Kawasaki J125 ABS

Eduard Fernández Masó

7 votos

La “J” para todosver galeríaKawasaki J125 ABSLa J125 llega al mercado especialmente para los usuarios del carné convalidado A1

Por fin Kawasaki dispone de un scooter para que los convalidados del carné A1 puedan usar como herramienta de diario. Como es habitual en modelos de esta gama, estarán disponibles dos versiones con y sin ABS, que a falta de confirmación solamente representará un incremento de precio de 300€.  

Igual que ocurrió con la J300, esta J125 sigue siendo una “joint venture” entre Kawasaki y la firma taiwanesa Kymco, que hereda casi la totalidad de componentes directamente del modelo Super Dink. En la familia “J” se han mejorado claramente muchos aspectos para hacerlo un scooter Premium. La totalidad de la estética, ergonomía, transmisión y gestión del motor han sido rediseñadas por los japoneses para hacerla crecer en la dirección de un scooter de elevado nivel cualitativo.  

Segunda versión “J”ver galeríaKawasaki J125 ABSA diferencia del motor, todo la moto es igual a la J300

En esta ocasión la puesta de largo se realizó en Málaga, donde pudimos probar por ciudad y carretera esta nueva versión del octavo de litro. Al primer vistazo costará diferenciarla de la versión de 300 cc. Solamente algunos detalles de pintura y la pegatina de “J125” las diferenciarán.

Por el resto son totalmente iguales a diferencia de los colores que para esta nueva versión se estrenan el blanco y el negro brillo que pasan a complementar en negro mate de la Special Edition. En la presentación solamente contamos con la versión especial negro mate y en versión ABS que es la que podeis ver en la sesión de fotos.

La moto al natural es muy atractiva y su frontal claramente inspirado en la ZX-10R Ninja la convierte en uno de los scooters más atractivos del mercado. También muchos de los detalles y acabados están realmente bien terminados y su presencia por tamaño también impresiona cosa que después contrasta con su facilidad de manejo.

Al sentarte en él y agarrar el manillar se nota que se ha puesto especial atención en la ergonomía y sobretodo que sea un scooter apto para todas las tallas. Hacer pie en el J125 es fácil incluso si eres de talla media o pequeña ya que se han diseñado especialmente para ese fin.ver galeríaKawasaki J125 ABSEl paso por curva es muy bueno gracias a su distancia entre ejes

En las plataformas donde apoyar los pies se ha reducido su tamaño adelgazando justo en la parte donde caen las piernas para no perder ni un milímetro y que la facilidad para maniobrar sea realmente efectiva. El asiento también se ha tenido en cuenta y se ha realizado con una estrechez considerable en su zona más adelantada para que hacer pie todo sean facilidades.

Este asiento cuenta con un generoso espacio donde acomodarse y un segundo piso para el acompañante que hace a su vez de respaldo para la zona lumbar.  Lo único que no me ha convencido de la plataforma reposa pies es que no se pueden estirar las piernas al no tener espacio adelantado.

Ciudad y carreteraver galeríaKawasaki J125 ABSPor ciudad es fácil y cómoda, una herramienta perfecta

La parte ciclo es exactamente la misma a su hermano mayor el J300, por lo que andará más que sobrado de chasis, suspensiones, frenos y resto de parte ciclo. El tamaño de las ruedas por ejemplo es muy correcto con rueda delantera de 14 pulgadas y trasera de 13 pulgadas que aseguran junto con una distancia entre ejes generosa una estabilidad sobrada incluso para el  modelo 300.

Los neumáticos Maxxis que monta me dieron suficiente seguridad para tumbar sobre los pasos de cebra y sobre el pulido asfalto del centro de Málaga. Las sensaciones en general fueron muy buenas incluso por carretera. La frenada de la J125 está perfectamente resuelta con discos lobulados en ambos trenes con 260mm el delantero y 240 mm el trasero mordidos por pinzas con el logotipo Kawasaki sobre los dos pistones de cada una.ver galeríaKawasaki J125 ABSEn carretera tiene un comportamiento muy aceptable

Los latiguillos metálicos y el ABS firmado por Bosch se encargan de que todo esté bajo control y de que frenando a fondo sobre superficies deslizantes ni te enteras de que se dispara el anti bloqueo.  La potencia de frenado está fuera de toda duda ya que el peso final de la J125 se sitúa en 182 kg que son 9 kg menos que la J300. También es importante mencionar que las levas de freno son regulables en distancia mediante 4 puntos para que cualquier mano, del tamaño que sea se encuentre cómoda en la J125.

