Yamaha YBR 125 Classic: Rollito custom

Yamaha YBR 125 Classic: Rollito custom

ver galeríaYamaha YBR 125 Classic: Rollito custom

Rollito custom

En Yamaha se las saben todas, y a partir de la naked urbana YBR125i, con un toque por aquí y otro por allá, se han sacado de la chistera un modelo con aire custom y, ya puestos, a precio de 'rollito de primavera' gracias a su fabricación en China. Eso sí, con los estándar de calidad de Yamaha. Rollito... Custom para moverte con estilo por la ciudad. La agilidad y ligereza son condiciones indispensables para moverse por la ciudad entre el habitual caos del tráfico, y las 'naked' 125 4T lo cumplen sin ninguna dificultad intentando hacerse un hueco en el mercado como alternativa 'moto' frente a los scooters.


PVP:
YAMAHA YBR 125 Classic 2.299 €

Texto y acción: Fortunato J. Sanz

Aspecto exterior

ver galeríaYamaha YBR 125 Classic: Rollito custom

Una de las pioneras de la categoría naked fue la YBR125, fabricada en China bajo los estándares de calidad de la marca de los diapasones cruzados. Después de renovarse para el Euro 3 pasándose a la inyección electrónica, conservando la filosofía de moto compacta y económica tanto en adquisición como en mantenimiento, nos llega "vestida" al estilo custom con unos toques estéticos, que, sin llegar a convertirla en una auténtica custom, la dan un estilo diferente al de una naked normal. En general, goza de un buen acabado, como corresponde a la marca de los diapasones, y gracias al recurso de la mano de obra china -a través del grupo Jianshe- se consigue también un precio contenido que, para la época que atravesamos, viene de perlas. Sólo supera en 100 € el de la versión naked, menos vistosa, por cierto.

Equipamiento

ver galeríaYamaha YBR 125 Classic: Rollito custom

El equipamiento no tiene nada que envidiar a modelos de más empaque, sobre todo su cuadro de instrumentos, que cuenta con toda la información necesaria, incluyendo nivel de combustible y cuentavueltas, toda ella perfectamente legible sin dejar de mirar el tráfico. Además, en esto es poco 'mentirosa', porque la velocidad marcada se ajusta a la realidad casi perfectamente, incluso si, me apuras, hasta tirando un pelín por abajo.
Cuenta con una pata de cabra que no se recoge sola -afortunadamente- y que tiene un sistema de corte de encendido cuando está desplegada y alguna marcha engranada, a la que acompaña un caballete central bien ubicado, lo que convierte en sumamente sencillo subir la moto en él. Su compartimento lateral -bajo la tapa lateral izquierda- peca de falta de espacio: la documentación -si te fías- y un par de herramientas es lo más que podrás meter. Imperdonables son las estriberas fijas sin bisagra en el tubo soldado al bastidor, que se doblarán a la mínima caída y tocará enderezarlas, y eso si el tubo no se parte, claro. Destacable el haber mantenido el pedal de arranque, sumamente útil cuando la batería desfallece y que últimamente se está perdiendo en los motores de inyección.

Comportamiento

ver galeríaYamaha YBR 125 Classic: Rollito custom

En cuanto te montas ya aprecias sus reducidas dimensiones. Eso no impide que la postura no sólo no sea forzada, sino que sea cómoda, llegando fácilmente al suelo con las plantas de los pies -incluso para las tallas pequeñas- y manteniendo una postura de conducción muy natural gracias a la media elevación de su manillar tipo 'cuernos de vaca' que ayuda a evitar futuros dolores de espalda. Sus dimensiones y bajo peso marcan su comportamiento extremadamente ágil y que acusa la más leve insinuación de cintura que le hagas; está claro que la ciudad es lo suyo, permitiendo moverte entre el tráfico sin problemas 'de espacio', porque la altura de manillar y espejos hacen que pase por encima de la mayoría de retrovisores de los coches. Cuidado con los suelos mojados: sus finos neumáticos no son precisamente ejemplo de adherencia en mojado.

Motor

ver galeríaYamaha YBR 125 Classic: Rollito custom

El motor es, simplemente, una delicia. Aunque a simple vista parezca 'con solera', su diseño es reciente -cosa peculiar en este segmento, pero beneficiosa- y eso se aprecia en su finura de funcionamiento sin apreciarse vibraciones ni ruidos, así como un cambio preciso y suave, manteniendo incluso cierta garra en las aceleraciones a pesar de su contenida potencia.

Valoración Final

ver galeríaYamaha YBR 125 Classic: Rollito custom

En carretera abierta se muestra digna con una velocidad máxima que supera por poco la barrera de los 100 km/h, pero sus finos neumáticos desaconsejan 'alegrías' en zonas de curvas -no se puede tener todo- aunque las suspensiones dejan buen sabor de boca y mejor sensación en la espalda. Si vas solo no notas sus pequeñas dimensiones, incluso las agradeces. Pero con alguien detrás, la cosa se complica y aparecen la 'apreturas', llegando el pasajero a tener que sentarse ligeramente sobre las varillas del portabultos. El espumado del asiento cumple perfectamente, así como las estriberas, siendo destacable la facilidad de acceso gracias a su baja altura.