KTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

KTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Esther Nubiola García-Sañudo

10 votos

Monaguillo en Europa, profeta en India

ver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidadFotos: María Pujol

En KTM parecen estar encontrando una fórmula que encaja como un guante en los usuarios. ¿Os acordáis de las enduro originales? ¿Y de cuando no tenían motos de asfalto? Pues no hace tanto,  pero parece como si lo estuvieran haciendo 'de toda la vida'. Y es que la marca austríaca se está convirtiendo en el hijo pródigo del sector dos ruedas europeo: aprende deprisa y acierta, tanto en la comunicación como en el producto y la distribución. ¡Ahí es nada!
Claro ejemplo es su Duke 125cc que están vendiendo “como churros”. La receta del éxito está en que la pequeña de la casa lo tiene todo: hereda la imagen “ready to race”, tiene el precio correcto y funciona. Algo parecido vienen trabajando con la KTM Duke 390 que revisamos hoy. Es la puerta de entrada al carnet A2, con alma urbana de commuter y tecnología, pero manteniendo su personalidad diferente y rasgos deportivos. Un cocktail exigente. ¿Será capaz de cumplir con todo? 

KTM: cuando los empresarios aciertanver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Detrás de estas decisiones hay un CEO clave. Aquí en España el mago /artífice de la penetración de KTM en nuestro mercado (no olvidemos, uno de los más suculentos de Europa) ha sido César Rojo. Rojo es además el Presidente de ANESDOR. Lo recuerdo viviendo con entusiasmo las 24h de Montmeló cuando Eduard Fernandez, probador de esta casa, corría en el Equipo KTM y la RC8. Una persona interesante a quién he podido escuchar en diversas conferencias y ruedas de prensa. Tiene una visión privilegiada  del sector, me atrevo a pensar que bastante peso en las decisiones estratégicas de KTM y la verdad siempre aporta información relevante.
Me estoy enrollando, pero realmente creo que a los pocos que leéis todas las líneas de este artículo os interesa saber qué estais comprando. Quién es su padre, su madre y que podéis esperar y exigir a esta KTM 390. Y así llegamos al siguiente punto:

Ahora en Indiaver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

El caso es que desde Mattighoffen se tomó la decisión de fabricar esta motocicleta en India. Eso es algo que a nivel imagen no queda muy bien. No queda bien aquí, en Europa. ¿Pero, estamos seguros de que somos su mercado objetivo? No nos engañemos, aquí la 390 Duke es la puerta de entrada al A2, pero en India es un “super pepino”. Y hay muchos, muchos, muchos más indios que europeos ávidos de comprarse una 390... Y ahí mi pregunta ¿Para quién creeis que la han fabricado? Creo humildemente que la idea es satisfacer ambos mundos. Ser monaguillo en casa y profeta en tierras lejanas no va a ser tarea fácil.Carnet A2, moldeada para ser commuter con alma ready to race

Desde un prisma europeo, relacionamos fabricar fuera con menor calidad. En teoría hoy en día la calidad se puede controlar y fabricar en cualquier país con los mejores materiales y buena mano de obra. Pero eso es “si quieres” y el precio es caro. A priori parece obvio que si deslocalizan la producción es para ahorrar costes y abrir mercados. Antes de subir, me preguntaba lo mismo que te preguntas tu ¿Se notará alguna diferencia? A título de resumen, sí. En mi opinión el diseño es muy bueno, el motor y componentes más que correctos, pero los acabados son algo mejorables. Si sigues leyendo te cuento el detalle.

La 390 novedades 2017ver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Sobre papel encontramos una moto a escala de la 1290 Superduke. La KTM Duke 390 2017 se presentó en Turín en Abril, es una moto que llegó en 2013 y ha ido mejorando con el tiempo.
Este año aprovechando la actualización a la normativa Euro4 han montado el escape en aluminio en el lateral derecho. Al otro extremo, en el puño de gas, está el ride by wire, pensando en dar mejor immediatez de respuesta y más suavidad. Grandes decisiones se han tomado también para el chasis multitubular de acero que se ha visto modificado y el sub-chasis (en blanco) que es totalmente nuevo; se acerca algo el manillar y la distancia entre ejes se acorta 10mm. Todo ello en pro a que la posición de conducción se ha revisado. También el asiento queda algo más alto (830mm vs los 800mm de la 2016) y se ha buscado que sea más cómodo, ahora más estrecho en la parte frontal que en la parte trasera.

ver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

La nueva y espectacular optica frontal con LED queda guapísima en posición parking (ver nota de fábrica al final del artículo) y la horquilla WP es nueva. El caramelito es su nueva pantalla TFT en color, de diseño tipo la Super Adventure, que se maneja desde la piña izquierda y con conectividad via Bluetooth. Un detalle echamos en falta: no lleva luces de emergencia (warnings), un elemento sencillo de seguridad.
Cabe destacar que el depósito gana 2,5L y si a eso sumamos que casi todo el rato estuvimos por debajo de los 4L/100km de consumo, podemos decir que la pequeña 390 goza de una importante autonomía. El motor brinda ahora 44 CV y su bajo peso (149kg, 10kg más que la anterior por efecto Euro4), gana algo en par motor respecto al modelo anterior.
Respecto la 125cc, la 390cc, en realidad 373,2cc, monta disco delantero de 320mm, acelerador electrónico, embrague antirebote y modo Supermoto del ABS (permite bloquear la rueda trasera) , además de manetas regulables y contrapesos de manillar propios. 

