Rider 1000: Recorrimos 600 km de curvas junto a 2500 moteros

Eduard Fernández Masó

2 votos

Rider 500 con Honda X-ADV

Parece que los eventos en los que el reto es hacer un gran número de kilómetros proliferan gracias a un gran éxito de convocatoria. De los diferentes eventos motociclistas de este tipo, el Rider 1000 es uno de los que más poder de convocatoria tienen por el momento. Este reto motociclista que puede ser de 300, 500 o 1000 km según tus ganas de ruta.

Como en Motos.net somos de los que nos gustan los retos, decidimos que este año haríamos la Rider de una manera diferente y que mejor manera que innovar que con un concepto de moto totalmente nuevo y revolucionario como la Honda X-ADV. Honda nos dejó dos unidades de pruebas para hacer esta aventura, por tanto seriamos dos con flamantes X-ADV los que participaríamos en la Rider.ver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVFotos: Arnau Puig

Podría parecer un reto algo descabellado hacer tantos kilómetros con un nuevo concepto de moto-scooter pero las referencias del “artefacto” eran muy buenas así que David y yo nos pusimos el reto de la Rider 500 que entre realizar el reportaje fotográfico y el vídeo ya serían algunos más.  Con más de 2500 inscritos la Rider 1000 está más que consolidada

Personalmente tenia muchas ganas de probar el X-ADV después de verlo en los distintos salones. Un concepto que mezcla conceptos tan contradictorios como el de scooter con el off road prometía ser o no un éxito. Rápidamente salí de dudas y ahora puedo asegurar que el X-ADV dará que hablar.

Salida de Manresa

ver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVRider 500 2017

El día empezó muy pronto, quedamos con todo el equipo directamente en Manresa a las 7 de la mañana lo que implicó ponerse en pie sobre las 5 de la mañana. Esta vez nos acompañarían Arnau y Ula, dos profesionales como la copa de un pino para realizar fotos y vídeo respectivamente. Después de encontrarnos y hacer una reunión para poner las cosas en común y sincronizar relojes, los motoristas empezamos el procedimiento de salida. A partir de las 8:30h se daba la salida a los participantes de la 500 y nosotros fuimos de los primeros. Empezaba la aventura.

ver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVRider 500 2017

Con los depósitos de nuestras X-ADV llenos  y con ganas de hacer kilómetros arrancamos el reto. Después de sellar nuestro pasaporte justo en la línea de salida en Manresa, la primera parada estaba programada a unos 85 km. En esta quinta edición de la Rider, la categoría de 500 fue la que más inscritos tuvo con más de 1400 riders que tomaron la salida en el segundo turno.

La ruta que había preparado la organización nos llevaría por las provincias de Barcelona, Tarragona y Lleida por las cuales tendríamos que sellar nuestro pasaporte en 8 puntos de control. Los participantes de la Rider 1000 arrancaron a las 7h en punto y les esperaban  17 puntos de control. En esta categoría-maratón se apuntaron más de 850 participantes. También existe la versión corta de 300 km en la que se apuntaron unos 230 participantes. Por lo que si sumamos las tres categorías rápidamente el número de participantes se sitúa cerca de los 2500 participantes ansiosos de hacer kilómetros y de pasar un día inolvidable encima de sus monturas completando un reto motero.

Tras el banderazo de salida ya cogimos dirección al norte mediante autovía y llegamos rápidamente a un primer tramo de curvas. Hasta este momento aún no había podido probar en X-ADV y fue allí donde empecé a disfrutar y darme cuenta que este nuevo concepto de Honda prometía una jornada muy interesante.ver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVRider 500 2017

Tras unas dos horas de ruta llegamos a Òden  donde en el segundo control de paso nos esperaban para sellar nuestros pasaportes, por el momento todo bajo control, la temperatura era buena y los kilómetros pasaban rápidamente. La siguiente parada sería en Tartareu en la provincia de Lleida, teníamos unos 140 km por delante y el calor empezaba a apretar, por lo que nos sacamos algún forro de la equipación y emprendimos la marcha.  Las fotos que acompañan este reportaje estaban quedando muy bien, también el vídeo registraba paisajes y carreteras muy bonitas y unas fotogénicas monturas hacían el resto.Descubrimos carreteras de ensueño para circular en moto

Carreteras de muchas curvas y pueblecitos perdidos por las montañas del Pre-Pirineo nos acompañaron un buen rato. El pantano de Oliana permitió refrescarnos la vista justo antes del primer repostaje tras los primeros 210 km. Compramos agua para hidratarnos bien ya que al dejar las montañas atrás las tierras de secano de las inmediaciones de Balaguer son áridas y calurosas. Continuamos y nos cruzamos con multitud de participantes que como nosotros iban y venían de los puntos de control.ver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVRider 500 2017

El buen rollo y el compañerismo predominan entre los participantes y el disfrutar de unas curvas con los amigos es el principal objetivo. Todo tipo de motos y moteros participan, en la Rider no se discrimina a nadie por llevar una moto u otra, todas son bienvenidas. Las grandes ruteras, muchas trail, nakeds de todo tipo, deportivas e incluso scooters participan en igualdad de condiciones.

