KTM 990 Supermoto T

KTM 990 Supermoto T: Amor a primera vista

ver galeríaKTM 990 Supermoto T

Subirse en la KTM 990 SM-T es como estar en casa. Pocas veces una moto te da esa sensación tan directa. Sí, es un poco alta y con 1.70 m. de altura se llega justito al suelo, con la punta de los pies. Pero una vez con el motor en marcha esta moto ya se siente como propia y en pocos kilómetros se convierte en una amiga fiel o en la amante preferida con quien divertirse en todos los terrenos y con total confianza. Siempre va bien. Está hecha a medida y responde a cualquier necesidad. ¿Qué quieres correr? Pues corre y mucho. ¿Que quieres viajar? Te lo pone fácil. ¿Qué quieres pasear en compañía? Es cómoda, agradable y ofrece multitud de accesorios. Incluso también alegra y soluciona el día a día. ¿Qué más se puede pedir de una moto? Pues sí, hay más: ahora también monta ABS.


PVP:
KTM 990 Supermoto T 12.289 €

La prueba

ver galeríaKTM 990 Supermoto T

Sólo salir del parking de la redacción, con esta KTM ya pensé: "esta moto es increíble..." Increíble porque cuesta creer que una moto de tanta cilindrada y con un asiento a una altura de 885 mm transmita tanta confianza apenas engranada la primera velocidad. ¡Ya en el suelo resbaladizo del parking me incitaba a salir derrapando como un adolescente!
Y es precisamente por la confianza que esta Supermoto da desde un principio. El triángulo manillar-asiento-estriberas tiene la virtud de ser perfecto. Sí, sé que suena a opinión demasiado arriesgada, pero he oído las mismas palabras de motoristas más altos que yo. No sé muy bien cómo lo han estudiado en Austria para conseguir que esta multiusos sea también una "multitallas".
La moto se nota estrecha entre las rodillas, lo que aumenta la sensación de ligereza y los brazos quedan bien para gestionar cualquier situación, bien sea buscada -como puede ser haciendo contramanillar en carreteras muy reviradas- o bien para afrontar las habituales improvisaciones que nos depara el tráfico y las carreteras del día a día. Como ya sabéis, una moto se conduce con un conjunto de movimientos y presiones de pies, rodillas y brazos, pero en esta moto el trabajo de los brazos se convierte es muy importante para colocar la moto fácilmente allí donde se pone la mirada. Con lo alta que es, incluso es relativamente cómoda maniobrar en parado.

Deportiva... pero tourer

ver galeríaKTM 990 Supermoto T

El camino de la redacción a mi casa pasa por un trozo de autopista. No soy muy asiduo a este tipo de vías rápidas (bueno... a 110 km/h no es que sea muy rápida), así, que para que no me pillara la noche, decidí hacer unos 30 km por la A-7. Éstos, aunque pocos, ya fueron suficientes para darme cuenta que, pese a la apariencia y aún e ir tan alto y "bien sentado", la pequeña cúpula cubre aceptablemente hasta los 150 km/h aproximadamente. Poco más se puede decir de esta moto en este terreno, salvo que el asiento es tan cómodo para uno como para dos viajeros. Recordar también que esta 990 SM-Tourer dispone de una serie de accesorios, como maletas semi-rígidas que la transforman en una buena viajera. También se agradecen los cubre manos y el único pero, y no es importante, son las vibraciones típicas de los grandes bicilíndricos, en este caso de 999 cc en V a 75 grados. Este tipo de propulsor ayuda mucho para un excelente equilibrio entre recuperaciones, par y patada final.
Así que, aprovechando el poco tráfico que había en ese momento, me dediqué a hacer recuperaciones desde casi todas las marchas y a casi todas las revoluciones. Por debajo de las 4.000 rpm este grandote bicilíndrico no se encuentra cómodo. El acelerador es demasiado sensible y las pistonadas son demasiado evidentes, dejando claro que los 116 CV (declarados) quieren fiesta.
Es a partir de esas 4.000 rpm -el motor da en ese punto casi unos 10.0 kgm de par y cerca de 50 CV- cuando empieza a empujar con coherencia, para incrementar las curvas progresivamente hasta el corte del encendido, sobrepasadas las 9.000 rpm. Así que para disfrutar de verdad, es mejor jugar con el cambio y mantenerse siempre por encima de las 5.500 rpm. A partir de ahí, todo responde perfectamente y es cuando la moto y el piloto se fusionan y uno siente que esta KTM corre de verdad, a la vez que se deja llevar con facilidad. No se hace nada pesado ir cambiando continuamente de marchas. El selector de 6 velocidades está perfectamente escalonado y el suave tacto y poco recorrido colaboran todavía más a tener siempre el motor en el régimen que nos interesa. Señalar que con los 19 litros de capacidad del depósito se pueden recorrer unos 270 km en conducción mixta, con un consumo que supera en poco los 7l./100km.

