Kymco Grand Dink 125/300 2016

Kymco Grand Dink 125/300: diseñado para europeos

David Remón Paracuellos

8 votos

Cuidando a Europa

Ya hace 20 años que Kymco desembarcó en España y precisamente tuve la oportunidad de manos de Carlos Wang, actual responsable de Marketing de la compañía en nuestro país, de ser uno de los primeros periodistas en probar uno de aquellos recién desembarcados scooters taiwaneses.

Mucho ha llovido desde aquel test en Madrid con el Heroism 125 en 1996, con motor de cosecha propia refrigerado por aire y aceite. Pero por aquel entonces la implicación y motivación de sus responsables por el mercado español, con Carlos ya al frente, así como el interés continuo en la mejora de su producto, tarde o temprano tenían que dar sus frutos. Y si no que se lo digan a los señores de Kia o Hyundai por hablar del mundo de las 4 ruedas, donde en pocos años su calidad y tecnología los ha puesto a la vanguardia del mercado. A Kymco le ha sucedido lo mismo, así que no es de extrañar su liderazgo en España con su gama de scooters, haciendo daño a grandes marcas niponas y coreanas. Líderes indiscutibles de ventas en el mercado del scooter de 125, este mercado juega un papel relevante en nuestro país, dado que es el 43,7% de las ventas vienen de la convalidación con el carné de coche (B). Así que en su línea por mejorar su gama en cada generación que se presenta, llegan con el nuevo Grand Dink que nada ha de ver con su antecesor y con el que convivirá en el catálogo hasta finales de existencias de stock. Hay que tener en cuenta que todo lo que viene de la fábrica de Taiwán ya llega con especificaciones de Euro4 y este nuevo modelo, en cilindradas de 125 y 300, es el primero en hacerlo en formato GT.ver galeríaKymco Grand Dink 125/300 2016

El nuevo Grand Dink es sin duda una apuesta muy fuerte por introducirse en el segmento GT de ajustado precio, un scooter que destaca desde el primer momento por ser de concepción europeo, por sus formas, equipamiento, pero sobre todo, por ergonomía. Además y dada la importancia del mercado español para la marca, es donde más venden en el Viejo Continente, Kymco España ha participado directamente en la puesta a punto del scooter, detalle que habla por sí mismo de la influencia de nuestro mercado en su gama.

Más Dink que nunca

Del actual Grand Dink solo hereda la denominación. Quizás sí que ha perdido la bandeja plana en los pies, algo compartido con el económico Yager, pero el nuevo Grand Dink está a tal nivel que desbanca a mi forma de ver incluso al súper ventas Super Dink. Además de más atractivo en su diseño, la ergonomía se ha trabajado para que un usuario de mi talla de 1,80m pueda estar cómodamente sentado sobre él sin contorsiones raras, aprovechando los reposapiés en su posición avanzada y circulando por ciudad sin que los extremos del manillar tropiecen con las rodillas en las maniobras. Así pues no existe desproporción entre la distancia del manillar y el asiento como ha ocurrido en muchos modelos de patrón para usuario asiático… Si hasta ahora en la gama Kymco solo me sentía completamente cómodo sobre el Xciting 400i, que también curiosamente fue concebido de forma especial para el mercado europeo, en este aun siendo compacto, se circula también muy cómodo.ver galeríaKymco Grand Dink 125/300 2016

El nuevo Dink será la nueva punta de lanza de la marca, porque además de su agraciado diseño que entra por los ojos, viene en 125 y 300 para cubrir los perfiles de los automovilistas y motoristas, dos scooters idénticos excepto en potencia, precio, pesos y capacidad de carga. La gama de colores en titanio, blanco y negro es también común para ambos modelo y tan solo el precio que les separa 300€ marcan la pequeña diferencia para el doble de potencia entre uno y otro. 

