Concentración: La Leyenda Continúa

Miguel A. Fernández

309 votos

4 Amigos... o unos pocos miles másver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaEl ambiente fue de primera durante todo el fin de semana. Sin duda, la Leyenda Continúa en Cantalejo

La vergüenza que habitualmente sentimos al oír las "perlas" que cada día salen de la boca de nuestros políticos no tiene fin, y más aún cuando en ocasiones, los destinatarios de sus patinazos somos los motoristas.

En esta ocasión, la "ocurrencia" salió hace un par de semanas de la boca del alcalde de Valladolid, Oscar Puente, quién en una entrevista y al ser preguntado sobre la concentración La Leyenda Continúa, se refirió a ella como "una reunión de cuatro amigos", despreciando y ninguneando a todos aquellos (muchos de ellos sus propios convecinos), que el pasado fin de semana decidieron acudir a la reunión de Cantalejo.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaCuatro amigos...

En honor a la verdad, hay que decir que acertó a medias, y sin duda dio en el clavo en lo de amigos, auténticos amigos y amantes de la moto que se reunieron en la cita segoviana; pero la cifra se le fue un poco de las manos porque no fuimos cuatro, sino casi 7000.

Las risas que nos pudimos echar a su costa durante todo el fin de semana fueron más, muchas más que las 7000 personas que a cada paso, nos hacíamos fotos de cuatro en cuatro para darle con ellas en la conciencia y recordarle como una vez más, se repetía aquello de "boca grande, cerebro pequeño".ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaLos mismos cuatro amigos de antes... ah no, que son otros cuatro, que cosas oye

La 35 reunión de los creadores de Pingüinos, la segunda edición de la Leyenda Continúa, me recordó a aquellas ediciones de primeros de los 90, cuando se estrenaba el Área de los Portugueses II en Tordesillas, un área en la que en tan solo seis años se pasó de 2.700 inscritos a 14.000, unos años en los que los que estábamos allí, no sabíamos muy bien por qué, pero nos sentíamos parte de algo especial, algo único, como el tiempo con los años se ocupó de demostrarnos.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaA la izquierda el que esto escribe en 1990 estrenando el Área de los Portugueses II en Tordesillas, entonces también fuimos cuatro amigos, justo el doble que el año anterior

Me alegró mucho hablar con algunos moteros que me decían "yo no viví aquellos años, pero mis colegas me cuentan que esto es como aquellas ediciones de Pingüinos, y me encanta poder vivirlo". Y me alegró mucho que me dijeran esto porque la realidad es que en Cantalejo se respira la misma sensación que hace 27 años en Tordesillas: estamos haciendo, viviendo algo especial.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaLos que han vivido muchas ediciones de Pingüinos saben donde está el nuevo nido

A lo largo del fin de semana, además de en la zona de acampada o en Cantalejo, estuve en los actos de Turégano y de Sepúlveda y en todos estos sitios notaba una extraña sensación, sabía que pasaba algo pero no sabía muy bien el que era, hasta que ya el sábado por la tarde me di cuenta; efectivamente, ya era sábado por la tarde, había visto miles de motos, pero no había escuchado ni un solo acelerón más alto que otro... allí solo había auténticos motoristas, gente que respeta su moto y a los demás.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaSepúlveda tomada por motos y motoristas, de manera perfectamente ordenada

No vi un solo gañán a la hora de acceder o salir de una Sepúlveda a reventar de motos y motoristas que fueron a ver la actuación de Emilio Zamora, como tampoco vi una moto mal colocada en la Plaza Mayor de Turégano, abierta al tráfico y en la que varios cientos nos dimos cita para asistir al "Saludo de hermandad a los motoristas del mundo" con el Castillo, de origen celtibero, sirviendo como impresionante telón de fondo.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaEn la Plaza de Turégano, antes de dar comienzo al Saludo de Hermandad a los Moteros del Mundo

Una cita así es una ocasión única para que los más grandes viajeros se reúnan, y así ocurrió, y no solo durante las conferencias con que nos regalaron Gustavo Cuervo, Ricard Tomás, Alicia Sornosa, Quique Arenas o María Elsi, en las que pudimos ver y sentir sueños, fotos, paisajes, aventuras, gente del mundo, ilusión, pasión...ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaGrandes viajeros nos contaron sus experiencias por el mundo, en la foto María Elsi relatándonos su viaje a la India

Sino también los que paseando por cualquier barra de bar, por la zona de acampada, te ibas encontrando y podías comentar, contar, preguntar sobre cualquier destino y forma de viaje, como Víctor Rider, Polo Arnaiz, "El Mudo"... de los que en cualquier conversación normal siempre sacas una frase, una idea, un truco, como así ocurrió de cara a mi próximo destino: Islandia.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaGrandes amigos, grandes moteros, grandes viajeros...

