Museo World Champions by 99

David Remón Paracuellos

2 votos

Inauguración de un sueño

Que Jorge Lorenzo es un gran piloto, eso no lo puede poner nadie en duda. Pero curiosamente por encima de todo, es un gran apasionado de la competición tanto de las dos como de las cuatro ruedas. Su entusiasmo empezó de bien pequeño, cuando en el ’96 se enganchó a las carreras del mundial de velocidad y en el ’99 a las de la F1. Desde entonces su admiración fue total hacia esos héroes que consiguieron instaurar en un niño, la ilusión de ser piloto profesional. El destino además, lo ha marcado como uno de los mejores del mundo, con dos títulos mundiales en 250 sobre Aprilia (2006-2007) y con tres en MotoGP con Yamaha (2010-2012-2015).ver galeríaMuseo World Champions by 99Museo World Champions by'99

Pero incluso representando a uno de los mejores pilotos de la historia, no restó nunca la admiración por aquellos héroes del pasado. Lo que empezó en 2012 con un inocente intercambio de equipamientos con Casey Stoner y con Sebastian Vettel, acabó hasta hace poco con un casco de Ayrton Senna y un mono de Barry Sheene, que le ha costado años conseguirlos. Pero como bien dice el mallorquín, no tiene todo lo que ha buscado pero no se rinde, aunque algunas piezas por el tiempo que ha pasado, ya son muy difícil de conseguir. Las dos piezas más representativas para Jorge, son precisamente el casco de Ayrton Senna y su bella Yamaha M1 con la que ganó el título de MotoGP en 2015, unidad que se puede admirar muy de cerca por estar a ras del expositor.ver galeríaMuseo World Champions by 99Museo World Champions by'99

Para Jorge el museo es un homenaje a aquellas estrellas del pasado, una afición la del coleccionismo que ha querido compartir: nunca se lo planteó como objetivo económico porque es su pasión. El centro comercial Pyrénées, en Andorra la Vella, propietario del local donde se encuentra la colección, se lo ha puesto fácil. La exposición será permanente desde las 12.00h hasta las 23.00h, horario coincidente con el del bar donde se podrá tomar algo o incluso adquirir merchadising no solo de Lorenzo, también de Rossi o Márquez. Por 10€ se puede acceder a la visita del museo. Además, en el mismo local se podrá disfrutar de simuladores de gran calidad de F1 y de MotoGP, sin olvidar que su gigante pantalla hará las delicias de los aficionados que allí se quieran congregar para ver las carreras en directo…

Una visita a la F1ver galeríaMuseo World Champions by 99Museo World Champions by'99 Jorge reconoce que, si bien existe una parte de su historia en la parte final del museo reflejando toda su trayectoria, la parte de los grandes campeones de 500 o incluso el reconocimiento de pilotos de la talla de Rossi, Stoner o de Márquez, están muy presentes en la exposición.

Haciendo un repaso de lo que veremos por allí, lo primero que llama la atención es que la exposición empieza por la F1 antes que por las motos. Allí veremos los equipamientos que empleaban Jim Clark, Graham Hill, Emerson Fittipaldi, James Hunt o Gilles Villeneuve, que, aunque este último no fuese campeón, está presente por su carisma y por los valores que transmitió a los aficionados. Pasados los ’60 y ‘70, no metemos en los ’80 ya se pasa a Niki Lauda, Nelson Piquet. De Michael Schumacher y de Ayrton Senna tiene muchas piezas, de ahí que tengan ambos los espacios más grandes entre los pilotos de F1… En los ’90 nos encontraremos con Alain Prost, Nigel Mansell. Mika Häkkinen y a Fernando Alonso, el primer piloto español en proclamarse Campeón del Mundo de F1. Con los más actuales Sebastian Vettel y Lewis Hamilton es donde acaba la zona de la F1.

Y ahora, las dos ruedasver galeríaMuseo World Champions by 99Museo World Champions by'99

Se entra en la era MotoGP después de pasar bajo un arco separador de ambos mundos.
Aquí el gran protagonista es Mike Doohan, piloto que marcó a Lorenzo por sus éxitos y donde gracias al completo equipamiento del australiano, le ha brindado más espacio. Empieza la exposición con mono de Barry Sheene de los años ’70, pasando por Kenny Roberts y Freddie Spencer como único piloto en la historia ganador de la categoría de 250 y 500 el mismo año (1985). Wayne Gardner, Wayne Rainey, Kevin Schwantz, Alex Crivillé como el primer campeón del mundo español de la categoría de 500 y Nicky Hayden en la era de los 4T, cierran una parte de la historia de la categoría reina. Por otro lado, y como reconocimiento a la máxima dureza y dificultad en ganarlos, expone tres monos enfrentados: los de Casey Stoner, Valentino Rossi y Marc Márquez.

La tercera fase del museo hace referencia a la trayectoria de Jorge. En él una de las piezas más impresionantes, es la Yamaha M1 con la que ganó el título en 2015, rodeada con el diploma, copa y medalla que acreditan su campeonato de ese año. Pero su historia se ve bien reflejada a través de la colección de monos de piel, con los de su paso en la Copa Aprilia 50 donde empezó todo o por los rojos del Team Fortuna o los de Derbi con sus Balas Rojas. El último expositor concentra 9 cascos, los más especiales para él, los que más le hacen suspirar, entre ellos el famoso Chupa Chups con un buen golpe en el frontal, donde se rompió los dos tobillos.

2 votos