El Grand Dink destaca por un equipamiento muy alto. Viene con catalizador de tres vías para cumplir con la dura normativa Euro4, con sistema de frenos de discos lobulados y latiguillos metálicos como en las mejores motos deportivas, apoyado por la centralita ABS de Bosch 9.1 M, de las más compactas que comercializa el fabricante alemán y que trabaja a 40MHz en vez de los anteriores 32MHz. Las luces LED se encuentran presentes en la luz de posición y piloto trasero incluyendo los intermitentes, sin olvidar que la doble óptica es halógena, con cruce y carretera para ambas. La funcionalidad no se descuida y sin problema alberga dos cascos integrales bajo su asiento. Mantiene el detalle del sensor fotoeléctrico dentro del cofre con luz LED y además aporta amortiguador hidráulico para abrir el asiento. Siguen los detalles con un completo cuadro de mandos con pantalla de gran tamaño digital donde además de lo habitual, se puede controlar la carga de la batería de forma continua, la temperatura exterior o el avisador de cuando toca cambiar el aceite al motor. También en la guantera izquierda, viene con un cargador tipo USB para cargar el teléfono, destacando su capacidad donde entra hasta un enorme Samsung Note3.

Diseñado y hecho para tiver galeríaKymco Grand Dink 125/300 2016

Massimo Zaniboni del estudio de diseño italiano Arkema ha sido una vez más la persona de confianza de los directivos de Kymco y no se equivocaron. Pero aun así hubieron cambios cromáticos para ajustarse mejor a nuestro mercado, lo mismo que en el tema de las suspensiones, que en la versión de 125 se ha mejorado en confort para España, siendo más blandas y absorbentes, detalle que ya ha agradado a más de un país vecino… De todas maneras y aun recibiendo esas modificaciones, ambos Grand Dink viene de serie con 5 posiciones de precarga de muelle para ajustarla a gustos y tipo de carga.

Uno de los grandes logros que ha conseguido Kymco es pasar holgadamente las exigentes restricciones que marca la Euro4 en cuanto a emisiones de monóxido de carbono (CO), óxido de nitrógeno (NOx) e hidrocarburos (HC). En ambas versiones se ha pasado con diferencias muy holgadas, destacando el máximo del 67% sobre lo permitido en CO en el 125, valor sobresaliente siendo un modelo principalmente urbanita.

El motor del Grand Dink 125 viene derivado directamente del Super Dink 125. Es de 4 válvulas buscando la máxima potencia, aportando 12,9 CV a 8.750 rpm para mover esos 183 kilos de peso lleno. En el caso del Grand Dink 300, scooter de 200 kilos lleno, recibe casi el doble de potencia. Esos 17 kilos de más vienen acompañados de 24,5 CV a 7.250 rpm, potencia claramente inferior a los 30 CV del Super Dink 300i por ser un motor de diferente origen al del Super Dink. En nuestro protagonista no se cuenta con culata de 4 válvulas como el 125, aunque mantiene la distribución SOHC, siendo el “secreto” que ha conseguido que la versión 300 se quede a tan poca diferencia en precio al de 125. Para compensar la disminución de potencia, el desarrollo se ha recortado para obtener aceleraciones y recuperaciones de más calidad, sacrificando la velocidad punta fijada en los 130 km/h de marcador.

Sorpresa, sorpresa

ver galeríaKymco Grand Dink 125/300 2016Sin verlo en directo y después de la rueda de prensa, todo parecía indicar que me iba a encontrar con un scooter de marcado carácter europeo. Las cotas hacían ver ya de entrada que muy grande no era…

Desde Barcelona nos desplazamos hasta la ciudad costera de Mataró, precisamente donde Motos.net vio la luz ahora hace más de 18 años… Allí nos prepararon en el concesionario de la marca un recorrido totalmente de carretera con la versión 300, dado que no se disponía todavía de la pequeña.

