Yamaha MT-10 SP/ Tourer Edition:

Yamaha MT-10 SP/ Tourer Edition: Exquisitas

Eduard Fernández Masó

4 votos

Dos versiones con muchas razones 

Si la semana pasada os ofrecimos la presentación del Yamaha TMAX 2017 en el mismo viaje a Sudáfrica también pude probar las dos últimas versiones de MT-10 SP y Tourer Edition. Para estas dos naked la organización nos preparó una larga ruta de casi 400 km en la que serían unos 200 km serían con la SP y los otros con la Tourer. Algunas semanas atrás pude probar la MT-10 de la cual os explique todas las sensaciones y la verdad es que me gustó muchísimo. Sinceramente creo que la MT-10 es una de las naked más apasionantes y equilibradas de los últimos años y esta nueva versión especial sigue los pasos de su hermana R1M elevando el listón hasta la máxima calidad. 

Yamaha hace llegar la tecnología más avanzada de la YZF-R1M al segmento de las Naked. Con suspensión electrónica Öhlins, instrumentación TFT y colores especiales, la nueva MT-10 SP representa la máxima potencia pero con un gran control además de la exclusividad todo ello en formato naked. Las siglas SP Yamaha las utilizó anteriormente en una versión de R1 allá en el 2006 para una serie limitada que montaba llantas forjadas Marchesini y suspensiones Öhlins así como unos colores especiales. Casualmente con esta versión se recupera la denominación “Special Production” y Öhlins vuelve a ser protagonista. 

Empieza la pruebaver galeríaYamaha MT-10 SP/ Tourer Edition:

Una hilera de MT-10 SP esperaban en la puerta del hotel. La pinta es espectacular, la verdad es que el color oro de la horquilla es impresionante y le sienta de maravilla al resto de la moto en color azul y plateado. Al darle al contacto una impresionante pantalla TFT se pone en marcha. Este punto aunque en primer termino pueda parecer que es solo una exquisitez realmente es imprescindible en esta versión ya que la regulación de todas las suspensiones se hace por el display. Viendo semejante pantalla uno se da cuenta que en un futuro inmediato todas las motos irán equipadas con un display de estas características ya que las pantallas utilizadas hasta ahora quedarán rápidamente relegadas.La MT-10SP se ha equipado con un cambio semi automático “shifter” pero solo es para subir 

Pero al arrancar el motor y oír su sonido ya no hay pantalla que valga, la adrenalina empieza a fluir y el cuerpo solamente nos pide poner primera y arrancar. La MT-10SP se ha equipado con un cambio semi automático “shifter” pero solo es para subir marchas, componente que eché en falta en la prueba de la MT-10 como ya comenté en su día. El motor de CP4 de la MT es visceral, adictivo y creo que causa dependencia, me encanta. El Crossplane es una solución brillante, por sus características y sensaciones. Me considero bastante “fan” de los V4 y aunque éste no lo sea exactamente esta configuración las sensaciones si son de V4. La SP además ha mejorado sensiblemente la respuesta al puño de gas sobretodo en el primer toque cuando entra la potencia y necesitas más sensibilidad. El motor sube de vueltas tan rápido como quieras y sobretodo permite una tracción difícilmente igualáble por cualquier otra configuración mecánica. ver galeríaYamaha MT-10 SP/ Tourer Edition:

El motor se siente ágil y poderoso, muy fácil de gestionar y siempre a punto para sacarte de cualquier situación.  Los primeros kilómetros recorrimos las bulliciosas calles de Ciudad del Cabo y la sensación a baja velocidad fue mejor que con el primer modelo que había probado algunas semanas antes por Barcelona. La verdad es que si se nota que se ha suavizado la entrega de potencia y el primer tramo de acelerador es ahora más obediente y generoso. Pero igualmente el motor te lo pone tan fácil y tiene tantos bajos que se podría circular solamente con el ralentí. 

