Moto Guzzi Audace: Muscle Bike a 90º

Moto Guzzi Audace: Personal muscle bike en V a 90º

Paulino Arroyo

5 votos

Custom Urban Dark con 1400 cc

Con los 1400 cc del motor bicilíndrico en V a 90 grados montado según la tradición guzzista, transversal a la marcha, junto con un par superior a los 12,34 Kgm a solo 3.000 rpm se podría decir que estamos ante un nuevo giro de tuerca de la marca italiana. Durante años ha hecho suyo, aquello del Custom a la Europea con modelos como la Florida, Nevada, o California, por ejemplo, entre otros modelos de mayor o menor acierto a lo largo de la historia.

Pero para alcanzar este nivel han sido necesarios muchos cambios, una evolución que no afecta a la base inamovible del alma de la marca, con su motor de cuatro válvulas, pero que mejora prestaciones y nivel de seguridad con la ayuda de la electrónica. Es el caso del sistema de control de tracción y cambios de modos de conducción. En la posición “Veloce”, muestra el poder de los 1400 cc a cada milímetro de giro del puño del gas con respuesta inmediata y algo rudo incluso. La posición “Turismo” es idónea para ciudad pues modifica la curva de entrega pero no la potencia y si el mal tiempo nos acompaña o la ruta es deslizante, conviene confiar en la posición "Pioggia" (Lluvia) ahí con 20 CV menos. Por cierto el sistema Ride by Wire es un elemento electrónico que controla el mando del gas no a través de un cable de transmisión y sí de conexiones electrónicas. Esto beneficia notablemente en la seguridad por la programación del motor, pero además influye en consumo al aportar la cantidad justa y necesaria de combustible, pues trabaja conjuntamente con la inyección electrónica.

El control de tracción MGCT se muestra sin concesiones como una gran ayuda en recorridos sobre tierra y bajo la lluvia pero también en todo momento. He tenido oportunidad de probarlo en situaciones comprometidas de agarre -caminos sin asfaltar y en subidas- y realmente funciona, con tres posiciones posibles e incluso una cuarta: la de desconectarlo.

Conectado a Internet

ver galeríaMoto Guzzi Audace: Muscle Bike a 90ºFotos: María Pujol

Pero hay mucho más pues con el MG-MP podemos hacer partícipes a nuestro Smartphone de los parámetros elegidos en nuestra Audace. De este modo lo transformamos en un ordenador de viaje que nos ofrece numerosos datos como velocímetro, tacómetro, potencia instantánea, par motor instantáneo, consumo instantáneo y medio, velocidad media y voltaje de la batería y la aceleración longitudinal. El "Eco Ride" ayuda a limitar el consumo y a mantener una conducción ecológica, proporcionando un resumen de los resultados obtenidos durante el viaje.

También podemos grabar los datos de viaje y revisarlos en el ordenador o directamente en la aplicación, mediante el análisis de la distancia recorrida con los parámetros de funcionamiento del vehículo. La luz indicadora de la reserva de combustible junto a esta aplicación, permite al MG-MP ofrecer también la información de la ubicación de las estaciones de servicio más cercanas. El sistema también permite encontrar fácilmente el vehículo cuando esté estacionado en un lugar desconocido, indicando automáticamente el lugar donde se ha detenido el vehículo.

El MG-MP incluye la función "Grip Warning" que avisa sobre el funcionamiento del sistema de control de tracción y proporciona información en tiempo real acerca del comportamiento de conducción en relación con las condiciones del asfalto. Una luz advierte de la falta de adherencia disponible. Gracias al uso de giroscopios y de la información del vehículo, también el teléfono inteligente se convierte en una herramienta sofisticada para medir el ángulo de inclinación en curva a través de algoritmos especialmente desarrollados para la nueva Moto Guzzi. Se pueden configurar los umbrales tanto para el ángulo de inclinación como para la velocidad y las revoluciones de la moto y su superación la indica con un parpadeo una luz en el panel de control.

