Benelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económico

Benelli Imperiale 400: Estilo clásico, tranquilo y ciudadano

Paulino Arroyo

El estilo Vintage, las neoclásicas, las motos retro, todas ellas implican un retorno a un modo de conducción distinto, olvidado por muchos. Salvo las de clásicas de estilo deportivo, que juegan en otra liga, motos como la Benelli Imperiale 400 invitan a conducir de modo plácido y tranquilo, por ciudad y por carretera. Y por similitud de cilindrada que no de estilo (aunque de 500 y con dos cilindros): aquí puedes ver la prueba -con video- de la Benelli Leoncino 500, acompañada de la Ducati Scrambler y la Fantic Caballero 500.

Benelli Imperiale 400: Clásica sin rival, plenamente vigente

ver galeríaBenelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económicoFotos: María Pujol. Benelli Imperiale 400. Hay que reconocer que respira clasicismo la mires por donde la mires.Llantas de radios, doble amortiguador trasero, horquilla telescópica, un solo cilindro refrigerado por aire y cinco relaciones de cambio. Salvo por las marchas que solo equipaban cuatro relaciones, podría estar describiendo muchas de las motos de hace más de 60 o 70 años. Ya he escrito esto antes. Seguro. Pero no por ello pierde vigencia. Su atractivo está por encima de las modas, de los diseños vanguardistas, estridentes, “modernos” o actuales. Y además la Benelli Imperiale 400 por la relación calidad/precio parece no tener rival. Tal vez la Royal Enfield Classic 500 aunque esta sea de mayor cilindrada y disponga de más potencia. O su hermana la Royal Enfield Classic Chrome.

Muchas grandes marcas –y no pocos pilotos- han convivido con sus máximos rivales en el tiempo y eso ha eclipsado su potencial, su valía, e incluso sus éxitos. Este es el caso de Benelli, marca italiana a la que le tocó compartir época con la todo poderosa MV Agusta o con Moto Guzzi que competía con mucho éxito en el TT de la Isla de Man ya en los años treinta del siglo XX. Pero con los años Benelli supo buscarse su propio público y acabó convenciendo a muchos con una moto preciosa como la Benelli Sei de 750 cc, una hoy muy venerada moto de seis cilindros en línea que marcó un antes y un después. 

La Benelli Imperiale 400 se fija, por su estética, en esa época pretérita muy alejada aun de la llegada de la industria japonesa a Europa, cuando el dominó se ejercía en los circuitos los domingos y se vendían motos los lunes. Pero por supuesto nada tiene que ver la Benelli que ves aquí (la facilidad de conducción y la seguridad son ahora algunos de sus argumentos) con las que convivían con nuestros abuelos en los años cuarenta del siglo XX. 

Motor: Justo de prestaciones para una 400

ver galeríaBenelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económicoBenelli Imperiale 400. Tanto chasis como frenos se comportan bien... lástima de la escasa altura al suelo del caballete central.Conducir la Benelli Imperiale 400 es un retorno a las sensaciones que muchos hemos vivido iniciando nuestra biografía motociclista de formación con motos de escasa potencia, muy fáciles de conducir y aptas para cubrir una etapa de nuestras vidas que, siempre, deja un recuerdo inolvidable. No todos hemos accedido, de buenas a primeras, con una moto de más de 70 CV e incluso más. Muchos hemos dado nuestros primeros pasos con 20 CV, por no hablar de quienes pasan ahora por la experiencia de los 15 CV (como máximo) de las 125 cc de cuatro tiempos. Seguro que con ella, como primera moto, se vive la afición intensamente. Pues la Benelli Imperiale 400 cubre ese mismo espacio (el de la iniciación) con una estética clásica muy conseguida y chasis doble cuna y frenos de disco muy por encima de sus prestaciones.

La cilindrada real de la Imperiale 400 es de 373,5 cc (de dos válvulas por cilindro, SOHC y doble bujía) y se consigue con un monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por aire. La potencia es de 20,4 CV a 5.500 rpm y las recuperaciones en tercera y cuarta marcha no son malas –sin ser excepcionales- gracias a que el par de 3 Kgm se encuentra en las 3.500 rpm. Es un motor tranquilo –de cinco relaciones- que empuja bien hasta alcanzar la máxima velocidad de marcador (en llano) que ronda los 140 km/h justo cuando la aguja del reloj tacómetro visitará la zona roja.

Sensaciones: es lo que cuenta

ver galeríaBenelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económicoBenelli Imperiale 400. Excelente ciudadana con mucho estilo. Seguro que suscitará mucho interés.Si no te convence lo que has leído hasta ahora hay varias buenas noticias: incluso en subidas pronunciadas de autovía, si engranamos cuarta relación, permite mantener los 120 Km/h, eso sí ¡ya en zona roja! ¿No parece mucho, verdad? Pues es lo que nos ofrece esta moto de 400 cc en lo referente a velocidad. Pero he dicho que hay varias buenas noticias. La otra es que en ningún momento, noté vibraciones reseñables, ni a bajas vueltas o con el motor al máximo de sus prestaciones, en cuarta relación por ejemplo. Ni cuando viajaba llaneando cerca de la zona roja, ni en el manillar, el asiento o las estriberas. Aunque ahora es cuando aparece el primer aspecto negativo.