De entrada os puedo decir que en directo gana mucho enteros en lo que se refiere a diseño. De acabados correctos pero sin llega r a ser Premium, eso lo veremos después del verano con el nuevo Super Dink que llegará para esas fechas, todo está en su sitio. El asiento es francamente cómodo y ergonómico, quizás un poco más blando de lo esperado, pero que como más tarde pude comprobar, no dio pie a cansancio. El Grand Dink es compacto sí, pero hay espacio hasta para mis largas piernas, pudiendo ubicar los pies en la posición más adelantada para estirarlas sin tener que forzar el ángulo del empeine.

El manillar es cómodo y de moderno diseño, dejando ver todo el cuadro de mandos sin problema. Las manetas de ambos frenos son graduables en 4 puntos, muy de  agradecer para las diferentes medidas de conductores… Si sentado te sientes arropado con el apoyo de los riñones, la plaza trasera estando más alta también es amplia, con buenos agarraderos laterales y con estribos plegables que además les han incorporado recubrimiento de goma para absorber las vibraciones.ver galeríaKymco Grand Dink 125/300 2016

El Grand Dink es suave y acelera muy bien y es verdad que su velocidad se ha recortado respecto al Super Dink 300i para que consiga esas notables cifras. La calidad de su frenada es lo que más me sorprendió en carretera, lo mismo que la protección aerodinámica muy conseguida por parte de la cúpula, dado que se ve por encima de ella protegiendo bien la cara y sin apreciarse turbulencias.

Es verdad que en Kymco para dotar a este scooter de una agilidad inusual para su uso por ciudad, pidió a Kenda, suministrador de este modelo, que la carcasa que se diseñase fuera más agresiva. Su forma acuñada sin duda le da mucha agilidad, muy interesante para los urbanitas del 125 que llevarán idénticas medidas en la parte ciclo que en la 300, pero que en carretera me dio excesiva sensibilidad en la dirección a máxima aceleración en curvas muy cerradas o enlazadas: con un simple cambio de gomas por balón menos acuñado y ya cambiaría… Hay que tener en cuenta que con más peso, prestaciones y con reparto de peso más acusado sobre el tren trasero en el 300 (40% delante y 60% detrás) que en el 125 ( 42% delante y 58% detrás), esta sensación es la esperada y natural marcada por la física. Los scooters son muy sensibles a la carga, de ahí que el fabricante como Kymco dote al modelo de precarga de muelle, aunque al final nadie lo utilice, como los manómetros para controlar la presión del aire. Si realmente influye en algún vehículo de dos ruedas la incorrecta presión de aire, es en el los scooters…

Bet&Winver galeríaKymco Grand Dink 125/300 2016
Nuestra toma de contacto fue muy agradable porque se realizó una bonita ruta por carretera. Me sorprendió con agrado el agarre de los neumáticos, la potente frenada con un ABS que solo hace acto de presencia cuando se necesita. Me gustó el diseño y el confort, con un equipamiento de alto nivel. A nivel dinámico por ciudad se mueve con mucha soltura con un asiento que por su forma además de confort conseguirá que cualquier talla llegue bien al suelo, mientras que por carretera no roza al suelo con asiduidad, al contrario, tocar es raro. En el Grand Dink no me convenció el aumento de las vibraciones a partir de los 100km/h, puesto que por debajo de esa velocidad la suavidad es total…

No me extraña que este producto se plantee como la punta de lanza de la marca a partir de ahora. Es por muchas cosas, pero sobre todo porque en el Grand Dink 300, que por cierto también es de inyección electrónica de la japonesa Keihin aunque no anuncie con una “i”, llega con un precio respecto a su equipamiento excepcional. Si en el caso del Grand Dink 125 respecto al Super Dink 125i ABS existe una diferencia de 81€ menos para el nuevo, en el caso del Grand Dink 300 respecto al Super Dink 300i, la diferencia es de nada más y nada menos que 700€. Y eso es mucho dinero para un modelo que en mi opinión ha superado en todo a su hermano de catálogo… Y si además te dicen que de los 3.000 km del plan de revisiones, los Grand Dink pasan a los 5.000, todavía me reafirmo en mi opinión… Apuesta por él y verás que ganarás…

8 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...