado en el chasis y algunas piezas como la pletina donde se anclan los estribos se ven de calidad superior al anterior modelo. ver galeríaBMW F 850 GS

Los plásticos también han ganado en belleza y acabados y por supuesto las nuevas llantas y resto de componentes de parte ciclo son de mejor calidad y presencia. Saltan a la vista los nuevos aros de las llantas con los radios exteriores que permiten prescindir de la cámara interna y montar directamente neumáticos tubeless.

También llama la atención el nuevo amortiguador con un gran depósito de gas trasero con las letras “ZF” reconocido fabricante alemán de cajas de cambio para coches. Un nuevo y largo basculante de aluminio tipo banana con un resultado de una mayor distancia entre ejes que el modelo 800. Todas éstas, son algunas cosas que de un vistazo pueden verse desde fuera, pero el mayor cambio es cuando la pruebas. 

¡Vaya cambio!ver galeríaBMW F 850 GS

Al subirme a ella rápidamente me encuentro bien a sus mandos, el manillar es algo más estrecho y de una posición más al ataque. A pesar de que la altura del asiento es 2 centímetros más baja, la moto se nota alta. Seguramente tendrá mucho que ver la nueva ubicación de la gasolina, que pasa de estar en la parte trasera (zona de subchasis) a la parte delantera como en un depósito de toda la vida. Al contar con doble árbol de equilibrado las vibraciones han sido muy paliadas

Como la unidad de prueba que estoy probando lleva todos los extras, miro la configuración del ESA que controla la suspensión trasera. Veo que está seleccionado para dos ocupantes más equipaje. Ajusto para un solo ocupante y sin equipaje y la moto empieza bajar de atrás. La diferencia de altura es significativa y la diferencia es de tocar con el pie plano a tocar de puntillas. 

Con la moto en posición alta y con el depósito lleno es necesario estar alerta ya que si te falla un poco el pie la moto te vence rápidamente con la consecuente caída en parado. Esta sensación de pesadez es solamente en parado ya que cuando arrancas la moto se siente muy aplomada y liviana en los cambios de pesos. ver galeríaBMW F 850 GS

Al arrancar el motor ya te das cuenta que no tiene nada que ver con el motor de 800, este suena más lleno y redondo. Tenía muchas ganas de probar este propulsor ya que uno de los puntos negativos del anterior modelo eran las vibraciones. Al contar con doble árbol de equilibrado las vibraciones han sido muy paliadas.

Solamente en la parte más alta de cuentavueltas se nota un ligero hormigueo, pero estoy hablando de casi la zona roja. También tengo que decir que el motor es la noche y el día respecto el anterior modelo de 800. El 800 te entregaba la potencia de una manera muy plana y en la parte alta se quedaba bastante estancado, como descafeinado. El nuevo 850 es todo lo contrario. No diré que es un motor puntiagudo, pero sí que el par aumenta mucho conforme se ganan vueltas. ver galeríaBMW F 850 GS

Al salir desde parado y las primeras 1.500 rpm le cuesta un poco, incluso me encontré haciendo patinar el embrague para ganar un extra de vueltas antes de soltar del todo la palanca del embrague. A partir de las 2.000 rpm el motor empuja con ganas y sobre las 5.000 rpm pega un estirón que te catapultan hasta el techo de sus 95 CV a 8.250 rpm. Realmente el carácter del motor ha cambiado y mucho, así como el sonido. Inevitablemente los ingenieros han buscado que el carácter de la 850 se acerque lo máximo posible al motor bóxer de 1200 en sonido y carácter.

Nada que envidiarver galeríaBMW F 850 GS

La nueva 850 no solo es una moto completamente nueva, es una moto que se acerca al concepto de moto de serán sus máximas rivales. Pero aparte de que la nueva GS se acerca la duda es, ¿qué tiene la nueva GS 850 que sus competidoras no tienen? Pues para empezar diremos que la mayoría de cosas en las que se diferencia la nueva BMW de la competencia hay que pagarlas a parte. 