Las estriberas están montadas fijas, no sobre una articulación retráctil y esto hace que la primera vez que pones pie a tierra y al moverla en parado sentado a sus mandos, nuestras espinillas golpeen con ellas. Cuesta poco tenerlo en cuenta pero conviene recordar que hay que buscar el suelo evitando ese contacto. Con botas altas, siempre recomendables, quizás no sea un problema… pero ya sabemos que en recorridos cortos por carretera o en nuestro pueblo o ciudad calzamos zapatos o zapatillas.

Otro aspecto que, este si, resulta inevitable, es que el caballete central toca en las curvas si las tomas con el afán de probar la parte ciclo, antes incluso que las estriberas. En conducción normal será algo que la mayoría no percibirá salgo al encontrar algún bache en plena trazada. En su defensa que decir que es muy de agradecer que además de la pata lateral incluya, de serie, el caballete central. 

Cifras: Consumo, altura del asiento, medidas, peso…

ver galeríaBenelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económicoBenelli Imperiale 400. Potencia de moto de 250 cc pero porte de moto de superior cilindrada.Los 200 Kg de peso en seco y los 210 Kg con el depósito lleno de 12 litros de gasolina no son una buena noticia. La autonomía no es un problema, pues el consumo se ha quedado en 3,7 litros a los 100 km, lo que asegura más de 300 km sin repostar.

La altura del asiento se sitúa a 780 mm lo que permite alcanzar el suelo con ambos pies con facilidad. Este es doble imitando muy bien a los asientos de las motos de los años 40  y 50 del pasado siglo. Incluye incluso unas defensas en negro para que unas eventuales alforjas de piel –al estilo clásico- no rocen en la rueda trasera. Siguiendo con las cifras: la distancia entre ejes es similar a las actuales 125 de líneas clásicas. En esta Benelli se queda en 1.450 mm por lo que el tamaño de esta 400 cc es más bien contenido, con un largo total de 2.170 mm… pero notaremos que su peso es superior a las 125 cc al moverla en parado.

La conclusión es que por su potencia de solo 20,4 CV la Imperiale 400 está sobredimensionada. Se defendería mejor con algunos caballos más, pongamos 27 CV que era el límite en algunos paises de Europa (para el primer carnet hasta hace algunos años). Esta norma quedó derogada tras aparecer la nueva reglamentación de carnets y con esa potencia la Imperiale ganaría en brío, respuesta de motor y velocidad de crucero. Y el consumo seguramente apenas se resentiría. 

Buenos detalles a tener en cuenta

ver galeríaBenelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económicoBenelli Imperiale 400. Algún usuario desempolvará el viejo barbour aún en el armario. La postura de conducción invita a paseos tranquilos acorde con el estilo y con su motor. Me gusta también la facilidad de lectura del cuadro de mandos. Es completo e incluye un nivel de combustible que parece bajar excesivamente rápido y no indicar el nivel real aun presente en el depósito. No hay que alarmarse pues tras los primeros 171,3 kilómetros recorridos entraron 6,4 litros… ya he hablado del consumo… Es mejor que indique algo menos de combustible restante a que sea especialmente optimista y la moto se detenga por falta de gasolina. Aunque con más de 300 km de autonomía, ¡nadie olvidará repostar! Y no olvidemos que por la escasa potencia, el puño del gas pasa mucho tiempo abierto casi al máximo.

Dispone de dos relojes con el velocímetro en el lado izquierdo –con pantalla de cuarzo líquido informando de los kilómetros totales y dos trips parciales. El tacómetro se sitúa en el lado derecho con la zona roja que se inicia en las 6.000 rpm. Entre ambos relojes se encuentra otra pantalla que nos informa con grandes dígitos de fácil lectura de la marcha engranada y del nivel de combustible.

ver galeríaBenelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económicoBenelli Imperiale 400. Es una moto confortable en su posición de conducción.

Para cambiar de trip y su puesta a cero hay que actuar sobre los pulsadores situados entre ambas esferas. Por cierto… el tapón de combustible incluye llave, la misma del contacto, y también con esta misma accederemos a una guantera tras la tapa del lado derecho.

Las asas laterales cromadas y una trasera pintada en negro permiten al acompañante asirse con seguridad, mucho mejor que en infinidad de motocicletas de segmentos de rango superior. Y las ópticas, tanto de posición y freno como el faro delantero e intermitencias son de bombillas pero su presencia –a pesar del material en plástico- está muy acorde con el estilo clásico. La intensidad de luz del faro delantero es más que correcta. Y ¿qué me dices del tubo de escape? Bruñido, sin cromados y bien protegido… con la tonalidad azulada en el colector. No puede ser más clásico.

