Triumph Bonneville T120 Yamaha XJR1300

Triumph Bonneville T120 vs Yamaha XJR1300: Mucho en común

Javi Millán

9 votos

La atemporalidad de lo bien creado

Existen numerosas motocicletas de estilo clásico en el mercado actual y dos buenas representantes son las protagonistas de este comparativo. Tanto la Triumph Bonneville T120 como la Yamaha XJR 1300 llevan el clasicismo en sus entrañas aunque por caminos algo diferentes. Si bien en la inglesa han recurrido a los orígenes de la Bonneville de finales de los ´50, en la japonesa se han retocado sus trazos originales de mediados de los ´90 dándole un toque más de los ´70-´80. Sí, detalles que hacen de ella más deportiva y algo menos voluminosa… Eso también ocurre con la Bonnie, donde nos encontramos con una motocicleta más compacta que la versión precedente y, por supuesto, más evolucionada -tecnológicamente hablando-, gracias a lo cual podría ser más atractiva respecto a su rival japonesa.

Sus ópticas delanteras circulares, de las de toda la vida, ese toque más o menos retro, evocando a las más ancestrales motocicletas donde el diseño eran trazos continuos, sin aristas. Aquí, poco o nada tiene un toque moderno, salgo la gestión electrónica. Así es, la Triumph juega la ventaja de haber sido una de las últimas creaciones en llegar y por ello supone un gran paso adelante en cuanto a lo ofrecido anteriormente. Cumple la normativa Euro 4, incorpora ABS, un motor de refriegración líquida, control de tracción, modos de potencia e incluso tecnología LED en su faro delantero. En el lado contrario la Yamaha, sin ABS, sin refrigeración líquida, sin control de tracción y ni siquiera modos de potencia, tan sólo inyección electrónica. En el fondo una motocicleta en estado puro. ver galeríaTriumph Bonneville T120 Yamaha XJR1300Fotos: Arnau Puig

Ambas pertenecen al segmento con cilindradas por encima de los 1.000 cc, existiendo opciones alternativas como la BMW R nineT, la Honda CB 1100 –recientemente actualizada- o también la Triumph Thruxton 1200. Las dos primeras ya las enfrentamos en su momento y, respecto a la Thruxton más moderna, comparte base mecánica – de 98 CV- con la T120 de este comparativo. En el caso de nuestras protagonistas estamos hablando de motos que se mueven en rangos de precio entre los 11.299 € de la XJR y los 12.100 € de la T120…

Muy comparables

Como se puede observar en las imágenes, estéticamente las diferencias entre ambas son bastante claras, sobre todo por la ausencia de cromados en la japonesa. No obstante si la unidad de pruebas de esta T120 hubiera sido la más oscura versión Black, la cosa hubiera cambiado algo. En cualquier caso, tanto la Triumph como la Yamaha son muy iguales en parámetros reseñables. Aparte de la cilindrada de tan solo 51 cc más a favor de la XJR,  el peso -240 kg-, la capacidad del depósito de combustible, la longitud o la configuración de suspensiones son casi calcados. Por otro lado, la batalla, la altura asiento o la potencia difieren ligeramente. 

También la mencionada terminación cromada de muchos de los elementos de la inglesa –retrovisores, agarradera trasera o el soporte del guardabarros delantero- y que, en el caso de su rival, lucen en un negro mate en la mayoría de los casos. Además  del mencionado paquete de seguridad incluido en la Bonneville, otros detalles como el caballete central hacen de ella aún más “retro”. Como también lo son sus llantas de radios, los fuelles de la horquilla delantera o esos dos escapes que acaban por la parte baja de cada lado…ver galeríaTriumph Bonneville T120 Yamaha XJR1300Triumph Bonneville T120 vs Yamaha XJR 1300

Aunque lo lógico -por potencia- hubiera sido sería comparar la XJR con la más potente Thruxton, dado el caso deberíamos también haber elegido la versión Racer de la japonesa, con su configuración de semi manillares. Pero nuestras dos protagonistas son -ergonómicamente hablando- más parecidas. El tema de la potencia motor tampoco creo que será un factor determinante en la elección de una u otra; el dos cilindros de la T120 ya rinde unos más que considerables 80 CV a 6.600 rpm por los 98 CV a 8.000 rpm de la XJR con sus cuatro cilindros. La Bonneville dispone de distribución con un árbol de levas y 8 válvulas, mientras que la XJR dispone de un doble y 16 v. También encontramos diferencias en las cajas de cambio, 6 velocidades por 5 y en la entrega del par motor, ofreciendo la Triumph mucho desde bajas vueltas -10,7 kgm a 3.100 rpm- mientras que la Yamaha lo da a medio régimen -11,1 kgm a 6.000 rpm.ver galeríaTriumph Bonneville T120 Yamaha XJR1300Triumph Bonneville T120 vs Yamaha XJR 1300

Una con todo, la otra con algo

Resulta cuando menos curioso que una motocicleta con un estilo tan clásico como la Triumph Bonneville incorpore elementos modernos como el acelerador electrónico, pero debemos aceptar poco a poco que si en el presente o futuro quieren mantener este tipo de motocicletas, deben adaptarlas a los tiempos que corren de una manera u otra. En Triumph lo han tenido muy en cuenta, haciendo de la T120 una de las más seguras -si no la más- del segmento. En este sentido la Yamaha poco tiene que hacer y se queda bastante rezagada en cuanto a la seguridad activa… La ausencia de ABS, el control de tracción o los modos de conducción hacen de ella una motocicleta de la vieja escuela. No obstante, una parte ciclo un poco por encima de la de su rival, enmascara ligeramente la ausencia de alguno de esos elementos. Porque perder el agarre trasero en el neumático de 180 será más complicado en seco e incluso las suspensiones algo mejores y con mayores posibilidades de regulación, hacen de la XJR una naked más deportiva y por lo tanto algo más preparada para llevarse al límite. Evidentemente ninguna de las dos tienen un enfoque ultradeportivo, pero el ritmo al que se puede ir -con cualquiera de ellas- es muy alto en el caso de querer divertirse. ver galeríaTriumph Bonneville T120 Yamaha XJR1300Triumph Bonneville T120 vs Yamaha XJR 1300

