BMW C 400 GT 2019

BMW C 400 GT 2019: Turismo de media cilindrada

Jordi Hernández Farguell

BMW refuerza su presencia en la categoría de maxiscooters de media cilindrada con el nuevo C 400 GT, creado sobre la base del C 400 X presentado en 2017, pero con una carrocería completamente modificada y adaptada a las especificaciones de los Gran Turismo.ver galeríaBMW C 400 GT 2019BMW C 400 GT - 2019

En el poco tiempo que lleva a la venta, el BMW C 400 X ha demostrado su valía en el uso urbano y de extrarradio, todo en él se diseño con este propósito, de ahí su compacta silueta y una ligereza que, combinadas con la contundente respuesta de su mecánica y balanceada parte ciclo, le han permitido competir en manejabilidad y capacidad de maniobra con scooters mucho menores.

Pero como ya pasara con sus hermanos mayores, los C 600 Sport y C 650 GT, BMW quiere ampliar su impacto en la categoría media con una nueva variante enfocada a un uso más turístico y con un mejor desempeño en carretera. Es ahí donde entra en juego una de las novedades más importantes de la firma alemana en este EICMA de Milán; el nuevo C 400 GT.

El Gran Turismo bávaro se ha creado sobre la buena base del modelo X, del cual se hereda toda la parte ciclo y su motor de 34 CV a 7.500 rpm. De este modo, se han podido dirigir todos los esfuerzos a potenciar aspectos fundamentales para un scooter de estas características como son la protección aerodinámica y el confort de marcha. Para ello, los responsables del proyecto no han escatimado en gastos y han rediseñado por completo la carrocería.ver galeríaBMW C 400 GT 2019BMW C 400 GT - 2019

Estamos ante un maxiscooter que, en general, tiene un aspecto más corpulento y envolvente, sobre todo en la parte frontal donde todo ha cambiado, aunque, eso sí, sin perder el ADN de la marca. Su escudo frontal es mucho más ancho, por su parte baja, se ha modificado para recibir a los intermitentes delanteros y, por su parte posterior, dejar más espacio a la plataforma reposapiés y así permitir que el conductor pueda estirar cómodamente las piernas.

En la zona media del escudo observamos una superficie más ancha y aerodinámica cuyo diseño, repleto de asitas y vértices, parece abrazar en su parte central una nueva óptica que resulta mucho más llamativa y elaborada que la del C 400 X. Esta se compone por cuatro faros LED -todos sus dispositivos luminosos del C 400 GT emplean esta tecnología- que, junto al piloto posterior -en este punto recuerda mucho al C 650 GT-, nos permitirán ver y ser vistos con claridad entre el tráfico.

Más cómodover galeríaBMW C 400 GT 2019BMW C 400 GT - 2019

La aparentemente buena protección aerodinámica del C 400 GT culmina en la parte superior del escudo con un parabrisas de buen tamaño rematada por la parte alta con unas formas que, ya en parado, nos hacen augurar una portentosa defensa contra el viento frontal.

A simple vista, el habitáculo de conducción parece haber mejorado bastante respecto a la versión X, el asiento es un dos niveles con un apoyo lumbar más pronunciado para el conductor, lo que unido a la buena colocación del manillar -la misma que en el X- y a la posibilidad de estirar las piernas, invitan a realizar trayectos de largo recorrido.ver galeríaBMW C 400 GT 2019BMW C 400 GT - 2019

Comodidades no nos van a faltar en el nuevo GT alemán, como buen BMW llegará bastante bien equipado de serie con elementos como un sistema de llave inteligente (Keyless), una toma de corriente de 12V en la guantera, el sistema Flexcase para que podamos guardar dos cascos bajo el asiento -lástima que sólo uno de ellos pueda ser integral- y un cuadro de instrumentos bien resuelto. 

Pero si de verdad queremos un equipamiento de primera, tendremos que dirigirnos al catálogo de opciones y seleccionar unos de los dos packs disponibles (Comfort y Connectivity) que incluyen componentes tan interesantes como el tablier TFT de 6,5" con el sistema Multi-Controller, puños y asiento calefactables o, como opción fuera de ellos, una alarma integrada o el sistema LED daytime riding light para los faros.