Al salir a carretera abierta es cuando el motor muestra su mejor cara y respira mejor. El sonido del escape es embriagador y siempre te pide más y más, es un motor insaciable pero a la vez muy fácil de gestionar. Al abrir con ganas el acelerador la potencia es tal que la rueda quiere despegar del asfalto pero de una manera noble. A diferencia de la R1M las llantas de la SP son en fundición de aluminio en lugar de ser en magnesio. Sinceramente pienso que una versión llamada SP tendría que haber montado las llantas de magnesio y no unas vulgares de aluminio. 

El rey Midas de las suspensionesver galeríaYamaha MT-10 SP/ Tourer Edition:

Quien sabe un poco de ciclo sabe que una suspensión Öhlins es sinónimo de calidad y de control. Precisamente el control es el punto fuerte de estas suspensiones. La verdad es que poder experimentar entre diferentes ajustes solamente accediendo desde el generoso display es todo un lujo. Las sensaciones que ofrecen la parte ciclo son simplemente exquisitas y nos dejará sentir más o menos el asfalto según la configuración que hayamos seleccionado. La moto puede ser cómoda y blanda absorbiendo cualquier irregularidad  o ser muy deportiva y dejar sentir hasta el último milímetro del neumático y así poder sacar el máximo partido a un buen asfalto.El Crossplane es una solución brillante, por sus características y sensaciones.

Particularmente siempre he preferido una suspensión más tirando a blanda que a dura y la verdad que en esta versión SP es realmente efectiva en cualquiera de sus configuraciones. Pero ahí no queda todo ya que las suspensiones se auto ajustan automáticamente dependiendo de cómo esté el asfalto. Una centralita controla y calcula todos los ajustes óptimos de compresión y rebote y los motores internos de las suspensiones efectúan ajustes instantáneos que proporcionan una configuración perfecta de la suspensión para cada momento. La sensación encima de la MT-10 SP es de control total junto a una seguridad tan elevada que permitirá imponer el ritmo que se quiera desde el segundo uno. 

Todo fácil ver galeríaYamaha MT-10 SP/ Tourer Edition:

Realmente la posición de conducción de esta MT-10 es uno de los puntos que hay que destacar por ser realmente acertada. Por fin se puede disfrutar de una moto deportiva, efectiva y preciosa sin renunciar a la comodidad que nos ofrece su manillar. Aunque puede parecer una cosa sencilla de conseguir no debe ser tan fácil para los ingenieros dar con la fórmula que representa una moto realmente deportiva y apasionante pero cómoda de verdad. Igualmente cómodas son las piñas que controlan todos los periféricos que ofrece la MT-10SP. 

Con los pulgares te puedes mover por todos los menús y seleccionar el modo de conducción que más nos convenga o las suspensiones a la dureza que creas conveniente. Realmente en Yamaha han hecho un muy buen trabajo en este sentido y la ergonomía general se podría considerar de muy buena. Durante los 200 km que pudimos recorrer con la SP el ordenador marcaba un consumo de 6,3 litros, consumo que pude comprobar al parar a repostar y hacer el cálculo real que fue de unos 6,5 litros a los 100 km.  

La más viajera y preciosver galeríaYamaha MT-10 SP/ Tourer Edition:

Yamaha también nos presentó su nueva versión Tourer Edition sobre la base de la MT-10, la cual se ha equipado con una cúpula alta y unos generosos para-manos además de unas maletas blandas y un asiento de gel que permitirá hacer largas tiradas sin que el trasero se resienta.  

