publicidad

SYM GTS 300i Evo

SYM GTS 300i Evo: El asiático suave

ver galeríaSYM GTS 300i EvoSYM GTS 300i Evo

En España, la primera incursión más o menos tímida de un tigre asiático en el mercado de la motocicleta llegó a principios de los 90 de la mano del PGO. Pero a la vuelta de unos diez años ya no podemos decir que la presencia asiática sea tímida. Más bien al contrario. Su peso en el mercado es ya determinante gracias a unos productos cada vez más competitivos y no sólo por precio. SYM, es uno de los artífices de este fenómeno que ha revolucionado el mercado en España. Este fabricante taiwanés, lleva en el mundo de la moto desde mediados de los años cincuenta del siglo pasado. Inició su despegue productivo tras un acuerdo de colaboración con Honda allá por el 1962. Acuerdo que duró hasta 2002 cuando el gigante japonés cortó la relación al constatar que SYM, en continua expansión por todos los mercados, había dejado de ser un colaborador para convertirse en un competidor. En la actualidad SYM dispone de bases productivas en China, Taiwán y Vietnam en las que está produciendo coches tras un acuerdo con Hyundai. No es un fabricante menor y lo demuestra con una base tecnológica propia; vamos a probarla.


PVP:
MSYM GTS 300i Evo 4.199 €


Mecánica y comportamiento

ver galeríaSYM GTS 300i EvoSYM GTS 300i Evo

Si tenemos que hablar de la principal característica que define al GTS 300, esa no es otra que la de la suavidad. Es la sensación que tienes al recorrer los primeros metros que luego certificas con el paso de los kilómetros. La ausencia de vibraciones, la progresiva aceleración y la baja rumorosidad del motor sumado a unas blandas suspensiones no podían dar otro resultado.
SYM le añade al GTS las siglas EVO para hacernos saber que el motor de 249cc utilizado hasta la fecha se ha transformado en un nuevo 263 cc. Un incremento que más allá de buscar potencia bruta, según el fabricante han pasado de 21 a 23 CV, ha perseguido incrementar el par motor. Igual que hizo Piaggio con el Quassar en 2008. Una solución que persigue conseguir más aceleración con menos revoluciones. Y se nota. Ya que aunque la arrancada sigue siendo suave, cuando llega a los 20 km/h te das cuenta que estás sobre un 300. A partir de ahí la aceleración es progresiva para llevarte con suficiencia hasta los 110 km/h. Gracias a la presencia del tacómetro, puedes ver como mientras eso sucede la aguja se mueve entre las 5000 y las 7500 rpm. Intervalo en que los valores de par motor son más brillantes y el variador aprovecha para "soltar" desarrollo. A partir de ahí, el motor sigue estirando pero ya con menos presteza hasta rebasar los 140 km/h de marcador. A esa velocidad el cuentarrevoluciones rebasa claramente la zona roja. Acabas cortando un poco el gas, más que nada por misericordia, ya que técnicamente es uno de los 300 con la carrera más corta del mercado y por tanto, el que menos debería sufrir con la velocidad lineal de pistón. De todos modos, un poco más de potencia no vendría mal. El GTS anda la mar de bien manteniendo cruceros entre 110 y 120 km/h. Suficiente para circular por tramos interurbanos e ideal para no ser víctima de los radares, que dicho sea de paso, parece que se estén reproduciendo por esporas. Por encima de los 130 km/h, las blandas suspensiones transfieren una leve sensación de flotabilidad, sobre todo, en curvas rápidas. No se puede tener todo. Es el precio que hay que pagar por su excelsa comodidad ante baches e irregularidades. Una sensación, la de la flotabilidad, que no supone un problema para la estabilidad y que se corrige, en parte, adelantando tu posición de conducción. Por curvas es agradable, intuitiva y de trazadas limpias. No podrás llegar a exprimir todas su posibilidades "sport" ya que inclinado hacia la derecha, la brida del escape roza con demasiada facilidad y hacia la izquierda, aunque un poco más tarde, también lo hace el caballete.
La protección aerodinámica es suficiente. El mullido del asiento y la ergonomía del manillar están

