Macbor Rockster 125i: Empieza tu camino

Macbor Rockster 125i: Empieza tu camino

David Remón Paracuellos

5 votos

Recursos compartidosver galeríaMacbor Rockster 125i: Empieza tu caminoPres. MACBOR Rockster 125 i

Crear productos originales no es fácil y tampoco está en la mano de todos. Los recursos han de ser altos para industrializar una idea a gran escala para que, al final, las grandes producciones consigan que encaje con lo que hay en el mercado, sobre todo de cara a los precios.

Es así como surge el proyecto Macbor, en el seno de la empresa familiar Bordoy. Son 46 años de experiencia en el sector de la moto donde, además, son distribuidores de marcas como Husqvarna o MV Agusta e importadores oficiales de SYM para España. Precisamente con este fabricante taiwanés y en su ánimo de introducirse en el mercado sudamericano, le pidieron al equipo de Bordoy que les echasen una mano, reapareciendo así el proyecto Macbor. Y me refiero a esa nueva oportunidad porque Macbor apareció en 2005, pero por aquel entonces creando motos infantiles… No hay que olvidar que en la larga trayectoria de los Bordoy, la denominación de Macbor proviene de MACal y BORdoy, cuando aquellas ya desparecidas motos portuguesas las importaban ellos.

El conocimiento del mercado de la moto, así como su experiencia con el producto SYM, consiguieron que sus viajes a Colombia, precisamente país de América del Sur que más industria auxiliar hay del sector de la motocicleta, acabasen de forjar el nuevo proyecto. El sueño de crear su marca propia siempre fue un desafío, así que por fin tiraron adelante. Ver en Colombia la infinidad de motos de pequeña cilindrada venidas de Asia con una durabilidad a prueba de bombas, les abrió los ojos. Abastecer al mercado español de motos de pequeña cilindrada partiendo de la base de un producto oriental que se desmarcase del mundo scooter, era interesante, al contrario de la política de Kymco que hoy solo aporta scooters… 

Nuevo proyectover galeríaMacbor Rockster 125i: Empieza tu caminoPres. MACBOR Rockster 125 i

Precisamente cuando empezaron con las motos infantiles de Macbor, ya pedían modificaciones exclusivas al fabricante asiático para nuestro mercado nacional. Así que, ante la baja demanda y el aumento de competencia de aquellas pequeñas motos para niños, rompieron la baraja y dejando de lado el mercado infantil, se fueron a buscar el nicho de motos con marchas que parece ser que en España anda flojo debido a la concentración de esfuerzos en los scooters. La idea, a largo plazo, será crear desde cero, pero eso ya se andará si el mercado reacciona bien. Quieren crear motos sólidas y robustas de gusto europeo, con alma, como bien dicen sus creadores…

Partiendo de la base del catálogo de Zongshen, marca que produce en China, se escogieron tres modelos para dar forma al catálogo de Macbor: las nakeds Stormer R y Shifter MC1, las trails Montana XR1 y XR3, así como las custom Rockster y Rockster Flat. A los modelos escogidos de Zongshen se los sometieron a un profundo lifting donde no solo afecta a lo estético, sino que también a la calidad de acabados. La mecánica proviene y se comparte de la Honda CBF 125, base mecánica con las que se equipan a todos sus modelos y que es fruto de un joint venture de Honda en su expansión por Asia.Los 2.199€ que cuesta, están más que amortizados y más si vienes del carné B...

Así que, ante este preámbulo, no os voy a decir lo importante que es para la gente de Bordoy la presentación de su primera moto. Independientemente de lo que viesen por Sudamérica en la fiabilidad de la marca, la verdad es que además en España se ha trabajado para cerciorarse que la calidad y los problemas del “low cost” no desembarquen con ellas. Con 70.000 kilómetros sin parar, a 40ºC en Andalucía y a -15ºC en Guadalajara, han podido constatar que la mecánica es robusta incluso ajustada para la Euro4, donde viene con inyección electrónica.

España es un mercado de 1.200 unidades de motos custom 125 con marchas y han querido entrar cuanto antes, teniendo en cuenta que la oferta en este estilo de moto en nuestro país viene también directamente de marcas asiáticas: Keeway Super Light, Hyosung  Aguila, Mash Black Seven y Daelim Daystar. Aunque todavía están cerrando los distribuidores en nuestra península, de momento la acogida está siendo muy positiva por lo que nos informaron en la misma presentación. Actualmente tienen más de 30 concesionarios, casi ya 40, con una idea de expansión de hasta los 60 o 70 máximo a medida que se vaya conociendo el producto. El objetivo en esta primera e importante etapa, es que su andadura en los primeros 12 meses acabe con unas 500 motos introducidas en nuestro mercado entre los seis modelos comercializados.