Ahora dispondremos de dos maneras de disfrutar la MT-10 y las dos igual de válidas y apasionantes. Sobre la Tourer hay que destacar la buena protección aerodinámica de la que disfruta al montar unos grandes para-manos y una envolvente cúpula que permite circular sin despeinarse. El asiento también es claramente más cómodo y mullido ya que en la SP al paso de las horas se siente cada vez más duro. Las maletas están fabricadas por SW-Motech y son de un tamaño un poco justo para viajar. Realmente si tenemos que ir de viaje a dúo habría que optar por unas con más capacidad y sumar un top-case. Estéticamente las maletas le sientan muy bien a la MT-10, todo al contrario que a la mayoría de motos que suelen quedarles como un pegote.ver galeríaYamaha MT-10 SP/ Tourer Edition:

La MT-10 al ser tan pequeña en su parte trasera y bastante más grande en su parte frontal las maletas le equilibran y hacen que quede más compensada estéticamente. Un punto negativo lo encontramos en los estribos del pasajero que no cambian y que resultaran exageradamente altos para un viaje largo. La versión Tourer a mi modo de ver es una moto para disfrutar solo o muy esporádicamente con pasajero pero por el bien del segundo será mejor que se quede en tierra. Noté que la frenada de la versión turística era algo menos potente que la de la SP.Las sensaciones que ofrecen la parte ciclo son simplemente exquisitas

Aparentemente las pinzas son diferentes pero solamente por la parte de los embellecedores pero posiblemente los discos o por alguna razón noté menos mordiente en la versión Tourer. La verdad es que la bomba de freno convencional que montan las MT-10 podrían ser de anclaje radial, que a estas alturas el precio de producción de unas u otras no creo que diste mucho.  

Otro punto que merece la pena hablar y que a menudo el consumidor no conoce en profundidad es el criterio con el que se fijan los precios de las motos en cada país. en el caso de Yamaha España los precios los fija directamente la filial europea y son los mismos para toda Europa. A estos precios hay que sumarles los impuestos y matriculaciones de cada país. En España la mayoría de motos de alta cilindrada traen un recargo de entre el 9,75% y el 14,75% sobre ese valor.

Esa es la diferencia real entre pagar una moto en España o pagarla en Alemania por ejemplo. Estas dos MT-10 que hoy hemos probado son unos 2000€ más caras en España que en otro país... Por tanto quien quiera una MT-10SP tendrá que soltar 18.299€ y por la MT-10 Tourer Edition 16.999€... cuando podrian costarnos 16.299€ y 14.999€, un apunte que merece una larga reflexión.

Hablando con Akinori Hiranover galeríaYamaha MT-10 SP/ Tourer Edition:

Después de la larga ruta con los dos modelos de MT-10 y mientras esperaba mi turno para la presentación del video que podéis ver en esta presentación pude acercarme unos minutos a hablar con el “Project Leader” del proyecto MT-10 Akinori Hirano.

Le pregunté sobre el motor de la MT-10 y sobre las diferencias con el de la R1. Yo ya sabía que la naked usaba bielas de acero en lugar de las de titanio de las de la SBK pero dejé que el se extendiera en explicaciones. La respuesta fue que las bielas de titanio dejaban subir el motor a más vueltas y un poco más rápidamente pero que se perdía un poco el tacto progresivo del motor y que tanto me gustó personalmente. También le pregunté por la nueva calibración del puño de gas electrónico y por su respuesta menos brusco. Me contó que a pesar de ser una moto con 160 CV y de marcado carácter deportivo se había querido suavizar la entrega por un tema de utilización a baja velocidad y confirmó que todos los modelos de MT-10 a partir de 2017 contarían con este software. 

Le pregunté sobre el cambio semiautomático y la razón de que solamente fuera en la subida de las marchas. Esta pregunta no le gusto tanto, pero su argumento fue  que a no ser que sea una moto puramente de carreras solamente con poder meter las marchas es suficiente y que sacar marchas sin embrague no es del todo recomendable aunque sea con un sistema asistido. Personalmente creo que no tenían el dispositivo “Up&Down” suficientemente desarrollado pero en una versión futura sí podremos verlo en éste u otros modelos de Yamaha.

Le pregunté también por las diferencias en la frenada entre que noté entre la versión SP y Tourer y el me contestó que no tendría por que haberlas ya que a pesar de la diferencia estética de las pinzas el resto era totalmente igual. Yo creo que una bomba de anclaje radial ayudaría a tener mejor mordiente en el primer tramo de la frenada.

4 votos