Benelli 752 S, prueba a fondo en 2020

Benelli 752 S: Italiana con carácter

Jose María Marfil

Hoy probamos a fondo la nueva 752S. Es una de las novedades más importantes de este 2020. Con ella, Benelli se mete de lleno en el avispero de las Naked de media cilindrada, aptas para el A2. Es una de las categorías más reñidas, sino la más, en la que ingenieros y fabricantes se esfuerzan por encontrar el mejor equilibrio entre precio, prestaciones, estética y equipamiento; un verdadero reto.

Y ahí la están esperando: la MT07 (6.799€) como personificación del equilibrio, la Z650 (7.399€) como exponente de la agresividad, la SV650 (6.929€) todo suavidad y eficiencia, la siempre excitante y rapidísima Street Triple (7.995€) y la sedosa y veloz CBR650 (8.150€). Hay más: la Shiver 900, la F900R de BMW, la Z900 o incluso la Montser de “aire” a 9.490€, aunque estas últimas se irían un poco de precio.

Benelli pide 7.799€ por la versión sin limitar y 7.299€ por la limitada. Los precios parecen competitivos. Veamos qué nos ofrece.

A primera vista

La primera mirada se dirige, indefectiblemente, hacia su horquilla delantera, una impactante Marzocchi, con barras de 50 mm de diámetro -en la Montser 1200 son de 48 mm-, con 130 mm de recorrido y completamente regulable.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Fotos: María Pujol. Benelli 752S. Su estampa impone. Parece una moto de mayor cilindrada.

El chasis es de tubos tipo “trellis” o enrejado. El basculante, asimétrico, también está hecho con tubos de acero. Se suele recurrir al multi tubo cuando se busca el equilibrio entre resistencia y ligereza sin tener que recurrir al siempre costoso aluminio.

El amortiguador trasero, que solo es regulable en precarga, va anclado directamente al basculante, por lo que no dispone de un mecanismo de progresividad.

Su peso en orden de marcha, según la ficha técnica, es de 226 kg. Para ponerlos en contexto, y siempre según los datos oficiales, estaríamos hablando de 44 kilos más que una MT07 o 26 kilos más que una CB650. La moto es pesada.

La distancia entre ejes, según la ficha técnica, es de 1460 mm. Un valor que la convierte en la más larga de la categoría. Larga y pesada. Veremos qué pasa en marcha.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S. Brembo, Marzocchi, chasis trellis, un guiño a los quemados.

Los frenos son Brembo. Delante monta unas refinadas pinzas mono bloque, de cuatro pistones, que muerden dos discos semi flotantes. La pinza trasera también es Brembo

Brembo, Marzocchi, chasis trellis. No va a ser fácil encontrar una moto con semejante frontal por 7.799 €.

Italia

Su aspecto musculoso y sus generosas dimensiones, te hacen pensar en una moto de mayor cilindrada. En cualquier caso, Benelli ha sabido jugar muy bien con las proporciones. Su pertenencia a la escuela italiana, encabezada por Ducati y MV Agusta, es innegable.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S no puede esconder su pertenencia a la escuela italiana.

Y eso lo vemos con la placa porta matrícula trasera, a modo de parachoques, o con ese asiento capaz de resolver, en un único elemento, el piloto, el colín y la plaza de pasajero, sin olvidar el original desarrollo de su óptica, con la disposición vertical de las lentes y esa luz diurna con el logo luminoso de Benelli en el centro.

El cuadro de relojes es digital. Los números están bien dimensionados y su contraste es más que correcto gracias al automatismo que adapta su luminosidad a la luz exterior.

He echado en falta, eso sí, un pequeño ordenador de viaje en el que poder consultar el consumo promedio, la autonomía disponible o incluso la temperatura del aire exterior.

Observándola con detenimiento, se aprecia el esfuerzo hecho Benelli para estar a la altura de la competencia en cuanto a la calidad de los componentes y acabados. Ahí están las piñas de los mandos, las molduras plásticas o los remates de la pintura. No obstante, será el transcurso del tiempo el que lo acabará certificando.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S un automatismo en la pantalla adapta su luminosidad a la luz exterior.

Que esté fabricada en China no debería estigmatizarla. Recuerdo una conversación mantenida con Daniel Meissner, responsable de calidad de BMW Motorrad durante la presentación de la C400X, sobre los prejuicios de fabricar en China. Me explicaba que, operativamente, la calidad de su producción puede estar a la altura del mejor centro europeo, si se lo pides, claro (materiales y controles de calidad). Lógicamente todo eso tendrá su correspondiente repercusión en los costes; nadie da duros a cuatro pesetas.

Motor todo nuevo

El motor es nuevo. Es un dos cilíndrico en línea, con doble árbol de levas en cabeza y 4 válvulas por cilindro. Ofrece 76 CV a 8.500 rpm y su par motor máximo es 6,83 km·f/m a 6.500 rpm; unos valores en consonancia con la media de su categoría.

Sus cotas de diámetro por carrera (88mm x62mm), idénticas a las del anterior motor de 1130cc, le confieren una cilindrada de 754 cc. Vemos que es un motor “súper cuadrado”. Sobre el papel debería tener poca pereza para subir de vueltas.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S su motor de 754cc y dos cilindros en línea disfruta de un cigüeñal calado a 270º.

Para el calado del cigüeñal, Benelli ha optado por la solución “270”. Con esta medida Benelli nos propone un tacto y un sonido del motor sincopado y viril, emulando las reacciones de un V2 a 90º (Guzzi y Ducati, por ejemplo).

Exteriormente, me ha sorprendido lo expuesta que queda la bomba del líquido refrigerante. No obstante, Benelli, con buen criterio, ha decidido protegerla con una plancha.

