Aprilia Caponord Travel Pack

Eduard Fernández Masó

5 votos

ver galeríaAprilia Caponord Travel Pack

Los amantes del segmento de las grandes trail estaban esperando la renovación de la Caponord y por fin llegó. La primera Caponord del año 2001 se caracterizó por montar una parte ciclo muy eficaz y un motor realmente espectacular, herencia como no, de la experiencia en carreras de Aprilia. La nueva Caponord se posiciona entre las grandes trail asfálticas del momento como rival directa de la Ducati Multistrada pero también rivaliza con la Kawasaki Versys 1000 e incluso con la KTM 990 SM-T.

Esta moto había despertado la curiosidad de muchos al no saberse si los de Noale se decantarían por la motorización V4 heredada de la SBK RSV4 como hizo en su día Honda con la Crosstourer o si finalmente se montaría el bicilíndrico inspirado en la Dorsoduro 1200.

Finalmente se escogió la opción bicilíndrica para decepción de algunos, que esperaban un auténtico "pepino" con corazón de SBK, entre los que me incluyo. Pero después de la presentación mundial a la prensa que tuvo lugar en la isla de Cerdeña, David Remón volvió con muy buenas sensaciones que ya nos explicó ampliamente en su toma de contacto. Pero escéptico de mí, hasta que no probé la Dorsoduro y pude hacerme unos cuantos kilómetros, no me di cuenta que el V4 no habría sido mejor que la actual. ver galeríaAprilia Caponord Travel Pack
La verdad es que la Caponord es una moto grande, de un tamaño considerable, con presencia y que al principio puede imponer cierto respeto. No es una moto para iniciarse, todo y que al poco de manejarla ya te has hecho a ella y resulta de lo más fácil. Es una moto muy cómoda, con un manillar ancho y con una estudiada de ergonomía. Es una moto que agrupa todo lo que un rutero puede necesitar, eso sí, con tendencia asfáltica ya que las llantas de 17 pulgadas la limitan únicamente a trazados asfálticos.

Hay dos versiones de esta recién llegada, el modelo Caponord y la Caponord Travel Pack. El modelo estándar se presenta con control de tracción (ATC), ABS y el sistema de acelerador electrónico (Multimap Ride by Wire), mientras que la versión Travel Pack viene equipada hasta los dientes.
Nosotros pudimos probar, la versión más equipada, que aparte del equipamiento ya nombrado de la versión estándar, trae las maletas laterales en color de la moto, el caballete central, el control de crucero y las nuevas suspensiones "inteligentes" ADD.

Hasta el fin del mundo

ver galeríaAprilia Caponord Travel Pack

Aprilia sigue siendo una de las marcas más laureadas en los circuitos de velocidad, no es de extrañar que llegada la hora del cambio de su trail, hayan optado por "asfaltizar" totalmente su nueva creación. La parte ciclo de la "Capo" sigue la tendencia de los últimos modelos naked, es decir, un chasis mixto de fabricación tubular y piezas de aluminio que ya se habían podido ver en las familias Shiver, Mana, Dorsoduro y ahora en Caponord. Como es habitual en las Aprilia las sensaciones dinámicas son muy buenas, muy fieles y fáciles.

El peso de la Caponord no es excesivo a pesar de tratarse de una maxi-trail con todas las letras. Los 228kg en seco de la versión Travel se controlan bastante bien, con los brazos y también con las piernas. La posición es erguida y al momento de sentarte encima de ella, los mandos están en su sitio y todo queda "a mano". La cúpula es fácilmente regulable en altura mediante dos pomos a lado y lado, pudiéndose regular la altura a la medida que se necesite, sin tener que conformarnos con unas posiciones pre-establecidas. La protección aerodinámica general es buena. ver galeríaAprilia Caponord Travel Pack

La cúpula protege bien incluso en su posición más baja y si la subimos hasta el tope nos derivará el aire sin ningún problema de todo el tronco sin crear ninguna turbulencia en el casco. El frontal sigue la línea del buque insignia de la marca, la RSV4 e igual que toda la gama carenada incluidos el scooter grande de la casa el SRV 850. Con esta fuerte presencia la Caponord luce una línea de lo más agresiva y con los acabados a los que nos tienen acostumbrados los italianos.

La parte trasera es amplia pero no se ha seguido el diseño de la familia Dorsoduro con los dos escapes saliendo por el colín, sino que se ha optado por un escape lateral. Esta decisión beneficia enormemente la colocación y la capacidad de las maletas laterales. Los soportes que sujetan estas maletas están perfectamente integrados en la línea de la moto, por lo que al circular sin ellas queda igualmente bien terminada y estilizada.


