La siniestralidad desciende: La siniestralidad de las motos desciende susta

Eduard Fernández Masó

ver galeríaLa siniestralidad desciende

Según los datos facilitados por ANESDOR (Asociación Nacional Empresas Sector Dos Ruedas) los resultados de 2011 en materia de Seguridad Vial han resultado muy positivos y esperanzadores para el sector de las dos ruedas. La motocicleta ha demostrado una vez más, un excelente comportamiento, reduciendo las cifras de siniestralidad año tras año, una tendencia a la baja que se mantiene ininterrumpidamente desde el 2007, año respecto al que se ha reducido la cifra en un excelente 45%.
La siniestralidad de 2011 muestra un descenso del 10% respecto a las cifras del año 2000, pero este dato es mucho más significativo si se tiene en cuenta que hay que cuantificar la enorme evolución del parque de motos en este periodo. Con 1.339.356 más de motocicletas, el parque ha crecido en un 92,6% en los últimos 11 años, lo que demuestra una vez más, el comportamiento ejemplar que mantiene el usuario de motocicleta en los últimos años.
La tasa de siniestralidad por millón de motos también ha bajado significativamente, pasando de 179 fallecidos en el año 2000 a los 84 de 2011, un índice muy positivo que mantiene una constante tendencia a la baja.
El usuario de moto también demuestra año tras año una mayor concienciación en seguridad vial. Las cifras de siniestralidad así lo corroboran, pero también lo indican datos como el extensivo uso de accesorios de seguridad, presentes en el 98% de los siniestros analizados por la Dirección General de Tráfico.
José María Riaño, Secretario General de ANESDOR, comentaba: -"2011 ha sido un año muy positivo en materia de Seguridad Vial para el sector de la moto, algo que venimos destacando desde tiempo atrás. Es muy importante para nosotros que se entienda que la moto muestra cada día un mejor comportamiento en materia de seguridad y contrarrestar la mala imagen que, en ocasiones, se asocia con estos vehículos. También es importante que se entienda al motorista como usuario vulnerable tal y como se considera a los ciclistas y peatones. Todos son víctimas de un tráfico demasiado agresivo que tiene graves consecuencias con los usuarios más débiles. Por último, no nos cansaremos de repetir que la moto es un vehículo económico, con múltiples cualidades medioambientales y óptimo en materia de movilidad".

ver galeríaLa siniestralidad desciende

Según los datos facilitados por ANESDOR (Asociación Nacional Empresas Sector Dos Ruedas) los resultados de 2011 en materia de Seguridad Vial han resultado muy positivos y esperanzadores para el sector de las dos ruedas. La motocicleta ha demostrado una vez más, un excelente comportamiento, reduciendo las cifras de siniestralidad año tras año, una tendencia a la baja que se mantiene ininterrumpidamente desde el 2007, año respecto al que se ha reducido la cifra en un excelente 45%.

La siniestralidad de 2011 muestra un descenso del 10% respecto a las cifras del año 2000, pero este dato es mucho más significativo si se tiene en cuenta que hay que cuantificar la enorme evolución del parque de motos en este periodo. Con 1.339.356 más de motocicletas, el parque ha crecido en un 92,6% en los últimos 11 años, lo que demuestra una vez más, el comportamiento ejemplar que mantiene el usuario de motocicleta en los últimos años.

La tasa de siniestralidad por millón de motos también ha bajado significativamente, pasando de 179 fallecidos en el año 2000 a los 84 de 2011, un índice muy positivo que mantiene una constante tendencia a la baja. El usuario de moto también demuestra año tras año una mayor concienciación en seguridad vial. Las cifras de siniestralidad así lo corroboran, pero también lo indican datos como el extensivo uso de accesorios de seguridad, presentes en el 98% de los siniestros analizados por la Dirección General de Tráfico.

José María Riaño, Secretario General de ANESDOR, comentaba: -"2011 ha sido un año muy positivo en materia de Seguridad Vial para el sector de la moto, algo que venimos destacando desde tiempo atrás. Es muy importante para nosotros que se entienda que la moto muestra cada día un mejor comportamiento en materia de seguridad y contrarrestar la mala imagen que, en ocasiones, se asocia con estos vehículos. También es importante que se entienda al motorista como usuario vulnerable tal y como se considera a los ciclistas y peatones. Todos son víctimas de un tráfico demasiado agresivo que tiene graves consecuencias con los usuarios más débiles. Por último, no nos cansaremos de repetir que la moto es un vehículo económico, con múltiples cualidades medioambientales y óptimo en materia de movilidad".