KTM 125/390 Duke 2017

KTM 125/390 Duke: Devolviendo la pasión

Javi Millán

3 votos

Fáciles, divertidas y -ahora- más apasionantes

Cuando en el año 2011 la firma austríaca presentó la 125 Duke, lo hizo para atraer a ese público más joven que buscaba una motocicleta de calle, fácil, divertida y a un precio, digamos, más o menos “accesible”. Porque no, no era por aquel entonces – ni ahora- la 125 más barata ni pretendía serlo. Una marca como KTM no juega en la división de las “más económicas”, aunque para ello recurrieran a la colaboración con fabricantes asiáticos.

El caso es que, aun así, el éxito de la 125 Duke fue importante. Sí, también compartió protagonismo con otra denominada 200 Duke. Dos años después, en 2013 llegó la versión con ABS junto a la más potente e interesante 390, con la cual compartían multitud de elementos, tanto del apartado ciclo como del estético y funcional.

Pero ahora llega 2017 y tanto la 125 Duke como la 390 Duke sufren cambios importantes en cuanto al diseño, la parte ciclo y el equipamiento. No obstante, aunque ambas reciben la mayoría de estos cambios, la 390 añade otros para adaptarse a la superior potencia, su cilindrada y posicionamiento en el mercado. ver galeríaKTM 125/390 Duke 2017KTM 125 Duke 2017

Por otro lado, cabe destacar la desaparición de la 200 Duke que se ha sustituido en otros países por la 250 Duke y aun manteniendo el nuevo diseño de las 125 y 390 se ha equipado con elementos menos tecnológicos; el faro delantero es -en su caso- halógeno y con tan solo una hilera de LED para la luz de posición, siendo otra de las diferencias la utilización de una pantalla de información de LCD.

Esta versión estará en países como Japón y desarrolla 30 CV de potencia. Por lo que respecta a nuestras protagonistas, estarán a la venta en los concesionarios españoles en dos colores: Naranja y Blanco a unos precios de 4.499€ y 5.399 para la 125 y 390 respectivamente.  ver galeríaKTM 125/390 Duke 2017KTM 125 Duke 2017

Gadgets al estilo de las grandes

Hablar de KTM es hablar de pasión, pasión por las dos ruedas, siempre con el llamativo y desafiante toque naranja de sus decoraciones, toda una referencia, sobre todo en el mundo del off road. Pero el asfalto es una parte importante de su actual negocio y en concreto, la gama Duke, las naked siempre radicales y enfocadas a los más jóvenes apasionados. Estas nuevas monturas heredan claramente el estilo de la 1290 Super Duke R y ello ensalza su atractivo general. Desde la óptica frontal completamente de LED, pasando por todo el conjunto de tapas y embellecedores, la nueva horquilla delantera, su chasis cada ahora más desnudo y dividido en dos partes o la mejora de ergonomía, con una postura de conducción adelantada, son factores que, claramente, denotan estar ante versiones de la Duke muy cambiadas. Heredan claramente el estilo de la 1290 Super Duke R y ello ensalza su atractivo general

Sin duda unos de los nuevos alicientes y que eleva a otra categoría a las nuevas máquinas es la pantalla TFT en color, con diseño similar al de las 1290 Super Adventure. Incorpora como opción principal, la conectividad vía Bluetooth -KTM My Ride-, además de muchos otros elementos funcionales y todos ellos controlados desde la piña izquierda… No recuerdo ahora una motocicleta en este segmento que se venda en la actualidad con semejante cuadro de información. Tendríamos que ir a categorías muy superiores para encontrarlo.ver galeríaKTM 125/390 Duke 2017KTM 125 Duke 2017

Aquí KTM hace claramente un guiño a los jóvenes. OK. ¿Os gustan los móviles de última generación y las tabletas? Pues aquí tenéis uno instalado en la Duke. La pena -a mi entender- es que no tenga opción de navegación u otras funciones interesantes y modernas. Quizás en la próxima generación dentro de ¿tres años? ¿Cuatro? El caso es que, con la opción instalada, puedes responder llamadas entrantes o escuchar una lista de canciones ya preseleccionadas. Eso sí, nada de hacer llamadas, responder mensajes o buscar entre las canciones...

Otro detalle ya estrenado en otros modelos de la marca son los botones de piñas iluminadas o, mejor dicho, los símbolos de éstas, algo cada vez más usual, pero en superiores cilindradas. Junto a estos detalles funcionales, las nuevas Duke han visto también aumentada de la capacidad del depósito de combustible en casi 2,5 litros, otro de las ventajas de esta nueva generación, permitiendo una autonomía considerable, más si cabe tratándose de modelos que gastan en torno a los 3-4 litros. La nueva horquilla con tecnología de pistón separado, la utilización de ultimísimo ABS Bosch 9.1 con opción de desconexión, o el escape más compacto son elementos adicionales y de gran valor…ver galeríaKTM 125/390 Duke 2017KTM 390 Duke 2017

KTM y FIAT

En esta ocasión las calles y carreteras de Turín en Italia fueron el escenario de la presentación internacional. Pero antes, el óvalo situado en el techo el edificio de la antigua fábrica de FIAT -ahora reconvertida en centro comercial, de eventos y hotel entre otros- fue puesto a nuestra disposición… Sin duda un lugar emblemático donde los vehículos de la marca rodaban sus primeros kilómetros después de salir de la cadena de producción hasta el año 1982.