Una Muscle Bike

ver galeríaMoto Guzzi Audace: Muscle Bike a 90ºMoto Guzzi Audace

Dentro de la categoría custom existen tantas variantes que en ocasiones resulta difícil decidirse por una u otra denominación para definir a un modelo. Pero la Moto Guzzi Audace se acerca mucho a una Muscle Bike y además la marca la ha integrado dentro de su línea Dark Urban, que se inició en las V7 de 750 cc con una serie de accesorios para personalizarlas. Esta, las Muscle Bike, es una familia de motocicletas que se caracteriza más que por su potencia por su siempre omnipresente par que garantiza excelentes cifras de aceleración, cercanas –e incluso superiores- a motos de otras categorías más ligeras y dinámicas. Y también por su marcado individualismo que en la Audace es posible incrementarlo tras retirar el asiento del pasajero.

El par de 12,34 Kgm a 3.000 rpm y la potencia de 96 CV a 6.500 rpm lo dice todo. La refrigeración es mixta, de aire y radiador de aceite con un termostato que controla el funcionamiento del ventilador. La posición del motor en V montado en el chasis transversal a la marcha es perfecta para que llegue el flujo de aire por igual a cada cilindro. El embrague es hidráulico, no por cable, una tecnología que ha llegado ya a todo tipo de motocicletas. Y para evitar un exceso de vibraciones, nunca eliminadas del todo y muy patentes al ralentí, el motor se ha instalado en un chasis doble cuna y sobre elementos elásticos. La refrigeración es mixta, de aire y aceite

Este es un propulsor con cilindros de 104 mm de diámetro por 81,2 mm de carrera, diferencia muy marcada, por lo que unido a la cilindrada exacta de 1380 cc, se muestra con todo su carácter desde muy abajo. Esto permite recuperar bien en marchas intermedias y largas desde bajas vueltas de las seis relaciones posibles. La culata de cuatro válvulas y el doble encendido (dos bujías por cilindro) son también buena parte de su carácter.

Resto de parte ciclo

ver galeríaMoto Guzzi Audace: Muscle Bike a 90ºMoto Guzzi Audace/ Fotos: María Pujol

El chasis es doble cuna, con una columna de dirección a 33º y un ángulo de horquilla (lanzamiento) de 37º, siendo esta convencional de 45 mm de diámetro de barras y con un recorrido de 110 mm. El avance resultante es de 145 mm, para nada conservador, lo que unido a una generosa distancia entre ejes de 1.695 mm y el largo total de 2.445 mm nos obliga a afrontarlos de modo muy peculiar cuando deseamos hacer rápidos cambios de dirección. Esto es debido en buena medida a la posición de conducción y al amplio manillar. Pero es más interesante resaltar sus evidentes virtudes, que son muchas, pues ya he mencionado la buena aceleración en el apartado del motor. Una de ellas es su cardan con el que podemos reducir sin efectos nocivos a pesar del embrague monodisco. Ahí actúa el sistema antivibración. Por ejemplo mencionar que la pareja de amortiguadores traseros tienen un recorrido de 120 mm e incluso en las juntas de los puentes y baches “por sorpresa” actúan con un buen compromiso. Con la moto inclinada, afrontar un bache no implica perder la línea trazada. Son además regulables en precarga de muelle y en extensión con un depósito de gas separado.

Otro aspecto positivo es la primera impresión al frenar: la pareja de discos flotantes de 320 mm de diámetro y pinzas Brembo radiales de cuatro pistones ejercen bien su trabajo. Y a medida que nos acostumbramos a los más de 300 kg en orden de marcha, (299 kg sin combustible) y el depósito admite 20,5 litros, esa impresión se confirma y acrecienta. Detrás la frenada se confía a un disco de 282 mm con pinza Brembo de dos pistones capaz de detener el neumático a poco que insista y que el asfalto se muestre irregular. Afortunadamente incluso cuando actúa el ABS, este pasa casi desapercibido sin recibir molestas vibraciones sobre las palancas, ni en la mano ni en el pie.

