Yamaha MT-07

ver galeríaYamaha MT-07Yamaha MT-07

Yamaha presenta su nueva peso medio de dos cilindros: La MT-07. El modelo que faltaba para completar su gama naked. La firma de los diapasones por fin entra en el club de la ER6, la Gladius 650 y la NC700. Le asignan el calificativo de MT (Master Torque) o sea, máxima patada, y a la vista de los datos técnicos, no se han andado con remilgos Su potencia y par son: 74,8PS a 9.000 rpm y 68 Nm a 6.500 rpm. Ambos valores por encima de la Kawa (72,1 CV) y de la Suzuki (69 CV). Honda, con la potencia, decidió pegarse un tiro en el pie con esos 47 caballos, aunque no le está yendo nada mal.

Otro dato sorprendente es el peso declarado: 179 kg en orden de marcha. En seco se queda en unos brillantes 164 kg. Sobre el papel es la más ligera de todas y la que ofrece, con diferencia, la mejor relación peso potencia de la categoría. La más potente, la más ligera y en Yamaha hablan de un precio asequible... Pinta bien.

Detalles del motor

El motor es completamente nuevo. Yamaha ha diseñado un compacto y moderno twin paralelo de 689 cc. El cigüeñal está calado a 270º (medio crossplane), una tecnología propia de Yamaha, utilizada por primera vez en las motos de serie con la TDM de los 90. El sonido de estos motores es inconfundiblemente: suenan a Ducati.

Con este inédito motor Yamaha ha recurrido a la solución de los cilindros offset que desalinea los ejes de giro de la biela. Un sistema utilizado por Honda y, recientemente por Kymco en sus 300, para reducir las fricciones entre pistón y cilindro durante la explosión. Una solución que mejora los valores de par motor y disminuye el consumo. Por cierto, los pistones son forjados.

El chasis lo han resuleto con un tubo de espina central dejando el motor suspendido en el aire y la culata envuelta por una multi tubería redonda. La horquilla delantera, con barras de 41 mm de diámetro, es de tipo telescópico con un recorrido de 137 mm. La suspensión trasera dispone de un amortiguador colocado en posición horizontal y directamente anclado al motor; recorre 130 mm.

Con un avance de 90 mm y los escasos 1.400 mm de distancia entre ejes, todo apunta a una geometría bastante radical. En cuanto al reparto de pesos, hablan de una concentración de masas en la dirección y una posición de conducción adelantada, vertical. Han buscado una moto ágil, divertida y de dirección rápida. El asiento está situado a 805 mm de distancia al suelo. La frenada la han resuelto con dos discos delanteros de 282 mm mordidos por sendas pinzas monobloque de 4 pistones. El disco del freno trasero es de 245 mm.

El cuadro de instrumentación es totalmente digital a excepción de los testigos. La iluminación está conferida a una óptica multi reflectante y un piloto trasero tipo LED.

La estética es agresiva. Destacan las tomas de aire y los colectores de escape por debajo.
No deja de tener cierto aire V-Max. De chica mala. En Yamaha hablan de un diseño inspirado en el "lado más oscuro de Japón". Habrá que esperar para saber el precio. Tendrán preparada una versión limitada a 35Kw.

Texto José María Marfil
Yamaha Press