Kymco Grand Dink 125: Más lujo

Kymco Grand Dink 125: Subiendo de nivel

David Remón Paracuellos

6 votos

Más calidad, más Premium

La guerra en el mercado de los scooters de 125 es muy dura y todos los fabricantes buscan nuevos argumentos para seducir a sus futuros clientes o mantener los que tienen. En el caso de este fabricante taiwanés, el nuevo Gran Dink 125 no solo presenta una línea más moderna, sino que también apuesta por el aumento de calidad general del producto sin bajar un ápice la fórmula de la funcionalidad.

Ante la exigente nueva normativa Euro4 que entrará en vigor en 2017, Kymco se adelanta a las leyes poniendo ya a la venta sus scooters con esta exigente ley anti polución. Solo los restos de serie hasta fin de existencias de los Super Dink actuales mantienen la Euro3, con fórmulas interesantes en forma de descuentos para vaciar rápidamente sus stocks que tiene la red que tampoco son demasiados.
Pero el Grand Dink es mucho más scooter y por ahora representará la opción Premium de la marca, sustituyendo a un exitoso Super Dink que durante años se ha alzado como uno de los modelos más vendidos de la marca: no hay que olvidar que en España la marca se ha llevado el 42,3% de cuota entre el “Top5”. Así que si casi la mitad de los particulares que piensan en cualquiera de los 5 líderes del mercado nacional de 125 en forma de scooter, piensa en Kymco (43,5%), por algo será… Esa escala de éxito de los cinco más matriculados desde enero hasta el pasado mes de agosto, recae en la primera posición para el Kymco Agility City 125 (3.949 unidades), Honda SH 125 (3.852), Kymco Super Dink 125 (3.073), Honda PCX 125 (2.923) y Yamaha NMAX 125 (2.354).ver galeríaKymco Grand Dink 125: Más lujo

Posicionando el Super Dink todavía a ese nivel de ventas sabiendo que su debut fue en 2010 y que la competencia le ataca con modelos mucho más novedosos, es lo que hace que la esperanza en Kymco España sea total sobre el nuevo Grand Dink 125 que sustituirá a un “veterano” en nuestro mercado: el mercado del scooter 125 es casi tan caduco como el de la telefonía móvil…. El futuro deparará a un nuevo  Super Dink que quiere aumentar todavía más la clase del scooter que nuestro protagonista, buscando luchar con los caros XMAX 125 de Yamaha o el Forza 125 de Honda, modelos que navegan por encima de unos prohibitivos 5.000€. Pero centrémonos en el Grand Dink 125 que es el protagonista y que de entrada ya se aprecia que es como su hermano mayor…

Un clon
Ya asistí la  presentación del Grand Dink 300 el pasado mes de julio por tierras de la costa catalana y aquel modelo me agradó mucho más que el actual Super Dink 300. La verdad es que pensaba que en aquella primera toma de contacto ya nos íbamos a subir al modelo del octavo de litro, pero no fue así por cuestión de la producción del nuevo modelo que no llegó a tiempo.

Con la importancia que tiene este mercado de los 125cc, Kymco ha vuelto a convocarnos para que apreciásemos las nuevas virtudes del modelo aprovechando la plataforma del 300. Para empezar y uno de los puntos más interesantes y que ya vimos en el grande, es la nueva ergonomía que cuadra más con los estándares de la talla europea. Es mucho más confortable y eso a los que se desplazan por ciudad va agradar y mucho.

En tema mecánico es donde se desmarca este modelo respecto a su hermano mayor, porque en esta versión han tenido que tirar de la mecánica más puntera que tienen en forma de monocilíndrico con culata de cuatro válvulas que ya monta el Super Dink, pero ajustado. Con este motor alimentado por inyección electrónica Synerject se ha bajado de los 15 CV a 9.000 rpm del Super Dink 125 a los 12,9 CV a 8.750 rpm del Grand Dink 125. Está claro que la Euro4 ha capado este motor, como tantos que limitará en el mercado al resto de marcas, pero sin llegar a dar el máximo rendimiento, Kymco creo que se ha guardado un as en la manga para el futuro Super Dink 125 de 2017. De hecho, el motor del este Grand Dink se le ha dado un respiro girando a 250 rpm. menos de régimen máximo. Pero en Kymco no se duermen y sus ingenieros lo han dotado incluso de una aceleración y recuperación levemente mejores que el Super Dink 125 de más caballería a base de reducir el grupo final consiguiendo así un desarrollo más corto. En la misma presentación pudimos comprobar mediante unidades de Super Dink presentes, que, si bien no es mucha la diferencia, la Euro4 al Grand Dink no le saca los colores, moviéndose con soltura y con la misma celeridad que el descatalogado Super Dink 125.ver galeríaKymco Grand Dink 125: Más lujo

