Yamaha R6: Venerada minoría

Eduard Fernández Masó

4 votos

Última representante de una venerada generaciónver galeríaYamaha R6

Siguiendo con todas las novedades vistas en el Salón de Milán, Yamaha Europa nos invitó a la presentación europea de la R6 en el circuito de Almería. Hasta allí me desplacé para poder probar la nueva Yamaha YZF de Supersport. La verdad es que estaba impaciente por probar una de las Supersport con las nuevas limitaciones europeas Euro4 ya que la potencia teórica en este modelo descendía sustancialmente de 128 CV a 118 CV… sin duda una diferencia de potencia importante.   

Pero no solo de potencia vive el hombre y la R6 ha estrenado además de nuevas restricciones, nuevos compontes electrónicos y nueva parte ciclo. Por tanto se mantienen el chasis y basculante además del motor. También cambia por completo la estética de la moto que pasa a ser realmente parecida a la R1 y a la M1 de MotoGP. El panel de instrumentación es el mismo que la R1 del modelo anterior del actual, la primera Crossplane para entendernos. El tamaño a primera vista parece haber encogido y és que su diminuto colín inspirado en el de la R1 parece ciertamente más compacto y sobretodo ligero. Dos tapas que unen el asiento del acompañante con el paso de la rueda trasera es el único colín que veremos en la R6.

El asiento es muy estrecho en la parte que se une con el depósito. La R6 es una moto con el asiento bastante elevado y los 850 mm que hay hasta el suelo no pondrán las cosas fáciles a los que no tengan la pata larga. Pero para una moto que está totalmente pensada y diseñada para circuito no hay que buscarle las comodidades. La verdad es que sus estribos son muy altos y los semi manillares muy bajos por lo que la posición es de total ataque.

Primera y gasver galeríaYamaha R6

El circuito de Almería es uno de mis preferidos y una moto deportiva de 600 es perfecta para ese trazado. Realmente una deportiva de 600 es la mejor opción para divertirse en un circuito ya que las SBK de 1000 cc son demasiado potentes a no ser que estés muy muy en forma y lo tengas todo muy claro. Llegué a Almería un poco dolorido de una pierna precisamente por una caída esa misma semana en una presentación del nuevo Dunlop SportSmart MAX.El nuevo tren delantero heredado de la R1 es una buena evolución

La culpable fue mi baja forma física debido a mi reciente paternidad, combinado con una Kawasaki ZX-10R además de una pista muy fría y unas presiones demasiado elevadas para ir rápido con una SBK. Sea como sea la razón, al subirme a la R6 me pareció una medida mucho más lógica y más que suficiente para disfrutar. Realmente si lo que se quiere es pasar un buen día de circuito divirtiéndote, una 600 será la medida ideal.ver galeríaYamaha R6

La R6 es fácil y manejable, se siente muy ligera y muy controlable. Como toda SSP es necesario un paso por curva rápido ya que la potencia no lo es todo y la técnica de frenar tarde y recuperarlo después con el acelerador no funcionará. El nuevo tren delantero de la R6 es una buena evolución para conseguir un poco de confianza extra. La horquilla Kayaba se hereda directamente de la R1 pasando a tener unas barras de 43 mm en lugar de los 41 mm del modelo anterior. Las tijas son un poco menos rigidas para seguir teniendo unas buenas sensaciones sin que sea demasiado radical.Realmente me quedé sorprendido de la buena frenada de la R6

La verdad es que el tren delantero me gustó mucho y permite una confianza absoluta en las tumbadas. La frenada se confía a dos discos de 320 mm mordidos por las ya habituales pinzas made in Yamaha que tan buenos resultados le han dado siempre. La bomba radial como novedad está firmada por Nissin y permite una dosificación perfecta. Realmente me quedé sorprendido de la buena frenada de la R6. Enorme potencia y también dosificación. El ABS deportivo también está presente en el nuevo modelo y a parte de ser obligatorio para la Euro4 permite una seguridad máxima en carretera. Muy acertada por tanto la decisión del cambio de horquilla de por la de la R1 junto a sus frenos.