¡Buen viaje!

ver galeríaKTM 990 Supermoto T

Si viajar por autopista con esta gran moto está bien, todavía está mucho mejor salir de ella. Esta maxi-trail no olvida su origen. De entrada, cualquier moto con el logo KTM en el depósito ya tiene un carácter especial. Al respecto es como Ducati, fabricantes que aunque diseñen una naked, una maxi-trail, o un sport-touring, siempre tienen una base deportiva que seduce al que, en una moto, no quiere renunciar a nada.
El chasis de esta SM-T tiene unas cotas un poco menos radicales que su hermana SM-R, alargando la batalla hasta los 1.505 mm. Eso le da más estabilidad a alta velocidad, pero no por ello renuncia a nada. Todo el conjunto está pensado para ir deprisa, muy deprisa. Con esta Supermoto se acentúa el comportamiento dinámico gracias al contenido peso de cada uno de sus componentes, y sobre todo, a lo bien distribuidos que están esos kilos. Y no es decir por decir. Cuando la carretera empieza a ser juguetona, no hace falta haber pasado por la báscula para olvidarse que se está conduciendo una maxi-trail. Tan sólo el recorrido medio-largo de las suspensiones -WP de 160 mm y 180 mm delantera/trasera, excelente calidad y fácilmente regulables-, recuerdan que esta moto está a medio camino de una gran trail y una deportiva.
De serie, esta súper KTM monta unos neumáticos Continental Road Attack de 17" de diámetro que muestran un perfecto comportamiento. Incluso el trasero, de 180/55, parece que comprenda bien las intenciones del conductor, que cuando necesita agarre se lo da, y cuando quiere divertirse derrapando, lo hace con un comportamiento noble.
Por lo demás, recordar que esta moto, excepto decoración y ABS -detallado en el siguiente apartado- es igual a la presentada en el año 2009, donde ya nos sorprendió y nos enamoró. Para resumir señalar que esta KTM es una maxi trail deportiva, tal vez la más deportiva de todas las de la categoría en su rango de precio. Aumenta esta sensación el nuevo diseño de colores, que da un efecto óptico de moto "supermotard", igual que el pequeño cuadro de mandos, completo, pero reducido.

ABS-También deportivo

ver galeríaKTM 990 Supermoto T

Pero la gran novedad de esta KTM 990 SMT es sin duda el sistema de frenos ABS firmado por Bosch. KTM se adapta a los tiempos en que ya se exige el ABS como componente más que como accesorio. Y lo hace a lo grande. Reconozco que he tardado unos cuantos años en adaptarme a este tipo de sistema antibloqueo. Me gusta la conducción deportiva y me gusta sentir cada una de las acciones que realizo cuando conduzco y tengo que reconocer que hasta hace poco no me "fiaba" porque tenía la sensación que este sistema, al actuar, alargaba la frenada. Pero esto ha cambiado radicalmente. De unos meses aquí, las mejores motos deportivas ya utilizan una electrónica que lee perfectamente las necesidades del conductor. Y para no ser menos, esta KTM y Bosch dan de lleno en la diana con esta nueva incorporación.
Si bien sorprende la extremada suavidad de los mandos -también el del embrague- , más lo hace el mordiente de la frenada delantera. En conducción normal e incluso un poco alegre, ni te enteras de que este sistema existe. Con el potente sistema Brembo de doble disco delantero flotante de 305 mm y pinzas de 4 pistones de anclaje radial, es tan sólo en frenadas agresivas, y cuando parece que la rueda trasera pierde el contacto, que salta el antibloqueo. Me encanta.
Respecto al sistema de freno trasero, para mi gusto, tiene un calibrado demasiado bajo, es decir, que salta demasiado pronto. Hay que pensar que esta KTM es una moto que incita a la colocación de la moto ayudándose del freno trasero. Pero lejos de ser un "pero" el hecho de que este ABS se pueda desconectar, esto queda totalmente justificado y solucionado.