Ciudadana del mundover galeríaMacbor Rockster 125i: Empieza tu caminoPres. MACBOR Rockster 125 i

Nuestra cita fue en la bella ciudad vasca de San Sebastián. Lo que prometía ser una jornada perfecta donde tomar el pulso al nuevo producto Macbor entre sus calles con tímida incursión en carretera comarcal de su entorno, acabó siendo una jornada de lluvia intensa que lo único que consiguió fue aguarnos la fiesta…
Después de una semana de calor asfixiante en toda España, aquellos dos días allí cayó agua para aburrir. Como veréis en la foto, el mono agua fue mi atuendo: de no ser por él, me hubiese puesto como una sopa…
Así que lo primero que os puedo decir es que justo antes de subirme a ella, la moto me impresionó… Su presencia no pasa inadvertida, pero todavía menos cuando te enteras que su precio de venta es de 2.199€ independientemente de si la escoges en negra o en rojo, los dos únicos colores. La verdad es que da mucho el pego hasta que la pones en marcha, donde su baja cilindrada no da más de sí: aquí no vibras de sensaciones y emociones, tan solo por silueta.Manejable por su altura del asiento y por su amplio radio de giro que facilita todo
El puesto de mando, como nos comentaron en Macbor, se ha trabajado de forma especial, sobre en todo en lo que hace referencia a la posición de conducción. El manillar se modificó pensando en nuestra talla europea, así como el gusto de los amantes del custom. Sorprende el asiento por su buen mullido, con un cuadro de mandos de reloj simple donde su velocímetro nos indica en millas y kilómetros hora la velocidad, llamando la atención que a los 100 km/h marque la zona roja. No hay que olvidar que su mecánica refrigerada por aire de dos válvulas, busca la máxima economía gracias a su inyección electrónica y, que sus 10,6 CV, no son precisamente la potencia ideal para una moto que pesa 142 kilos en vacío; 155 kilos llena. Siguiendo con el puesto de mando, me llama la atención lo bien resuelta que está esta parte, destacando la descarada imitación a las motos de Milwaukee por parte del reloj y los testigos luminosos, aunque con diferente función: hasta en el soporte de la misma esfera es una copia. Estos informan de la marcha engranada y del punto muerto, de ahí que haya seis: es una caja de cambios de 5 velocidades. Los testigos luminosos en este caso se encuentran dentro mismo de la esfera… El problema es que, si de día no se ven y te has de fijar demasiado por la baja intensidad que desprenden, lloviendo la cavidad de los mismos se llena de agua y todavía es peor.
Sorprende de su frontal el bastidor de acero de doble cuna o la solución de los cláxones a cada lado de la moto, justo por debajo de los intermitentes de LED naranjas que también se encuentran con la misma tecnología en la parte trasera. Seguimos con LED en el piloto posterior, cosa que para la óptica delantera se recurre a la óptica halógena de toda la vida. Me agradó el diseño del escape, así como el pequeño agarradero trasero, donde además han conseguido homologar la posición de la matrícula precisamente detrás de este.

Contacto, con tactover galeríaMacbor Rockster 125i: Empieza tu caminoPres. MACBOR Rockster 125 i

Bajo ese panorama de lluvia, no se podía aspirar a tener una buena toma de contacto. Las motos poco rodadas y con los neumáticos firmados por Cheng Shing Rubber, poca confianza me transmitían y con razón…

Sobre la Rockster es fácil que os encontréis cómodos. Yo por lo menos así lo sentí. Trabajada en la ergonomía y dispuestos los pies sobre pequeñas plataformas, la verdad es que la sensación de custom es total, aunque el bajo peso para su volumen llame la atención. Su altura de asiento de tan solo 720 mm, conseguirá que no se te atragante maniobrar y menos con el corto radio de giro que aporta. Me llamó la atención los estribos del pasajero bien rematados, contrastados con las soldaduras del escape que, aproximando la nariz, descubres el acabado tosco de algunas soldaduras.  Pero también rápidamente te encuentras con los pintones amortiguadores traseros con depósito de gas separado, tipo Piggy Back, que además son calibrables mediante rosca en precarga de muelle.

Como bien comentaba, sobre el agua sus gomas no ayudaron en nada a rodar con confianza: japoneses y europeos son los mejores haciendo neumáticos para moto y sería lo primero que cambiaría. La Rockster lleva pinza de tres pistones en el disco delantero, donde el central se sincroniza con la leva trasera: no le pega el disco lobulado y no comunicaron su diámetro. No hay que olvidar que la nueva homologación con la llegada de la normativa anti polución Euro4, obliga a los fabricantes motos y scooters de 125 aportar ABS o frenada integral, esta segunda es la opción barata. Así que con este percal de tiempo y sobre el deslizante pavimento de San Sebastián, me llevé algún que otro susto al apoyarme sobre el freno trasero, dado que siendo de tambor no es la mejor solución si delante llevamos disco y se ha de compartir la frenada. La leva trasera excesivamente levantada, obliga a levantar el pie para activarla, consiguiendo hacer mucha fuerza sobre ella dado el gran brazo de palanca que tiene, así que el bloqueo es fácil: menos mal que viene solo sobre el tren trasero. Creo que un nuevo diseño en esa leva arreglaría mucho las cosas, o por lo menos su reposicionamiento.
La moto es suave de motor y sus prestaciones, aunque modestas, cumplen perfectamente para la labor que se le ha diseñado: la movilidad urbana. Su caja de cambios está bien escalonada y si bien es verdad que una sexta marcha sería una buena opción para los que tengan que salir del ámbito urbano, es a buen seguro que tendría muchos problemas en aguantarla sin ahogos a poco que hubiese aire en contra o pequeñas cuestas: su modus vivendi está en la urbe o en pequeños desplazamientos tranquilos interurbanas…

ver galeríaMacbor Rockster 125i: Empieza tu caminoPres. MACBOR Rockster 125 iMe parece interesante este modelo para introducirte en el bello mundo de la moto y además de marchas. Con este precio, qué duda cabe que se le pueden perdonar muchas cosas, pero lo que tengo claro es que, además, lo importante es que el servicio post venta esté a la altura de las circunstancias y por la experiencia de Bordoy, Macbor lo ha de estar. Si el custom es tu preferencia y el carnet, así como el precio de adquisición es tu condicionante, seguro que te sorprenderá esta Macbor.

5 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...