Triumph Street Twin: Limitada. ¿Y qué?

Triumph Street Twin: Tú carné A2 sin límites

Simón Saura

10 votos

El A2 más grandever galeríaTriumph Street Twin: Limitada. ¿Y qué?Fotos: Félix Romero

Después de recorrer cientos de kilómetros por todo tipo de carreteras, puedo asegurar que la Triumph Street Twin A2 es una de las motos grandotas (900cc) más fácil, noble y agradable que hayan pasado por mis manos en 30 años de pruebas. Con esta moto se deja atrás la idea de que para aprender a conducir, mejor una moto pequeña. Y es precisamente esta restricción administrativa que la convierte en una moto muy especial: esta Triumph Street Twin A2 puede convertirse en tu primera gran moto. 

Aún y estar limitada a 48 CV, la Triumph Street Twin cumple sobradamente las expectativas de moto grande. Sé que esto es subjetivo, pero os aseguro que soy bastante exigente en cuanto a las prestaciones de las motos.  Soy de esos de la antigua escuela que todavía flipo más con la potencia pura que con las innovaciones tecnológicas. Por eso me lo he pasado bien con esta moto. Tampoco ahora penséis me pierdo con esta potencia. Obviamente no es eso. Pero he tenido la suerte de probar también esta moto en la versión no limitada de 55 CV, y lo más alucinante, es la poca diferencia real que existe entre un modelo u otro.

¿Cómo lo han conseguido en Triumph? Pues fácil. En más o menos media hora tienes la moto preparada para el carnet A2. La normativa europea ahora obliga a tener “controlados” dos puntos diferentes de limitación y así evitar suspicacias. Por un lado, se cambia la centralita, y por otro lado, el acelerador electrónico por uno con recorrido limitado.

El resultado de todo esto en nuestra “vida real” es realmente bueno, muy bueno. Normalmente, una de las cosas que más valoro de las motos naked, es la respuesta del motor a bajas vueltas. En el tramo comprendido entre las 2.000 y 3.500 rpm, es por el que más me muevo, y estoy convencido que también la mayoría de los motoristas. Sé que estoy generalizando mucho y que un piloto “eRRe” no compartirá esta idea, pero me refiero al carácter de la mayoría de motos del mercado actual. Es la zona natural para conducir de forma relajada en áreas de tráfico y por carretera abierta. Y aquí está la gracia de esta moto y su mejor publicidad. 

Moto grande, ande o no andever galeríaTriumph Street Twin: Limitada. ¿Y qué?

Según las cifras que ofrece Triumph, el par máximo de 8,2 Kgm lo da a 3.350 rpm, y la potencia máxima de 48 CV (35kW) a 5.900 vueltas. Si lo comparamos con los 8,2 Kgm a 3.250 rpm de la versión no limitada, vemos el gran trabajo que han realizado los ingenieros de Triumph para conseguir prestaciones de moto grande aun y la limitación de potencia obligatoria.

Esta Twin es la moto más noble que he probado en treinta años de pruebasComo he comentado, he tenido la suerte de probar las dos versiones de la Twin y cuando salí del concesionario con esta A2, me quedé con la boca abierta de sorpresa: esta pequeña Bonneville  daba la sensación de tener una respuesta igual a la de su gemela deslimitada… impresionante. Incluso, ¡me daba la sensación de que todavía la entrega era todavía un poco más brusca!

Así que, después de jugar por las avenidas de Barcelona, decidí darme una vuelta por el Montseny, una de mis zonas de pruebas preferidas. En el tramo de autopista, en donde apetece enroscar el acelerador en todo su recorrido, las cosas fueron un poco diferentes. Tampoco vayáis a pensar que mucho. Pero cuando ya buscas una buena velocidad de crucero, y una buena respuesta a medio y alto régimen, esta A2 ya muestra sus limitaciones. La velocidad punta es relativamente buena y permite cruceros de 150 km/h con facilidad.  Eso sí, la protección al viento es nula y molesta viajar a más allá de la velocidad legal de 120 km/h. Es una naked…ver galeríaTriumph Street Twin: Limitada. ¿Y qué?

Pero si algo me ha gustado de esta moto, diría que lo que más, es la facilidad de conducción. Ahora es fácil decirlo, pero creo que es la moto más noble que he probado en nunca. Bajita, cómoda, y suave, muy suave. ¿Sabéis el tópico “tacto de mantequilla”? Pues esta moto lo tiene en su máxima expresión. Esta moto es un placer. Y aún y la alta cilindrada de 900 cc, arriesgaría a decir que es una de las mejores motos del mercado para aprender el arte del motociclismo.