Sentado encima de una y otra existen notorias diferencias. A la T120 me ha costado menos subirme, llego con los dos pies al suelo perfectamente e incluso con las rodillas flexionadas. Los reposapiés están más adelantados, algo más bajos y junto al asiento más plano, hacen llevar una postura muy “natural”. La XJR es ligeramente más agresiva en la postura. Y digo ligeramente porque tan solo notaremos algo de diferencia en cómo quedan las piernas o la postura de los brazos en el manillar. En cualquiera de los casos son bastante cómodas. Poseen un buen radio de giro y moverlas en parado es relativamente sencillo a pesar de sus kilos de peso. 

En marcha más de lo mismo. Gratificantes, suaves, contundentes si se exige más. El tacto general de la Bonneville es mejor de lo esperado en una motocicleta con mecánica bicilíndrica y sin acercarse al nivel del tetracilíndrico en cuanto a suavidad, la diferencia no es tanta respecto a generaciones anteriores. El paso adelante que ha dado Triumph es considerable y este nuevo motor de 1.200 cc funciona como un reloj. Permite ir relajado, sintiéndolo sin estridencias pero también explotarlo hasta el corte de encendido sin titubeos. Al igual de lo que ocurre en la XJR. Su motor es más contundente, se nota algo lago más explosivo a partir de medio régimen y tener tan solo 5 relaciones de cambio no es un punto que repercuta negativamente en las prestaciones. Sí quizás algo en el consumo medio de combustible, algo por encima de los 6 litros, mucho mayor de los 4 que ronda la inglesa. Vale, vale, entre una y otra les separan unos teóricos 18 CV, pero eso no justifica gastar un 30% o más. La Bonneville tiene una mecánica más moderna y eso se nota. ver galeríaTriumph Bonneville T120 Yamaha XJR1300Triumph Bonneville T120 vs Yamaha XJR 1300

El control menos clásico 

Como también se nota que incorpore el mencionado acelerador electrónico o dos modos de potencia: Rain y Road. Entre ellos no hay variación en cuanto al calibrado del control de tracción pero sí en el tacto del acelerador, más perezoso en el primero de dichos modos. No obstante creo que aún queda un poco para llegar al funcionamiento del cable utilizado por ejemplo en la Yamaha y que obedece al milímetro ante cualquier insinuación. 

En cuanto al comportamiento dinámico en carreteras y autovía está determinado por el tarado de sus suspensiones básico. En el caso de la Triumph más enfocado al confort y en el de la Yamaha más hacia el control. En este sentido se nota algo más asentada a la japonesa, sin restar mérito a la buena puesta a punto de la inglesa en cualquier caso. Tampoco los frenos están muy por debajo, aun contando con tan sólo dos pistones en las pinzas delanteras por los cuatro de la XJR, se puede detener sin problemas incluso en conducción deportiva.ver galeríaTriumph Bonneville T120 Yamaha XJR1300Triumph Bonneville T120 vs Yamaha XJR 1300

No obstante, si se aviva el ritmo y la carretera se retuerce, la XJR permite un mayor grado de inclinación antes de que los testigos empiecen a rozar con el asfalto. Ello, a pesar de que su batalla más larga y que no le favorece en ese tipo de trazado. Otra cosa es rodar sobre terrenos menos sinuosos o vías rápidas. Allí con cualquiera de ellas el disfrute está asegurado. Eso sí, unos kilómetros más en la Triumph, dada la mejor autonomía a igualdad de depósito de combustible. 

¿La mejor?

Sin duda, por equipamiento, autonomía, seguridad o si buscamos el estilo más retro, la elegida sería la Bonneville, que logra muy buena nota en cualquiera de los apartados. No es que la XJR no los consiga, simplemente tiene el hándicap de una configuración más “pura” o sin aditamentos tecnológicos, dejándola en un nivel inferior respecto a su rival. Está claro que en cuanto a deportividad, el empuje de su mecánica o incluso en calidad de suspensiones y terminación general podemos considerarla algo por encima de la T120. También es más económica y de gran fiabilidad. La fiabilidad que da llevar colgado de su chasis un motor con tantos años a sus espaldas. Sí, esto es lo más que un propulsor refrigerado por aire/aceite puede dar de sí o cumplir con las normativas actuales…ver galeríaTriumph Bonneville T120 Yamaha XJR1300Triumph Bonneville T120 vs Yamaha XJR 1300

En este sentido la Bonneville cumple con la Euro 4 mientras que la XJR solo Euro 3, esto significa que solo se venderán cupos reducidos durante los próximos dos años o hasta fin de existencias, a menos que Yamaha decida dar la sorpresa y sacarla con mecánica evolucionada y capaz de cumplir tan estricta normativa. En cualquier caso tanto la Triumph como la Yamaha son dos excelente motocicletas y que nunca pasarán de moda, a menos que el mundo cambie tanto en un futuro…

9 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...