Me gustó mucho ver como un gran número de motos clásicas salían de nuevo a la carretera. Había desde Vespas o Montesas Impala que dejaban un agradable olor a aceite de 2 tiempos a deportivas y turísticas con más de 30 años a sus espaldas, la mayoría más relucientes que las motos actuales. Da gusto ver como la cultura por las motos clásicas va calando poco a poco. Incluso me encontré a mi amigo Sergi Bonet con una de sus flamantes motos, una reluciente Suzuki RGV 250.   

 

En el Ecuador 
ver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVRider 500 2017

Como el calor seguía apretando paramos a comer algo e hidratarnos bien. Estábamos más o menos a la mitad pero la etapa que teníamos por delante era bastante rápida. Pasamos rozando la provincia de Huesca y enfilamos por unas largas rectas hasta el cuarto punto, Gimenells. Allà donde paraba la comitiva todo el pueblo quedaba conquistado por centenares de moteros que peregrinábamos a sellar el pasaporte y ya de paso se comentaba la jugada. Muchas preguntas respecto a nuestras monturas, las X-ADV no dejan indiferente a nadie pero la reacción generalizada es que hacen muy buena pinta.ver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVRider 500 2017

Tras dejar atrás la provincia de Lleida y sus grandes planicies de secano entramos en Tarragona donde un buen tramo de curvas nos sirve para despertarnos un poco y quitarnos el calor de encima. Nuestro siguiente destino es un pequeño pueblo llamado Torre de l’Espanyol donde toca sellar y a partir de ahí ya dirección Prades.

Una vez sellado el quinto punto seguimos bajando en el mapa con destino a la fantásticas carreteras de Prades. En este punto descubrimos unas carreteras de ensueño para circular en moto. Tal fue nuestra emoción enlazando curvas que nos perdimos e hicimos algunos kilómetros de más perdiendo un tiempo muy valioso.

ver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVRider 500 2017La tarde se nos echaba encima y muchos de los participantes llegábamos al penúltimo punto de control ya oscureciendo. El cansancio se hacía presente pero la puesta del sol permitió esquivar el calor y afrontar la última fase de la aventura con temperaturas más decentes para circular en moto. Pasamos por Cervera, cuna de los hermanos Márquez y pusimos la directa a la llegada en Manresa. Sobre las 11h de la noche subíamos al podio del que habíamos salido 14 horas antes.  Si, parecerán muchas horas para solo 500km pero os aseguro que no nos dormimos en los laureles y entre las fotos, el vídeo el perdernos y más, la Rider 500 se alargó un poco más de la cuenta. 

Brilló con luz propiaver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVRider 500 2017

Cuantos más kilómetros pasábamos encima de X-ADV más las disfrutamos. A destacar la enorme polivalencia de este producto con una generosa estabilidad que permite tumbar hasta niveles de una deportiva sin rozar con el asfalto. Esto permite un paso por curva muy rápido con una sensación de aplomo y tranquilidad realmente destacable.La X-ADV resultó ser la compañera ideal para la Rider 1000

El motor de la X-ADV a pesar de tener "solamente" 55 CV la sensación es de tener muchos más. El cambio doble embrague es su mejor baza y permite jugar a bajar o subir marchas con tremenda eficiencia o también poner el modo automático y olvidarse de todo e ir en modo automático. La posición de conducción es excelente con un ancho manillar además de la cúpula regulable que nos permitió pasar un gran número de horas encima de la moto sin apenas fatigarnos.ver galeríaRider 1000 sobre Honda X-ADVRider 500 2017

Las conclusiones sobre el X-ADV fueron rotundas: Una excelente moto para todo uso que permite disfrutas de las curvas a cualquier ritmo que le quieras imponer. Muy valida para tiradas de muchos kilómetros, divertida de conducir y sobretodo con un consumo realmente bajo de solamente 4,5 litros a los 100 km. Una excelente moto urbana pero que permite hacer pistas de tierra sin problemas si las circunstancias lo requieren. Toda una sorpresa que a buen seguro hará feliz a todo aquel que la monte y que resultó ser la compañera ideal para la Rider 1000. 

2 votos