Triumph Tiger 800

Triumph Tiger 800: La multiusos de cilindrada media

ver galeríaTriumph Tiger 800Triumph Tiger 800

La Tiger ha llegado al mercado decidida a luchar de tú a tú con las BMW GS. Para ello, exhibe orgullosa un buen conjunto parte ciclo-motor, mientras que sus cualidades offroad -mejoradas en su hermana XC- quedan relegadas en un segundo plano gracias a su excelente comportamiento en todo tipo de carreteras "onroad". Con un precio y consumo razonables y un diseño agresivo, la Tiger 800 se perfila como una amenaza real para la hegemonía alemana.


PVP:
TRIUMPH Tiger 800 8.495 €
TRIUMPH Tiger 800 ABS 9.195 €


Equipación: Acerbis

Puesto de conducción

ver galeríaTriumph Tiger 800Triumph Tiger 800

Cuando nos subimos a la Tiger notamos que estamos en una posición cómoda y que la moto ofrece generosamente nuestro espacio vital de conducción, para que podamos movernos en marcha y adoptar nuestra posición natural. El asiento está a 810 mm. del suelo, lo que es una medida razonable para los que no son muy altos. Aún así, tenemos la opción de subir esa altura en unos 20 mm. adicionales en menos de 20 segundos, gracias al sistema de sujeción de dos alturas que incorpora el asiento -y que otras motos del estilo también poseen-. El asiento, aunque nuestra primera impresión fue que es algo duro, está pensado para hacer kilómetros y ciertamente, a medida que tragamos kilómetros nos vamos sintiendo mucho más cómodos que al principio. La Tiger incorpora un completo cuadro de mandos, con indicador de marcha engranada, velocímetro digital, cuentarrevoluciones analógico, reloj, temperatura del motor, nivel de combustible y testigos de luces de carretera, reserva de combustible y punto muerto. También podremos consultar los kilómetros de autonomía que puede realizar la moto en ese momento. En este apartado, echamos en falta que los botones de control del cuadro de mandos no estén en la piña del manillar, ya que no es cómodo para el piloto usarlo si éstos están integrados en el cuadro. El manillar de la Tiger es ajustable en altura y ángulo y ofrece una posición natural y cómoda, su anchura nos permitirá adentrarnos con un mínimo de seguridad por pistas de tierra.La cúpula paravientos ofrece una buena protección pero la que se ofrece de serie no es ajustable.

Mecánica

ver galeríaTriumph Tiger 800Triumph Tiger 800

El motor de la Tiger tiene un pero, y es que sus prestaciones tendirán a compararse con las de su hermana Street Triple 675. Y precisamente este tipo de comparaciones son odiosas porque los dos motores están diseñados para usos distintos. Aunque el tricilíndrico de la Tiger es parecido, ésta ha tenido que aumentar su cilindrada hasta los 800 cc. para conseguir buenas cifras de Par motor (79 Nm. a 7.850 rpm.) y ofrecer una potencia bastante inferior que el motor de sus hermanas Triple (95 CV. a 9.300 rpm.). La entrega de la potencia es plena en un rango muy amplio de revoluciones y aunque el acelerador no da la respuesta inmediata de la Street Triple, no se queda muy atrás. El sonido característico de los motores de las Street y Speed Triple varía en el caso de la Tiger, y aunque el escape intente emular el particular silbido del tricilíndrico paralelo, no acaba de dar con el sello de las tricilíndricas naked.

Comportamiento

ver galeríaTriumph Tiger 800Triumph Tiger 800

La rueda delantera de 19 pulgadas de la Tiger nos recuerda que esta inglesa es una moto diseñada para hacer un uso mayoritariamente sobre asfalto. Los neumáticos que ofrece de serie -Pirelli Scorpion- están pensados para hacer poco o nada offroad, aunque las geometrías de la moto nos inviten a usarla de vez en cuando por caminos de tierra. El tricilíndrico de la Tiger tiene un Par y potencia suficientes para salir airosos de algún camino de tierra con fuertes pendientes, aunque deberemos tener cuidado de no abusar del freno trasero, ya que el disco de Ø 255 mm. requiere un tacto muy suave por nuestra parte, sobretodo en piso mojado o resbaladizo. En conducción offroad hemos notado que el guardabarros delantero no guarda mucha distancia respecto al neumático, mientras que en esta versión echamos en falta algunas de las protecciones que la XC equipa de serie.

Sobre asfalto, la moto va sobre raíles; el chasis de la moto y unas suspensiones que trabajan perfectamente aseguran una estabilidad en los distintos tipos de conducción que le apliquemos a la Tiger. Esta nueva Triumph también permite unas buenas plegadas y hace fácil el conducir por los puertos de montaña y negociar todo tipo de curvas. Otro acierto por parte de Triumph ha sido la adopción del aluminio en muchas partes del chasis de la moto, que ha reducido drásticamente su peso, dotándola de mayor deportividad y manejabilidad. Por último, destacar los frenos -doble disco delantero de Ø 308- que muerden los discos de manera eficaz. No hace falta decir que la contenida altura del asiento al suelo y el ancho manillar hace que la Tiger se muestre maniobrable por ciudad y ésta se desenvuelva de manera notable por la urbe.

A dúo

ver galeríaTriumph Tiger 800Triumph Tiger 800

Posición cómoda para el acompañante, que tiene muy a mano las asas de sujeción y los estribos, que obligan a adoptar una postura natural, con la espalda erguida. El asiento ya hemos comentado anteriormente que es un poco duro pero pensado para hacer muchos kilómetros sin mucha fatiga, mientras que éste está ligeramente elevado para que el pasajero tenga una buena visión. Los estribos, como los del conductor, son amplios y con acabado de goma para evitar resbalones.

Valoración Final

ver galeríaTriumph Tiger 800Triumph Tiger 800

La Triumph Tiger ha sido diseñada para satisfacer a aquellos usuarios que piensan rodar sobre asfalto la mayoría de su tiempo, pero que a la vez dejan entreabierta la posibilidad de divertirse de vez en cuando por caminos de tierra. En cuanto a consumos, la Tiger nos ha marcado unos 6 litros los 100 Km. en uso mayoritario por carretera y vías interurbanas. Por diseño y geometrías, no se puede negar que Triumph ha mirado de reojo a las alemanas GS, aunque en comportamiento en carretera no les tenga nada que envidiar. Precio contenido para una moto que tiene un comportamiento excelente sobre asfalto y que ha sustituído el minimalismo que imperaba en Triumph en los cuadros de instrumentos con una nueva pantalla visible y repleta de información. En resumen, buena protección aerodinámica, dimensiones contenidas para divertir a un amplio abanico de usuarios y un exclusivo motor tres cilindros que apenas vibra y aporta grandes satisfacciones sobre asfalto.