Diseño y otras inteligentes fusiones empresarialesver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Mientras María sacaba fotos de los detalles de la KTM 390 Duke, me comentó algo muy acertado “Para mí es muy loable que una marca logre el diseño y estética que tiene KTM utilizando siempre los mismos colores”-dijo. “¡Cuánta razón!” Pensé. Pasan los años y seguimos adorando el naranja. Se trata de un brillante ejercicio de diseño pues han sabido trabajar con el color para que pueda ser deportivo o elegante, hasta sobrio, calmándolo o subrayándolo con el blanco y el negro en acabado brillo o mate. Recuerdo una RC8-R que probé en Mugello vestida de Red Bull años atrás, con azul...quedaba espectacular. Pero ellos siguen fieles al naranja. Hagan lo que hagan parece que les va a quedar bien.ver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Hay ciertamente aspectos “prácticos” mejorables del diseño. Mientras pasaba el trapo para las fotos de detalle, me di cuenta de que al ser tan brillante se quedan las marcas de los dedos con facilidad. Hay un recoveco en el precioso depósito, donde se junta con el embellecedor en el que no me cabían los dedos, ni siquiera el trapito, así que cuesta de limpiar.Diseño es muy bueno, el motor y componentes más que correctos, pero los acabados son mejor

Tambien me encontré con todos los cables emmarañados y a la vista bajo el asiento, hubiese esperado que estuvieran bien juntos y protegidos. Pareceran nimiedades pero en el día a día los detalles se notan. Y me sabe mal porque sé que saben hacerlo "impecable". Sobretodo porque recuerdo admirar el trabajo de artesanía de la Super Duke hace unos años, cuando tuve una en casa...con sus briditas bien puestas, sus cojinetes y gomitas hasta en las estriberas. (¡necesito el emoticono de babear!).ver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Si la empresa encargada del diseño, Kiska Design es de primera categoría, no son menos los que firman los componentes. En Mattighoffen han sido lo bastante hábiles como para ir adquiriendo empresas del sector. El hecho de poder montar WP en todos tus productos es fantástico. Se han quedado con el conocimiento y la marca, y ya no deben preocuparse demasiado de subministradores, además de generar beneficios post-venta con accesorios propios de calidad. 

Los frenos ByBrever galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Son un apartado que merece especial mención. Las principales quejas de antiguos propietarios solían ser de ellos, así que podemos decir que se les ha dado respuesta: ahora monta unos 320mm marca “Bybre” que viene a ser la segunda linea de Brembo. El tacto es blando pero responden muy bien.

La pantalla TFTver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

 El TFT de la KTM 390 Duke 2017 es único en su categoría. Amplio, con mucha información y a todo color. Detalles muy chulos como adaptarse a la luz ambiente y cambiar de color segun el régimen de rpm son el antesala de todo lo que KTM quiere ofrecer a sus usuarios.
A resumidas cuentas debemos analizarlo en dos partes: hardware y software. El hardware me parece excepcional por comparativa con el mercado en cuanto a usabilidad y colores. Me encanta el modo nocturno que se pone automáticamente en marcha, manejando toda la información desde la piña izquierda: ambas piñas se encuentran iluminadas para coducción nocturna. Los menus son intuitivos y la navegación sencilla, con los botones para moverse hacia delante o hacia atrás entre ellos por si nos pasamos la información buscada...
El único interrogante de la pantalla es que me gustaría ver cómo envejece, pues no me pareció muy resistente y se ensuciaba con facilidad. 

ver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Si nos vamos al software es donde creo veremos más mejoras en el futuro. Por ahora permite vincular tu smartphone con la moto y así gestionar llamadas y música, dos cosas, especialmente la segunda, que no son precisamente lo más seguro. Lo que uno le pediría a la pantalla digital del futuro es que sea GPS, que contenga medidas de prevención de averías, aviso sobre presión de neumáticos, etc. Incluso diario de revisiones, historial; por pedir que no quede...