La electrónica corre por cuenta de Delphi. No monta acelerador electrónico. Tampoco control de tracción ni modos de conducción. Es una electrónica básica.

En marchaver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S. Para una mayor comodidad por la ciudad, deberían revisar su radio de giro y el ancho manillar.

La pongo en marcha. El sonido es ducatón, quizá un poco “Akra”, por el silencioso ligeramente abierto. Primera y arranco. La reacción del embrague es un poco seca y tardía. Manías que tiene uno. Quizá, con una maneta de embrague con la posición ajustable, se habría podido arreglar.

Trato de salir de Barcelona en busca de la autopista. A pesar del notable descenso en el tráfico, siguen los atascos. Esta vez es cosa del Ayuntamiento y su política de ir suprimiendo carriles en las calles para acabar con los coches. Eso es como pensar que por tirar sal va a dejar de nevar. En fin.

Circulando por la ciudad hay un par de cuestiones que deberían revisar. La más importante creo que es el radio de giro. Zigzaguear entre los coches parados es un poco farragoso. Tampoco estaría de más un manillar algo más estrecho para moverse con mayor soltura entre las filas de los coches parados.

La altura del asiento, a 810 mm del suelo, es de las más altas de su categoría. No obstante, con mi 1,75, no he tenido problemas para llegar con los dos pies al suelo.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S Su ergonomía está bien resuelta. Solo ha faltado un asiento más cómodo.

A su favor diremos que insertar el punto muerto es cómodo y que apenas te llega calor del motor. Y en verano, solo por eso, se lo perdonarías todo.

Viajando

Por fin llego a la autovía. Tras no pocos kilómetros empiezo a tener las cosas un poco claras. La postura de conducción me ha parecido agradable. La forma y la colocación del manillar apenas te carga las muñecas y las estriberas, ni muy altas ni muy retrasadas, tampoco castigan en exceso a las piernas. Sin ser una moto turística su ergonomía me ha parecido bien resuelta.

El motor vibra, sobre todo a partir de 6500 vueltas. Aunque llaneando en sexta a 120 apenas se notan ya que no se superan las 5.200 vueltas. Por cierto, el velocímetro me ha parecido un poco optimista. No vendrá mal con los radares.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S con un consumo de 6l/100 su autonomía debería rondar los 240 km

Lástima que la dureza del asiento, con el paso de los kilómetros, te acabe pasando factura. Sin duda este sería otro de sus elementos a revisar.

El consumo ronda los 6 litros a los 100. Con 14 litros y medio en el depósito, la autonomía debería ser de unos 240 km.

ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S, entre curvas destaca por su rígida y precisa dirección.

Por fin llego a mi tramo de pruebas de curveo. De esta Benelli me ha encantado el tren delantero por su rigidez y precisión. No obstante, cuando le pides rapidez en los cambios de dirección o rectificaciones en medio de la trazada, se vuelve un poco perezosa. No le gustan los cambios de plan. Aquí, sin duda, el peso, y su larga distancia entre ejes, salen a relucir.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S, hemos echado en falta una entrega de par algo más contundente en medios y bajos.

La horquilla delantera funciona bastante mejor que el amortiguador trasero, que se ha mostrado poco receptivo con los baches. Y aunque el muelle es consistente, al hidráulico le ha faltado capacidad de adaptación.

Del motor no podemos decir que ande escaso de potencia, de hecho, su rendimiento está dentro de la media. No obstante, me hubiera gustado encontrar algo más de empuje entre 3.000 y 5.000 rpm, justo el rango en el que sueles apoyarte al salir de las curvas, y en el que esperas encontrar esa sensación de poderío, tan característica, de los buenos twin.

Lo bueno empieza a partir de 5.500 rpm con una estirada lineal, pero llena, que te lleva hasta las 8.500 rpm, como zona de potencia máxima. Le sigue una caída de potencia relativamente suave hasta que el corte, a 9.500 rpm acaba con la estirada. Es un sobre régimen amable.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020Benelli 752S, una moto divertida y con un sonido de motor excitante. No te aburrirás.

El manejo del cambio es correcto y el embrague deslizante cumple bien su función. Una segunda velocidad, algo más larga, para cerrar un poco el salto con la tercera, habría dejado el cambio perfecto para curvear. El recorrido de la palanca, a pesar de ser un poquito largo, es suave y preciso. En ningún momento me llegó a saltar un punto muerto.

La potencia de frenada me ha parecido más que suficiente, aunque a veces debas apretar la maneta más de lo esperado para obtener el mordiente disponible. Quizá, con otra bomba y otros latiguillos, las reacciones serían más directas.ver galeríaBenelli 752 S, prueba a fondo en 2020La Benelli 752 S es una atractiva italiana, fabricada en China por Qianjiang

Del ABS decir que me ha parecido bien reglado. Apenas alarga las frenadas. En definitiva: estamos ante una moto seca y seria, con un excitante sonido saliendo por el escape, que no dejará que aburras entre curvas.

Conclusiones

Es cómoda, a pesar del asiento. Es divertida, a pesar de su peso. Por su tamaño aparenta ser una 1200. No parece estar mal acabada y es atractivamente italiana aunque la produce Qianjiang, la sociedad que ostenta la propiedad de la marca. Decir que Qianjiang, a su vez, está controlada por el gigante automovilístico chino Geely. Geely es dueño de Volvo, del 9,7% de Daimler Benz (a 2018), de Proton, de Lotus y de otras muchas marcas que ni siquiera conocemos en Europa... Están llegando.


Los que han leído esta noticia, también han leído...