La medida de neumático delantero, un 130/70 R18 y su consiguiente llanta de 3.50” es un tanto excesiva -una cuestión estética bien conseguida con un guardabarros en carbono- pero contrasta incluso con el 200/60 R16 en garganta de 6.00 de la llanta trasera. Afortunadamente la distancia de las estriberas al suelo de la Audace, no plataformas como en su hermana la MGX-21, es suficiente para poder entrar en las curvas sin temor a rozar de inmediato. Tocará si entramos rápido, pero en el fondo este es un buen dato. La rigidez de la parte ciclo está en consonancia con las prestaciones del motor. También resulta fácil moverla en parado desde el puesto de conducción (salvo por el peso, por lo que hay que hacerlo con decisión y con cuidado de no aparcar en pendiente). El asiento se sitúa solo a 740 mm, con uno opcional a 720 mm, lo que facilita esas maniobras.

Antes del botón de arranque

ver galeríaMoto Guzzi Audace: Muscle Bike a 90ºMoto Guzzi Audace

A sus mandos lo primero que hay que tener claro es qué esperamos de ella. Si rodamos solos por ejemplo podemos retirar el asiento del pasajero y realizar algunos ajustes de suspensión trasera e incluso de la distancia de las palancas de embrague y freno delantero al puño. Si lo nuestro es dejarnos llevar por la cinta de asfalto, como si se tratara solo de una cruiser más, la Moto Guzzi Audace ofrece la posibilidad de elegir la posición "Pioggia" (Lluvia) en el “mapping” del motor que ofrece 20 CV menos. La aceleración y las prestaciones siguen siendo tan buenas que no hay motivos para preocuparnos por falta de capacidad de reacción al adelantar o al recuperar el motor a bajas vueltas por ejemplo. Pero si deseamos notar de lo que es capaz este motor en V a 90º de doble encendido y con nada más y nada menos que 1380 cc -recordemos que con 96 CV- solo hay que acudir al modo “Turismo”. Él es más que suficiente para movernos siempre, pero… si “de verdad” deseamos darle trabajo al control de tracción, el modo “Veloce” sorprende. Al menos a mi me sorprendió gratamente. Esos cambios los realizamos activándolo desde la piña izquierda, siempre desde parado y pulsando el botón del arranque. No podemos elegirlos ni modificarlos en marcha: hay que detenerse. Entonces la capacidad de respuesta al puño del gas es contundente, hasta el punto de ver la luz ambar del control de tracción -si lo llevamos en la posición menos intrusiva, la tercera- parpadeando en las ocasiones en las que el asfalto es de dudoso agarre y en situaciones “delicadas e impredecibles” como pasos de cebra, rotondas irrigadas y regueros de aceite o gasoil. Una vez en marcha no será una potencia que nos deje sin aliento, no es ese su cometido, pero si que es un buen ejemplo del carácter de una bicilíndrica en V.El control de tracción es un buen compañero de ruta

Hay otros muchos aspectos que podemos elegir antes de iniciar la marcha y este es por seguridad: ¡preservará nuestra cuenta corriente! Se trata del control de velocidad. Lo preparamos para su utilización y en el interior de la única esfera del cuadro de mandos se ilumina de modo intermitente una luz que nos indica de su posible activación. Esta luz resulta molesta pues tenderemos a confundirla con la de intermitencias, pero su uso es recomendable si deseamos mantener una velocidad constante, sin excedernos en la velocidad frente a los radares. Se desactivará de inmediato al tocar el freno, el embrague o girando el gas en sentido contrario

Una vez en marcha

ver galeríaMoto Guzzi Audace: Muscle Bike a 90ºMoto Guzzi Audace

La posición de conducción, con las piernas adelantadas, me gusta. No resulta excesiva salvo por el ancho del manillar, que es mucho y por su forma totalmente plana, propia de un Drag Bar sin concesiones a la comodidad, postura que encaja con las Muscle Bike. Yo me encontré como en casa casi de inmediato, pero puedo entender que las cuestiones ergonómicas son muy personales y dependen entre otras cosas de cuál es tu montura habitual.

