SYM Joymax 125i/300 ABS Start&Stop Sport

SYM Joymax 125i/300i ABS Start&Stop Sport

Javi Millán

9 votos

El doble en casi todo…ver galeríaSYM Joymax 125i/300 ABS Start&Stop SportFotos: María Pujol

Casualidades de la vida, durante la presentación de ambas versiones, la climatología nos deparó unos días lluviosos que no permitieron extraer todas las sensaciones deseadas. Así pues, qué mejor ocasión para probar y enfrentar dos de los scooter más atractivos de la gama SYM y que estrenan equipamiento, además de unas mecánicas evolucionadas. 

Tanto el Joymax 125i ABS como el Joymax 300i ABS son dos modernas opciones que ahora llegan con el sistema de parada automática, además de otros muchos gadgets que aumentan su atractivo. Aprovechando la ocasión y en relación a la existencia de dudas sobre la idoneidad de un scooter de 125, incluso siendo poseedores de un permiso para circular con cilindradas mayores, en el caso de nuestros dos protagonistas, además de las diferencias reales en prestaciones, el precio difiere en 1.000€ - tomando como referencia los precios de lanzamiento- a favor del “más pequeño” que, evidentemente, es más económico también en el gasto de combustible –alrededor de  1 litro menos cada 100 km-. ver galeríaSYM Joymax 125i/300 ABS Start&Stop Sport

Haciendo un repaso a todas las características -de las que ya hablamos en sendos reportajes tras las presentaciones a los medios de comunicación-, cabe destacar que entre ambas versiones les separan 15 CV de potencia ya que el 125 se sitúa al límite de la legislación para este tipo de modelos. Así pues, en el 300 nos encontramos con el doble de cilindrada y potencia, pero con 20 kg más de peso también. Esto en la práctica se traduce en una agilidad algo menor respecto al 125.  

Por otro lado la utilización de elementos como el ABS Bosch de última generación o un equipamiento “deportivo”, reflejado en terminaciones como el ribeteado del asiento en rojo, la cúpula ahumada de pequeño tamaño y otros muchos que ya comentamos durante la toma de contacto, hacen de ellos interesantes opciones dentro del amplio catálogo de modelos disponibles en el mercado.ver galeríaSYM Joymax 125i/300 ABS Start&Stop Sport Atractivo innato

Está claro que el Joymax Sport es un scooter de líneas afiladas, enfatizadas por un voluminoso frontal de doble óptima que, gracias a sus LED´s de posición, ofrecen un aspecto moderno y fluido. Las llantas negras o la mencionada cúpula oscurecida, dan un toque menos burgués si cabe. Pero lejos de dicha deportividad en cualquiera de los dos casos nos encontramos con una postura de conducción lo suficientemente cómoda; quizás el asiento podría tener un mullido más suave o la suspensión trasera un hidráulico más enfocado al confort, pero todo ello hacen sentir más el conjunto, de menor flotabilidad… 

En cuanto a los dimensiones, prácticamente son iguales, tan solo el escape algo más voluminoso e inclinado hacia arriba del 300, además de unos faros antiniebla o “cuneteros” que el 125 no incorpora. Por lo demás todo es prácticamente igual. Un gran hueco para albergar dos cascos integrales, el cuadro de información donde se echa en falta algo de info como la temperatura exterior. Cabe destacar que nos ha gustado a todos la terminación mate de la pintura –azul en el caso de nuestra unidad de pruebas- muy bien resulta y con un aspecto muy conseguido. ver galeríaSYM Joymax 125i/300 ABS Start&Stop Sport

En aceleración por supuesto que hay diferencias, pero el buen hacer en el motor de 125 no le deja tan desfasado en los primeros metros. Eso se traduce en una salida desde parado más que digna simplemente con sus 15 CV potencia. El 300 estira más tras esos primeros metros y los 20 Kg de más pasan desapercibidos hasta que llega la hora de los giros, donde se notan algo más de inercias y sobre todo, la diferencia de altura entre ambas, unos 10 mm -770 mm del 125 frente a los 760 mm del 300- que se traducen en la más pronta aparición de roces laterales en el modelo de mayor cilindrada. 

¿Compensa decantarse por el 300? 

Evidentemente si nuestros recorridos van a ser extraurbanos, ese plus de potencia nos servirá para llevar cruceros más que dignos en todo tipo de circunstancias. Está claro que con el 125 también se pueden realizar recorridos fuera de la urbe y con un menos gasto de combustible. ¿Merece la pena pagar esos 1.000 más? Posiblemente la respuesta es positiva, no solo por las prestaciones, sino porque a igualdad de velocidades el 300 irá 2.000 rpm por debajo en el régimen de giro, con el consiguiente menor esfuerzo de su mecánica, ruido y desgaste. Además, tampoco es que el consumo se dispare en exceso y he de reconocer que llevándolo al límite de sus prestaciones en todo momento, no superó los 3,8 litros de consumo y una velocidad punta de marcador de alrededor de 155 Km/h donde entraba el corte. ver galeríaSYM Joymax 125i/300 ABS Start&Stop Sport

Por lo que respecta a los frenos, más de lo mismo tras lo catado tras la presentación. El sistema Bosch ofrece un rendimiento excelente en cualquier circunstancia y si en mojado ya lo pudimos comprobar, esta vez en seco, ofrecieron más de lo mismo. Al igual que el sistema Start&Stop de autoapagado. Buen rendimiento en general pero recomendable desconectarlo si vamos a callejear, ya que al parar en un ceda el paso nos puede generar algún que otro susto… Eso sí, en tráfico con continuos semáforos, es donde se nota de verdad su beneficio. ver galeríaSYM Joymax 125i/300 ABS Start&Stop Sport

Sus 5 años de garantía, el gran equipamiento, estilos modernos y una economía de funcionamiento muy ajustada, son valores a tener en cuenta en ambas versiones. Dos modelos que llevan unos meses de comercialización en nuestro país y con los que SYM intenta rivalizar con modelos similares de la competencia jugando la baza del sistema Start&Stop que solo sus Joymax incorporan en este segmento. 

9 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...