Las suspensiones es otro de los puntos que merecen mención por el gran compromiso que noté entre comodidad y deportividad. Los dos amortiguadores traseros son regulables en 5 puntos para adaptarse mejor al peso o al uso que se le vaya a dar. La horquilla aguantó sin ningún achaque las pruebas de frenada a la que la sometí y en marcha la retención del hidráulico y el tacto del tren delantero fueron muy correctos en todo momento.  

Más detallesver galeríaKawasaki J125 ABSLa instrumentación es muy completa y elegante

Para la motorización se ha seguido el mismo camino que con el J300 y se monta el de la Kymco Super Dink obviamente en su versión de 125. A nivel mecánico sigue con las mismas pautas técnicas pero con reducción de cilindrada, es decir con las 4 válvulas por cilindro SOHC y la refrigeración líquida. Como es lógico la potencia se ha reducido hasta los 15 CV que son el límite permitido para los convalidados del carné.   

 La electrónica también tiene un papel determinante para que el consumo y emisiones estén siempre a un nivel óptimo y una CPU es la encargada de dosificar la cantidad de gasolina dependiendo de muchos parámetros para que el motor siempre tenga su justa medida.

El tacto de la transmisión es muy acertado disfrutando de una buena aceleración desde parado para ser una 125 cc. Las recuperaciones también son bastante dignas y la velocidad punta que pude ver en llano y estirando mucho el motor fueron 105km/h según el GPS que nos montaron para la ruta. De marcador fueron unos 115 km/h los cuales se alcanzaban muy rápidamente.ver galeríaKawasaki J125 ABSEl espacio bajo asiento es generoso, entra un casco integral y uno tipo jet

La instrumentación es uno de los detalles más cuidados a nivel equipamiento. Un cuadro de relojes con velocímetro y tacómetro con un cuidado diseño representados en dos esferas analógicas. En la parte central se encuentra una completa pantalla de cristal líquido LCD con dos niveles de consumo y temperatura. A parte del odómetro, doble cuentakilómetros y diversos chivatos luminosos. Todo ello retro iluminado en un atractivo color azul metalizado.  

El acabado del manillar igual que las esferas redondas están terminados un elegante color plateado mate que le dan un toque muy acertado. Uno de los detalles más importantes de unos scooters de esta categoría es el espacio de almacenamiento debajo del asiento. Igual que ocurre en el J300 el espacio es para un casco integral y otro tipo jet y aún quedaría algo de espacio para un traje de agua o algún complemento blando más.ver galeríaKawasaki J125 ABSKawasaki J125

El asiento cierra mediante dos anclajes lo que servirá como medida de seguridad si queremos guardar cosas de valor en el cofre con la máxima tranquilidad. El asiento además cuenta con un amortiguador que ayuda a que el asiento se pueda abrir casi sin esfuerzo pero a la vez pueda cerrarse de forma igualmente cómoda.

Una luz de cortesía de LED que se enciende de forma automática cuando abrimos el cofre será de gran ayuda en un garaje poco iluminado o por las noches. Igualmente en la guantera delantera podremos guardar de manera hermética algún objeto tipo teléfono móvil o incluso cargarlo ya que se dispone de toma de 12V para un cargador.

Un gancho cuelga objetos nos será de gran ayuda si queremos asegurar cualquier bolsa de una manera rápida. También un elemento de seguridad lo encontramos en el clausor de contacto que puede cerrarse de una manera fácil y cómoda solamente pulsando un botón y liberarlo con la misma llave.

La moto para todosver galeríaKawasaki J125 ABSHay tres colores disponibles: blanco, negro y negro mate Special Edition

Realmente la idea de conservar la estructura del J300 para el 125 me hizo dudar un poco al principio de si esto era una buena idea y no fue hasta que lo probé que salí de dudas. El J125 no es para nada una moto pesada o difícil, a pesar de los 182 kg el control que permite el llegar bien al suelo es determinante para que sea una moto utilizable por cualquiera.

Sí hay opciones más ligeras en la categoría de convalidados pero que permitan incluso conducirlas con soltura por carretera con todas las garantías que requieren para no ser atropellado por el resto de vehículos no hay tantos.

El precio realmente atractivo se ha fijado en 3.799€ para la versión estándar y de 4.199€ para la versión con ABS mientras que la versión Special Edition costará 3.799€ y de 4.349€ la ABS. En Kawasaki están tan seguros de su producto que ha montado un microsite donde puedes apuntarte para concertar una cita en tu ciudad para que puedas probarla.  

Si quieres probar este modelo pincha aquí

7 votos