1º Bassella Trail Camp: Renace una especialidad

Paulino Arroyo

3 votos

En el 1º Bassella Trail Camp hubo para todos, maxi trails como la BMW R1200 GS Adventure que escogí en esta ocasión, ligeras enduro, trails de media cilindrada y con todo tipo de neumáticos. Y dependiendo de los gustos, del nivel y de la moto, algunos disfrutaron del off road puro, de caminos sin asfaltar, otros de buen asfalto y de estrechas carreteras como en mi caso, y siempre sin tránsito por espacios exclusivamente vecinales. El trail tuvo su época, tan intensa o más que cualquier otra opción actual e incluso fue la base de formación para millones de motoristas. Pero algo ha cambiado en los últimos años y aquellos que desean practicarlo en la actualidad se enfrentan a algunos problemas como la prohibición de rodar por los caminos. 

Una genuina jornada trail

ver galería1º Bassella Trail Camp: Renace el trail1º Bassella Trail CampBassella ha demostrado reunir todos los elementos necesarios para convertirse en el paraíso de las motos trail y era mi asignatura pendiente desde hace ya muchos años. El Museo de la Moto de Bassella es un lugar de peregrinaje ineludible si te interesa un poco la historia de la moto. Y desde ahora es también un referente para la práctica del trail, pues para enduro es ya un importante enclave: la Bassella Race, una espectacular prueba de enduro que no puedes perderte.

Este ha sido un encuentro multimarca pensado para todos los niveles de pilotaje, tipos de moto y de neumático, con diferentes rutas a elegir (asfalto, off road y mixtas) y con monitor o guía que abre camino. Ademas se han celebrado diversas actividades complementarias que tuvieron como escenario a las instalaciones de Bassella Experiences a muy poca distancia del Museo de la Moto, a orillas del pantano de Rialb. Aquel fue el centro neurálgico del evento, que contó con participantes procedentes de diferentes puntos del país. Lo cierto es que nos lo pasamos en grande descubriendo parajes espectaculares, pistas off road y multitud de carreteras secundarias muy poco transitadas.

Todas las rutas, con salida desde el Museo Moto Bassella, colaborador del evento, también podían recorrerse por libre, con road-book facilitado por la organización o vía GPS, lo que nos permitía elegir aquella modalidad que mejor se adaptaba a nuestro nivel o nuestras necesidades. Algunos participantes pudieron disfrutar del curso de introducción al Trail, impartido por 30mps Adventure. También demostraron sus habilidades en la prueba del Desafío Supertrail, un circuito de obstáculos de nivel más que notable que había que completar en el menor tiempo posible. El ganador fue Juan Palomba a los mandos de su KTM Adventure, con un tiempo de 1’58’’, que se llevó como premio un juego de neumáticos cedidos por Michelin. Personalmente esperaré al año próximo pues la BMW R1200 GS Adventure no era la mejor opción para un circuito tan enrevesado y técnico. 

Colaboradores y patrocinadores

ver galería1º Bassella Trail Camp: Renace el trail1º Bassella Trail Camp

Alforjas Wunderlich impermeables, gentileza de Moto 2 y un casco valorado en 700 € aportado por Motosprint, fueron algunos de los obsequios que se entregaron al final del evento, además de algunas pequeñas bolsas impermeables para el movil, entregadas a aquellos que tuvieron un húmedo encuentro con el río. Pero los colaboradores y patrocinadores que han hecho posible esta primera edición pasa por los ayuntamientos implicados y tambien por instituciones a empresas privadas. Cabe agradecer la colaboración especial de los diferentes ayuntamientos e instituciones del Alt Urgell, Solsonès y Noguera. También a todas las empresas que han apoyado esta primera edición del Bassella Trail Camp: 30mps Adventures, Moto2, BMW Motorrad España, Motosprint, Catalunya Road Book, Navigator, KTM Italomotor, Triumph, Michelin y Moturisme Ara Lleida. De hecho no creo que faltara ningún ingrediente para que el evento fuera todo un éxito, como así ha sido. Visto lo visto en esta primera edición le auguro un futuro prometedor hasta convertirse en un referente del sector trail. 