Por la mañana la protagonista fue la 125. Un modelo ideal para desenvolverse entre el tráfico, devoradora de rotondas, ágil, divertida, eso sí, limitada a los 15 CV máximos que permite la normativa la categoría. Chasis le sobra, frenos también y por supuesto suspensiones, ya que prácticamente todo es compartido con el modelo de mayor cilindrada, la 390.La 125 está destinada a los más jóvenes pero también llama la atención de los veteranos

El salto cualitativo se nota en todos y cada uno de las piezas que la componen, pareciendo aún más una moto europea a pesar de fabricarse en Asia. La 125 Duke está destinada a los más jóvenes sí, pero también llama la atención de los más veteranos. Quizás porque en nuestra época o en épocas pasadas las motos de menor cilindrada también eran llamativas como ésta KTM.ver galeríaKTM 125/390 Duke 2017KTM 390 Duke 2017

Lejos de quedarnos e sentimentalismos del pasado, la nueva montura cumple con creces lo que se espera de ella. Por lo menos en cuanto a comportamiento general y facilidad de conducción. Muy muy noble, ágil en cualquier circunstancia y aplomada, te encuentras muy cómodo desde el principio a sus mandos. La gran pantalla digital te hace sentir en una moto de mayor empaque si cabe y, como no podía aguantar la tentación, lo primero que hice fue conectar mi móvil con ella.

Lamentablemente no llevaba instalado en mi casco un auricular manos libres, pero tampoco recibí llamada alguna así que mi gozo en un pozo. El caso es que conectar el Smartphone te permite descolgar llamadas y reproducir una lista preseleccionadade canciones. Pero no solo eso, ya que la pantalla de serie permite diferentes configuraciones o, mejor dicho, visualizaciones de información.

ver galeríaKTM 125/390 Duke 2017KTM 390 Duke 2017

La 390, es aún más

Cuando te bajas de la 125 y te subes en la 390 lo primera diferencia apreciable es, en el caso de esta más potente, la incorporación de contrapesos en las puntas, además de unas manetas regulables. No obstante, existen algunas otras diferencias respecto a la 125, como son la utilización de un disco delantero de 320 mm, el acelerador electrónico, la posibilidad de utilizar el ABS en modo Supermoto o el embrague anti rebote…

He de reconocer que el aspecto visual de las nuevas Duke ha mejorado en muchos enteros, las suspensiones hacen muy bien su trabajo y haberlas tarado para todo tipo de utilización, países y peso del conductor, denota el buen hacer de los ingenieros. Y eso se nota aún más en la 390 y sus 44 CV dan para mucho, sobre todo adentrarse en recorridos más allá de la ciudad. Sus 44 CV dan para mucho, sobre todo adentrarse en recorridos más allá de la ciudadLas curvas de media velocidad son su hábitat natural y la diversión está asegurada gracias al dinamismo que otorga su bajo peso. Os estaréis preguntando si los cambios en la ergonomía se notan… La respuesta es afirmativa.ver galeríaKTM 125/390 Duke 2017KTM 390 Duke 2017

La postura es algo más adelantada y permite llevar el cuerpo con más peso sobre el tren delantero, mejorando la sensación de control. En este sentido contribuye también la reducción de la batalla -10 mm menos respecto a la anterior generación- que ahora es de 1.357 mm. También se ha reducido el recorrido de la horquilla delantera en 8 mm con el estreno del nuevo conjunto. Todo ello para mejorar el comportamiento dinámico de esta motocicleta que, perfectamente, puede poner en apuros a otras más potentes y caras. ver galeríaKTM 125/390 Duke 2017KTM 390 Duke 2017

Si bien la 125 hay que llevar el motor muy alto de vueltas para poder rodar con soltura, en la 390 a partir de 6.000 rpm la patada es lo suficientemente gratificante como para rodar por carreteras de montaña a un ritmo bastante alegre. La relación peso/potencia es clara aliada de esta dinámica y divertida naked. A destacar el buen agarre de los Metzeler M5 -en esta generación en código de velocidad H- como equipamiento de serie y que, junto al ABS de última generación y un comportamiento de primera hacen de la 390 -a mi entender- incluso ahora más atractiva que una 690… 

Un salto importante

Y creo que en KTM lo saben, por eso están preparando una nueva arma, su 790 de dos cilindros. Mientras tanto, vosotros, los más jóvenes, estáis de enhorabuena porque las 125 y 390 son, ahora más que nunca -posiblemente-, las motos de iniciación más atractivas del momento. Lo tienen todo, deportividad, facilidad de manejo, comportamiento de primera, son muy seguras y además poseen gadgets de motocicletas de mayor cilindrada… Encima, por la calle la gente se piensa que son las 1290 Super Duke R.

3 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...