Suspensiones: Opinión dispar

ver galeríaBenelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económicoBenelli Imperiale 400. Cuidado con los pasos elevados en ciudad. Delante bien pero detrás se muestra dura.Las suspensiones, sobretodo la trasera resulta excesivamente rígida incluso con el reglaje de precarga de muelle menos exigente. A dúo en la posición tal como viene de serie seguro que –incluso- mantiene las geometrías, pero para mis 80 kg de peso tal vez convendría ajustar el muelle con menor precarga. Tampoco ayuda a una buena sensación la presencia de muelles en el asiento. Esta es una fórmula que se daba hace años en motocicletas de chasis rígido, sin amortiguadores traseros o con estos muy precarios y de corto recorrido, pero que, por estética, se puso de moda entre preparadores de motos custom. La Benelli Imperiale 400 no es una custom y sí una muy conseguida moto es estética neoclásica y le quedan bien, pero su función es puramente estética. Para conseguir mayor confort bastaría si eso fuera posible (ya lo he dicho antes) retirar tensión en los muelles de los amortiguadores traseros, por cierto con un recorrido de solo 65 mm. Se movería algo en curvas… tal vez… pero ganaríamos en confort de marcha. Pero ¡se encuentran ya en la posición más blanda!

Delante la horquilla telescópica con barras de 41 mm de diámetro, sin regulación, y con recorrido de 110 mm se hunde en exceso en las frenadas. Un día especialmente caluroso no es la mejor jornada para ponerla a prueba… ¡pero tal vez sea también el contraste con la suspensión trasera lo que influye en esta opinión! En conducción normal, sin frenadas bruscas ni excesos de inclinación no hay nada que objetar.

Frenada: Por encima de lo esperado… ¿y los neumáticos?

ver galeríaBenelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económicoBenelli Imperiale 400. A pesar de su escasa potencia permite rodar por carreteras además de por ciudad.Claro. Con solo 20,4 CV ¿cómo va ha comprometerse la frenada? Pues sería posible si esta fuera excesivamente brusca o falta de tacto o los neumáticos no acompañarán, al menos en seco. Pero ni una cosa ni otra. La frenada es, tal vez, el apartado mejor resuelto, además del estético, que he encontrado en toda la prueba. Consiste en un disco delantero flotante mordido por pinza de doble pistón con un disco trasero y pinza de pistón único sobredimensionada que funciona francamente bien.

La combinación de ambas ofrece una frenada previsible y potente que no pone en jaque a los neumáticos pero que ya que lo comento, conviene mencionar también a estos. Las medidas son muy lógicas para tratarse de una moto de estas características con un delantero de 110/90-19 y un trasero de 130/80-18 (no pueden ser más clásicos).

La prueba la realicé a temperatura elevada y afortunadamente con asfalto en buenas condiciones, salvo en lugares muy puntuales, con rizados, baches y cambios de asfalto. Los neumáticos funcionaron bien pero entendería reticencias por tratarse de una marca de poca implantación en nuestro país. Con los Cordial en la presión correcta, y tal vez temperatura ambiente muy elevada, noté cierta imprecisión en la trazada que no acababa de darme confianza. Lo achaco más a combinar suspensión delantera blanda y trasera dura. Con franqueza no era nada preocupante y sucedía cuando buscaba entrar rápido en curva. Aunque Repito: ¿Utilizar la Imperiale 400 para rodar rápido en curva? ¡no es ese su estilo! Pero si no te convencen se soluciona muy fácil y sin coste elevado. Las opciones en neumáticos de mayor calidad son muchas, así que, después de los primeros miles de kilómetros, según tu modo de conducción, los sustituyes por los de una marca de tu confianza.

Precio y algunas consideraciones

ver galeríaBenelli Imperiale 400: Clasicismo actualizado y económicoBenelli Imperiale 400. El placer de la moto en ciudad, rapidez, aparcar... la opción con estilo en el ámbito urbano.Algunos cables a la vista, un exceso de tornillería que parece sobre dimensionada, las estriberas fijas… tal vez los neumáticos que, sin duda, podrían ser mejores, la potencia reducida…  no influyen tanto como para tener una opinión negativa de la Benelli Imperiale 400. Al contrario.

La Benelli Imperiale 400 es una moto que, por 4.299 € (menos 500 € en promoción), cubre una parte de mercado que busca una moto muy económica pero que resuelva, con mucho estilo, los recorridos diarios, sin desmerecer alguna salida a carretera. Y un buen ejercicio es buscar la cantidad de lugares en los que aparece el apellido Benelli y el logo del León. No los he contado… lo dejo a los fans de la marca algunos ya propietarios de la Benelli Leoncino 500.