Me he movido con la Audace en ciudad y si queda espacio suficiente entre coches es posible pasar entre ellos, pero hay que estar muy atento pues el radio de giro es grande lo que se ve afectado por el ancho del manillar, el largo entre ejes y el largo total. No es pues su hábitat natural y sí aquel otro que nos encontramos en el extra radio, fuera de los núcleos urbanos. No es necesario que optemos por carreteras sin curvas pues estas las afronta con suficiente solvencia a ritmo normal. En cambio en tramos más rectilíneos, adelantando al resto de usuarios aprovechando su buen par y su curva lineal entre las 3.000 rpm del par y las 6.500 rpm de la potencia máxima, es donde nos demostrará el motivo de enmarcarla dentro de la categoría Muscle Bike.El consumo tranquilo por carretera ronda los 6,5 litros a los 100 Km

Es ahí donde conseguiremos que las sensaciones afloren si abres el gas sin contemplaciones y aquí, caben varias apreciaciones: no se trata de una moto radical en su entrega de potencia pero sí que lo hace de modo ordenado y desde muy bajas vueltas. El consumo en recorridos tranquilos mayoritariamente ciudadanos ha sido de 6,9 litros a los 100 Km. En cambio por carretera rodando dentro de los márgenes y en marchas largas este ha bajado ligeramente de esa cifra (6,3 l.), que son muy posiblemente el máximo y el mínimo consumo que conseguiremos en el uso mixto ciudad/carretera. En esos recorridos dependerá mucho de si adquirimos hábitos para consumir poco o nos dejamos llevar por las prestaciones por encima de los límites estipulados. En autopista y a buen ritmo el consumo sube notablemente más de un litro, (como aparece en una de las fotos con 8,2 litros a los 100 Km) pero es culpa mia: le gusta ir alto de vueltas siempre y especialmente en la posición Veloce. Su carácter y buena parte ciclo invita a conducir sin demasiadas contemplaciones con el gas y he caído en la tentación.

Afortunadamente, así como en ocasiones las custom se muestran muy rígidas de suspensión, ya mencionaba que en el caso de la Audace esta es buena. Es eficaz tanto con los grandes baches, como con aquellos rizados apenas perceptibles a simple vista pero francamente molestos sin una amortiguación minimamente digna. Y esta es mucho más que eso. Lo que conviene tener en cuenta siempre es que más de 300 kg son muchos y que, si rodamos rápido, hay que detenerse a tiempo. La frenada es uno de los aspectos que más me han gustado: las pinzas Brembo de anclaje radial son las culpables. Además hay que anticiparse antes de afrontar las curvas, pues su parte ciclo es tan buena que entraríamos en ellas más rápido aunque, ahora sí y me repito, rodando a buen ritmo alcanzaremos el límite de inclinación, tanto en las curvas de derecha como en las de izquierda.

Precio y posibles extras

ver galeríaMoto Guzzi Audace: Muscle Bike a 90ºMoto Guzzi Audace

El precio de la Moto Guzzi Audace es de 19.184 € en cualquiera de sus dos posibles tonalidades, en negro o la que ves en este artículo en rojo anodizado. Como ves no dispone de cromados y sí de infinidad de piezas en negro que la marca define como Dark Urban. Los extras son diversos. Estos son solo una pequeña muestra: desde la funda cubre moto exclusiva 165,29 €; hasta nuevos retrovisores 397,52 € y puños 218,18 €; contrapesos Dark Corsa 65,29 €; maneta de freno 99 € y embrague 84,30 €, reposapiés de aluminio de piloto 154,55 € y pasajero 154,55 €, protectores de bomba freno y embrague Dark 98,35 €; tapas culatas en rojo mate o en gris 179,34 €; alarma electrónica 192,56 €; protector calorífico de los cilindros 225,62 €, protectores cromados de cilindros 265,29 € y de depósito 309,09 €; cubre depósito Carbon Look, 128,10 €; o los embellecedores de las culatas en aluminio, 74,38 €. Para que no encuentres dos Moto Guzzi Audace iguales y la tuya sea realmente exclusiva.

5 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...