Esta fue una concentración para enseñar a los que todavía no lo sepan, cual es la diferencia entre ruido y música, y de igual manera que una guitarra, un piano o una trompeta pueden hacer música si los toca un músico o solo ruido si los toca alguien que no lo es; una moto, emite por su escape música, un sonido rítmico y acompasado que en algunos casos es más grave, en otros más agudo, pero siempre es agradable... hasta que llega un gañán y la lia, y entonces se pone con ellas a hacer ruido... tener un instrumento musical no te hace músico, tener una moto tampoco te hace motorista, y en Cantalejo, solo y exclusivamente se dieron cita motoristas.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaMotorista no es el que tiene una moto, sino el que la vive y la respeta como parte de si mismo

Dentro de los muchos motoristas que vimos, nos sorprendió la cantidad de franceses, especialmente a bordo de side-cars de todo tipo, y es que entre la representación internacional, con portugueses (también muchos), o italianos, contamos hasta con un viajero llegado desde Corea del Sur, Lee Soonki, que se encontraba encantado y agradecido del recibimiento que le dimos en la concentración.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaMucha representación extranjera, que incluía la presencia de este amable coreano del sur, Lee Soonki

Además de los actos ya citados celebrados en Turégano y Sepúlveda, también se pudo visitar San Pedro de Gaillos, donde todo el que lo deseó pudo visitar su Iglesia de San Pedro y su cuidado Museo Etnográfico del Paloteo. Otra de las excursiones y también con aperitivo incluido, como las anteriores, fue la que nos llevó a Cuellar, en cuya villa se localiza el Castillo de los Duques de Alburquerque, el monumento más emblemático de la misma, declarado Monumento Nacional en 1931, además de sus otras muchas bellezas arquitectónicas, no en vano Cuéllar es uno de los principales focos de arquitectura mudéjar en la cuenca del Duero, y el más numeroso de Castilla y León.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaLas visitas turísticas tenían un verdadero interés turístico, al fondo la espectacular Sepúlveda

Estas excursiones y visitas culturales hicieron las delicias de muchos de los asistentes, que agradecían el hecho de que los sitios propuestos tuvieran un atractivo real y no fuesen unos simples sitios donde la gente se diera "un oreo".

Mientras y durante todo el fin de semana, Cantalejo fue una fiesta. Una fiesta en la que sus habitantes participaban encantados de relacionarse con sus visitantes, que como me decía una buena mujer durante el desfile de las antorchas "...son mu educaos y simpáticos estos chicos de las amotos".ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaPor supuesto, no faltó el desfile de antorchas

También allí, durante la tarde del sábado, pudimos ver a uno de los más educados y buena gente de cuantos acudimos a la Leyenda, que no es otro que Emilio Zamora, y que además de celebrar su segunda actuación, aprovechó para hacer público su acuerdo con el proyecto Rodando Contra el Cáncer y donar 1 céntimo de € por cada Km. recorrido. Como Emilio viaja con su furgoneta se hizo una foto de lo que marcaba el cuentakilómetros y el año que viene, de nuevo en Cantalejo, se verá cuanto marca y realizará la donación de lo que corresponda... Un nuevo y buen motivo para contratar a Emilio y poder disfrutar de su habilidad con una moto. Un nuevo y buen motivo para que tu colabores con este tan importante proyecto.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaEmilio Zamora aprovechó esta edición de La Leyenda Continúa para rubricar su colaboración con el proyecto Rodando Contra el Cáncer. Grande Emilio.

La actividad no cesó a lo largo de todo el fin de semana, y lo mismo te encontrabas de charla delante del escenario para celebrar las "Campanadas de Nochevieja y Año Nuevo Motero", bailando durante alguno de los conciertos que tuvieron su guinda el sábado por la noche con la actuación de La Guardia, o comiéndote unos buenos huevos con chorizo en la carpa del Chiringuito Motero de Arriondas, justo enfrente de la entrada principal de la concentración y dentro de las instalaciones de Naturaltur, donde has de volver si o si para participar en algunas de las impresionantes actividades que ofrecen durante todo el año.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaCuatro amigos tomando algo en el Chiringuito Motero de Arriondas, Bea al fondo levantando el país, una curranta la tía.

Y no, por supuesto que no, no me he olvidado de ese sitio mágico que reúne lo mejor de una concentración, la zona de acampada, una de las mejores zonas de acampada de cuantas hayas podido visitar, donde el calor de una hoguera hace que la amistad, las historias, las charlas de todo tipo fluyan con naturalidad y consigan lo que este año se consiguió en Cantalejo, que no eches nada de menos, que sientas que estás donde debes de estar, que es exactamente lo que sentimos los cerca de 7000 que nos dimos cita en esta segunda reunión de la Leyenda Continúa, los cuatro amigos que dice alguien que no sabe lo que dice.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaLa zona de acampada de Cantalejo es sencillamente excepcional, un lujo de sitio en el que acampar

En Valladolid se volvió a celebrar la Fiesta de la Moto, ahora la llaman Pingüinos, una gran fiesta en la que cualquiera se puede sentir motero por un día, y donde, aprovechando la presencia de algunos grandes motoristas (os echamos de menos), se puede "practicar", para quizás algún día ser como ellos. Un gran festival de música en el que el viernes por la noche a 5 € la entrada y el sábado a 10 € con autobús incluido, miles de vallisoletanos sumaron inscripciones. Quién sabe, quizás era esto lo que necesitaba la ciudad, un festival musical con el que animarse después de la resaca de las navidades y en el que la moto, también tiene un hueco...

En Cantalejo este año fuimos el doble que el pasado, y curiosamente no sobraba nadie, estaba quién tenía que estar, y viendo lo que vi el pasado año, me atrevo a vaticinar que el año que viene seremos muchos más, y que como este, tampoco sobrará nadie.ver galeríaConcentración: La Leyenda ContinúaAlgunos de los cuatro amigos responsables de esta concentración, 35 años organizándola se notan en el resultado

En tan solo un par de años, algunos de los mejores motoristas de este país han preparado un nido perfecto para que todos esos auténticos pingüinos, que aún andan perdidos después de que les echaran de Valladolid, tengan el mejor lugar en el que reunirse con los de su especie, ya lo he dicho antes, os echamos de menos y estaremos encantados y emocionados de que el año que viene nos volvamos a ver, en Cantalejo, porque podéis estar seguros de que La Leyenda Continúa.

309 votos