Si ese objetivo se ha conseguido hay otro que le afectará más. Hasta que no lo comprobemos con la unidad de pruebas por nuestro campo de testeo, lo que sí perturbará son sus prestaciones en forma de velocidad punta, bajando en consecuencia la media a la que se podrá rodar por vías rápidas. Si para conseguir no bajar la guardia en prestaciones de aceleración en un scooter de 180 kilos y de tan solo 125 cc se ha recortado el desarrollo, aquellos que piensen en un concepto GT como este por protección y capacidad de carga, se pueden encontrar que la velocidad media les baje unos 10 km/h. Hay que tener en cuenta que luchar por menos emisiones, es también ajustar la inyección con menos combustible a quemar y en consecuencia se conseguirá también menos consumo. Pero todo eso habrá que verlo en la realidad, cuando tengamos la unidad de pruebas, porque lo que a unos les puede venir muy bien por ciudad, a otros por carretera no tanto.

Kymco como como sucedía en el Grand Dink 300, se da el lujo de marcar mínimos en emisiones, tanto en CO, HC y NOx como alto compromiso con el medio ambiente.

Rodando con friover galeríaKymco Grand Dink 125: Más lujo

Manda narices el cambio de tiempo después del calor de los últimos días. La presentación fue convocada en el Monasterio del Escorial (Madrid) y en esa mañana lluviosa estábamos a 14ºC cuando el día anterior en Barcelona superábamos los 30ºC. Además, la presentación del Grand Dink 300 fue con un calor típico del mes de julio y curiosamente ese detalle marcó la primera diferencia en esta. El asiento ahora mucho más ergonómico y sobre todo confortable, en el mes de julio me dio la sensación de ser muy blando, dado que tostado bajo los rayos solares el espumado cedía en su densidad. En esta ocasión con el día frio y lluvioso, el mismo asiento parecía otro, más rígido y sin ceder tanto, pero manteniendo la virtud de la ergonomía.

Que os voy a contar de un scooter diseñado para ciudad metido en carretera. Todas las virtudes se mantienen en ergonomía y comportamiento respecto al modelo de más cilindrada, donde los frenos destacan todavía más porque hay que parar menos y a menos velocidad el Grand Dink. El ABS no se dispara a la mínima y se nota que es de última generación este Bosh 9.1M. La protección aerodinámica es perfecta para su cilindrada, con esa capacidad bajo el asiento que seduce a cualquiera que busque espacio: dos cascos integrales, aunque uno de ellos creo que tendrá que ser liso y de pocas florituras sobre la carota si quieres que cierre bien el asiento. 

En algún tramo adoquinado aprecias que el confort es inferior al del hermano mayor, que apuesta por más suavidad también diseñado para rodar en diferentes vías con más variedad de pisos. Este que estará más condicionado a uso urbanita apuesta por unos reglajes más duros siendo un tiralíneas sobre asfalto bien liso.
Si nos centramos en el motor, la respuesta es muy suave, con menos vibraciones que el 300 si vas a velocidad máxima. No destaca por su velocidad máxima, puesto que vislumbré más de 110km/h en bajada y en condiciones muy favorables, quedando se en los 100km/h en superficie completamente lisa.ver galeríaKymco Grand Dink 125: Más lujo

Si queréis saber más de todas sus florituras que afectan a las cualidades de detalles, así como de equipamiento, os recomiendo que os miréis la presentación de Grand Dink 300. La comercialización lleva desde el pasado mes de julio junto con la versión 300 y el precio del Grand Dink 125 es de 3.699€, 300€ menos que el Grand Dink 300.  

6 votos