Moto sesentera, el mito del cinever galeríaTriumph Street Twin: Limitada. ¿Y qué?

Es increíble como deben trabajar en el Departamento de Diseño de la marca de Hinckley. Hace ya unos años decidieron resurgir y apostar todas las cartas a la recuperación del romanticismo motociclista y darle a todas sus motos, sobre todo de carretera, un aire clasicote. Han luchado por esta apuesta incluso durante la gran crisis que acabamos de pasar… y les ha salido bien. Ahora, sabedores de este ADN y de su excelente aceptación en todo el mundo, es normal que decidan captar a los clientes más jóvenes o novatos y aprovechar su imagen sesentera para seducir y convertir personas en motoristas. El aire clásico de las Triumph, está respaldado por los argumentos de un siglo de historia

Está bien recordar que la marca inglesa tiene tras ella una larga historia. No vamos ahora a explicarla, pero vale la pena recordar que este aire clásico de las motos inglesas se afianzó entre los años 1915 y 1923, cuando, a petición del ejército británico, se fabricaron 30.000 motocicletas para sus tropas, casi 60.000 en total, concretamente la Trusty Triumph, un modelo que más adelante hicieron famoso James Dean, Bob Dylan, Elvis Presley o Steve McQueen.ver galeríaTriumph Street Twin: Limitada. ¿Y qué?

Esta perseverancia en defender sus creencias ha servido para ahora cautivar, con una línea minimalista y cuatro “toques” bien puestos, a un gran público… y también a mi. Son los escapes en forma de megáfono y sonido embaucador, el faro redondo, un solo reloj, la suspensión delantera con fuelles, o los cromados. Vale la pena resaltar cómo los ingleses han dado también al motor un papel importante en la estética. Si nos fijamos, por ejemplo, en los cilindros que resaltan las aletas, como si se tratara de una moto refrigerada por aire, cuando en verdad, trabaja con radiador de líquido refrigerante.

Buen par, excelente agilidadver galeríaTriumph Street Twin: Limitada. ¿Y qué?

Como hemos comentado con anterioridad, lo más destacado de este motor es el par que tiene en la primera zona del tacómetro. Según datos de fábrica, la moto que hoy probamos da 8,2 Kgm a 3.350 rpm mientras que la versión de 55 CV tiene también 8,2 Kgm, pero a 3.230 rpm. El hecho de que a bajas vueltas tengamos toda la “fuerza”, permite jugar con esta moto: circular entre coches es fácil, adelantar en carretera es seguro, jugar entre curvas divertido. 

Parece hecha a medida. Te subes en ella y piensas, “estoy en casa”Subiendo el Montseny me reencontré con el placer de ir en moto. Más que diversión absoluta, esto lo dejo para motos más deportivas, esta moto es puro placer. La conducción puede ser alegre y de paseo, pero durante toda la prueba he ido con una sonrisa de satisfacción bajo el casco. El tacto tan suave y exquisito, se llega bien con los pies al suelo, la ergonomía es perfecta… parece hecha a medida. Te subes en ella y piensas, “estoy en casa”. Así que si le sumas un bonito paisaje, buen asfalto y ninguna prisa, no puedes más que aprovechar esta Twin para perderte, solo o en pareja. Además, tiene un consumo bajo, por debajo del los 5 litros, lo que todavía hace que sonrías más.ver galeríaTriumph Street Twin: Limitada. ¿Y qué?

Lo que menos me ha gustado de esta moto son los frenos y la simplicidad de las suspensiones. Quede claro que frena y bien, así como la intrusión del ABS delantero está súper equilibrada. Pero en la larga bajada de 25 km que hay desde Santa Fe del Montseny hasta Sant Celoni me apliqué un poco, y ahí sí, tengo que decir que me hubiera gustado más un doble disco de freno delantero. Le hubiera dado un poco más de contundencia y precisión cuando el disco se calienta.

También tenemos que decir, que debido a la famosa limitación, esta moto se queda un poco justa si le pedimos un poco más de deportividad. Cuando queremos aplicarnos y aprovechar el régimen de potencia máxima, a 5.900 rpm, nos encontramos que la moto no responde con soltura. A esta A2 no se le puede pedir lo que no tiene. Para ello, tendremos que esperar dos años, y en media horita, en Triumph nos lo solucionan. Además, en el catálogo de Triumph anuncian más 150 accesorios que varían la estética y aumentan las posibilidades, para que puedas hacer que esta Triumph Street Twin sea tu moto para muchos años.

10 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...