BMW R1200GS Adventure

ver galería1º Bassella Trail Camp: Renace el trail1º Bassella Trail CampA priori mi intención en esta primera edición de la Bassella Trail Camp era participar en los recorridos mixtos. Estos implicaban cierta dificultad asumible en pistas con ruedas de tacos y también buena parte sobre asfalto. Pero puesto que debía acompañarme un guía y el domingo, el día elegido por mi, nadie más optó por ese tipo de recorridos, me sumé al 100% asfalto. Además los neumáticos de la BMW R1200 GS, unos Michelin Anakee III, aunque sobre suelo seco y mojado se comportan de modo excelente, no eran los más adecuados para pistas muy embarradas como las próximas a Bassella. Las lluvias habían sido copiosas y aunque me apetecía mucho, creo que tuve suerte pues rodamos rápido, sobre asfalto en mal estado, con este muy afectado por obras y por las copiosas nevadas del pasado invierno. En esas circunstancias en ningún momento tuve sensación de inseguridad o de pérdida súbita de tracción. Incluso sobre gravilla, en curva y a buen ritmo, la electrónica con el control de tracción activado y en modo road, cumplía en ocasiones contadas con su cometido. El ABS tampoco se mostraba intrusivo, pues es cierto que utilizaba la buena retención del motor, más que la frenada evitando el inicio del bloqueo. 

La BMW R1200 GS Adventure no es una moto ratonera, de poco peso pero sí se muestra ágil y resolutiva si la conduces con decisión y la determinación necesaria. Ella se comporta mejor de lo que parece en cualquier situación, siempre y cuando no se trate de improvisar. Los 244 kilos de peso no son pocos si el asfalto desaparece de modo súbito. Y por mi estatura de poco más de un metro y setenta centímetros, los 85 cm de altura del asiento no permiten apoyar ambos pies con soltura en el suelo. Tampoco el ancho en la zona del asiento permite que las piernas bajen verticales al suelo. 

ver galería1º Bassella Trail Camp: Renace el trail1º Bassella Trail Camp

Pero lo mejor es la cifra de par y de potencia. En marchas largas la respuesta es excelente pues el par está cerca de los 13 Kgm a solo 6.500 rpm. Y la potencia que encuentras entre curva y curva te sorprende pues llega a los 125 CV a 7.750 rpm. Cuando las carreteras son tan estrechas, y los tramos entre curvas muy cortos, un exceso de potencia es incluso un problema. Pero el alto nivel de tracción, y las ayudas a la conducción de la BMW, ponen las cosas en su sitio en cualquier situación. Sinceramente agradecí que los recorridos con barro fueran tramos cortos pero me encontré muy cómodo en aquellas carreteras asfaltadas rodando rápido. Por cierto... ¡jamás olvidaré el susto del regalo que nos hizo la organización!.

Me explico. Simularon la foto de un radar, el tradicional blanco y negro algo borroso propio de la DGT o del Mossos y nos anunciaron que los Mossos habían estado allí y algunos habiamos caído. Entre el corazón acelerado por el ritmo mantenido segundos antes, la subida de adrenalina que eso implicaba y saber que la jornada llegaba a su fin... en mi caso y durante unos segundos, ¡me despedí de mi carnet de conducir!. Pero todo fue una broma muy bien urdida que ahora puedo contar.

Objetivo cumplido

ver galería1º Bassella Trail Camp: Renace el trail1º Bassella Trail CampEl trail tuvo su época, tan intensa o más que cualquier otra opción actual e incluso fue la base de formación para millones de motoristas, pero algunos nos iniciamos en carretera y tenemos, ahora, la necesidad de mejorar nuestra conducción por pistas. En aquellos años las trail servían para todo pero los fabricantes optaron por crear las maxi trails, motos más pensadas para viajar sobre asfalto que para afrontar un camino embarrado… y mira por dónde, por otros motivos, se prohibió el acceso al medio natural…

El auge de unos estilos en detrimento de otros consiguen fidelizar a unos motociclistas con aquel modo de entender la motocicleta que, casualmente, coincide con “su” momento. aquel en el que ha de elegir el estilo de moto y el uso al que la destinará. El trail como lo entendíamos en los años ochenta y noventa estaba en crisis. En muchas zonas de nuestro país se considera un delito circular por los caminos en moto. Pero en el Bassella Trail Camp hemos redescubierto una especialidad en franca regresión. Prometo volver... ¿y tú, tienes una trail?

3 votos