Puedes pinchar en este enlace para ir al configurador de precios y saber el precio de cada pack. Dicho esto diré que la diferencia entre comprarte una GS básica y una GS con los diferentes paquetes es mucha y seguro que merece la pena. Las suspensiones electrónicas ESA por ejemplo, pueden convertir tu nueva GS en una moto mucho más agradable y fácil de conducir. Realmente la moto ha dado un salto muy grande en cuanto a sensaciones

Esta es una opción que por el momento ninguna otra moto de su categoría ofrece. La lástima es que en BMW no hayan hecho el esfuerzo por montarlo también en la horquilla. El cambio semi automático es otro de los accesorios totalmente recomendables. La Africa Twin también lo ofrece como opción y como en la GS es Up&Down. El shifter alemán funciona bien sobretodo cuando el motor va alto de vueltas, a baja velocidad y revoluciones es algo tosco. También la pantalla digital es un importante accesorio que merece la pena coger, me atrevería a decir que imprescindible. Sin ella no se podrían controlar ni la mitad de las opciones que tiene la moto. ver galeríaBMW F 850 GS

A través de su joystick en forma de rueda situada en la piña izquierda se navega por los menús de una manera cómoda. Dispondremos de toda la información relativa a la moto con un diseño sobrio y con un tamaño suficientemente generoso para verlo sin problemas. Sería muy largo y pesado explicar todas las opciones que te enseña la pantalla digital pero sí puedo decir que es de las mejores que he visto y está a la par con la que monta la Triumph Tiger 800.  

Reflexiones en ruta

Puede disponer de la F 850 GS durante una semana y concretamente el día de la sesión fotográfica me hice una ruta muy variada. Sí se nota que la moto es más larga ya que en los tramos de curvas más ratoneros tienes que emplearte algo más para hacerla entrar. La rueda delantera de 21 pulgadas sigue siendo la mejor opción para off road pero no para el asfalto.

La protección aerodinámica con la cúpula de serie es bastante justa, quizás sea este el punto más negativo de toda la moto. Con el casco tipo Enduro las turbulencias son bastante elevadas y como no hay posibilidad de regularla no hay más remedio que aguantar. Por el contrario, la posición a sus mandos es muy confortable y también el mullido del asiento es correcto. ver galeríaBMW F 850 GS

Muy bien pensados son las salidas de refrigeración del radiador para que el aire caliente no te vaya directo a las piernas. La refrigeración del motor está muy bien conseguida ya que estuve usando la moto en plena ola de calor y también por ciudad y en ningún momento noté quemarme ni tan siquiera que el calor del motor llegase a molestarme. 

El motor es bastante más potente y deportivo que en el modelo anterior y permite una conducción mucho más de ataque. Realmente la moto ha dado un salto muy grande en cuanto a sensaciones. Antes la moto era tan plana en la entrega de potencia que podía parecer “sosa”, le faltaba brío. Ahora es una moto mucho más pasional y divertida. ver galeríaBMW F 850 GS

Las suspensiones siguen siendo un tanto blandas, especialmente la horquilla que no permite ser regulada. El amortiguador colocado de una manera bastante transversal, trabaja muy bien con el nuevo basculante. El resultado es una moto confortable y que absorbe todas las irregularidades. Tapas de alcantarilla, bordillos, rotos en el asfalto, no hay nada que no absorban las largas suspensiones de la 850. 

Tampoco la conducción nocturna será un problema, gracias a sus faros full led y a su efectividad. Realmente quedé muy sorprendido de la capacidad de alumbrar que tiene esta moto. La visión por los retrovisores también es buena. Pero hay un punto negativo en el caballete central. Cuesta mucho subir la moto al caballete central y aparte de maña necesitaremos fuerza. La pata de cabra da la sensación de ser muy alta también y la moto queda muy recta. Tendremos que escoger bien donde paramos ya que si el terreno hace desnivel se tendrá que ir con mucho cuidado. 

En resumidas cuentas, la nueva F850 GS es una excelente trail para los que no necesitan una 1200 pero que quieren todas las posibilidades y opciones premium que BMW Motorrad siempre se ha caracterizado por ofrecer. Os dejamos a continuación con las valiosas opiniones de los usuarios de las ya reemplazada F 800 GS que pudieron comparar durante una salida dominguera su propia montura con la nueva 850.