Lo importante es que la base es muy buena, pues han cuidado la usabilidad y se maneja la información facilmente incluso en marcha. Una de las funciones es gestionar el ABS. Hay 3 modos, una pensada para los más cañeros: se puede desconectar el ABS quedando en “modo Supermoto”, lo que permite hacer derrapar la rueda trasera y otras virguerías. Me hizo mucha gracia que cuando lo desactivas te sale un aviso que dice “Not legal!”. Así que solamente en circuito cerrado por favor. Cañeros: ¡quedáis avisados!

ver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Hoy por hoy este TFT es una declaración de intenciones. La buena notícia es que al tratarse de software es una cuestión de actualizaciones; las esperaremos atentamente. En cualquier caso ninguna moto de su categoría se acerca ni de lejos.

En ciudadver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

En cuanto a ergonomía, ha sido difícil encontrar un equilibrio para todas las medidas de usuarios. Para los bajitos queda algo alta a la hora de hacer pie, aunque la verdad es tan compacta que se mueve como si nada, mientras que los más altos quizás la sienten pequeña.
A favor de comprar la KTM están su tamaño comedido y compacto. Me encanta que tenga un gran angulo de giro del manillar, estas tres características hacen que sea facilísimo circular entre coches. 
En contra debo decir que se calienta con facilidad -o almenos salta muy a menudo el ventilador-, lo que la hace algo ruidosa y se hace pesado al cabo del día. Su bello diseño minimalista y radical la deja sin espacio bajo el asiento ni guanteras.
El motor, un cilindro que trabaja a cuatro tiempos, como veremos se comporta muy bien en altos régimenes, pero tiene pocos bajos, lo que hace que en ciudad se eche en falta algo de par. Para salir de semáforos, ámbars, etc, obliga a subir de vueltas con el ruido y vibraciones que lo acompañan. Sería genial que se pudiera elegir entre diversos mapas de potencia.

En carretera, un aurea racingver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Aunque sea carne de ciudad me pareció muy divertida fuera. Como avanzaba más arriba, tiene un motor que estira mucho, así que alcanza velocidades sorprendentes y el tren delantero mantiene buena estabilidad. Ideal para los que hagais autopista o tramos interurbanos. Debo decir que a pesar de ser naked y pequeña, logra una buena aerodinámica comparada con otras de su categoría.
La posición algo deportiva que puede ser incómoda en ciudad, fuera de ella se vuelve muy natural. Las piernas recogidas y el cuerpo hacia delante, favorecen enlazar curvas y se convierte en una muy buena escuela para saltar de categoría. Es ágil e invita a disfrutar de una salida de domingo o de la vuelta a casa; si te descuidas ¡Casi puedes confiarte demasiado! y no hay que olvidar que carrocería y prestaciones no son las de la Super Duke. En cualquier caso para los que como yo, siempre nos quedan grandes las motos...esta es un juguetito muy pero que muy tentador. De hecho me daban ganas de subir a la versión deportiva, la RC 390 y apuntarme a la Copa monomarca...

ver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Pero está claro que la configuración general de la Duke prioriza el confort, con el ride by wire, el nuevo embrague y las suspensiones a prueba de baches. La WP invertida delantera trabaja bien acorde con el monoamortiguador trasero.
Si te preguntas por el pasajero, llevé un rato a María y también pude subir yo un par de días: las asas se integran muy bien en el diseño, pero no son muy confortables y sobretodo vibra muchísimo, demasiado, a la que el piloto sube la velocidad. El asiento del pasajero es cómodo, eso sí, y el comportamiento de la moto a nivel de suspensiones y frenos mantiene un nivel correcto. Hablando de asientos si el original te parece algo duro, puedes elegir uno más blando: mira el siguiente apartado en que hablamos de accesorios.

Precio y Accesoriosver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

El precio oficial de partida es de 5.399€. En el microsite de esta KTM 390 Duke puedes personalizar tu moto con distintos accesorios. Por 788€ hay un completo pack touring con asiento confort, maletas y protectores.
Si eres de los deportivos, puedes montar el pack “race”, con el escape Akrapovic, el disco lobulado de 320 mm, éste lo montaba la unidad de prensa, estribos y protector de maneta, ¡ideal si piensas dedicarte a poner el modo Supermoto!. Cuesta unos 965€.
Para los que tienen claro que quieren un uso urbano o un diseño cuidado y super KTM, el pack “Style” consta de las tapas de las bombas y del filtro de aceite en naranja, un conjunto de vinilos adhesivos para carrocería y llantas: en la unidad de pruebas saltaban con facilidad.

ver galeríaKTM 390 Duke: El A2 con más personalidad

Hay muchísimos otros complementos y accesorios, como protectores, anticaídas, cubremanos anchos de estilo supermotard o en aluminio. Echad un vistazo, ¡esta pequeña Duke tiene más armario que la Preisler!

Estamos ante una de LAS opciones del mercado para los que quieren una moto A2 sin tener que limitar, con estética y personalidad indiscutibles, buenos componentes, eficiente y que admite salidas en ruta esporádicas. De hecho parece que viene a responder al público que hasta ahora compraba la 690cc y ya se está cociendo una 790cc. 

Para más información y detalles podéis acceder al web oficial de KTM

10 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...