Maletas laterales para la moto: Carga lateral

Maletas laterales para la moto

Para realizar un largo viaje ya no se hace imprescindible el uso del maletero en un coche. Si eres incapaz de despegarte de tu moto para irte unos días de escapada, no puedes pasar por alto la posibilidad de instalarle unas prácticas maletas rígidas laterales, cargarlas con todo tu equipaje y disfrutar del placer del "Moto Turismo".


Necesidad

El aumento de la capacidad de carga en una motocicleta no termina con los baúles o "Top Cases", sino que además tenemos la posibilidad de incorporar unas funcionales maletas laterales llamadas "Side Cases" a cada lado del colín de la moto, que multiplica por tres el volumen total de equipaje y enseres que podremos transportar de forma cómoda y segura. La variedad de modelos y tamaños no es tan amplia como la de los baúles, siendo la mayoría de aproximadamente 40 litros de volumen interior. Por hacernos una idea de la capacidad de carga diremos que pueden albergar un casco integral sin problemas y, dependiendo de la capacidad, uno "jet" o abierto o incluso un segundo integral. La instalación de las maletas requiere de un kit de anclaje específico para cada modelo de moto, con lo que se hace muy recomendable consultar previamente por este dato al fabricante o lugar de adquisición. En caso de que también pretendas añadir un baúl trasero quizás te resulten interesantes los kits de anclaje para tres maletas. El sistema de enganche - desenganche de las maletas es muy práctico y sencillo, con lo que, en escasos segundos, podrás desmontar los SideCases y portarlos contigo como si de unas maletas de equipaje normales y corrientes se trataran y llevártelas a cualquier lugar. En cuanto al color no te preocupes, pues además de los colores básicos que cada marca muestra en su catálogo, tienes la opción de elegir el que más se aproxime al de tu moto para no perder la estética del conjunto. Entre los distintos sistemas de cierre tanto Givi como Kappa recurren al "Monokey", con lo que una sola llave es necesaria para cualquiera de las dos maletas rígidas laterales. Por su parte, SHAD lo resuelve incluyendo en la dotación de las maletas un bombín para sustituir al empleado en un Top Case de la misma marca. Llama la atención el ingenioso sistema de apertura con combinación de tres dígitos de la marca Givi para tener acceso a su interior, muy práctica para las breves paradas en las que necesitas extraer algo de su interior, ahorrándote las molestias de parar el motor puesto que en la mayoría de los casos la llave de los Side Cases suelen incluirse en el mismo llavero que el de la llave del contacto.

Precauciones

Hay que tener mucha precaución con el cambio de reparto de pesos que provocan las maletas laterales, además de tener en cuenta que queda muy limitado el peso de carga máxima que puede contener en su interior. Esa carga máximo (que ronda los 10 kg) está justificado por la integridad de la propia maleta al encontrarse en voladizo, el reparto de pesos en la moto y el propio sistema de anclaje. La funcionalidad de los Side Cases queda reservada para el trasporte de equipajes y pequeñas pertenencias y enseres. Olvídate de ir a realizar la compra de la semana. No obstante, consulta antes las recomendaciones particulares de cada fabricante para el modelo y fijaciones que has escogido. No menos importante es vigilar que las dimensiones de las maletas vayan acordes con la de tu motocicleta. Y mucho ojo con los coches a la hora de "zigzaguear" por ciudad, porque ahora tienes que contar con que las medidas de tu moto han aumentado lateralmente de forma considerable (tendrás que adaptarte a las nuevas dimensiones de tu moto, sobre todo porque siempre se considera la anchura delantera al pasar entre coches pero se nos olvida el "culo" al superarlos). A parte de esto, la aerodinámica quedará también perjudicada, y repercutirá aún más en la resistencia del viento con los peligros de pérdida de equilibrio que eso conlleva. Y, por supuesto, asegúrate de equilibrar el peso del contenido de cada maleta lo más óptimamente posible, no cargando demasiado una de ellas y dejando vacía la otra, porque incidirá muy negativamente en la estabilidad y te pondrá en serios compromisos a cada curva que tomes. Dada la posición vertical de las maletas, otro punto que deberás tener en cuenta es que su interior no se desparrame cuando las abras. Los modelos de Shad, por ejemplo, cuentan con un sistema exclusivo que evita este problema. Si no es tu caso, fija bien el interior. Es por todo esto que se recomienda el uso de las maletas para una necesidad real de llevar equipaje en los viajes. Mientras no tengas nada que transportar mejor déjalas bien guardadas en casa o el garaje.