Opinión del usuario:

Josep Maria Escufet

ver galeríaBMW F 850 GS

Tengo una F 800 GS con 3.000 km y vengo de un Yamaha TMAX que también poseo. Básicamente he apreciado dos cosas. La potencia, con una respuesta de motor mucho más inmediata, así como su comodidad, donde influye en la estabilidad a la hora de tomar las curvas.

Es más fácil entrar en curvas con la nueva que con la mía. La comodidad del asiento es más confortable y llego mejor al suelo. El cuadro de mandos me ha encantado por todo, pero principalmente por el tamaño de la información y su diseño. El manillar más estrecho y corto, noto que me carga más hacia delante; noto más el paso de los kilómetros en las cervicales. Lo que no me ha gustado es la bocina, muy floja…

La caja de cambios con el Quick/shift me ha gustado. Los frenos bien, sobretodo la posición de la leva trasera, que no la tocas sin querer como en la F 800 GS. Pero las suspensiones es lo que he notado mejor de la parte ciclo donde las veo más equilibradas: no hay un desplazamiento tan rápido cuando se frena intensamente. En tema aerodinámico. Me ha gustado más, me he encontrado más integrado. La verdad es que malo no he visto nada. La veo como mi moto de cambio por la mía… Me encontrado más rápido y más relajado por carretera en esta F 850 GS que con la F 800 GS. Me ha sorprendido gratamente.

Jordi Llorbaver galeríaBMW F 850 GS

Tengo una F800 GS Adventure con 9.000 km y también vengo de una Yamaha TMAX que vendí. La primera sensación que he tenido es que es mucho más turística, una moto estudiada para que en carretera te encuentres más cómodo, pero también la he encontrado más deportiva. Vas más bajo, más integrado en la moto y se llega mejor con los pies al suelo cuando se ha de maniobrar…

Me ha gustado mucho la relación de cambio donde se toca menos la caja de cambios, con un tacto más suave, es menos ruda, tanto si usas o no el quickshifter. Entre que estás más integrado y que el manillar es más estrecho, la posición la aprecio más deportiva. El motor suena muy diferente, se nota más las pistonadas, pero no molesta. Al contrario, hay más sensación de superior moto.

Me ha encantado el cuadro de mandos en diseño y en la facilidad de poder leer la información por el tamaño de las cifras. Lo que lleva tantas cosas que necesitas tiempo de acondicionamiento de cómo va. La altura del asiento me ha encantado.

Después de seis meses de tener mi Adventure, la veo perfectamente como opción, dado que probé la R 1200 GS y además de que la veo demasiado grande, pasé mucho calor en lo pies por la posición de los cilindros. Me gusta el sistema de anclaje de las maletas, más limpio y fácil de extraer.

Fran Piniesver galeríaBMW F 850 GS

Propietario de una BMW F800GS. Probó la nueva GS con y sin su pareja.

El motor me ha gustado en potencia, respuesta, salida, más gradual en su entrega. El freno delantero me ha gustado en tacto y potencia, lo mismo que la horquilla que se hunde menos en las frenadas.

En contra lo que no me ha gustado es la posición de la leva de freno trasera, que está muy baja, más que en la F 800 GS. Si me quejaba de que en aquella estaba demasiado alta, ahora me quejo de que en la F 850 GS está demasiado baja. El asiento. Me ha gustado por ser más cómodo y más bajo. En curvas hay que trabajar más sobre ella, dado que la he notado más pesada… En la mía es más fácil tanto salir como entrar en curvas.

Con pasajero y sin pasajero, las suspensiones me han gustado más, sin olvidar que además con pasajero, la posibilidad de graduar la precarga de muelle de forma eléctrica es una gran ventaja: yo igual circulo con mi pareja que solo. Es una moto muy diferente en todo, me da la sensación de que es más moto, no solo un aumento de cilindrada.

El cambio QuickShift subiendo marchas a bajas vueltas y marchas cortas no me ha convencido porque es un poco brusca. El cuadro de mandos me ha gustado, por presentación, cantidad de datos y por la fácil lectura. La veo como una buena sustituta de mi moto en un futuro.


Los que han leído esta noticia, también han leído...