Curvas, rectas, curvas

ver galeríaAprilia Caponord Travel Pack

La Caponord es una de esas motos que devora kilómetros con una facilidad pasmosa, es como sentarte encima de ella e ir en el AVE. Cómodamente colocado vas viendo pasar el paisaje, oliendo los prados o simplemente sintiendo su parte ciclo o motor. Es una moto muy agradable de conducir, potente pero dosificable. Las tumbadas se suceden sin demasiados esfuerzos y su elevada estabilidad permite tumbar sin más preocupaciones.

Curiosamente el silenciador del escape se puede regular en altura para permitir la colocación de la maleta lateral, una solución de lo más ingeniosa. Solamente se tendrá que ir con cuidado en la posición más baja del escape ya que si tumbamos con muchas ganas es posible que termine rozando el protector anti calórico.

La orientación totalmente asfáltica de la Caponord permite una conducción muy deportiva, las llantas de 17 pulgadas calzadas con neumáticos deportivos cumplen su objetivo con creces y la buena transmisión de información que ofrece el bastidor es otro de sus puntos fuertes. Las suspensiones "inteligentes" también tienen mucho que ver en el buen comportamiento de esta trail. ver galeríaAprilia Caponord Travel Pack

Como ya avanzábamos al inicio de esta prueba, la Caponord se presenta en dos formatos, por una parte la versión estándar que viene con el ABS y el ATC (control de tracción de serie), incluyendo los soportes de las maletas pero sin ellas. La Caponord Travel Pack es la más completa, que además de ese ABS y ATC, trae las maletas de serie, el caballete central, el control de velocidad automático y las suspensiones electrónicas de gestión automática (ADD).

El sistema electrónico realizado por Sachs utiliza la misma tecnología empleada en la BMW HP4 o la Ducati Multistrada 1200 o en la versión WP la KTM 1190 Adventure. El ADD es un sistema de suspensión "semiactiva" que está midiendo continuamente las irregularidades de la carretera mediante sensores en horquilla y amortiguador. A su vez ajusta el hidráulico y amortiguador a tiempo real para minimizar las reacciones de la moto tanto en comodidad como en efectividad. A parte de esto los diferentes mapas de configuración permiten seleccionar la calibración de las suspensiones.


Secretos de Noale

ver galeríaAprilia Caponord Travel Pack

El poderoso bicilíndrico consigue una de las mejores reacciones del segmento de los grandes trail. Quizás sus 125 CV no sean una cifra para emocionar a los más exigentes, pero la manera en que son entregados a buen seguro no decepcionarán a nadie. Este conjunto formado por el motor, inyección y acelerador electrónico Ride-by-wire forman un gran equilibrio.

La dosificación de la potencia desde puño del gas es realmente fiel y permite no tener que estresarnos con el cambio de marchas ya que una marcha más o menos no será ningún problema. Siempre hay potencia cuando se le pide y sobre todo, no hay estridencias o traqueteos que incomoden a baja velocidad. ver galeríaAprilia Caponord Travel Pack
Las velocidades mantenidas son también muy agradecidas ya que el motor es todo lo contrario a brusco y para los auténticos tiramillas que se decidan por la versión Travel Pack, el "Cruise Control" les vendrá que ni pintado para olvidarse de los radares y de estar mirando el velocímetro continuamente.

Evidentemente una buena capacidad de combustible en el depósito es fundamental para no tener que estar preocupado por los repostajes. Los 24 litros incluidos 5 de reserva, permiten realizar tiradas muy largas y si tenemos en cuenta que durante la prueba que realizamos con la Aprilia el consumo medio se situó en 6 litros lo que nos permitiría unas tiradas de aproximadamente 400 km sin repostar.

El peso total de unos 250 km con todos los llenos no es exagerado para una de las dimensiones de la Caponord, pero al ser una moto alta (altura del asiento de 840mm) se tendrá que ser cauto al dejarla aparcada en una cuesta por ejemplo. No es difícil subirla y bajarla del caballete central, pero siempre se tendrá que estar concienciado y más si se llevan las maletas llenas de equipaje.


El sector en alza

ver galeríaAprilia Caponord Travel Pack

Realmente el sector trail a dado un paso de gigante es estos últimos años, todas las marcas tienen una maxi-trail más o menos de última hornada y la demanda de este tipo de moto se prevé en aumento los años venideros (Ver apartado rivales). Dentro de este sector la Aprilia Caponord se situaría entre las que han escogido el corte asfáltico y una vez ahí entre las bicilíndricas.

Por tanto la rival por naturaleza es la Ducati Multistrada pero resultan ser a la práctica bastante diferentes en cuanto a carácter. En resumen la Caponord sería una buenísima alternativa para todos aquellos que gustándoles las motos italianas, se desmarcan un poco de Ducati o que directamente buscan una opción menos agresiva.

La Aprilia es una muy buena opción para todo uso, con unas posibilidades viajeras enormes pero que se desenvuelve bien también en el día a día siempre que seamos conscientes de que tenemos una moto grande en nuestro haber.

PVP:
APRILIA Caponord Travel Pack 15.999 €

5 votos