ver galeríaSYM GTS 300i EvoSYM GTS 300i Evo

bien resueltos. Es un scooter cómodo. El espacio reservado al pasajero también lo es, aunque la disposición del asiento lo deja excesivamente separado del conductor. Si además decide disfrutar del respaldo, el reparto de pesos se verá afectado.
Por ciudad, su amplio ángulo de giro, la poca altura del asiento y las hendiduras en la plataforma te facilitan enormemente la vida. Sólo la ancha disposición de los retrovisores podrá llegar a causarte algún que otro problema de movilidad aunque son practicables.
La frenada es combinada, o sea que si frenas con el trasero llega presión al delantero sin tu intervención. El reparto de frenada está bien proporcionado para que no te metas en líos, pero un conductor con experiencia acostumbrado a frenar como dios manda, notará algo falto de potencia al freno delantero. Entiendo que las 125 monten este sistema como solución de emergencia para inexpertos conductores de carné "b", pero los que se planteen la compra de un 300 se supone que ya tienen una cierta experiencia. Quizás el ABS complementado con una frenada combinada más potente, tendría algo más de sentido en un GT de grandes vuelos. El tacto de los frenos no es malo y la potencia, aunque suficiente, se queda un poco justa. El GTS, con 190 kg. declarados oficialmente, es uno de los GT más pesados de su categoría y eso siempre pasa factura. La cifra de consumo combinado me ha dado 3,86 litros a los 100.

Detalles

ver galeríaSYM GTS 300i EvoSYM GTS 300i Evo

El diseño del cuadro de relojes no está a la última, pero su información es clara y completa. En la parte central superior del tabilier, una circunferencia con el logo de la marca rodeado de testigos te informará sobre: la falta de carga en la batería, la pata de cabra extendida, las luces antiniebla; porque lleva luces antiniebla y creo que es el único en su categoría, del "cheking" de la inyección, del resto de las luces, de la reserva y de que el asiento está mal cerrado. Curiosamente, en la unidad de pruebas, el testigo sólo llegaba a encenderse cuando el asiento estaba prácticamente abierto. Tendría sentido si se encendiera con el asiento completamente abatido pero mal ajustado en el cierre. En la parte central inferior, un display te informa sobre la temperatura del agua, la gasolina que queda en el depósito, un reloj horario, los kilómetros recorridos y un parcial. A los lados han dispuesto el velocímetro y el tacómetro así como los testigos de intermitencias. Para el piloto trasero y la luz de posición no han escatimado recursos montando luces de led. Exteriormente está llena de espacios en los que dejar objetos. En el interior del frontal hay dos, uno incluso con llave. También en el centro de la columna. Se echa en falta un gancho en la parte interior del frontal. La capacidad de carga bajo el asiento permite alojar un casco integral más un jet de pequeñas dimensiones, pero los cubículos laterales dispuestos en el interior restan libertad a la hora de ordenar la carga. Creo que hubiera sido más practico dejar el "maletero" totalmente diáfano. Monta luz de cortesía en su interior y un práctico amortiguador para sujetar el asiento; como en los coches. Un muy buen detalle. Bajo el asiento también encontraras el interruptor de corte de encendido. Desde la llave controlas la apertura del tapón de la gasolina y no el cierre del asiento. Esto último lo harás desde un botón situado en el puño izquierdo del manillar.
El diseño de la boca de llenado del depósito te obligará a extremar las precauciones para no manchar la carrocería con el precioso líquido al

ver galeríaSYM GTS 300i EvoSYM GTS 300i Evo

repostar. La calidad de los plásticos y algunos acabados como las bisagras de las guanteras podrían mejorarse. La tapa de la correa del motor también es de plástico. Estéticamente los prominentes retrovisores caracterizan su estampa. A algunos les gustará y a otros no tanto, pero objetivamente no son del todo funcionales ya que una vez regulados, la visión de profundidad queda limitada al aparecer tus hombros reflejados. El sistema de accionamiento de las estriberas traseras escamoteables está pensado para que en ningún momento debas utilizar las manos ni para abrirlas ni para cerrarlas. El clausor se puede inutilizar mediante una escotilla. Un detalle a revisar es el accionamiento del caballete. Cuesta más de lo debido por la falta brazo de palanca. Aquí el X7 es todo un referente.
Es uno de los scooters GT mejor equipados que vas a encontrar en el mercado. Con una suavidad de marcha destacable, cómodo y apto para cualquier talla. Hay GT's de 125 que casi le igualan en precio y las cifras de consumo combinado no están nada mal.


publicidad