 

Grata sorpresaver galeríaYamaha R6

Si hay algo que recordaba del anterior modelo de R6 era lo rápida y efectiva que era el modelo precedente. La actual me pareció igualmente rápida pero quizás con el motor un poco más dócil que el anterior modelo. Las 600 deportivas hay que llevarlas muy  altas de vueltas y es en este punto donde noté que quizás el par motor era algo inferior. Realmente la moto ha perdido 10 CV arriba del todo, justo donde se necesita para arañar algunos segundos al cronómetro, pero también es verdad que en el resto del tacómetro la moto empuja con ganas. Realmente en una conducción por carretera no necesitaremos pasar de las 14.000 rpm que es donde la R6 pierde ese poco de picante.El motor pierde 10CV pero se pueden recuperar fácilmente

Pero no todo está perdido, ya que Yamaha nos reservó una sorpresa muy interesante. Tres Yamaha R6 sin catalizador y con ajustes de inyección para rendir a pleno pulmón estaban preparadas para que las probásemos sin restricción alguna. Eso fue otra historia. El motor en la parte alta era totalmente diferente, con una patada a partir de las 10.000 rpm realmente potente y hasta las 16.000 rpm. Ese si es el carácter que recordaba en este motor. Obviamente hay que sumarle las novedades electrónicas que aporta la R6. Para empezar el Quick Shifter permite empalmar las marchas de una manera rápida y precisa sin tener que estar pensando en nada más que no sea bajar los tiempos o disfrutar. El control de tracción TCS de 6 niveles procurará para que el neumático trasero no deslice más de la cuenta. Tres modos de conducción harán la conducción más asequible en condiciones climatológicas un tanto adversas.ver galeríaYamaha R6

La verdad es que la R6 está cargada de tecnología como le toca a una moto de sus características, lejos ha quedado la época que las SSP eran las hermanas pobres de las deportivas. También es verdad que las tarifas han aumentado enormemente.

Pero si tengo que ser sincero la sensación de control y disfrute que experimenté con la R6 no la he experimentado con otra tetracilíndrica de litro moderna. Bueno con la R1 y su motor Crossplane si se experimentan sensaciones muy emocionantes sin sobrepasar las leyes de lo estratosférico. Componentes de máxima actualidad como el depósito de aluminio y el nuevo subchasis de magnesio son buenos ejemplos de que Yamaha pone todo su empeño en crear no solo máquinas rápidas sino que también crea autenticas obras de arte rodantes.

La matrícula, menos sentido que nuncaver galeríaYamaha R6

El descenso en las ventas de deportivas en Europa es realmente abrumador, de las 160.000 unidades vendidas desde que se lanzó el modelo en 1999, la R6 hoy en día se podría considerar una moto exótica ya que la venta de este tipo de moto en nuestro país es realmente residual hoy por hoy. Si a esto le sumamos que el precio de las motos potentes está más penalizado que nunca por el impuesto de Co2 nos encontramos con un precio de tarifa para esta R6 con su matricula de 15.899€.

Por tanto hay que hacer un “cambio de chip” y pensar que las deportivas de hoy en día son motos de competición puras y de ahí su elevado precio. Soy el primero en reconocer que esta decisión me duele en el alma ya que pertenezco a la generación que aprendimos a ir en moto con las deportivas, entonces no había tantas categoría como hoy en día. Realmente las deportivas se han quedado para uso en circuito y el poder matricularlas para usarlas por la calle se ha convertido en un capricho muy caro. Pero bueno ¿quién dijo que los caprichos no eran caros? Actualmente comprar una R6 para usar por la calle es un capricho caro pero que merecerá la pena para los más románticos de las motos deportivas que los hay y muchos repartidos por el mundo.     

 

Las 600 se extinguenver galeríaYamaha R6

La categoría de “600” como se ha llamado toda la vida a la categoría inferior de SBK no están pasando por su mejor momento. Las motos deportivas en general han quedado en un segmento muy minoritario de ventas y la nueva Euro 4 no va a ayudar en este sentido.  El WorldSSP, campeonato que las representa, al ser un campeonato a nivel mundial, la normativa antipolución europea tampoco afecta demasiado por reglamento ya que todas las motos que disputan el campeonato se venden en el resto del mundo.

Pero la realidad es que la que fuera una categoría de superventas ahora está en horas muy bajas. La categoría Supersport del mundial de SBK poco a poco se va quedando por lo menos estancada, ya que de los modelos presentes  en la categoría del WorldSSP de momento solamente la MV Agusta F3 y la Yamaha R6 se han adaptado a la Euro4.ver galeríaYamaha R6

Esto es como un pez que se muerde la cola, si no hay ventas no hay interés comercial y por lo tanto no hay evolución de los modelos. Hace algunos meses os escribí una prueba de la Honda CBR600RR para rendirle homenaje a la jubilación de este icónico modelo en nuestro mercado ya que no se adaptará a la Euro4.

De momento  en Europa veremos si el resto de representantes como Kawasaki, Suzuki u Honda hacen el paso de homologar sus modelos para la calle. Pero al final el consumidor tendría que ser el que apoyara esta categoría y de momento esto parece que no va a suceder. Hasta que lleguen estas novedades podéis comprar a muy buen precio en nuestro portal alguna Supersport con algunos añitos pero igualmente válidas para gozar como lo hice yo en Almería.

4 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...