Elementos originales

Los accesorios originales están especialmente diseñados para una determinada marca de motocicleta, asegurándote una total integración en la estética del conjunto de la moto, además de la fiabilidad de que el producto adquirido se corresponde con las dimensiones idóneas, colores y anclajes adecuados para su correcto montaje, evitándote así desagradables sorpresas. Todo ello con la garantía del fabricante de ser componentes de alta calidad y totalmente aptos para su instalación, aunque siempre hay alguna excepción. Es por todo esto que se recomienda el uso de las maletas para una necesidad real de llevar equipaje en los viajes. Mientras no tengas nada que transportar mejor déjalas bien guardadas en casa o el garaje.

Fijaciones

Los kits de anclajes son imprescindibles para el montaje de las maletas. Se venden por separado y están especialmente diseñados para cada modelo en particular, así que asegúrate antes de cuál le corresponde a tu moto y versión. Están constituidos por un ligero chasis tubular de diseño sencillo pero muy robusto, cuya instalación no representa ninguna dificultad gracias a que incorporan todas las piezas necesarias para acoplarse a un determinado vehículo. Si pasado un tiempo te decides por un TopCase, algunas fijaciones cuentan con la posibilidad de añadir un baúl trasero simplemente agregando una pletina que se puede anclar a la estructura mediante dos aletas de sostén que se venden separadas. En otros casos hay fijaciones específicas para poder soportar los tres elementos.

Montaje

Si bien las maletas son "universales", los anclajes son totalmente diferentes para cada tipo de moto como ocurre con los Top Case. Por este motivo tampoco existe un único método para explicar cómo se montan las maletas laterales. Si te sirve de algo, el procedimiento es relativamente fácil para cualquier persona habilidosa. Sirva como ejemplo el método que hay que seguir para instalar los herrajes en una Suzuki GSR 600. Si no te atreves, no dudes en recurrir a tu taller para que te lo monte.

Paso 1

Desmonta y desconecta los intermitentes posteriores (A). Localiza los tornillos (C) por la parte inferior del guardabarros posterior.

Paso 2

Monta la varilla de unión (1) bajo el guardabarros trasero empleando los tornillos (2) y arandelas (3) incluidos en el kit.


Paso 3

Retira los tornillos (D) situados en los embellecedores de las estriberas.


Paso 4

Monta los soportes de las maletas laterales (4) sobre las estriberas utilizando las arandelas (3) y tornillos (5) del kit. Fija el otro extremo de cada soporte sobre la varilla de unión (1) utilizando las arandelas (6) y tornillos (7). No aprietes los tornillos (5 y 7) del todo hasta que el soporte (4) quede bien centrado. Monta y conecta los intermitentes posteriores al soporte de las maletas utilizando los conectores y bridas incluidos en el kit.

Paso 5

Así quedará la GSR 600 de Suzuki con las maletas montadas en los soportes y complementadas con un Top Case trasero.

La nueva categoría nos trajo este año las motos con las que se corrían los Campeonatos de España y del Mundo en los 80 y 90. Aunque no hubo muchas (esperemos que el año que viene se vean más), el tener en parrilla Yamaha TZ, Honda 250, JJ Cobas... y con ¡¡¡Joan Garriga!!! a lomos de una de ellas, nos hizo sentir como se vivían los principales campeonatos de una época no tan lejana.

Jawas, Ducatis, MVs, Nortons... el bramar de los megáfonos de los motores de válvulas, los monos negros, las balas de paja, el público a escasos centímetros de sus pilotos, un día (no hace demasiado) todas las carreras eran así, y al vivirlo de nuevo cada año en La Bañeza, uno se pregunta si realmente hemos avanzado en esto de las carreras.

La categoría "carbonilla" de cuantas se celebran. Espectacular ver cómo van con las pequeñas 125 "redondeando" las esquinas de las balas de paja con los hombros. El guiño a la modernidad de las carreras de La Bañeza.